Acerca del Audio, Watts PMPO y RMS

LOS WATTS: PMPO VS. RMS
Cuando estamos buscando un equipo de sonido, por lo general una de nuestras prioridades además del mejor precio es la potencia. Buscamos el equipo que suene más fuerte y no el que suene mejor; no solo eso sino que entre más Watts de potencia diga el equipo que tiene, todavía mejor.

Muchos de nosotros caemos en el “Error de los Watts” y pensamos que entre más grande es ese numerito 1000, 2000, 8000, mejor se escuchará nuestro equipo.

Como es bien sabido, los Watts son una unidad de potencia eléctrica. La potencia efectiva es la cantidad de potencia continua expresada en Watts que produce un amplificador. Entre más alta sea la cifra real, el sonido será más alto y claro.

Para entender más a fondo este concepto, explicaremos lo que significan las diferentes formas de medir la potencia de un equipo:

1. PMPO.- De sus siglas en inglés “Peak Music Power Output” (Salida de potencia de picos), este valor representa el máximo nivel de potencia que puede soportar un amplificador durante unos instantes, por ejemplo un punto culminante del tambor de una batería.

Los Watts PMPO inventados por los gigantes asiáticos y sin ninguna metodología científica que los ampare, se refiere a la salida de potencia de todos los canales de amplificación sumados, utilizando una señal de prueba de 5000Hz con una impedancia de carga cercana a 0 Ohm un instante antes de que el equipo se queme.

2. RMS.- De sus siglas en inglés “Root Mid Square” (Raíz cuadrada media), este valor representa un nivel medio y constante de potencia que da un amplificador. Es un valor científicamente comprobable y se basa en una fórmula matemática.

Los Watts RMS o como comúnmente se les llama “Watts reales” aunque son totalmente medibles, todo va a depender de la forma como sean medidos y hoy por hoy, cada fabricante los mide de manera distinta por lo que no se puede definir de manera absoluta.

Aunque el valor de la potencia real (RMS) es más importante, la industria del audio de consumo se ha basado en la ignorancia del consumidor y en su incapacidad de verificar las especificaciones de los equipos para de manera dolosa y engañosa mostrar la potencia máxima en la carátula de sus productos.

En México esta revolución comenzó hace ya varios años empezando con la marca AIWA y seguida rápidamente por todos sus competidores. Aprovechándose de la cultura machista del mexicano en la que entre más grande, voluminoso y llamativo sea el equipo de sonido, será más impresionante para presumirlo. La entrada de esta forma de medición fue rápidamente aceptada.

El trasfondo de esta tendencia que dista mucho de modificarse por su gran aceptación, es el error común de creer que mientras más Watts tiene, mas fuerte suena. Afirmar lo anterior sería como decir que un foco de 60 Watts ilumina más que uno de halógeno de 55 o un fluorescente de 45.

Supongamos que a un equipo con 7000W PMPO se le sube el volumen de manera gradual, le aseguramos que nunca va a llegar a escuchar los 7000W antes de que la potencia dañe sus oídos o la distorsión sea tal que lo tenga que apagar antes. Generalmente la potencia real (RMS) es la vigésima parte del valor PMPO.

Existen 3 parámetros para comparar especificaciones de potencia RMS:

a) Rango de frecuencia: es el ancho de banda en el que se realiza la medición, no es lo mismo medir la potencia de un amplificador utilizando únicamente señales de prueba aguda o utilizando toda la gama de frecuencias en el espectro audible.

b) Impedancia de carga: es la carga a la que fue sometido el amplificador para obtener la medición y puede ser 16, 8, 4 o 2 Ohms.

c) Distorsión armónica: es la distorsión que un amplificador produce a la potencia que realizó la medición. En la mayoría de los casos duplicar la potencia provoca un aumento de 10 veces en la distorsión por lo que si un amplificador nos brinda 100 Watts a 4 Ohms de 20-2000Hz con el 0.01% de distorsión armónica, es probable que suene igual que uno de 200 Watts a 4 Ohms de 20hz a 20KHz con el 0.1% de distorsión armónica. Por supuesto que el de 200W va a sonar más fuerte pero también más distorsionado que el de 100W.

Entonces hay que buscar equipos con una potencia real (RMS) alta pero una distorsión armónica pequeña para así garantizar potencia y fidelidad.

Todo esto que ahora sabe, no significa desconfiar de los productos que compra, simplemente le da una visión más amplia sobre como se maneja la potencia en la industria del audio y le ayudará la próxima vez a tomar una mejor decisión según lo que este buscando.

Por lo general, y no es regla, los equipos más finos siempre marcan sus equipos con Watts reales porque saben que el consumidor de estos es más sensible y conoce mejor la forma de medición de potencia. Hay veces que no será fácil poder comprar unos equipos con otros, la mejor opción es que los escuche y compre el que para usted suene mejor porque recuerde que no todos los oídos son iguales; pero si debe de quedar muy claro que si va a comparar, nunca mezcle Watts PMPO con Watts RMS.



sonido