La doctrina militar estadounidense para los conflictos de baja intensidad

Dice el Manual: "Pueda ser que se requiera matar o capturar a los insurgentes, pero a largo plazo es más efectivo separar un grupo insurgente de la población y entonces dejarlo morir"


Manual EU para conflictos de baja intensidad


DESCARGAR REVISTA EN PDF (11 Mb)


La política de Colombia ha estado marcada por una guerra con objetivos oficiales como la lucha contra el narcotráfico y los grupos al margen de la ley. La forma cómo se ha llevado a cabo esa guerra durante los últimos años obedece al término técnico de “conflicto de baja intensidad” (CBI, o LIC por sus siglas en inglés de Low Intensity Conflict).

El manual técnico sobre LIC fue redactado en 1990 por el Comando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de los Estados Unidos (US Army Training and Doctrine Command, TRADOC) y la Dirección de Planes de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (US Air Force Plans Directorate) para ser, según afirma el documento, una guía para la planeación, coordinación y ejecución de operaciones de conflictos de baja intensidad.

Complementado con otros manuales militares de los EE.UU. conoceremos los objetivos y las maneras para conseguir implementar esa estrategia de guerra. Presentamos unos párrafos traducidos del inglés de los llamados manuales de campo (Field Manuals, FM) de las Fuerzas Militares de Estados Unidos, documentos que definieron la política militar de por lo menos los últimos 20 años y han sido la constante en los diferentes programas de Gobierno que presentaron los diferentes presidentes de esa época.

El Comando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de los Estados Unidos (US Army Training and Doctrine Command, TRADOC) se creó en 1973 y es un comando con sede en Fort Monroe, Virginia, que se encarga de supervisar la formación del Ejército, el desarrollo de la doctrina operacional y el desarrollo y la adquisición de nuevos sistemas de armas. Según el mismo TRADOC, este comando opera 33 escuelas y centros en 16 instalaciones del Ejército, realiza 2.734 cursos (81 directamente en apoyo de la movilización) y 373 cursos de idiomas con 503.164 plazas para soldados estadounidenses e internacionales, personal de servicio y civiles.

Los fundamentos y principios de la doctrina alrededor del CBI se repiten nuevamente en un documento más reciente de octubre de 2009 llamado Joint Publication 3-24, Counterinsurgency Operations (Operaciones de Contrainsurgencia) dirigido a todos los departamentos de las Fuerzas Militares de EE.UU. y firmado por el teniente general Lloyd J. Austin, director del Estado Mayor Conjunto (Joint Staff). Según la propia publicación, ofrece la doctrina conjunta para la planificación, ejecución y evaluación de la contrainsurgencia (COIN) para las operaciones en toda la gama de operaciones militares así como la descripción de las relaciones entre la COIN, la guerra irregular, la lucha contra el terrorismo y la defensa interna extranjera.

Esta última publicación fue elaborada bajo la dirección del jefe del Estado Mayor Conjunto y, siempre según la misma publicación, establece la doctrina para regular las actividades y el desempeño de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en operaciones conjuntas y provee la base doctrinal de la coordinación interinstitucional y la participación militar de EE.UU. en operaciones multinacionales. Asimismo, proporciona una guía militar para el ejercicio de la autoridad por los comandantes y prescribe la doctrina conjunta para las operaciones, la educación y la formación.

Se dejará al lector que encuentre ejemplos ocurridos durante los últimos 20 años hasta la actualidad para ilustrar el siguiente texto.

Extraído del Manual de campo: Military Operations in Low Intensity Conflict, FM 100-20/AFP 3-20 (Field Manual No. 100-20 / Air Force Pamphlet 3-20)
Headquarters of the Army and the Air Force, Washington, DC, 5 diciembre 1990



Capítulo 1: Fundamentos del Conflicto de Baja intensidad (CBI)
Imperativos del Conflicto de Baja Intensidad

El éxito en CBI requiere operaciones de planeación y de manejo basadas en los siguientes imperativos:

* Dominación política
* Legitimidad
* Unidad en los esfuerzos
* Perseverancia
* Adaptabilidad


Estos imperativos aplican para las cuatro categorías de operaciones del CBI.

Dominación política
Durante la operaciones de CBI, los objetivos políticos conducen las decisiones militares en todos los niveles desde lo estratégico a lo táctico. Todos los comandantes y oficiales deben comprender estos objetivos políticos igual como el impacto de las operaciones militares sobre ellos. Ellos deben adoptar formas de actuar que apoyen legalmente estos objetivos aún si las formas de actuar parecen ser no convencionales de acuerdo con lo que contempla la doctrina tradicional.

