Leonardo di Ser Piero da Vinci

Leonardo di Ser Piero da Vinci fue un arquitecto, escultor, pintor, inventor e ingeniero, el hombre del Renacimiento por excelencia. Está ampliamente considerado como uno de los más grandes pintores de todos los tiempos y quizá, la persona con más y más variados talentos de la historia.

Primeros años (1452-1470)

Leonardo da Vinci nació el 15 de abril de 1452, en Anchiano, una aldea cerca de la ciudad de Vinci en el valle del Arno, dentro de los territorios de Florencia, aunque para otros nació en Vinci, de ahí su "apellido", antes de que se adoptaran las convenciones de nombres actualmente vigentes en Europa, por lo que a su nombre de pila se añadió el de su padre (Ser Piero) y la localidad de nacimiento siendo entonces "Leonardo di Ser Piero da Vinci". Sin embargo, Leonardo acostumbraba firmar sus trabajos como Leonardo o Io, Leonardo (yo Leonardo), es decir, sin emplear el nombre de su padre, lo que induce a pensar que era hijo ilegítimo. Su madre se llamaba Caterina, y el abuelo paterno, Antonio, escribió que: «Nació un nieto mío, hijo de ser Piero mi hijo el día 15 de abril en sábado [a las 22.30 horas] [...] Se llama Lionardo. Lo bautizó Piero di Bartolomeo da Vinci, en presencia de Papino di Nanni, Meo di Torino, Pier di Malvolto, Monna Lisa di Domenico di Brettone».2 En el catastro de Vinci, en las notas del año 1457, se refleja que el llamado Antonio tenía 85 años y vivía en el pueblo de Santa Croce, marido de Lucia, de 64 años, y tenía dos hijos Francesco y Piero, de 30 años, casado con Albiera, de 29, y con ellos vivía «Lionardo hijo del dicho ser Piero no legítimo nacido de él y de Chataria actualmente casada con Achattabriga di Piero del Vacca da Vinci, de 5 años».

Poco se sabe de sus primeros años, que han sido tema de conjeturas históricas por Vasari y otros.3 Leonardo más tarde sólo hablaría de dos incidentes de su infancia. Uno de ellos, que él consideraba como una profecía, fue que un halcón bajó del cielo y sobrevoló su cuna, con las plumas de la cola rozándole el rostro.4 Desde niño mostró aptitudes para las artes plásticas, principalmente el dibujo, así como la geometría, la mecánica y la música. Poseía una gran capacidad de observación lo que le valió no sólo a su obra artística sino también a otros temas que estudió como la física (principalmente la mecánica), la música o el naturalismo (ahora biología), un gran realismo y una naturalidad sobresaliente.

Parece ser que en el año 1466, Leonardo y su familia marcharon a vivir a Florencia. El abuelo Antonio murió en el año 1468 y en las actas catastrales de Vinci, Leonardo, que tenía 17 años, resulta ser su heredero, junto con la abuela Lucia, el padre Piero, la madrina Francesca, y los tíos Francesco y Alessandra. Al año siguiente la familia del padre, convertido en notario de la Señoría florentina, junto a la del hermano Francesco, que estaba inscrito en el Arte della seta, se domiciliaron en una casa florentina, derribada ya en el siglo XVI, en la actual via dei Gondi.
Sus primeros bocetos eran de tal calidad que tan pronto como su padre los mostró al pintor Andrea del Verrocchio, éste tomó al joven de catorce años como aprendiz en su taller, ya frecuentado por futuros artistas de la talla de Botticelli, Ghirlandaio, Perugino y Lorenzo di Credi. Así lo dice Vasari, referido al año 1462; no obstante, el ingreso de Leonardo en el taller de Verocchio fue posterior, encontrándosele como aprendiz en ese taller en 1469 ó 1470.

En un taller del Quattrocento como el de Verrocchio, los artistas eran considerados sobre todo como artesanos y sólo un maestro como Verrocchio tenía una posición social. Los productos de un taller incluían escudos de torneo decorados, cofres de dote pintadas (cassoni), fuentes de bautizo, placas votivas, pequeños retratos, y pinturas devocionales. Los mayores encargos eran los retablos para iglesias y estatuas conmemorativas. Los contratos más importantes eran los ciclos de frescos para capillas. Como un aprendiz de catorce años, Leonardo habría sido enseñado en todas las innumerables habilidades que se empleaban en un taller tradicional.
Aunque muchos artesanos se especializaban en tareas tales como la realización de marcos, el dorado o los baños de bronce, Leonardo habría estado expuesto a un amplio conjunto de habilidades técnicas y habría tenido la oportunidad de aprender a hacer proyectos, química, metalurgia, trabajo en metales, enyesado, trabajo en cuero, mecánica y carpintería, así como las habilidades artísticas evidentes del dibujo, la pintura, la escultura y el modelado.

