Ventajas monitores TFT - LCD

Monitores LCD

Ventajas monitores TFT - LCD

Introducción

A algunos les puede parecer una tarea sencilla, a otros simplemente ni les preocupa la elección y van directamente a la mejor oferta, pero la tarea de elegir el monitor TFT adecuado para cada persona y/o uso particular es algo que hay que tomarse con calma si no queremos arrepentirnos y tener que comprar otro monitor en menos de 1 año, o incluso menos.
No nos tenemos que dejar impresionar por unas características que parecen impresionantes, por un diseño precioso,... es decir NO tan sólo por una de estas cosas, ya que si tenemos paciencia encontraremos un monitor que se ajuste a nuestro gusto en cuanto al diseño y además posea las características ideales para el uso que le vamos a dar (diseño gráfico, jugar, office,...).
En este artículo intentaremos ayudaros a saber qué significan los parámetros que nos dan de un monitor y tengáis las bases para hacer una elección correcta, o como mínimo menos incorrecta .


Ventajas del LCD

La primera cosa que hay que aclarar es que a día de hoy el mejor LCD del mercado está muy lejos ofrecer la calidad, precisión y contraste de color que un buen CRT de toda la vida, eso siempre visto desde el punto de vista de un profesional del color (diseñador gráfico), ya que el maximo nivel de contraste que ofrece un LCD es de 800:1 mientras un CRT ofrece valores de hasta 10000:1, o incluso superiores. Para la mayoría de usuarios medios y sobretodo de oficina un TFT ofrece las mismas prestaciones con un menor consumo, menos vibración de imagen y con un considerable ahorro de espacio.
Hagamos una lista con las ventajas de un LCD frente a un CRT:


Nivel-de-brillo

El nivel de brillo de un monitor CRT normal es de 100nits (cd/m2), en algunas especificaciones de TFT's se detalla como "Luminancia" o "Candelas", mientras en un TFT acostumbra a ofrecer entre 200 y 400 cd/m2. Como un LCD funciona como un obturador, puede aumentar el brillo aumentando la potencia de las lámparas. Si queremos aumentar el brillo en un CRT, lo que hace el monitor es añadir corriente al haz de luz, de modo que éste aumenta de tamaño, afectando a la resolución final e incluso puede provocar desenfoque.


Sin-Parpadeo

En un monitor LCD no existe parpadeo de imagen, ya que ésta no se refresca constantemente como en un CRT, un LCD posee una constante fuente de luz sobre toda la pantalla. Una vez se enciende un pixel éste se mantiene en ese estado hasta que se apaga. Para evitar este efecto en un CRT, éste debe configurarse a una velocidad de refresco de 75Hz o superior y algunos modelos no soportan esta velocidad a todas las resoluciones.



Enfoque

En un CRT el haz de electrones es circular cuando apunta hacia delante, pero se distorsiona cuando apunta hacia arriba, abajo, izquierda o derecha mientras hace el barrido de imagen, lo que puede causar problemas de claridad de imagen o de enfoque en las esquinas de la pantalla. Esto no ocurre en un TFT ya que cada píxel es independiente de su "vecino" y tan sólo de abren para dejar pasar la luz posterior.



Geometría Perfecta


Los monitores LCD muestran imagenes geométricamente perfectas, lo cual es muy importante para usuarios avanzados como diseñadores gráficos.


Longevidad

El único elemento que "envejece" en un LCD es la luz trasera (backlight), compuesta por uno o más tubos fluorescentes pequeños. La vida útil típica de esta luz es de 50.000 horas hasta llegar a la mitad de brillo que el producido cuando es nuevo, medida estándar de la industria para la vida del producto.
Un CRT envejece de 2 formas: se forman capas de óxido en el cátodo del emisor de electrones provocando la disminución de la corriente del haz de luz, y por otro lado el fósforo pierde eficiencia con los años. La vida útil típica de un CRT está entre 10.000 y 20.000 horas hasta llegar a la mitad de brillo que el producido cuando es nuevo.


