Siete mitos de la informática desmitificados

Siete mitos de la informática desmitificados

Algunas leyendas, además de fama, hacen que los usuarios tengan algunas actitudes precipitadas. Descubre aquí lo que vale o no vale en el día a día con la computadora.



Últimamente, internet aparece como saca duda oficial de millones de personas. Por ser tan cómodo hacer búsquedas en la red, ya se transformó en costumbre que los usuarios exijan que un buscador sea capaz de desvelar todas las verdades del mundo haciendo pocos clics.


Hasta aquí, todo bien. El problema es que, como no hay ninguna reglamentación, la web también se transforma en un terreno bastante fértil para la creación y diseminación de diversos mitos, la situación es peor cuando hablamos sobre informática.


¿Cómo saber en quien confiar? Para ayudar a los lectores, el equipo de Bajakí reunió algunas dudas frecuentes que circulan dentro y fuera de la red. ¿Se puede o no se puede? ¿Conecta o desconecta? ¿Mejor o peor? Descúbrelo ahora.


1. Programas mayores y más famosos = mejores


Ciertos programas se transforman en referencia de sus campos de actuación y pasan a ser adorados incansablemente por el público y la crítica, es el caso de Photoshop como editor de imágenes y de Word como procesador de texto. Realmente, la mayoría de los nombres que consiguen este reconocimiento tienen potencial y mérito para ocupar un lugar privilegiado.

Siete mitos de la informática desmitificados

(Fuente de la imagen: Loyal Kng)


Dependiendo del nivel y de los objetivos del usuario, buscar o inclusive pagar por un programa que tiene fama puede no ser lo que buscar. Digamos que un funcionario necesita tratar fotografías de eventos para enviar a la galería de un sitio: ¿Necesita necesariamente Photoshop para realizar la tarea?


Por más que sea muy confiable y tenga un extenso arsenal de herramientas, el programa de Adobe puede tener algunos descréditos. Dependiendo de la estructura de la computadora en que se trabaja, puede quedar lento y pesado por exigirle mucho al sistema. De la misma manera, quien va a hacer la edición tiene que aprender a retocar fotos en una interfaz que comprende mil y una utilidades, menús y conceptos.


O sea, si la propuesta es básica, existen opciones que pueden combinar mejor con el bolsillo y las intenciones de una empresa. Títulos pagos (como Photo-Brush y Oloneo) y gratis (comoPhotoScape y GIMP) pueden garantizar resultados sorprendentes si la pretensión no es manipular y montar imágenes, pero sí conseguir incrementar y reavivar sus colores, luces y sombras.


informática


Aquí, también prevalece aquella vieja máxima: a veces, un programa específico puede ser mejor que el otro que hace todo a la vez (lo que no es el caso de Photoshop). Por lo tanto, el tiempo usado para buscar y probar opciones puede valer la pena.


2. Para tener un programa bueno, tienes que pagar
Si eres usuario de Bajakí, ya sabes que esta afirmación es una leyenda. El número de programas gratis capaces de alcanzar un desempeño tan bueno como, o inclusive mejor que, los grandes destaques del mercado de la informática es gigante.


Lo mismo vale para los juegos: quién nunca se divirtió durante horas en un juego gratis que “tire la primera tecla”. Hay programas sin costo para todo el paquete Office, para convertir archivos multimedia, para administrar proyectos y también para cualquier género de juego.


Quién no simpatiza con las opciones gratis muchas veces no reclama del sustituto en sí, y sí de problemas de adaptación, son usuarios que esperan un programa idéntico al pago de éxito. Lógicamente, algunos comandos cambian y hay ciertos límites.


AUMENTAR


La excepción es para programas muy específicos y extremamente técnicos, como procesadores y modeladores gráficos, programas avanzados de animación, plugins y estaciones de audio, además de interfaces desarrolladas para nichos de mercado.


Otra situación común: mucha gente pasa bastante tiempo buscando algún programa gratis que resuelva las necesidades de su empresa o negocio particular. Ya que, por no encontrar, muchas veces acaba contratando a alguien para desarrollar la plataforma, sin darse cuenta que pagar por algún programa que ya haya sido probado podría haber salido más barato.


3. Es necesario actualizar los programas
Mensajes invitando al usuario para que haga actualizaciones del sistema operativo, de algún programa, del navegador y de componentes hacen parte de nuestro día a día. Y así nace la eterna duda: ¿necesitamos o no necesitamos estar siempre con las últimas versiones instaladas en la computadora?


La respuesta, en la mayoría de los casos, es no. Por ejemplo: ciertos fabricantes corrigen pequeños errores que, a veces, afectan a pocos usuarios y ya deciden actualizar el producto de la versión 4.0.1.1 para 4.0.1.2. Si tienes el programa instalado, de alguna manera te van a avisar que hay una nueva versión disponible.


desempeño


Sin embargo, no siempre cambios significativos son agregados. ¿Para qué bajando semanalmente (o inclusive diariamente) actualizaciones?  La solución, para quien no le gusta este incómodo, puede ser desactivar los avisos sobre correcciones recientes.


Claro que, cuando estás hace más de dos años sin actualizar un programa o enfrentas problemas de uso, la actitud más recomendada es descargar la última versión.


