Top Ten: Lentos nacionales

"Seminare" por Serú Girán
En su momento denostado por público y crítica, el homónimo debut de Serú Girán (1978) cuenta con la balada por excelencia de David Lebón. Más allá del desamor del protagonista, hay un pincelazo de la época ("Esas motos que van a mil, sólo el viento te harán sentir, nada más, nada más..." y una sensación de piel de gallina cada vez que suena.

Top Ten: Lentos nacionales

"¿Qué hago en Manila?" por Virus
"Todo el tiempo, quiero estar enamorado, y sin embargo, no se donde estás". Este gran lento de Virus se iba a llamar como el primer verso de su estribillo, pero por problemas con SADAIC los platenses lo bautizaron con un título que no tiene nada que ver con la canción...

Top Ten: Lentos nacionales


"Trátame suavemente" por Soda Stereo
El tema más downtempo de Soda Stereo es un original de Daniel Melero que apareció antes que el registro de Los Encargados, la banda de uno de los "cuartos Soda" en los primeros años 80. Un clásico imbatible, y el elegido de la época a la hora en la que las pistas cerraban dentro de las discotecas.

Top Ten: Lentos nacionales

"No me pidas que no sea un inconsciente" por Andrés Calamaro
Un tema ideal para "apretar" es este de Hotel Calamaro. Con letra del Cuino Scornik, AC canta con su piano un himno para sus fans más acérrimos. "No me pidas que no sea un inconsciente, si no dejo de quererte", dice, en un tema que podría haber sido de Honestidad brutal.

Top Ten: Lentos nacionales

"Pétalo de sal" por Fito Páez
Desde El amor después del amor, (1992) que también incluyó otros éxitos radiales como "Tumbas de la gloria", "Un vestido y un amor" y "Dos días en la vida", la interpretación por parte del rosarino de este lento junto con Luis Alberto Spinetta logra transmitir la melancolía de su letra.

Top Ten: Lentos nacionales

"Desconfío de la vida" por Pappo
Pappo Napolitano al piano, para uno de sus tantos blues definitivos de su trayectoria, incluido en Pappo's Blues Volumen 2. "Pero aquí estoy, tan solo en la vida, que mejor me voy", decía el Carpo, sin aclarar su destino final, en otra de sus letras enigmáticas y crípticas. Chequear las versiones de Vicentico y Celeste Carballo: buenas pero inferiores a la original.

Top Ten: Lentos nacionales

"Spaghetti del rock" por Divididos
La Aplanadora del Rock baja varios cambios, pone primera y nos regala una balada un tratado a la separación amorosa desde Gol de mujer. "Besos por celular, las momias de este amor piden el actor de lo que fui", le canta Mollo a ¿Erica García? (su pareja por aquel entonces, pre Natalia Oreiro).

Top Ten: Lentos nacionales

"Muy despacito" por Los Piojos
Sin dudas, el lento más recordado de la primera época piojosa, incluido en Ay, Ay, Ay. Dedicado por Andrés Ciro a su padre, fallecido a causa de un cáncer, el tema es uno de los más esperados en los conciertos de la banda oriunda de El Palomar. "Muy despacito sobre el abismo, volaré..."

Top Ten: Lentos nacionales

"Mi caramelo" por Bersuit
Una balada de Bersuit (en este caso del álbum Don Leopardo) no puede no tener el componente sexual que es el copyright de Cordera y compañía en toda su trayectoria. La chica que el protagonista conoció en el colegio y que despertaba toda clase de fantasías eróticas, creció. ¿Se volverán a encontrar tras cinco años, tal como él desea?

Top Ten: Lentos nacionales

"La balada del diablo y la muerte" por La Renga
El cierre de este Top 10 es esta power ballad por parte del trío de Mataderos. Una reescritura de La Renga del mito de la encrucijada endiablada popularizada por el bluesman Robert Johnson, pero en clave de barrio porteño. No desentona para el beso con una dama pulposa en medio de un encuentro motoquero, ¿no les parece?

Top Ten: Lentos nacionales

Fuente: http://www.rollingstone.com.ar/notatemplate.asp?tema_id=458&nota_id=1003129