Con la llegada del frío, las narices empiezan a taparse, las gargantas a doler, la fiebre a subir y parece inevitable escapar de la gripe. Sepa cómo controlar los síntomas de esta enfermedad y los beneficios de la vacunación.

¿Por qué es bueno vacunarse contra la gripe?

La gripe, conocida también como influenza, es una de las enfermedades respiratorias que más afecta a hombres y mujeres de cualquier edad.

Es causada por el virus influenza, que tiene la capacidad de mutar constantemente sus características, permitiendo así, que una misma persona sufra varias gripes a lo largo de su vida.

Este virus puede contraerse por contacto directo con una persona engripada a través de un estornudo, quien transmite la gripe a 167 km/h en una distancia de 5 metros en 1/10 de segundo, ó -si tiene las defensas bajas- simplemente por el aire.

Sus síntomas son: fiebre alta, dores musculares, postración (malestar, sensación de debilidad), tos, dolor de garganta, cefalea, y congestión de las mucosas nasales.

Buenafuente hablo con la doctora Alicia Santiago, Jefa de departamento del Hospital San Juan de Dios, quien afirmó: “La influenza dura 7 días con o sin medicación, el tratamiento es únicamente paliativo, mejora la sintomatología, pero la infección persiste.”

gripe

Por lo tanto, el uso de fármacos en el caso de contraer una gripe, sirve sólo para reducir los síntomas de esta enfermedad. “Hay diferentes medicamentos que se pueden tomar para aliviar la gripe: antitérmicos, antiestamínicos, analgésicos, y vitamina C, pero lo más recomendable es la cama”, aseguró la doctora.

Si bien la gripe es una infección que así como llega se va, existen algunos factores que aumentan la posibilidad de sufrir complicaciones durante el transcurso de la misma, como por ejemplo, ser mayor a 50 años (ya que el sistema inmunológico se debilita), tener algún tipo de problema pulmonar (como asma, enfisema, o tabaquismo), ó problemas cardiacos y renales (como la hipertensión y la diabetes).

Entre las complicaciones que pueden aparecer, la más frecuente y de mayor relevancia es la neumonía. Otras pueden ser, otitis media aguda, sinusitis, laringitis, complicaciones del sistema nervioso central y síndrome de Reye.

Pero existe una forma para dejar de preocuparse por la gripe y las complicaciones que ésta pueda traer, y esa es la vacunación.

Está confirmado que la vacuna contra la influenza es eficaz, segura, y adecuada para la utilización en nuestro medio. Su eficacia es de entre un 70 y un 90% en adultos sanos, y en el 95% de los casos es bien tolerada, causando (como efecto colateral común) un leve dolor en el sitio de la inyección (como sucede con cualquier otra vacuna).

La Dra. Santiago, explicó que “es importante vacunarse, ya que es preventivo. Lo que hace es inmunizar al cuerpo contra determinadas cepas”.

Todas las vacunas antigripales contienen 3 cepas de virus influenza (dos cepas del del tipo A y una del tipo B) que se determinan y actualizan anualmente de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

La vacuna antigripal está compuesta por virus inactivos (muertos) incapaces, por consiguiente, de replicarse en el organismo de la persona vacunada, o sea, no pueden causar gripe, y actúan como inmunizantes ante dicha enfermedad.

Es por esto que si se mantiene una rutina de vacunación cada un año, la gripe ya no será un tema del que preocuparse.

influenza

Fuente:http://www.buenafuente.com/informacion-general/salud-por-que-es-bueno-vacunarse-contra-la-gripe.html