Maltrato psicologico a los Hombres

Desde ya nuestra más absoluta condena de los malos tratos que infinidad de hombres inflingen a las mujeres. Palizas, asesinatos, desprecios a la mujer, violaciones, y todo tipo de comportamientos similares hacia la esposa, novia, o hija, merece nuestro más firme rechazo y la intervención contundente de la ley.

Pero una postura totalmente en contra de lo anterior no debe impedir que veamos y critiquemos algo que socialmente apenas es reconocido: los malos tratos, generalmente psicológicos, que algunas mujeres inflingen a sus maridos.

Situación 1

“Llegué a casa cansado, además estaba preocupado con lo que había oído sobre la reestructuración de plantilla en la empresa, pero mi mujer se empeño en que como no estaban nuestros hijos debíamos tener relaciones sexuales... no tuve erección... éste problema cada vez va a más” “Siempre desea sexo justo cuando más cansado y preocupado me ve”


Situación 2

“Estaban mis dos hermanos y mis cuñadas en casa por que era mi cumpleaños. Mi esposa ridiculizaba mi sueldo, no hacía más que compararlo con el de su hermano que trabaja en la misma empresa que yo. Además siempre que me habla lo hace con un tono que parece indicar que soy tonto.”

Situación 3

Una pareja compra en el mercado del barrio, el hombre apenas interviene pero cuando lo hace es sistemáticamente contestado por la mujer en tono de reproche y para criticar lo que él ha dicho. Este estilo de referirse a él en público se repite día tras día, en todas las situaciones, ante todo tipo de personas. Constituye un mal trato psicológico.


Estas son sólo tres situaciones, tres botones de muestra, fácilmente observables al menos las dos últimas, que constituyen la realidad lacerante de muchos varones emparejados.

Quizás alguien al leer los párrafos anteriores piense algo así como “pues que no se dejen”, pero esto sería tanto como disculpar los tortazos o los insultos a la esposa sólo por que ella no es capaz de defenderse eficazmente en situaciones en las que sí se defenderían eficazmente otras mujeres.

Tanto hacia hombres como hacia mujeres se da lo que se ha dado en llamar acoso moral, es decir, una sistemática disminución de autoestima, un trabajo constante para que la persona dude de si misma, una infravaloración sistemática que llega a hundir a muchas víctimas no capaces de darse cuenta a tiempo y de rebelarse eficazmente ante esta situación.

Así algunas señoras “trabajan” activamente en provocar disfunciones sexuales en el compañero. Los métodos para ello son variados y fáciles de poner en marcha. Reclamar relaciones sexuales justo cuando observan menor deseo o mayor cansancio en el esposo, pedir posturas coitales que requieren la mejor erección justo cuando se observa que ésta es menor, comparación con antiguos amantes mas duchos en el terreno sexual, etc. son métodos casi infalibles para provocar impotencia o falta de deseo en un hombre emparejado.

En otras ocasiones observamos que la esposa rebate por sistema cuanto diga el cónyuge, señala con aspereza lo torpe que es, le compara con personas de manera y en temas que salga sistemáticamente mal parado... poco importa que al poco rato ella opine lo que él opinó y por lo que se le criticó, igual da que el esposo tenga cualidades en las que destaca por encima de las personas con las que se le compara para que disminuya un poco mas su autoimagen.

Calzonazos, soso, falto de carácter, dominado,... son calificativos que a veces reciben este tipo de hombres que no son mas que víctimas de una mujer cruel. Es como si a esas mujeres que son continuamente vilipendiadas por sus parejas, que son dominadas y maltratadas por sus compañeros aún sin que nunca hayan recibido el más mínimo maltrato físico las calificaramos con adjetivos similares aunque en femenino.

El que algunos hombres se comporten con sus compañeras sentimentales de esta repugnante forma no justifica que no seamos capaces de ver y de denunciar los casos en los que la víctima es el hombre y el verdugo la mujer. En nuestra opinión los malos tratos psicológicos de mujer a hombre son tan frecuentes, aunque mucho mas negados, como los de hombre a mujer.




Y Ahora… ¿Quién podrá defendernos?
El varón víctima de violencia familiar.

