FF.AA. argentinas condenadas a desaparecer en el mediano plazo

Los rumores sobre la re estructuración de las FFAA van tomando fuerza. El hecho de que la Ministra Garré esté al frente del proyecto, es, cuanto menos, PREOCUPANTE. Nos preguntamos burdamente: "¿ Y ahora quién podrá defendernos?"....."YO, el Chapulín colorado..."

VISTO la Ley de Reestructuración de las FUERZAS ARMADAS N° 24.948, los Decretos Nros. 545, de fecha 6 de agosto de 2003, y 1336, de fecha 31 de diciembre de 2003, y
CONSIDERANDO:
Que la Ley N° 24.948, en su artículo 33, establece que dentro de un plazo no mayor a TRES (3) años se deberá completar la Reforma del Sistema, Educativo Militar; asimismo, los Decretos Nros. 545/03 y 1336/03 establecen atribuciones por las cuales el MINISTERIO DE DEFENSA es responsable primario de la formación y capacitación de las FUERZAS ARMADAS como parte de la responsabilidad que le incumbe a la sociedad civil.
Que, en consecuencia, definirá las políticas educativas y las estructuras de educación de las FUERZAS ARMADAS, que a lo largo de gran parte del siglo XX se fueron separando del sistema educativo nacional.
Que es fundamental impulsar, para lograr todos estos fines, una profunda reforma de los procesos educativos que forman y capacitan a los jefes y suboficiales de nuestras FUERZAS ARMADAS, en coherencia con los principios republicanos que obligan a nuestros ciudadanos a armarse en defensa de la Patria, retomando el sentido profundo del servicio público que encierra la función militar.
Que al mismo tiempo que pretendemos profesionalizar adecuadamente a los encargados de la Defensa de la Nación, también buscamos fortalecer el indispensable sentido de ciudadanía que encierra la condición militar.
Que la educación para la defensa y la formación del ciudadano militar constituyen dos conceptos que formarán parte del nuevo sistema de educación, entendiendo así que el currículum de la educación militar moderna exige variadas disciplinas tales como ciencias básicas, sociología, derecho, relaciones internacionales, derechos humanos, ciencias políticas, informática, gestión pública, entre otras; constituyendo, la interdisciplina, una exigencia de todas las profesiones y de todas las funciones directivas.
Que las FUERZAS ARMADAS como parte integrante del proceso de Reforma del Estado deberán ser funcionales a la democracia y, por ende, es conveniente visualizar el tipo de formación que requieren sus miembros para poder integrarse e interactuar tanto con el gobierno como con la sociedad civil; siempre en el marco de una política de Defensa tanto local como regional y en consonancia con los procesos de integración del Cono Sur.
Que histórica y tradicionalmente, los militares han tenido como preocupación fundamental la preparación para la guerra, alrededor de lo cual se diseñaron los programas de formación y surgieron las doctrinas que sostienen la estrategia militar y su aplicación táctica. Pero, además, el Estado Democrático espera que los militares aporten al proceso de reforma, cambio y proyección del Estado Democrático Moderno, siendo para ello menester identificar las áreas donde se concentra la necesidad de conocimiento, formación y profesionalización de las FUERZAS ARMADAS para luego establecer la fórmula política mediante la cual, también, es esperable que los militares puedan desarrollar una función de asesoría a los gobiernos democráticos civiles.
Que uno de los objetivos de la propuesta se encamina a la creación de una verdadera conciencia nacional y a lograr incrementar la sensibilidad de la ciudadanía sobre la necesidad de participar activamente en la definición de una política de Estado en materia de defensa nacional, formación y capacitación de las FUERZAS ARMADAS que, sobre sólidas bases de intercambio y participación con la sociedad civil, permita encarar los cambios necesarios en la nueva etapa institucional de nuestro país.
Que por todo lo expuesto precedentemente es fundamental promover la mayor participación de la sociedad civil, del Poder Legislativo y de los partidos políticos en la construcción de nuevas políticas de defensa y nuevos modelos de capacitación, formación y organización militar.
Que, seguramente, para construir este nuevo modelo deberemos recurrir a aquellos que puedan aportar experiencia, recomendaciones y el aporte de otras visiones complementarias al proceso de reforma del sistema educativo de las FUERZAS ARMADAS.
Que en este sentido es conveniente convocar a un Consejo Consultivo de Expertos y Especialistas, el que, con su aporte complementario de diferentes visiones y sugerencias innovadoras podrá, sin duda, sentar las bases del proceso educativo para las FUERZAS ARMADAS como política de Estado, dada la diversidad de contextos sociales, políticos y académicos de sus integrantes.
Que un Consejo Consultivo de Expertos y Especialistas para colaborar en la Reforma Educativa de las FUERZAS ARMADAS y en la formación y capacitación del recurso humano para la Defensa Nacional y Regional debe ser parte de un sistema institucional de consulta a la sociedad civil sobre la materia mencionada, con el objetivo de ofrecer una visión de la ciudadanía especializada sobre la realidad a la que se refiere. Esta realidad no es estática, sino que por el contrario cambia constantemente, pues está sujeta a múltiples factores endógenos y exógenos, y estos cambios deberán estar reflejados en el Consejo Consultivo y en las diferentes aproximaciones que éste ofrecerá al MINISTERIO DE DEFENSA.
Que la DIRECCION GENERAL DE ASUNTOS JURIDICOS del MINISTERIO DE DEFENSA ha tomado la intervención que le compete.
Que la suscripta es competente para el dictado de la presente medida en virtud del artículo 4° de la Ley de Ministerios ( t.o. 1992) y sus modificaciones.
Por ello,
LA MINISTRA DE DEFENSA RESUELVE:

