¿A qué llamamos maltrato de la mujer?

Maltrato de la mujer

El maltrato de la mujer se define como cualquier tipo de comportamiento violento ejercido sobre una mujer por parte de
un hombre que mantiene (o ha mantenido) una relación íntima con ella. En el comportamiento mencionado se incluye el
maltrato físico, sexual y emocional, así como el control económico y/o el aislamiento de la víctima .

¿Cuáles son las características del maltrato de la mujer?


El maltrato de la mujer debe entenderse como una enfermedad crónica. Si bien hay casos aislados de mujeres que en
cuanto son víctimas de maltrato por parte de su pareja logran detenerlo, en la mayoría de los casos la violencia se mantiene en el tiempo y forma parte de la vida diaria en la pareja

maltrato

¿A qué llamamos Ciclo de la violencia?

Uno de los aspectos más importantes que debemos conocer es que la violencia desaparece y reaparece en diferentes momentos. Primero se “acumula mucho malestar” y se producen roces permanentes entre los miembros
de la pareja; después ocurre el “acto más violento”, en el que explota todo ese malestar y se produce la mayor
agresión, que puede ser física o verbal. Finalmente, se genera una situación llamada “luna de miel”, en la que
el agresor se arrepiente, pide disculpas y le promete que nunca más volverá a violentarla. Pasado cierto tiempo,
este ciclo vuelve a repetirse.



¿Qué es el Síndrome de la mujer maltratada?

Es cuando frente a los reiterados episodios de violencia y pensando de que la situación no se va a modificar, la mujer se
calla, por temor a que se produzca una agresión aún mayor, hacia ella o hacia sus seres queridos.

mujer

¿Cómo nos damos cuenta que una mujer presenta el síndrome de la mujer maltratada?
El síndrome de la mujer maltratada puede manifestarse con síntomas corporales o trastornos psicológicos. Los más frecuentes son:
a) Angustia, malhumor, depresión, sensación de impotencia, intentos de suicidio e insomnio;
b) Abuso de drogas y trastornos de la alimentación;
c) Molestias en el cuerpo como: dolor abdominal crónico, dolor de cabeza, cansancio, etc. que no mejoran con el tratamiento;
d) Problemas ginecológicos.
Es común que las mujeres maltratadas pidan turno con el médico y falten y, si tienen lesiones físicas provocadas por la
violencia, suelen demorar en buscar ayuda, o bien dar explicaciones vagas acerca de cómo se ocasionaron. Las embarazadas suelen acudir tardíamente al control prenatal. Las consultas en la guardia son frecuentes.
Habitualmente, el agresor evita que la víctima sea atendida por un mismo médico y la acompaña a la guardia para asegurarse de que no cuente nada. Estas pacientes están como “anestesiadas” (como si una parte de la persona no sintiera
lo que le está ocurriendo). Por ejemplo: una mujer consulta en repetidas oportunidades por cansancio general, dolores en
todo el cuerpo, etc. y, a partir del interrogatorio del médico, relata, sin signos de tristeza o sufrimiento, cómo su marido a
veces la pellizca o la empuja. Ella dice que así es él, que siempre la ha tratado de ese modo, pero que a ella no le molesta, “igual, después se le pasa”.
En muchos casos, el maltrato en la mujer sólo es detectado por el sistema de salud cuando la víctima se presenta a la
guardia (o, menos frecuentemente, al consultorio) con heridas graves etc..