Unidad de los esfuerzos
Los comandantes militares tienen que integrar sus esfuerzos con otras agencias gubernamentales para ganar una ventaja mutua en el CBI. El personal encargado de la planeación militar debe considerar la forma por la cual sus acciones contribuyen a iniciativas que son de naturaleza política, económica y psicológica. La unidad de los esfuerzos requiere que las diferentes agencias se integren y se coordinen para garantizar la acción efectiva dentro del marco de nuestro (EE.UU) sistema político. Los comandantes deben responder a agentes civiles o los comandantes mismos deben utilizar los recursos de las agencias civiles.

Adaptabilidad
La adaptabilidad es el arte y la voluntad de cambiar o modificar estructuras o métodos para ajustarlas a diferentes situaciones. Eso requiere un análisis cuidadoso de la misión, una inteligencia comprensiva y experiencia regional. Adaptabilidad es más que un ajuste o la flexibilidad, ya que ambos implican el uso de las mismas técnicas o estructuras para muchas situaciones diferentes. Para llevar a cabo operaciones militares exitosas en un CBI, se exige a las fuerzas armadas el uso de adaptabilidad no solamente para modificar métodos y estructuras existentes, sino también para el desarrollo de nuevos métodos y estructuras apropiadas para cada situación.

Legitimidad
La legitimidad es la aceptación voluntaria del derecho de un gobierno de gobernar o de un grupo o agencia de hacer o hacer cumplir las decisiones. La legitimidad no es tangible ni es fácil de cuantificar. Votos populares no siempre otorgan o reflejan la legitimidad. La legitimidad se deriva de la percepción que la autoridad es sincera y eficaz y usa sus propios agentes para propósitos razonables. Ningún grupo o fuerza puede crear legitimidad para ella misma, si no puede fomentar y mantener la legitimidad a través de sus acciones. La legitimidad es el asunto central de todas las partes que están involucradas directamente en un conflicto. También tiene importancia para otras partes aún si solamente estén involucradas de forma indirecta.


Perseverancia
Los conflictos de baja intensidad pocas veces tienen un inicio o final claramente marcado por acciones decisivas que culminan en la victoria. Ellos son por naturaleza peleas prolongadas. Hasta los encuentros eventuales, cortos y bien marcados se deben evaluar en el contexto de sus contribuciones a los objetivos a largo plazo. La perseverancia es la persecución paciente, determinada y persistente de los objetivos nacionales (EE.UU.) durante el tiempo necesario para conseguirlos. La perseverancia no impide hacer acciones decisivas. Sin embargo, se requiere de un análisis cuidadoso basado en la información para determinar el momento y el lugar preciso para dicha acción. Como el triunfo es importante, es igual de importante reconocer que en un ambiente de CBI, el éxito normalmente no llega de manera fácil o rápida. El desarrollo de una actitud de perseverancia disciplinada y enfocada ayudará a los comandantes a rechazar los éxitos a corto plazo en favor de acciones que den alcance a los objetivos a largo plazo.

Categorías operacionales
Las operaciones militares de los EE.UU. en un CBI se dividen en cuatro categorías principales:

* Apoyo a la insurgencia y contrainsurgencia
* Combatiendo el terrorismo
* Operaciones para el mantenimiento de la paz
* Operaciones de contingencia en tiempos de paz

Las operaciones CBI pueden involucrar dos o más categorías. Entender las similitudes y las diferencias entre las categorías operacionales ayuda a la planeación de las operaciones militares y a establecer las prioridades.

Apoyo a la insurgencia y contrainsurgencia
Los intereses de los EE.UU. pueden estar de acuerdo con el gobierno apoyado o con la insurgencia. Ambos, insurgencia y contrainsurgencia, tienen que ver con el apoyo de la población. Cómo distribuir los esfuerzos entre generar el apoyo para ellos mismos y socavar el apoyo y la legitimación de sus oponentes es tal vez el dilema central tanto para la insurgencia como para la contrainsurgencia.

Combatiendo el terrorismo
El objetivo de combatir el terrorismo es proteger instalaciones, unidades y personas de la amenaza terrorista. Combatir el terrorismo incluye dos acciones, tanto acciones antiterroristas (AT) como la lucha contra el terrorismo (CT), en todo el espectro del conflicto. El programa para combatir el terrorismo está diseñado para generar acciones coordinadas antes, durante y después de un incidente terrorista.

Operaciones para el mantenimiento de la paz

Las operaciones para el mantenimiento de la paz son operaciones militares que mantienen la paz que se obtuvo anteriormente a través de esfuerzos diplomáticos. Una fuerza de paz supervisa e implementa un acuerdo negociado al cual se comprometieron las partes beligerantes a cumplir. Esa fuerza opera estrictamente dentro del marco de sus términos de referencias (TOR) sin hacer algo más o algo menos de lo que su mandato exige. Un aspecto distintivo de esas operaciones es que a la fuerza para el mantenimiento de la paz normalmente no se le permite usar la fuerza para cumplir sus misiones. En la mayoría de los casos, ella solamente puede usar la fuerza para su autodefensa.