Art. 1. — Créase el CONSEJO CONSULTIVO PARA LA REFORMA EDUCATIVA DE LAS FUERZAS ARMADAS en el ámbito de la UNIDAD MINISTRO del MINISTERIO DE DEFENSA. Dicho Consejo tendrá por misión aportar experiencia, recomendaciones y otras visiones complementarias al proceso de formación y capacitación de las FUERZAS ARMADAS y del recurso humano para la Defensa Nacional y Regional.

Art. 2. — Son objetivos del CONSEJO CONSULTIVO PARA LA REFORMA EDUCATIVA DE LAS FUERZAS ARMADAS: a) Recabar, analizar, procesar, compilar, publicar y difundir información relevante periódica y sistemática de diferentes fuentes nacionales e internacionales sobre las políticas públicas de formación y capacitación de las FUERZAS ARMADAS y recursos humanos para Defensa Nacional y Regional, con el fin de contribuir al conocimiento de los cambios evolutivos en la materia. b) Formular recomendaciones y propuestas tendientes a mejorar los indicadores y sistemas de información de los procesos de enseñanza-aprendizaje de los Sistemas Educativos de las FUERZAS ARMADAS, proponiendo políticas para mejorar los aspectos relativos a la organización curricular, metodologías del proceso enseñanza-aprendizaje, contenidos y bibliografías de las mismas. c) Promover el desarrollo de actividades de investigación, estudios y propuestas de legislación y de políticas públicas tendientes a mejorar la formación y capacitación de recursos humanos para la Defensa Nacional y Regional. d) Recibir información y evaluar los resultados de la aplicación de políticas educativas referidas a la formación y capacitación de las FUERZAS ARMADAS y de recursos humanos para la Defensa Nacional y Regional. e) Generar un conocimiento integrado de experiencias que le permitan participar y promover actividades de seminarios y foros de debate y/o cursos de capacitación en las temáticas de su competencia, fomentando el intercambio de experiencias. f) Generar y coordinar una red de organizaciones y personas expertas que hayan y estén trabajando en las temáticas referidas a la Defensa Nacional y Regional.
Art. 3. — El CONSEJO CONSULTIVO PARA LA REFORMA EDUCATIVA DE LAS FUERZAS ARMADAS estará presidido por el Ministro de Defensa e integrado por los siguientes miembros: a) CUATRO (4) integrantes en representación de las Universidades Nacionales públicas o privadas; b) TRES (3) integrantes en representación de la sociedad civil a través de las organizaciones no gubernamentales especializadas en la temática en cuestión; c) UN (1) integrante en representación de la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS; d) UN (1) integrante en representación de la SECRETARIA DE ASUNTOS MILITARES del MINISTERIO DE DEFENSA, y UN (1) integrante en representación de la COORDINACION DE DERECHOS HUMANOS de dicha jurisdicción; e) UN (1) integrante en representación del MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES, COMERCIO INTERNACIONAL Y CULTO; f) UN (1) integrante en representación del MINISTERIO DE EDUCACION, CIENCIA Y TECNOLOGIA; g) UN (1) integrante en representación de la Comisión de Defensa del H. SENADO DE LA NACION; h) UN (1) integrante en representación de la Comisión de Defensa de la H. CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION; i) UN (1) integrante en representación de la SECRETARIA DE DERECHOS HUMANOS del MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS; j) UN (1) integrante en representación del área de Planeamiento del ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS; k) TRES (3) integrantes en representación de cada una de las FUERZAS ARMADAS; l) UN (1) integrante en representación de la ESCUELA DE DEFENSA NACIONAL; y m) TRES (3) invitados especiales que, a juicio del MINISTERIO DE DEFENSA, por sus virtudes ciudadanas, valores y reconocimiento público, así lo merezcan. Los mismos serán designados por cada representación con carácter ad honórem.