Consumo

Un monitor LCD necesita para funcionar 1/3 de la energía que requiere un CRT con la misma área de visión. Además, el calor generado por un LCD es considerablemente inferior al que genera un CRT, con lo que también ahorramos en aire acondicionado para refrigerar el ambiente.
Sin-radiación
Las radiaciones eléctricas y/o magnéticas de los monitores CRT simplemente no existen en los LCD, ya que no interviene ningún elemento electromagnético. Tampoco muestra reflejos de luz por lo que cansa menos a la vista (a excepción de modelos con cristal protector).

pantalla



Ergonomía


El tamaño y peso de un LCD hace que sea posible su instalación en lugares donde es imposible tener un CRT, incluso se pueden colgar en la pared con el uso de un accesorio destinado a ello. Algunos modelos incluso permiten girar la pantalla 90º poniéndola en vertical para facilitar el visionado de hojas de cálculo, documentos largos o páginas web en una sola página.
La verdad sobre el tiempo de respuesta
Cuando miramos las especificaciones de un monitor o un empleado de un supermercado informático nos muestra un nuevo TFT "super-rápido", casi siempre se destaca el tiempo de respuesta de éste. Es uno de los puntos más complejos de la elección del monitor, ya que dependiendo de la tecnología del panel las cosas son muy distintas a la teoría.
En principio uno piensa que cuando más rápido mejor, porque un amigo me ha dicho que "con 12ms se puede jugar sin el molesto efecto "ghosting" o "motion blur" (se le llama así al "rastro" que deja un objeto en movimiento sobre un fondo en una escena de un juego o video) perfectamente, en cambio con este otro de 20ms es imposible". Esta frase simplemente puede ser cierta, o no, dependiendo de la tecnología de los 2 paneles.
Empezemos explicando qué es el tiempo de respuesta y la correcta forma de medirlo. El Tiempo de Respuesta de un panel LCD según el estándar ISO 13406-2 es: el tiempo total empleado en encender un pixel y volverlo a apagar ( del máximo negro al máximo blanco). Aunque no se mide todo el tiempo, concretamente desde el 10% de encendido y el 90%, más el proceso contrario (del 90% al 10%), como muestra el siguiente diagrama.


El principal problema es que algunos fabricantes usan sus propios métodos, o incluso peor, dicen tan sólo el tiempo de encendido obviando el de apagado, o dicen el tiempo entre otros colores a los cuales es más sencillo llegar rápidamente. Al mirar monitores siempre debemos pedir la ficha técnica completa, donde normalmente se especifican los tiempos de encendido y apagado separados y en qué condiciones se han medido.
De todos modos el tiempo de respuesta teórico no es suficiente para saber la velocidad real, ya que depende del tipo de panel usado. No es lo mismo un panel TN+Film que un PVA aunque su tiempo de respuesta sea igual. Otra cosa importante es saber que este tiempo depende del contraste, y a veces, del nivel de brillo al que esté ajustado el monitor. Una pista: cuanto más reducimos el contraste más aumentamos el tiempo de respuesta, por este motivo la mayoría de TFT's vienen ajustados de serie a niveles de contraste y brillo muy altos.
Como hemos visto el tiempo de respuesta es la suma de 2 tiempos, el de 10% a 90% (subida) y el del 90% a 10% (bajada). Por este motivo si el fabricante especifica 2 valores por separado, para tener el tiempo real hay que sumarlos, ya que este a veces es un truco de marketing. Un monitor con 15/15ms (tipico de paneles MVA y PVA) y uno con 25/5ms (tipico de panales TN), aún teniendo el mismo tiempo de respuesta total (30ms) se comportarán de maneras diferentes.
Hay 3 tipos de paneles: S-IPS, TN-film, y PVA/MVA. Pensad que es como diferentes tipos de CPU's (como Pentium4, Athlon64 o VIA C3) y que cada una es mejor en algún campo y que tiene características diferentes.
Un panel S-IPS de 25ms es tan rápido como un TN-Film de 16ms en un amplio rango de negro a gris claro, en cambio entre negro y blanco "puros" sí que es más rápido un TN-Film. Por otro lado un panel PVA/MVA de 25ms de negro a blanco normalmente aumenta su tiempo a ¡80ms para cambiar de negro a gris oscuro!
No todo es velocidad, y es por eso que debemos pensar para qué aplicación queremos el monitor. Si queremos el mejor angulo de visión con mejor precisión de color, deberemos elegir un monitor con panel IPS, en cambio si deseamos excelentes contrastes y negros perfectos deberemos elegir un panel PVA/MVA a expensas de una baja velocidad. Los más rápidos en cambio son los TN+Film pero estos tan sólo son capaces de reproducir 18bits de color, con lo que la precisión de color no es suficiente para profesionales que trabajen con colores exactos, aunque para un jugador no es tan importante.


