Las supuestas creencias de Hitler.


Las supuestas creencias de Hitler.


La gente suele hacer la afirmación de que Adolf Hitler se adhirió al ateísmo, al humanismo o alguna antigua mitología pagana nórdica. Ninguna de estas ideas extravagantes parecen ser ciertas. Aunque uno de los secuaces de Hitler, Alfred Rosenberg, ha realizó una campaña de propaganda mitológica nórdicas, por supuesto, Hitler y la mayoría de sus secuaces no creían en ella.

Según alguna documentación actual parece ser que Hitler propagó muchas creencias histéricas que no sólo incluyen a Dios y la Providencia, sino también el destino, el darwinismo social, ideológico y político. Habló sin pudor sobre Dios, el fanatismo, el idealismo, el dogma, y ​​el poder de la propaganda. Hitler tuvo una fe férrea en todas sus convicciones. Justificó su lucha por el pueblo alemán y contra los judíos utilizando el razonamiento bíblico. De hecho, una de sus declaraciones más reveladoras lo deja muy claro:

"Por lo tanto hoy creo que estoy actuando de conformidad con la voluntad del Creador Todopoderoso: por defenderme contra el judío, estoy luchando por la obra del Señor."

Aunque Hitler no practicaba la religión en un sentido eclesiástico, sin duda creía en el Dios de la Biblia. Criado como católico fue a una escuela del monasterio y, curiosamente, todos los días caminó más allá de un arco de piedra que fue tallada con el escudo del monasterio de armas que incluía una esvástica. Cuando era niño, el objetivo más ardiente de Hitler se convirtió en ser sacerdote. Gran parte de su filosofía tiene un fundamento bíblico, y más influyente, desde el movimiento social cristiano. (El movimiento social cristiano alemán, sorprendentemente, se asemeja al movimiento de la derecha cristiana en Estados Unidos.) A pesar de que luchó contra algunos sacerdotes católicos que se oponían a él por razones políticas, nunca su fe en Dios y el país lo abandonó. Muchos cristianos a lo largo de la historia se han opuesto a los sacerdotes cristianos, por diversas razones, esto no significa necesariamente que vayan en contra las creencias cristianas.


hitler


"Mis sentimientos como cristiano me señala a mi Señor y Salvador como un luchador. Me asemejo al hombre que una vez en soledad, rodeado de pocos seguidores, reconoció estos judíos por lo que eran y llamó a los hombres a luchar contra ellos y que , según la verdad de Dios! seré el más grande, no como una víctima sino como un combatiente. En el amor sin límites, como cristiano y como hombre me lea el pasaje que nos dice cómo el Señor al fin se levantó en su poder y tomó el látigo para echar del Templo de la raza de víboras y serpientes. ¿Cómo fue su terrible lucha por el mundo contra el veneno judío. Hoy en día, después de dos mil años, con la más profunda emoción reconozco que nunca antes de que el hecho de que fue por esto que Él tuvo que derramar su sangre en la cruz. Como cristiano no tengo el deber de dejarme engañar, pero tengo el deber de ser un luchador por la verdad y la justicia ... Y si hay algo que podría demostrar que estamos actuando con razón, es la angustia que a diario crece. Como cristiano también tengo un deber para con mi propia gente.

-Adolf Hitler, en un discurso el 12 de abril 1922 (Norman H. Baynes, ed. Los discursos de Adolf Hitler, desde abril 1922 hasta agosto 1939, vol. 1 de 2, pp 19-20, Oxford University Press, 1942)


cristiano


Su lucha contra los judíos surgió de su educación cristiana. Cristiana de Alemania y Austria en su tiempo dieron por sentado la creencia de que los judíos ha mantenido un estatus inferior a los cristianos arios. El odio judío no surgió de Hitler, vino de la predicación de los sacerdotes católicos y pastores protestantes por toda Alemania durante cientos de años. El líder protestante Martín Lutero ha mantenido un odio furioso contra los judíos y su religión. En su libro, "Sobre los Judíos y sus mentiras", Lutero establece la norma para el odio judío en la Alemania protestante hasta la Segunda Guerra Mundial. Expresó su gran admiración por Martín Lutero.

Por lo que podemos deducir, Hitler estuvo delirando con la idea de los judíos y la conexión cristiana durante toda su vida. Hay quien dice que Hitler no pudo haber llegado al poder sin la ayuda de las Iglesias protestante y cristiana, no se hasta que punto tuvo algo que ver. Lo cierto es que, en su locura, el genocida se apoyo en todo lo que tuvo a mano para justificar sus criminales actos y la ideología ad hoc para llegar a sus objetivos finales, que no eran otros que una supremacía del pueblo alemán, el exterminio judío y la esclavitud de todo el planeta bajo el yugo nacionalsocialista.


Fuente: http://lashistoriasdeltercerreich.blogspot.com/2011_06_01_archive.html


WWII