Art. 4. — El CONSEJO CONSULTIVO PARA LA REFORMA EDUCATIVA DE LAS FUERZAS ARMADAS emitirá
las sugerencias y propuestas necesarias y complementarias para la consecución de la misión y objetivos establecidos en la presente resolución. Asimismo, será el encargado de designar anualmente, de entre sus miembros, al Secretario de Actas; y, también anualmente, aprobará la agenda y el plan de actividades anual subsiguiente.

Art. 5. — El funcionamiento del CONSEJO CONSULTIVO PARA LA REFORMA EDUCATIVA DE LAS FUERZAS ARMADAS se regirá por los siguientes criterios: a) Se reunirá periódicamente de acuerdo a las necesidades con carácter ordinario y, con carácter extraordinario, las veces que sea convocado por la Presidencia del mismo. b) Podrá proponer la creación de las subcomisiones de trabajo que estime oportuno, y que se constituirán, previa aprobación por la Presidencia del mismo, en función de la temática relacionada con los objetivos del plan anual que se considere necesario analizar. A estas subcomisiones de trabajo podrán incorporarse expertos de reconocido prestigio, con el fin de elaborar los informes técnicos pertinentes. c) Los aspectos no previstos en la presente Resolución, se atenderán de acuerdo a lo dispuesto en las normas de procedimiento vigentes en el MINISTERIO DE DEFENSA. d) Los gastos que generen las actividades aprobadas por la Presidencia del Consejo Consultivo para la Reforma Educativa de las FUERZAS ARMADAS se atenderán de acuerdo a las disponibilidades presupuestarias anuales de la misma.

Art. 6. — Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCION NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese.
Dra. NILDA GARRE, Ministra de Defensa.

Se trabaja sobre la hipótesis de la República Argentina como reserva natural de la humanidad, no ya como república independiente, con sus instituciones funcionando normalmente conforme a un estado de derecho, sino a una entidad gubernamental integrada por un gobierno central y los gobiernos provinciales, subordinados a un poder hegemónico mundial.

El informe trata específicamente el tema de las FF.AA., porque se lo considera una de las patas del sistema, que es necesario aniquilar antes de llevar adelante este proyecto.

Punto 1: CAMBIO DE IDENTIDAD DE LAS FUERZAS ARMADAS

Se desarticulan y desactivan las FF.AA. nacionales como las conocemos en el presente, por una nueva organización todavía no precisamente identificada, en el plazo de dos a tres años, los estados mayores de las FF.AA. (coincidiría con la reelección del presidente Kirchner), estarán integrados en un solo organismo, conformado por representantes de Ejército, Marina y Fuerza Aérea, utilizando las instalaciones del edificio Libertador sede del Estado Mayor del Ejército.

Se maneja un efectivo total de las FF.AA. que no superaría los 30.000 hombres, con una misión principal (sic) de lucha contra el narcoterrorismo. Para su distribución se utilizarían asentamientos regionales por provincias, con no más de un regimiento por provincia.