¿Vale la pena pagar por la salida DVI?

La respuesta es inmediata, SI, aunque la explicaremos un poco
Las tarjetas gráficas tienen la información gráfica almacenada en forma digital en su memoria. Los paneles LCD son de naturaleza digital y a través del cable DVI cada pixel que tiene almacenado en su memoria la tarjeta de video y que corresponde a un pixel concreto del monitor se transmite directamente al panel. Por el contrario un cable analógico debe realizar dos conversiones, la primera se realiza en la propia VGA donde transforma la información gráfica de su memoria a un formato analógico para transmitirlo por el cable (el componente encargado de esto es el RAMDAC). La segunda se realiza en el monitor LCD para convertir esta información analógica a digital.
De este modo se iluminará un pixel concreto del panel, según el nivel de voltaje de la señal analógica. Obvimente en las dos conversiones se pierde calidad y la señal que viaja por el cable es más susceptible a interferencias.
Por lo tanto en un conexión digital con DVI la imagen final es totalmente nítida, ya que no existe conversión, y tampoco distorsión ya que no es posible, a menos que la interferencia sea tan grave que la señal digital sea ilegible por el monitor.
En realidad no hay otra razón que no sea la existencia de millones de tarjetas gráficas con conector exclusivo D-Sub15 en el mercado, para incluír la circuitería necesaria para convertir la señal analógica a digital que recibe el monitor desde la tarjeta gráfica.
Cualquier tarjeta de video actual mínimamente decente posee ya conector Digital DVI, incluso varias de gama muy alta trae ya de fábrica doble salida DVI en vez de una analógica y otra digital. Os mostramos a continuación una foto de los conectores D-Sub15 (analógico) y DVI (digital) de una VGA y de un monitor, además de ambos cables.

La diferencia de precio entre un modelo sin entrada digital y el mismo con DVI no es demasiada, y en cambio la diferencia de calidad lo vale.

Hay dos mitos respecto a la conexión DVI. El primero es que la señal analógica permite mejor color. Esto es falso y no se sabe con exactitud de donde sale el rumor. A excepción de modelos de 2000€, los LCD trabajan con 24bits de color (excepto los TN+Film que lo hacen a 18bits), esto significa que el monitor sólo puede contemplar valores enteros del 0 al 255 para información del color rojo, azul y verde, tarea para la cual la interfaz DVI es perfectamente suficiente. Con la salida VGA, es un conversor analógico/digital el que mide el voltaje de la señal para determinar qué valor entero es más cercano a la señal tomada.
El segundo mito es que la señal analógica es tan nítida como la DVI en los monitores actuales gracias a mejorados conversores analógico/digitales. Esta es una afirmación incorrecta, aunque para muchos la diferencia sea inapreciable de un vistazo rápido. Es mejor invertir en un monitor un poco mejor con DVI que no tener que cambiarlo en 2 años por falta de nitidez.
Realmente han mejorado las salidas VGA pero no ha sido gracias a mejores conversores, sino a mejorados algoritmos de filtrado post-conversión, que se encuentran como opción del menú de los monitores. Aunque realmente mejoran las letras, introducen artefactos en el fondo de la imagen y aumentan el contraste real, distorsionando la imagen final, lo cual no ocurre con la conexión DVI.


