http://es.wikipedia.org/wiki/Eyaculaci%C3%B3n_femenina
http://www.educasexo.com/curiosidades/datos-curiosos-sobre-sexo.html
http://www.terra.com.mx/articulo.aspx?articuloid=318784&paginaid=1


Eyaculación femenina

Eyaculación femenina - Datos curiosos...

La eyaculación femenina se refiere a la expulsión de una cantidad variable de líquido no blanco a través de la uretra o de la vagina (aún se discute) durante el orgasmo. El líquido expulsado se reporta de formas diversas tales como:

Orina, posiblemente debido al estrés incontinente o debilidad del músculo pélvico.
Un líquido claro o lechoso que surge de la vagina (a veces con fuerza), tiene una composición semejante al líquido generado en los hombres por la glándula de la próstata, y es generado por las Glándulas de Skene o Parauretrales.
O una mezcla de estos dos líquidos.

La naturaleza de las eyaculaciones femeninas
Actualmente, las teorías con respecto a la naturaleza de la eyaculación femenina no son decisivas. Hay pocos artículos publicados en diarios médicos que traten este tema y la mayoría no tiene datos concisos acerca del origen ni la composición del líquido expulsado. Para complicar aún más el asunto, los pequeños datos disponibles son contradictorios.


Investigación
En 2003, Emanuele Jannini de la Universidad L'Aquila en Italia ofreció una explicación para este fenómeno, así como para la frecuente negación de su existencia:

Las aperturas de la glándula de Skene varían generalmente en tamaño de una mujer a otra, al grado de que en algunas mujeres ha desaparecido enteramente. Si las glándulas de Skene son la causa de la eyaculación femenina, esto puede explicar la ausencia observada de este fenómeno en muchas mujeres.

La eyaculación retrógrada, que tiene lugar cuando el fluido que va a ser eyaculado, que normalmente sale a través de la uretra, se redirecciona hacia la vejiga urinaria (observado en 75% de sujetos de prueba) también podría justificar posiblemente la ausencia observada.

La eyaculación en mujeres parece ser ayudada o ser causada por el estímulo del área de la vagina conocida como el punto de Gräfenberg (a menudo simplemente conocido como el Punto G). El contenido del líquido eyaculada es o toda orina, o toda secreción glandular, o una combinación de los dos.

Los estudios del líquido eyaculado por la uretra han mostrado una composición química diferente que la orina, aunque la orina pueda estar también presente. glucosa, fosfatasa ácida prostática, y antígeno prostático específico aparecen en la eyaculación femenina junto con niveles más bajos de urea y creatina. En algunos casos, la eyaculación fue diferenciada de la orina por la ausencia de un olor o color especifico como el del espárrago o un tinte.--


º º º º º
Sexualidad
Diez cosas que debes saber sobre eyaculación femenina

Realidades de la eyaculación femenina
Según un estudio 82% de las mujeres confesaron haber experimentado una liberación de fluido en el momento del orgasmo. ¿Por qué entonces no lo has notado?

Ya Hipócrates habló en su momento del semen femenino, y luego fue Galeno quien defendió la existencia de un líquido seminal en la mujer. Incluso De Graaf en 1672, postuló que había una próstata femenina o “corpus glandulosum”, que segregaba un líquido, convirtiendo a la mujer en más libidinosa. Es decir, todos ellos, ya en sus épocas hablaron de cierta manera de la eyaculación femenina.

Y ¿qué entendemos por ella?. Nos referimos a la expulsión de líquido a través de la uretra o de la vagina (tema aún en discusión) en pleno orgasmo. Su líquido es generado por las Glándulas de Skene o Parauretrales y no se parecen en consistencia y en sus componentes al semen masculino.

Según un estudio realizado por la Florida State University en Tallase, 82% de las mujeres confesaron haber experimentado una liberación de fluido en el momento del orgasmo. Aquí te contamos 10 cosas fundamentales que tienes que saber sobre el tema.

1. De que existe, existe: el médico y sexólogo, Cabello F., ha estudiado bastante del tema y en una de sus publicaciones afirma que, pese a la controversia en este tema, la eyaculación femenina sí existe. “Nosotros pensamos que independientemente de la existencia de incontinencia urinaria en algunos casos, la mayoría de las mujeres “eyaculan”, existiendo variaciones en la cantidad del líquido emitido y/o posiblemente en la dirección de la emisión”, explica el especialista.

2. No a todas se les nota: es muy posible que quienes no ven algún tipo de eyección de líquido durante el orgasmo, se deba a que el producto de la “próstata femenina” sea muy escaso o porque se dirige retrógradamente hacia vejiga, tal como ocurre en la eyaculación retrógrada de algunos hombres. Ahora bien, investigadores como Emanuele Jannini de la Universidad L´Aquila en Italia (2002) aseguran que la razón por la que algunas ven esta eyección y otras no, es debido a que las aperturas de la glándula de Skene varían en tamaño de una mujer a otra. Y si ellas causan la eyaculación femenina, se podría explicar la ausencia visible de este fenómeno en varias mujeres.

3. De dónde viene: la posible estructura anatómica de la supuesta eyaculación sería la siguiente: tal como apuntan Testud y Latarjet (1975), alrededor de la uretra se disponen abundantes glándulas uretrales y parauretrales a las que nominan en su conjunto “próstata femenina”.

4. Su provocación: la eyaculación femenina pareciera ser estimulada en el famoso punto G (de Gräfenberg) al interior de la vagina.