También se reducirían los efectivos de gendarmería y prefectura con misión principal sobre los ríos Paraná y de la Plata y la frontera con Bolivia, Paraguay y Brasil.

Punto 2: LAS MILICIAS PROVINCIALES:

Con responsabilidad y control de los gobiernos provinciales para tareas de Defensa Regional. Estas milicias provinciales, conformarán las futuras Fuerzas Armadas dependientes del Ministerio de Defensa.

La Marina de Guerra dependería directamente del Ministerio de Defensa, conservando únicamente sus asentamientos tradicionales de Puerto Belgrano.

La Guarnición Aérea de Córdoba sería el único asentamiento de la Fuerza Aérea y dependería directamente del Ministerio de Defensa.

Tanto la Marina como la Fuerza Aérea tendrían un doble control del Gobierno de la provincia de Buenos Aires y de la provincia de Córdoba.

Punto 3: COLEGIO MILITAR DE LA NACIÓN:

Quedaría como la Guarnición militar más importante en la zona de la Capital Federal y del Gran Buenos Aires.

Se estudia una nueva categorización y reorganización de los escalafones militares. Su misión principal sería la formación de los oficiales del Ejército, hasta tanto las provincias organicen sus propias instituciones de reclutamiento. Formación ideológica dentro de un pensamiento democrático de izquierda.

Punto 4: DISOLUCIÓN DEL VICARIATO CASTRENSE

La Religión Católica no será más la religión oficial de las Fuerzas Armadas se prevé el ingreso de personal de distintas religiones.

Punto 5: OBRAS SOCIALES DE LAS FUERZAS ARMADAS:

Se disuelven y se organizan en hospitales nacionales dependientes de cada provincia.

Para el personal militar de la guarnición Buenos Aires seguirá funcionado el Hospital Militar Central dependiendo para su organización y funcionamiento del Ministerio de Salud y de Defensa, para el resto del país, los hospitales que determinen cada gobierno de provincia.

El personal retirado pasará a la órbita del Pami.

El Instituto de Ayuda Financiera se disuelve y asume sus funciones la ANSeS.

La Mutual Sociedad Militar Seguro de Vida se disuelve y su nuevo propietario sería un banco privado de primer nivel.

Punto 6: REGLAMENTOS RELACIONES PUBLICAS Y PROTOCOLOS.

Las nuevas fuerzas armadas tendrán una nueva doctrina, cuya confección quedará bajo la responsabilidad de los gobiernos provinciales y del Ministerio de Defensa. La instrumentación de los actos militares queda a cargo de los gobiernos provinciales y municipales.

Se buscará reducir y minimizar al máximo la presencia militar en el ámbito civil los días patrios.

CONCLUSIÓN:

Esto es una dura advertencia de los cambios que prepara el gobierno mundial utilizando al gobierno nacional como instrumento para llevarlos a cabo.

A partir de su conocimiento, la premisa principal es resistir. Demás está decir que la ministra Garré (cuñada del abatido terrorista ABAL MEDINA) es un agente del gobierno mundial junto con Kirchner y Verbitsky.

El blanco principal no son las Fuerzas Armadas, ellas sólo constituyen un objetivo secundario en este plan de transformación de la República Argentina en un pedazo de tierra productora de recursos, al servicio del gobierno mundial.



EL “PLAN PERFECTO” PARA DESARTICULAR LOS LICEOS MILITARES SIN OPOSICIÓN DIRECTA

ES INEVITABLE EL CIERRE DE LOS LICEOS MILITARES. LA DESARTICULACIÓN PREVISTA SERÍA EJECUTADA PAULATINAMENTE CON EL QUITE DE LOS ASPECTOS FUNDAMENTALES DE SU ENSEÑANZA CASTRENSE

LUEGO DEL ANÁLISIS EFECTUADO CON POSTERIORIDAD A LAS OPERACIONES DE PRENSA, EL GOBIERNO HABRÍA DECIDIDO CONVERTIR A LOS LICEOS MILITARES EN COLEGIOS DE EDUCACIÓN PRIMARIA Y SECUNDARIA DESLIGADOS DEL MINISTERIO DE DEFENSA, PERO SIN APRESURAMIENTO NI PREPOTENCIAS; SINO QUE POR EL CONTRARIO, CON LA SUSPICACIA DE LA PRUDENCIA Y LA ASTUCIA.