Juventud (1471-1481)

En la Compañía de los pintores florentinos de San Jesus, Leonardo aparece mencionado por vez primera en el año 1462.
El 8 de abril de 1476 se presentó una denuncia anónima contra diversas personas, por sodomía consumada con el diecisieteañero Jacopo Saltarelli. Aunque había cierta tolerancia hacia la homosexualidad en la Florencia de la época, la pena prevista en estos casos era severísima, directamente morir quemado. Además de Leonardo, entre los otros acusados estaban Bartolomeo di Pasquino y sobre todo Leonardo Tornabuoni, joven vástago de la potentísima familia florentina de los Tornabuoni, emparentada con los Médicis. Según algunos estudiosos fue la implicación de este último lo que jugó a favor de los acusados. El 7 de junio, la denuncia se archivó y los imputados fueron todos absueltos.

Más tarde, Leonardo montó su propio taller como escritor independiente en Florencia. El 10 de enero de 1478 recibió el primer encargo público, un retablo para la capilla de San Bernardo en el Palacio de la Señoría; recibió 25 florines de adelanto, pero no inició el trabajo, confiado en 1483 a Domenico Ghirlandaio y luego a Filippino Lippi, que lo acabó en 1485.

Al menos desde el año 1479 ya no vivía con la familia del padre Piero, como resulta de un documento del catastro florentino.

En 1480, según el Anónimo Gaddiano, "estaba [...] con Lorenzo el Magnífico y, dándole provisiones, le hacía trabajar en el jardincillo sobre la plaza de San Marcos en Florencia": la adquisición del terreno por parte de Lorenzo fue aquel año y por lo tanto, Leonardo tuvo que ejecutar trabajos de escultura y restauración.
En marzo de 1481 le encargaron la Adoración de los Magos, que no acabó, por partir hacia Milán, quedando la tabla incompleta en casa de su amigo Amerigo Benci, el padre de Ginevra, en el año 1482.

Invenciones de Da Vinci

La profunda imaginación de Leonardo lo llevó a diseñar un gran número de máquinas ingeniosas, desde bélicas hasta instrumentos científicos y máquinas voladoras.

A pesar de que únicamente los inventos militares fueron los que llevaron a sus patrocinadores a brindarle apoyo económico, él se las ingenió para desarrollar paralelamente principios básicos de ingeniería general.

Toda su obra fue agrupada -por el mismo Leonardo- en los tres elementos: aire, tierra y agua.
Entre sus inventos de aire encontramos, entre otros, la hélice aérea, precursora del helicóptero, la máquina voladora vertical, o el paracaídas, casi del mismo diseño que los actuales.

Su obra de tierra se divide entre lo militar, en especial con la capacidad de multiplicar el poder de fuego: ametralladora, tanque militar o cureña de cañón y los diseños generales como los de un carro automotor, una grúa o una bicicleta, entre otros.
El agua ejerció en Da Vinci un especial atractivo. Su imaginación dio origen al doble casco de las embarcaciones, el puente giratorio o múltiples aparatos basados en el "tornillo de Arquímedes", un mecanismo por el cual se podía movilizar el agua en contra de la fuerza de gravedad.
Entre sus invenciones se encontraban:

Aire:
• Hélice:
Leonardo estaba fascinado por la forma helicoidal, muy común en la naturaleza, e involucrada en el principio de la hélice. Aplicando una variante del principio de Arquímedes, su hélice aérea -un modelo a escala- antecede al helicóptero y a las hélices de nuestros días. Cuatro hombres apoyando los pies sobre la plataforma central debían hacer fuerza sobre las barras sujetas al palo vertical.

De esta manera habrían hecho girar sobre sí mismo al inmenso y livianísimo "tornillo" de diez metros de diámetro, que se elevaría luego "enroscándose" en el aire. Esta máquina, lógicamente, no habría podido volar jamás, pero ofrece un concepto científicamente exacto.
En el mismo principio se basan los modernos helicópteros, en los que la gran hélice horizontal obra exactamente como este tornillo, con la ventaja de actuar a una gran velocidad.

