Cada vez que tienes que hacer algún tipo de limpieza te das con esa caja que contiene los cartuchos de tus videojuegos antiguos y los miras con nostalgia pero lamentando la pérdida de la consola para poder jugarlos. ¿Hasta dónde habré llegado en el Zelda? ¿Habré descubierto todos los trucos del Super Marios World? Si te quieres sacar la duda y volver a revivir esas épocas doradas, Retrode es un dispostivo USB que convierte tus cartuchos en ROMs de la forma más original y legal posible para que lo puedas jugar en tu ordenador, como si fuera una consola.

Queres volver a usar tus cartuchos de juegos, pero en la PC


Los emuladores para los juegos clásicos resultan ser un genial acercamiento de las generaciones jóvenes de videojugadores a los años mozos de las consolas de cartuchos tanto como un nostálgico viaje en el tiempo para quienes iban a buscar nuevas aventuras gráficas a callejuelas peligrosas o locales de mala muerte en los 80 y 90. Pero claro, para quienes se denominan verdaderos gamers la sensación lo es todo. Y tener la posibilidad de oír nuevamente el clank característico de los cartuchos originales encajándose –porque “ingresando” es demasiado soft- en la ranura de la consola, respirar el olor del plástico recalentado por horas de juego y tener entre las manos un joystick de la consola con la que se creció es algo impagable. Si quieres vivir esta experiencia y tienes unos cuantos cartuchos de videojuego a mano, el dispositivo USB Retrode convierte tus cartuchos en ROMS para jugarlos en tu ordenador, pero con saborcito a viejo.




La cosa trata sobre un dispositivo llamada Retrode que unos estudiantes crearon en su tiempo libre y se ha convertido con el tiempo en la forma más rápida y práctica de convertir cartuchos originales de juegos en ROMS. El dispositivo está basado en dos ranuras para insertar juegos de Super Nintendo y Sega que son los que tienen más compatibilidad con los juegos, pero también hay adaptadores de venta por separado para jugar títulos de Nintendo 64, Game Boy Advance, Virtual Boy, Atari 2600.

Lo único que debes hacer para jugar como antes es tener el Retrode e ir a revisar las cajas del desván en busca de los cartuchos originales y los mandos de control de tu vieja consola (que tendrás que conectar al PC mediante un convertidor a USB). Luego insertas el juego en la ranura correspondiente y conectas el Retrode a tu ordenador con OS X, Windows, Linux o incluso a la Wii, a un smartphone, laptop o a la videoconsola Pandora. Segundos más tarde, el firmware hará la decodificación pertinente para que puedas jugar al juego como si fuera un ROM convencional en cualquier emulador de las consolas citadas.



El convertidor de cartuchos a ROM, con su estructura de aluminio y conexión USB a sus costado, tiene ya varios años en el mercado y se le han hecho varias reformas en favor de mayor compatibilidad, y lo interesantes es que la mayoría de éstas, han sido inspiradas por los propios usuarios. Una de ellas es la que se vendrá en la próxima actualización física del dispositivo, que incluirá un puerto para mandos de Super Nintendo (a cuyos juegos el Retrode le respeta su SRAM interna para guardar o jugar juegos guardados en tu cartucho), entre otras cosas. Que te guste este gadget o no denota tu condición de geek, ya que a niveles prácticos, millones de roms pirateados están a tres clics de distancia, pero la sensación de devolverle la vida a un cartucho original y jugarlo como si fuera la primera vez es muy difícil de superar. El anterior modelo ya no se comercia, pero el Retrode2 que puedes ver en el segundo vídeo ronda los 130 dólares y se puede preordenar desde su sitio web.

FUENTE
FUENTE del Producto


Todo lo que necesitas para poder armarte un Home Theater

atari