Las declaraciones de la ministro de Defensa, Nilda Garré, en relación a la necesidad de desmilitarizar la educación secundaria de los nueve liceos militares que existen en el país, y transferir la misma que dependía directamente del DIEBE (Dirección de Educación Básica de Ejército) al Ministerio de Educación correspondiente a cada provincia, no fue un anuncio congeniado minutos antes de su anuncio, sino que por el contrario, constituyó la ejecución del esquema de trabajo previsto dentro de la agenda del Ministerio Defensa anual, lo que hace pensar seriamente en que el proyecto no sería depuesto por la simple recomendación del gobernador de Mendoza y ex liceísta (Liceo Militar General Espejo), Julio César Cobos.

Como se conoce en el ámbito de inteligencia, las declaraciones que desde el Gobierno aseguran dar “marcha atrás” con la desmilitarización de los institutos castrenses, constituyen las denominadas “operaciones de prensa”. Siendo aún más precisos, la noticia del cierre de los establecimientos militares habría sido con el objeto de percibir la reacción de la gente y, desde allí, resolver de qué manera sería más conveniente la forma de plantear su cierre. A tales efectos, fuentes cercanas al Ministerio han informado en forma privada que el traspaso de los liceos militares a la esfera civil se habría definido realizar paulatinamente con el objeto de evitar producir un “shock” a sus egresados, cadetes y padres de actuales cadetes, debido al brote producido luego de la primera noticia reproducida por el diario La Nación.

Mediante el efecto de acostumbramiento, se nos ha comentado, se logra disminuir la capacidad de previsión de los resultados. Así, las características que hacen de los liceos militares establecimientos de formación secundaria y de oficiales de reserva del Ejército argentino, quedarían poco a poco desplazadas por “seguridad de los menores”.

Por ejemplo, al llegar a 4º año, los cadetes no sólo reciben para su uniforme el sable couteaux (símbolo del mando), sino que conjuntamente pronuncian juramento a la bandera y reciben el denominado Estado Militar. A tales efectos, los cadetes de 4 º y 5º año realizan determinados días, que por cuestiones de seguridad no referimos, guardia de prevención en las unidades donde revisten. En los últimos días se ha impartido una orden para que los cadetes NO REALICEN TAREAS DE SEGURIDAD INTERNA, como lo es el caso de las guardias de prevención. Es comentado que, con el pretexto de la edad de quienes eligen formarse en los liceos militares, se sacaría próximamente la instrucción de tiro y combate.

Es sumamente importante destacar que mientras para confundir a la opinión pública la ministro de Defensa subraya que los liceos militares son innecesarios, quienes forman parte, a su egreso, lo hacen constituyendo un eslabón fundamental en lo que hace a la estrategia de defensa nacional. Ello responde a que no egresan simplemente como bachilleres acorde a la ley federal de educación, sino que además lo hacen como subtenientes de reserva del Ejército Argentino; respondiendo a las exigencias de jefes de grupo frente a la conducción dentro de una sección de combate en un conflicto bélico.

Lo que sería en verdad más molesto para el plantel montonero del Gobierno, es la misión que tienen los liceos, entre otras, de contribuir a formar al ciudadano argentino de una forma competente para integrarse dinámicamente en el medio social, desde una concepción democrática y cristiana con profundo sentido nacional e identificado con los valores sustentados por las Fuerzas Armadas . Queda claro que el acercamiento de las FF.AA. con la sociedad es una tarea que a este gobierno, en particular, no le interesa.

* SON SUBTENIENTES DE RESERVA DEL EJÉRCITO ARGENTINO, entre otros tantos destacados , DR. ALFONSÍN; ANZORREGUI (ex jefe de la Side), GIL LAVEDRA (ex ministro de Justicia), Marcos Milinkovic (jugador de vóley); “el gordo” MASA (captor del ex presidente argentino ARAMBURU).

Fuente
http://www.periodismodeverdad.com.ar/noticia.asp?usr=100&id=750