• Maquinas Voladoras
Cautivado por la posibilidad de volar, Da Vinci diseñó varios dispositivos para ese fin que, aunque sin aplicación práctica inmediata, establecieron algunos principios de la aerodinámica.
Entre las que ideó y esbozó se encontraba un ornitóptero, máquina diseñada para volar batiendo las alas, simulando los movimientos de un ave en vuelo.
Los ornitópteros han despertado el interés de los entusiastas por la aviación desde hace cientos de años, en el transcurso de los cuales se han desarrollado distintos diseños.
Entre las que ideó y esbozó se encontraba un ornitóptero, máquina diseñada para volar batiendo las alas, simulando los movimientos de un ave en vuelo.


• Paracaídas
Para Leonardo, el hombre podría dominar el vuelo. Pero también debería estar preparado para atenuar una caída. Concibió la idea del paracaídas, e indicó claramente sus dimensiones.
Dejó escrito: "si un hombre dispone de un dosel de paño que tenga 12 brazos de cara por 12 de alto, podrá arrojarse de cualquier altura, sin hacerse daño."

Es por ello que experimentó una serie de modelos con ese objetivo. Finalmente inventó este paracaídas, con un diseño similar a los actuales. Fue probado con éxito desde una torre construida especialmente para ello




• Planeador
Leonardo fue quien afrontó por primera vez el problema del vuelo e inventó una especie de aeroplano sin motor que sería capaz de volar sostenido por las corrientes de aire.
Para ello se basó en un intensivo estudio sobre las alas de los murciélagos.
Su máquina de volar funcionaba como un planeador, por lo que era incapaz de mantenerse mucho tiempo en el aire

Tierra:

• Automóvil:
Usando varios bocetos que dejó en uno de sus códices, se ha podido construir un automóvil ideado hace más de cinco siglos por Leonardo da Vinci y capaz de recorrer varios metros.
Está formado por un carro de madera con varios muelles ballesta para regular el movimiento, al tiempo que la propulsión proviene de dos muelles de espiral colocados en la parte baja del prototipo y que le permiten recorrer varios metros de forma autónoma. La máquina está dotada de un rudimentario diferencial, que permite controlar la dirección.

• Engranajes:
Resultan casi obsesivos los estudios de engranajes en las anotaciones de Leonardo. Este estudio fue un paso importante en muchos de sus inventos. Además, ha mantenido importancia a través de los años, teniendo muchas aplicaciones en la tecnología moderna.

• Gato:
Como el levantar grandes pesos constituye uno de los problemas más comunes de ingeniería y mecánica, Leonardo Da Vinci dedicó mucho tiempo al diseño de dispositivos en los que aplicó los principios de la polea.
El mismo diseño se utiliza hoy en día en los gatos para elevar automotores.
Incluso en los planos se observa que el diseño de esta herramienta casi no ha sufrido variaciones, no obstante el tiempo transcurrido.

• Grúa:
Grúa giratoria inventada por Leonardo. Montada sobre una plataforma de rodillos, está provista de una caja de contrapeso y de un cabestrante dotado de un freno dentado. Las grúas modernas son parecidas.

• Prensa:
Fue inventada 50 años después que la de Gutemberg y para hacerla funcionar sólo se necesita la presencia de un hombre.La versión mejorada de Leonardo funciona colocando los tipos en la platina móvil que se desliza hacia abajo junto con el papel, con una presión suficiente como para imprimir.

• Ametralladora:
Leonardo estudió cómo aumentar la intensidad del fuego de las armas ligeras; previó el empleo de numerosas bocas de fuego montadas sobre una única cureña y de pequeños proyectiles o explosivos que, cargados en un solo cañón, se esparcirán después del disparo.
Construida con diez cilindros que pueden dispararse uno a uno o simultáneamente según la necesidad. El diseño se usó hasta bien avanzado el siglo XVIII.

• Cañones:
Esta máquina bélica ideada por Leonardo es un cañón de bocas múltiples, dotado de 33 tubos colocados sobre las tres caras de un prisma triangular giratorio, y con capacidad para disparar tres cargas de once tiros consecutivos. Disparada una serie, mientras se disparaba la segunda y se enfriaba la tercera, se podía recargar la primera y así sucesivamente, multiplicando dramáticamente el poder de fuego.