¿Contraste o precisión del color?


Cuando nos comentan la calidad de imagen de un monitor TFT, siempre nos dicen el brillo y el contraste máximo soportado. En realidad el elemento más importante no es ninguno de estos dos parámetros, sino el de precisión del color. El ratio de contraste se mide comparando la intensidad del blanco más brillante con el negro más oscuro, y no dice nada del resto de colores, éste es el problema y el motivo por el cual no debemos dejarnos impresionar por altos contrastes anunciados en las especificaciones de un monitor.
Lo importante es el micro-contraste entre los tonos brillantes y oscuros de todos los colores, de esta forma no podremos encontrarnos una imagen con grandes contrastes entre blancos y negros y en cambio una zona de un árbol con verdes, amarillos, ... aparezca poco contrastado y con colores sosos. El problema es que ésto sólo se puede ver usando el monitor, no leyendo las especificaciones técnicas. Deberíamos buscar el monitor que nos interese en una tienda y hacer que el vendedor nos ponga distintos fondos y/o fotografías con colores y objetos variados para observar la calidad/contraste de todos los colores.
Hay una manera de medir y evaluar la precisión del color llamada Colorimetría. Esto se hace con la ayuda de un colorímetro, aunque no es plan de ir por las tiendas con uno y no vale la pena comprarlo sólo para este fin, a no ser que seas un profesional y quieras asegurarte de comprar el mejor monitor del mercado. Un colorímetro es una especie de camara digital de muy baja resolución que es capaz de medir la cantidad de color mostrado por pantalla.
Para una correcta precisión del color es básico introducir otro concepto, la temperatura del color. No existe un color que defina el blanco, la luz blanca contiene una mezcla de todos los demás colores y nuestro cerebro interpreta un gran abanico de colores como blanco. Es por esto que la luz de un florescente viejo y la de una bombilla alógena nos parecen ambas blancas. La temperatura del color es una forma de describir diferentes tipos de blanco, y la mejor forma de describirlo es describir el color usando un iluminante CIE. El iluminante estándar para Internet, juegos, HDTV, video y cine es el D65, y todos los monitores, TV's, etc... deberían venir calibrados con este iluminante, pero esto ocurre raramente, es decir muy pocos fabricantes lo hacen.
Muchos fabricantes utilizan una temperatura más fria para el blanco, lo cual hará que todos los colores difieran de los que han elejigo los programadores del juego que estemos ejecutando o de la película que estemos viendo. El motivo para hacer esto es que los monitores azulados parecen más brillantes, y los fabricantes piensan que si un posible comprador ve un monitor brillante acostumbra a pensar que es mejor.
La temperatura del color más cercana al D65 (6504K) es la de 6500K, así que os recomendamos ajustar el monitor a esta temperatura de color y luego jugar con el contraste y brillo para configurarlo a vuestro gusto.
Pulgadas y resoluciones
Un monitor está compuesto de puntos de color, o píxels, individuales. La resolución es el número de pixels que componen la pantalla, y se especifica mediante el número de pixels en el eje horizontal y en el vertical, por ejemplo 1024x768. Cuanta más resolución tenemos, obtenemos gráficos y letras mejor definidos, además de caber más información en pantalla al mismo tiempo.
Los monitores LCD poseen una resolución óptima, también llamada nativa, porque utilizan una matriz de "celdas" fija, y a dicha resolución es para la que está pensado el monitor. Es por esto que es muy importante saber a qué resolución queremos poner nuestro escritorio y/o juegos, ya que si usamos una resolución inferior a la nativa el monitor emula dicha resolución interpolando los valores, por que la calidad de imagen es muy inferior (difuminada y poco definida).
Hagamos un pequeño resumen de tamaños de monitores y sus resoluciones nativas. Hablamos siempre de monitores con relación de aspecto 4:3 (estándar):