la

¿Cúales son las características de los agresores?
» Son individuos con ideas cerradas, no suelen escuchar al resto de las personas. Perciben a su mujer como una
persona provocadora, y tienen una especie de lente de aumento para observar cada pequeño detalle de la conducta de ella. Por el contrario, les resulta extremadamente difícil observarse a sí mismos y suelen confundir el
miedo con la rabia, y la inseguridad con la bronca.
» Se justifican diciendo que las consecuencias de su violencia no son tan grandes, como sí lo son las causas que la
provocaron.
» No registran que se están abusando de la víctima, o no lo toman en serio. Niegan el abuso, responsabilizan a
otros. Se comportan de manera muy distinta en público que en privado (su comportamiento social suele ser amable y seductor); cuando se los interroga niegan o minimizan sus actos de violencia o sostienen que es la mujer
quien los provoca.
» Por lo general, los abusadores tienen dificultad para expresar sus sentimientos, no dan apoyo, atención o apreciaciones a los demás; no respetan los derechos ni opiniones.
» Faltan el respeto: interrumpen cuando se los interroga, cambian de tema, no escuchan o no responden, cambian
las palabras, humillan a la víctima frente a otros.
» Utilizan tácticas de presión sobre la mujer como el generar culpa, intimidar, amenazar, retener el dinero, manipular los hijos.
» Existe “abuso de la autoridad”, toman solos las grandes decisiones, dicen lo que hay que hacer.
» Suelen tener antecedentes de haber presenciado episodios de maltrato o violencia en su hogar en la infancia.
¿Cuáles son los sentimientos más comunes que se generan en la víctima?
Las víctimas del maltrato crónico suelen compartir un discurso similar en el que predomina la sensación de “drama” y de
“culpa por dicho drama”. Les parece que el maltrato es algo natural, que así debe ser la vida y que no hay otra forma.
» muchas víctimas tratan de encontrar un motivo por el cual son violentadas y utilizan frases como: «algo debo
haber hecho para que esto ocurra», «me lo merezco», «es mi destino», «yo lo elegí», etc.
» no se sienten merecedoras de afecto.
» viven en un permanente estado de sometimiento y son incapaces de reaccionar o de tener una respuesta favorable ante el ataque.
» Tienen mucha vergüenza y miedo.
» suelen minimizar la violencia con frases como «no es tan grave», «no es tan seguido», «solo me dio un cachetazo».
» La mayoría de estas mujeres creen, sin embargo, que su pareja “algún día va a cambiar”.

a

¿Como serían los aspectos legales del maltrato de la mujer?

El maltrato de la mujer debe entenderse, desde el punto de vista legal, como un delito.
Si bien como hemos visto, dentro del maltrato se incluye tanto la agresión física como la emocional, podríamos decir que,
en la práctica, desde el punto de vista legal debemos resignarnos, por el momento, sólo a dar cuenta del aspecto físico;
es decir, al uso de la violencia física del hombre sobre la mujer.
Consideraciones a tener en cuenta:
a) Existe una ley de violencia familiar que ampara a la mujer que es víctima del maltrato. (Ley Nacional Nº 24417 de
protección contra la violencia familiar)
b) Existen organismos gubernamentales y no gubernamentales que asesoran a las víctimas.
c) La denuncia por maltrato físico es personal; es decir, sólo la puede realizar la víctima.
d) Cuando los damnificados fuesen menores, incapaces, discapacitados o ancianas, los hechos deberán ser denunciados
por sus representantes legales y/o el ministerio público.

Maltrato de la mujer

¿Existen factores predisponentes para que se presente violencia doméstica?

El alcoholismo, el abuso de drogas, las dificultades económicas, la falta de diálogo, los cambios en el ciclo vital, el embarazo, las relaciones familiares conflictivas o rígidas, el antecedente de maltrato en la familia de origen y el aislamiento
del resto de la gente representan factores de riesgo para el maltrato.

¿Cómo podemos ayudar a que la mujer se de cuenta que es víctima de violencia
familiar?


Podemos hacer las siguientes preguntas y recomendaciones cuando sospechamos de violencia.

¿La persona que usted ama...