Cañones de Vapor:

Con esta idea Leonardo se introduce entre los precursores del empleo de la fuerza de expansión del vapor de agua. La carga de los cañones por la parte posterior (retrocarga) fue otro de sus geniales inventos, que tuvieron una aplicación práctica sólo unos siglos después. Obsérvese en la ilustración, el ingenioso dispositivo para la abertura del obturador en forma de tornillo cónico.
Otros inventos de Leonardo en el campo de las armas de fuego fueron los proyectiles de punta ojival y el dispositivo para el encendido automático de la mecha en los arcabuces y en las pistolas; este invento fue aplicado enseguida.




• Tanque:
"Carro de asalto" proyectado por Leonardo hace cuatrocientos años. Estaría provista de un revestimiento cónico, a fin de que los proyectiles resbalasen por encima.
Anticipo del tanque moderno. Este carro (que según su creador "reemplazaría a los elefantes en las batallas" se movía con la fuerza de hombres que, en el interior del mismo, daban vuelta a manivelas relacionadas con las ruedas mediante engranajes.

Agua

• Barco:
Barco con propulsión de paletas proyectado por Leonardo. Este barco está dotado con un mecanismo de ruedas con paletas, de unos 90 cm. de largo. Este mecanismo, al ser accionado con las manos, pondría en movimiento las paletas y lo haría navegar a velocidad considerable.

Según sus cálculos, haciendo realizar a la rueda dentada (movida mediante una manivela) cincuenta vueltas por minuto la embarcación avanzaría a la velocidad de 50 millas por hora. Tal tipo de propulsión encontraría aplicación sólo tres siglos después con la navegación a vapor.

• Draga:
También figura entre sus proyectos el de una draga lagunera. Una draga excavadora que se podía usar para la limpieza del fondo de los canales. Los cubos, o palas excavadoras, actuaban uno tras otro.
Estos estaban dispuestas de tal forma que permitían descargar automáticamente en un depósito especial, los flotadores de almacenaje, el material recogido. Este principio es idéntico al de las dragas modernas.

• Sistema de Irrigación:
Leonardo fue el primero en llevar a la práctica el Principio de Arquímedes, base teórica del "tornillo sin fin". Haciendo girar esta pieza, el agua podía ser trasladada a un nivel más alto, mediante una serie de giros helicoidales. Es el mismo mecanismo que se usa en los actuales sistemas de irrigación.


• Traje de Buzo:
Traje de buzo y aleta para aplicar a las manos para la natación submarina. El conjunto no es muy distinto de los que utilizan en la actualidad los hombres-rana
Las aletas son parecidas a las actuales "pata de rana", sólo que se usan en los pies en lugar de las manos.
Leonardo proyectó asimismo una escafandra y un sumergible de doble casco.



Leonardo falleció el 2 de mayo de 1519, en la mansión o castillo de Clos Lucé (Francia). Francisco I se había convertido en un amigo muy cercano. Vasari recoge que el rey sostuvo la cabeza de Leonardo en sus brazos al tiempo que moría, aunque esta historia, amada por los franceses y representada por Ingres en una pintura romántica, parece más una leyenda que realidad. Vasari también dice que en sus últimos días, Leonardo pidió que un sacerdote recibiera su confesión y le diera la extremaunción.

De acuerdo a sus deseos, 60 mendigos siguieron su ataúd. Fue enterrado en la capilla de Saint-Hubert en el Castillo de Amboise. Cincuenta años más tarde, violada su tumba, sus despojos se dispersaron en los desórdenes de las luchas religiosas entre católicos y hugonotes.

El 23 de abril Leonardo había redactado su testamento ante el notario Guillermo Boreau. Melzi fue su principal heredero y albacea, pero Salai no fue olvidado: recibió la Gioconda y la mitad del viñedo de Leonardo, correspondiéndole la otra mitad al sirviente De Vilanis. A su criada Maturina diez paños y dos ducados; a sus medio hermanos, 400 escudos depositados en Florencia y un poder en Fiesole.


Vida y Obra de Leonardo Da Vinci


Fuente:

http://www.practiciencia.com.ar/personas/varios/davinci/aportes/invydis/inventos/index.html

http://www.leonardo3.net/leonardo/machines.php

Yannicko's
inventos

biografia

leonardo