5. De qué está compuesta: Lo primero es advertir que por no tener una función reproductiva, no contiene ningún elemento con ese fin, como los espermatozoides en el caso de los hombres. Estudios han demostrado que este líquido tiene una composición diferente a la orina (aunque puede estar presente en bajas cantidades), reuniendo glucosa, fosfatasa ácida prostática y antígeno prostático específico, además de urea y creatina.

6. No hay qué avergonzarse: muchas veces esta expulsión de líquido produce turbación en la mujer que la confunde con orina, lo que puede producir que en este afán de controlarse, "aprenda a no tener orgasmos". En todo caso deberíamos plantearnos de que “mas allá de que en realidad se trate de orina o eyaculación, es producto del placer y por nada del mundo deberíamos avergonzarnos o reprimirnos”, señala la experta, Lic. María Carolina Bedetti Thompson.

7. Permitir liberarse: si es que se desea comprobar si se tiene la capacidad de eyacular el suficiente líquido como para ser visto sin problemas, es indispensable que la mujer acepte sus fluidos corporales como normales en su vida. Sólo así se permitirá soltar la presión de las ganas de eyacular o de la sensación de que algo liberará.

8. De cuánto estamos hablando: según estudios, la cantidad de líquido liberado por las glándulas parauretrales varía de una mujer a otra, y va desde sólo unas gotas hasta casi dos tazas (444 ml.). Y se sabe que cuanto más dure su orgasmo, más eyacularía.

9. Dónde están las glándulas productoras: la abertura uretral se ubica sobre la apertura de la vagina, debajo del clítoris. Ahora bien, a simple vista no se ven las glándulas, pero éstas se ubican dentro de la vagina, en su pared anterior, rodeando la uretra y desembocando en ella a través de pequeños orificios.

10. Tocar el punto justo: la estimulación del clítoris es esencial para lograr la eyaculación femenina. Y es que si no es bien estimulado, la mujer no se excita lo necesario para que sus glándulas parauretrales se llenen de fluido. Asimismo, es menos probable que ella alcance el orgasmo, limitando las contracciones rítmicas de los músculos pélvicos que expelen la eyaculación. Un consejo: previo al encuentro sexual, se recomienda pasar al baño y vaciar la vejiga. De esta forma podrás sentirte tranquila que al sentir deseos de orinar cuando estás en el peak de tu excitación, te dejes llevar y liberes los fluidos, que en esta caso no será orina, sino que eyaculación natural.


º
º
º



CURIOSIDADES
Aquí detallan algunas curiosidades sobre las relaciones sexuales y temas relacionados:

- El hombre, en general, no necesita más de diez segundos para conseguir una erección plena. Esto es porque para ellos, la erección es una reacción corporal ante la excitación y puede producirse simplemente ante un estímulo visual que contenga connotaciones eróticas, por ejemplo, la foto de una mujer sensualmente vestida. La mujer, en cambio, requiere mayores estímulos y no sólo físicos, sino también emocionales.

- Un 5% de las mujeres sufren de alergia al semen, lo que les provoca reacciones tales como picazón, hinchazón y rojeces en la zona. En algunos casos, su organismo puede llegar a producir anticuerpos que hagan imposible la fecundación. Por otra parte, también hay hombres que presentan irritaciones al estar en contacto con flujo femenino. El preservativo es, también en estos casos, una buena solución.

- Durante la excitación que provoca el juego sexual, el clítoris puede llegar a aumentar dos veces su tamaño. Este hecho se ha relacionado con la erección del hombre y hay quien considera que el clítoris es un pene no desarrollado.

- Durante un beso, nada menos que unas cuarenta mil bacterias saltan de una boca a la otra. Eso si, no hay que alarmarse pues la saliva posee también elementos antisépticos que las vuelven inofensivas. Además, al besarse se ponen en marcha muchos de los músculos faciales, y activa ciertas hormonas que, en nuestro interior, actúan como analgésicos y estimulantes.

- En la juventud, un varón puede llegar a experimentar hasta 10 erecciones diarias ya que sus hormonas, concretamente la testosterona, están en plena ebullición. Con los años, con la llegada de la madurez, esta capacidad va decreciendo.

- El sexo mejora la salud de los amantes ya que favorece la actividad normal de las hormonas. Así, por ejemplo, libera endorfinas, que son las hormonas que provocan esa agradable sensación de bienestar, o activa la secreción de progesterona y estrógenos, que ayudan a proteger nuestro corazón, así como nuestros músculos y huesos.

- El chocolate potencia la excitación sexual de las mujeres ya que consumirlo actúa directamente sobre el sistema nervioso. Y es que también colabora con la liberación de las endorfinas, y es por eso que se suele decir que el chocolate es el mejor sustitutivo del sexo.

- Casi el 50% de las consultas que se realizan sobre temas sexuales en el médico tienen que ver con disfunciones sexuales masculinas, siendo la más habituales las que tiene que ver con casos de eyaculación precoz. Aún así, se sabe que muchos hombres temer acudir al especialista a tratar estos temas por vergüenza. Sin embargo, como se puede ver, es más frecuente de lo que se piensa.

- Llevar puesto un piercing no aumenta el placer ni la capacidad para llegar al orgasmo. Ahora bien, puede favorecer la estimulación de los genitales, sobre todo del clítoris, si se encuentra en él. Eso sí, hay que extremar las precauciones en cuanto posiciones para evitar accidentes y en cuanto a higiene, para evitar infecciones.

- Aunque no todos lo entienden, después de haber experimentado un orgasmo lo normal es que entre sueño. Esto es porque debido al esfuerzo físico realizado, al aumento de la actividad de las distintas hormonas y al estado de relajación en el que uno se sumerge, se logra conciliar el sueño mucho más fácilmente que cuando no se han mantenido relaciones sexuales.