Operaciones de contingencia en tiempos de paz
Las operaciones de contingencia en tiempos de paz incluyen acciones tan diversas como atención a desastres, ciertos tipos de lucha contra el narcotráfico y ataques terrestres, marítimos y aéreos. El aspecto común de estas acciones es la movilización rápida de las fuerzas necesarias para enfocar un problema específico, normalmente durante una crisis y guiadas, a nivel nacional, por el sistema de respuesta a crisis (ver JCS Pub 5-02.4: Joint Chief of Staff, Joint Operations Planning System, Volume IV (Crisis Action Procedures). 8 Jul 88. (With change 1, Jan 1989; change 2, May 1989.) Frecuentemente estas acciones tienen lugar lejos de las instalaciones acostumbradas, requiriendo la penetración profunda y la creación temporal de largas líneas de comunicación (LOC) en un ambiente hostil. Las operaciones de contingencia en tiempos de paz pueden requerir la habilidad de la moderación y el uso selectivo de la fuerza o acciones violentas concentradas.

Para detallar más las acciones de Contrainsurgencia se presentan algunos párrafos del capítulo III de “Publicación Conjunta 3-24, Operaciones de Contrainsurgencia” (Joint Publication 3-24, Counterinsurgency Operations)


La situación de la contrainsurgencia
Existen dos maneras fundamentales por la cual la Fuerza Conjunta puede ser involucrada con la contrainsurgencia: apoyo a la contrainsurgencia o manejo de la contrainsurgencia.


(1)Apoyo a la Contrainsurgencia
La Fuerza Conjunta conduce operaciones de contrainsurgencia para apoyar a la nación receptora. Idealmente, los esfuerzos políticos y militares de la contrainsurgencia ganan credibilidad en la población relevante, refuerzan la legitimidad y la capacidad del gobierno receptor y reducen la influencia de la insurgencia sobre la población.
El soporte de la Fuerza Conjunta a las operaciones de contrainsurgencia de un gobierno receptor es por lo normal un aspecto de la Defensa Interna en el Extranjero (Foreign Internal Defense – FID, ver Joint Publication 3-07.1: Joint Tactics, Techniques and Procedures for Foreign Internal Defense, 26 junio 1996) y por lo común apoya un plan de Desarrollo y Defensa Interna (Internal Defense And Development – IDAD) del gobierno local.

(2) Contrainsurgencia
En algunos raros casos, la Fuerza Conjunta puede conducir operaciones de contrainsurgencia sin el gobierno local. Los EE.UU. pueden conducir operaciones de contrainsurgencia en un área fuera del control del gobierno (“Ungoverned Area – UGA”) en caso de que los intereses de los EE.UU. lo requieran. En segundo lugar, la Fuerza Conjunta tendrá que aplicar la contrainsurgencia contra una resistencia general cuando esté ocupando territorios extranjeros como parte de una operación más grande. Eso ocurre cuando las leyes estadounidenses e internacionales requieran a la Fuerza Conjunta para generar un gobierno militar mientras no exista un gobierno local.

Recursos humanos y apoyo
Como en cualquier operación, el tamaño de la fuerza requerida para ejecutar el concepto de la operación y conseguir la visión del comandante depende de la situación y del apoyo. A pesar de que la tecnología avanzada hace que la contrainsurgencia sea más eficaz, las operaciones de contrainsurgencia requieren mucho personal y recursos porque los contrainsurgentes deben mantener una organización amplia y porque los insurgentes ocupan cualquier vacío. La relación entre las fuerzas de los EE.UU. junto con fuerzas aliadas y del ejército local se dará por evolución. Además, generalmente los contrainsurgentes tienen que adaptar diferentes enfoques para considerar cada elemento de la insurgencia. Por ejemplo, algunos miembros de la organización o seguidores entre la población pueden ser ganados a través de reformas económicas o políticas, mientras a los insurgentes más fanáticos probablemente habrá que matarlos o capturarlos.

A los insurgentes hay que aislarlos de su causa y de su apoyo
Pueda ser que eso requiera matar o capturar a los insurgentes, pero a largo plazo es más efectivo separar un grupo insurgente de la población o de sus recursos y entonces dejarlo morir. La acción militar de confrontación en exclusiva es contraproductiva en la mayoría de los casos. Ella tiene el riesgo de generar resentimientos en la población, olas que motivan la generación de grupos nuevos y acciones de venganza. Si se hace ver a los insurgentes como criminales, muchas veces ellos pierden su apoyo.

____________________________________________
Texto extraído de: http://reexistencia.wordpress.com/revista-julio-2011/la-doctrina-militar-estadounidense-para-los-conflictos-de-baja-intensidad/


Texto publicado en la nueva revista en http://reexistencia.wordpress.com


DESCARGAR REVISTA EN PDF (11 Mb)