» la persigue a usted todo el tiempo?
» la acusa constantemente de serle infiel?
» se opone a sus relaciones con sus familia y sus amistades?
» le prohíbe trabajar o asistir a la escuela?
» la critica por pequeñas cosas?
» se enoja fácilmente después de beber o consumir drogas?
» controla todo el dinero y la obliga a darle un detalle minucioso de lo que gasta?
» la humilla delante de otras personas?
» la obliga a tener relaciones sexuales contra su propia voluntad?
» destruye sus cosas u objetos de valor sentimental?
» le pega, golpea, abofetea, patea o muerde a usted o a los niños?
» utiliza o amenaza con usar un arma contra usted?
» amenaza con hacerle daño a usted o a los niños?
Si la respuesta a las preguntas anteriores es “si”, deberá pedir “ayuda”.

Por lo tanto se podrán dar las siguientes recomendaciones a la víctima:

• No ignore el problema, hable con alguien. Parte del poder de quien maltrata es porque nadie lo sabe. A menudo las víctimas sienten vergüenza y no desean que nadie se entere de sus problemas íntimos familiares. Podría
entonces hablar con un vecino o un amigo, o llamar a la línea de auxilio Línea Te ayudo 24hs. 4393-
6464/6446/6447 o gratis 0-800-666-8537, para hablar con un consejero.
• Si una discusión parece inevitable, trate de que transcurra en un ambiente o área que tenga acceso a una salida, y no en el baño, cocina o en cualquier lugar que este cerca de armas.
• Practique cómo salir de su casa en forma segura. Identifique que puertas, ventanas, ascensores o escaleras serían mejores.
• Planifique por adelantado y sepa lo que va a hacer si es atacada nuevamente. Si decide irse planifique el lugar
a donde irá (aún cuando crea que no va a ser necesario).
• Utilice sus instintos y su juicio. Si la situación es muy peligrosa, considere darle al abusador/a lo que pide para calmarlo/a.
• Recuerde siempre: Usted no merece ser golpeada/o o amenazada/o.
• Aprenda a pensar independientemente.Trate de hacer planes para el futuro.
• Si es una adolescente en un noviazgo violento: que decida a qué amigo, maestro, pariente le puede contar.
• Si la lastiman ¿qué puede hacer?. No existe una solución fácil, pero hay cosas que usted puede hacer para protegerse: llame a la policía; váyase de la casa o procure que alguien venga y se quede con usted. Si cree que usted y sus hijos corren peligro, váyase inmediatamente. Consulte con su médico o vaya a la sala de emergencia
de un hospital. Comuníquese lo antes posible con un centro especializado en violencia familiar.

maltrato

¿A qué llamamos Tratamiento especializado del maltrato?

Para abordar estos casos, tan complejos, se han formado grupos de trabajo con distintos profesionales que funcionan como “especialistas” en el tema y que están integrados por asistentes sociales, abogados, representantes de las instituciones de orden legal, médicos y psicólogos. Cada grupo tiene modalidades diferentes de trabajo (entrevistas grupales, individuales, etc.) pero todos tienen el mismo objetivo: garantizar la protección de la víctima, asesorarla legalmente, brindarle apoyo psicológico y proveer la ayuda que necesite a la víctima.

Consideraciones generales acerca de la violencia

La mayoría de las víctimas no están preparadas para enfrentarse a sus parejas y cortar con la violencia, ya sea por miedo a las represalias con ella o con los hijos, por dependencia económica, por no tener un lugar adónde ir, por creencia de
que el maltrato va a terminarse solo, por creencia de que el maltrato es por su culpa, o simplemente, porque no se dan
cuenta de que están siendo maltratadas.
El tema de la violencia debe ser frenado;, de lo contrario, el agresor va a volver a atacar.

mujer


El maltrato de la mujer debe
entenderse como un delito. En
el caso del maltrato físico, la
ley es contundente: el agresor
es un delincuente y, por lo
tanto, debe ser juzgado
bajo el derecho penal.


“Ninguna violencia es
justificable, la violencia
debe ser frenada”


la

a




Maltrato de la mujer