Cuando hablamos en antivirus, la conversación cambia de tono: en el caso de estos, es estrictamente necesario mantener la última versión en día. Porque amenazas recién creadas son lanzadas diariamente en la red, el banco de datos de un programa de protección necesita correr atrás del perjuicio, por esto, muchas veces, las actualizaciones son hechas de manera automática.


bajak�


(Fuente de la imagen: What is the best software)


4. Cuanto más programas instalados, peor es el desempeño de la máquina
Decenas de factores influyen en la velocidad de una computadora, es decir, no hay una fórmula fija que determina la performance con exactitud. Sin embargo, el conjunto de hardware y el mantenimiento periódico del sistema operativo son los principales ingredientes para conseguir una computadora rápida y potente.


Cada programa instalado modifica instrucciones en el registro del sistema y algunos de incluyen entradas para iniciar automáticamente junto con Windows (o inclusive junto con alguna aplicación o a la conexión con internet). Sacando esto, programas y juegos también ocupan espacio en el HD.


Esas condiciones pueden comprometer el desempeño de las tareas. Sin embargo, sólo en situaciones extremas. Cuando el HD está lleno de contenido (más de 80% ocupado), el espacio destinado a la memoria virtual será más pequeño, afectando la velocidad de procesamiento de la memoria RAM.


inform�tica del d�a a d�a


Otra condición es cuando varios programas son cargados junto con el inicio del sistema operativo y permanecen activos. Esto ocasiona lentitud en la entrada y en el uso de Windows. Cuidados de mantenimiento a través de CCleaner (limpiador de registro) y CleanMem (programa para monitorear el uso de la memoria RAM) pueden acabar con eso.


Finalmente, no hay problemas en tener diversos programas instalados, desde que se use el buen censo. Si el HD tiene espacio libre, Windows se inicia sólo con lo necesario y el usuario cuida la limpieza del registro, no hay error. Más detalles sobre el tema pueden ser encontrados aquí.


5. Formatear es la solución correcta para salvar un sistema lento
Algunos técnicos de informática consideran el formateo como un procedimiento patrón, creyendo que el proceso es capaz de resolver todos los problemas. En general, borrar todo y comenzar desde cero es efectivo, pero no la única salida.


Existen otras maneras de mejorar el desempeño sin tener que recorrer a la “medida radical”. Así como ocurre en relación con número de programas instalados, quedar atento al programa que inicia con Windows, limpiar el registro y mantener un poco de espacio en el disco duro ayudan en el desempeño.


Siete mitos de la informática desmitificados


Otra actitud que debes tener en consideración es un rastreo completo hecho a partir de un antivirus de calidad (y con versión reciente), además de la desfragmentación del disco, ésta es responsable por ordenar todo, colocando nuevamente en el lugar los archivos y carpetas para garantizar el trabajo de procesamiento más rápido.


A veces, la comodidad hace que se aplique el mismo remedio en máquinas con diagnósticos diferentes. Piensa: ¿cuánto tiempo se gasta para formatear una computadora, reinstalar Windows y todos los programas necesarios? La próxima vez, compara primero.


6. La computadora no puede quedar conectada durante mucho tiempo
Así como hacemos con otros aparatos electrónicos, normalmente desconectamos la computadora cuando no está en uso. Pensamiento evidente, ya que ahorramos los componentes de hardware y economizamos luz.


¿Cuándo estamos realizando descargas muy extensas y la conexión no colabora? ¿Existe algún problema si dejamos la computadora conectado para descargar los archivos? No, difícilmente tu computadora se va a derretir si queda tres o cuatro días conectada.


informática


Aunque digan que la vida útil de las piezas disminuye, es decir una constatación obvia, ya que mientras una máquina está conectada, esta estará exigiéndole a las piezas. Nada es comprobado en relación a que el tiempo de actividad continua desgasta la computadora más rápido. En medio a todo esto, una indicación válida y procedente es la de desconectar el monitor.


Un consejo: cuanto más tiempo la computadora queda conectada y procesando operaciones, más informaciones son almacenadas en la memoria RAM (aunque cierres todos los programas, quedan resquicios). Reinicializar el sistema de vez en cuando borra los registros temporales de la RAM y evita lentitud.


7. Protectores de pantalla preservan los monitores
El nombre “protector” confunde a mucha gente, que piensa que los screensavers son prolongadores de la vida útil del monitor y aseguran el buen funcionamiento. A principio, los modelos de tubos CRT, los protectores de pantalla realmente evitaban que las pantallas perdieran la luminosidad.


Sin embargo, con las tecnologías actuales (LCD, LED etc.), las únicas funciones de un screensaver son la de adornar la pantalla y proteger la entrada de extraños a través de seña, en ningún momento hay economía de luz o “protección”.


AUMENTAR


Como dijimos anteriormente, la mejor manera de preservar tu pantalla es desconectando el monitor, otra salida consiste en programar el sistema para hibernar (modo standby) automáticamente después de cierto tiempo sin uso.


.....


Recuerda que Bajakí no encoraja a nadie a parar de actualizar, a nunca más formatear (ni desconectar) la máquina, a olvidarse de los protectores de pantalla y a sustituir programas de renombre por otros menores.


El objetivo de este artículo es esclarecer y discutir sobre consideraciones que, de tanto ser repetidas, acaban recibiendo espacio sin el fundamento merecido. Y tú, ¿conoces otros mitos que se esparcieron? Cuéntanos la verdad.


1 comentario - Siete mitos de la informática desmitificados

@saeg7arrak
yo pense que el protector de pantalla servia.... y si apago el monitor ayuda???