• 15" -> 1024x768
• 17" y 19" -> 1280x1024
• 20" y 21" -> 1600x1200

Existe bastante confusión en cuanto a las resoluciones y los tamaños de los LCD's ya que mucha gente piensa que tiene más definición un 19" que un 17", lo cual es totalmente falso, hasta no llegar a las 20" no da el salto a 1600x1200. La diferencia es que con un 17" se ve todo muy pequeño y definido y en un 19" se ve la misma cantidad de información gráfica por pantalla pero más grande, lo cual es muy importante para la gente que tenga problemas de vista, o simplemente le gusten las cosas a tamaño grande.

De modo que si para alguien la resolución de 1280x1024 es muy pequeña, que vaya directamente a un 19", nunca a un 20" ya que aun teniendo mayor espacio de visión, la resolución aumenta mucho (1600x1200) comparado con la pulgada que gana, con lo que verá las letras todavía más pequeñas (siempre que lo ajuste a la resolución nativa correcta, que es lo recomendado).
Mención aparte para los que utilizan el PC para jugar, ya que si lo hacemos a 1024x768 o menos, no recomendamos un monitor superior a 15", ya que la calidad de imagen decrece mucho, en algunos paneles más que en otros, al reducir la resolución del LCD respecto la nativa. Esto también depende de la tarjeta gráfica ya que si no es capaz de mover los juegos suaves a más de 1280x1024, deberemos elegir un 17" o 19". En cambio si poseemos una X850 o 6800 ULTRA y jugamos habitualmente a 1600x1200, hay que ir directamente a un 20" ya que de lo contrario no podremos elegir dicha resolución (se puede menor pero no superior a la nativa). Por otro lado tampoco es recomendable comprar una tarjeta de este tipo, por su elevado coste, si tenemos tan sólo un monitor de 15", ya que estamos desaprovechando su potencia haciéndola funcionar a bajas resoluciones.


Resumen final

Si al llegar a este punto tenéis más lio que aclaraciones, haremos un pequeño resumen y recomendaciones simples para ayudarte a buscar el monitor ideal para ti.
Primero elegir el tamaño dependiendo de la resolución a la que lo vamos a utilizar. Después elegir el tipo de panel: S-IPS para profesionales gráficos y fotografías perfectas con un buen ángulo de visión (incluso para jugar dependiendo del tiempo de respuesta del modelo), PVA/MVA para imagenes perfectamente contrastadas y negro impecable (el peor para jugar), y TN+Film en caso de querer un monitor todoterreno que es muy rápido para jugar, pero poco preciso con los colores y contrastes no excelentes. Finalmente dentro de los modelos que cumplen el tamaño y panel que queremos, buscar el que tenga menor tiempo de respuesta, ya que evitaremos el efecto ghosting (rastro) al visionar videos o cualquier tipo de imagen en movimiento rápido, y después ya podemos dedicarnos al diseño, que debe quedar como último parámetro para elegir un


Una vez creemos tener elegido el modelo es altamente recomendable buscar una tienda donde esté expuesto y pedir que nos pongan la resolución correcta y varias imágenes para comprobar que para nuestro uso realmente nos satisface. También es altamente recomendable que poseea salida DVI y tengamos una tarjeta gráfica en nuestro PC con dicha salida, las hay muy económicas hoy en día.


monitores

monitor

8 comentarios - Ventajas monitores TFT - LCD

@eleternauta7
y el magnetismo de los parlantes , para el lcd? no se magnetizan no o si?
@GuStereo
A favoritos, despues lo leo
@marcapo34
+7 que me quedan



saludos!