“Soy victima diariamente de la violencia familiar que mi mujer ejerce sobre mi. Violencia psicológica y alguna que otra violencia física menor. Pero por lo pronto pasa del amor, la tensión, la violencia y la amenaza de irse y llevarse mis hijas para luego decirme que no puede vivir sin mí… Me he sentido muy mal que Ud. asuma que la MUJER es la victima siempre de la violencia familiar… su libro tiene conceptos muy útiles e interesantes que lamentablemente tuve que traducir para entender que cuando decía por ejemplo: “vives día a día preocupadA y angustiadA por lo que paso ayer” debería decir “vives día a día preocupadO y angustiadO por lo que paso ayer... Quisiera separarme de mi mujer y seguir siendo el padre de mis hijas. Pero no lo hago por temor a que la sociedad PREJUICIOSA en la que vivimos le de la tenencia total de mis hijas a esta agresora y castigue a la victima que soy en lugar de protegerlo… debo seguir en esa casa sufriendo la violencia familiar para asegurarme estar al lado de mis hijas ya que es muy probable que la sociedad NUNCA me crea del maltrato diario que sufro, porque los HOMBRES no podemos ser victimas. Somos a criterio de muchos VICTIMARIOS…”
(Comentario de un lector sobre el libro digital “Ante el abuso y el maltrato, siento dolory angustia” A. Palacios,
2007
)


Maltrato psicologico  a los Hombres


No se puede pasar por alto el dolor, la amargura e impotencia que reflejael comentario de este lector varón. Es un grito de protesta y una solicitud de ayuda, ante la presunción generalizada de que las mujeres son siempre las víctimas y los hombres siempre los agresores dentro del fenómeno de la violencia familiar. La idea de que el varón podría ser víctimas de abuso y violencia doméstica es tan increíble para la mayoría de las personas, que muchos hombres ni siquiera intentan divulgar su condición. Si se da a
conocer la situación,más de uno lo comenta como una novedad o con cinismo y burla, tanto porsus pares como por los que investigan la situación Aún en nuestros días, los mitos y prejuicios prevalecen dentro de la sociedad. Se siguen adjudicando características y roles que tanto el hombre como la mujer deben desempeñar dentro de las relaciones de pareja: la mujer es el “sexo débil” --dada a la ternura y la emocionalidad, es vulnerable y necesitada de amparo y protección. El hombre es el “sexo fuerte”, el “macho” -- enérgico,valiente, competitivo, callado, invulnerable a la ternura y la emocionalidad, proveedor y protector del más débil. Sin embargo, el hombre también puede ser agredido física, psicológica, emocional, económicay hasta sexualmente. Esta problemática que sí existe --aunque no en el mismo porcentaje alarmante de la víctima mujer--,no es nueva, peroen los últimos años se está haciendomás evidente. Sin embargo aún no se ha logrado precisar en su real magnitud y su intervención como fenómeno socialha sido limitada consciente o inconscientemente, por ribetes culturales, religiosos, políticos, económicos.Es además, desconocida por legisladores y por la sociedad en su conjunto. La realidad es que en la práctica, no se le considera como violencia, se minimiza o se ridiculiza.



Hombre maltratado por la mujer… es causa de risa!
Observamos unaescena en la que el marido maltrata a la mujer: sentimos indignación, nos incomoda, lo desaprobamos y criticamos. Observamos otra escena en donde la mujer es la que maltrata al marido: nos causa gracia, nos reímos y lo aprobamos porque pensamos que el “débil”está venciendo al “fuerte”. Sin embargo, no nos damos cuenta de que en ambas escenas, se está ejerciendo violencia. Ejemplo de ello lo tenemos en innumerables programas cómicos, en publicidad y hasta en las comiquitas en varios medios de comunicación. Los factores comunes para que el varón víctima no se separe o haga la denuncia, son culturales, sociales e individuales y están en estrecha relación con las causas que originan este fenómeno.

Los estereotipos rígidos del varón con lo que se espera de él como “macho” o el temor a las burlas hacen que trate de esconder el problema. En ese “esquema social” de proveedor, jefe de familia y protector, una denuncia de agresión significaría trastocar los roles establecidos, donde se supone que el varón es el que “lleva las pantalones”y en ultimo de los casos el que maltrata es el. Para muchos es inadmisible reconocer ante sí mismo y ante los demás la caída de su superioridad. No denuncian porque el maltrato de sus esposas o hijos es un duro golpe a su autoestima.. Hay sentimientos comunes en el hombre maltratado: soledad, sufrimiento, vergüenza, pobre autoestima, culpa, inhibición, propensión a la humillación o temor a tomar una decisión. . La soledad que sienten es el denominador común. Callan, sufren en silencio pues no hablan sobre su situación ni con el familiar más cercano ni el amigo de confianza. Su respuesta ante la violencia es quedarse callado y aceptar el hecho con resignación o huir momentáneamente de la situación. No es frecuente que un hombre exprese sus sentimientos y debilidades y le diga a alguien que está siendo maltratado. “No está bien” ver a los hombres lloriqueando o quejándose. Se le ha educado para que reprima sus emociones y se comporte como “todo un hombrecito” desde pequeño. Debe ser capaz entonces, de soportary controlar el maltrato si es que se reconoce, pues no existe creencia de que la mujer violenta pudiera entrañar peligros potenciales, a pesar de los casos que se reseñan en la prensa mundial. La violencia, provenga del hombre o de la mujer, tiene el mismo origen: poder y control sobre la relación.Las motivaciones sin embargo pueden ser algo distintas — esposa, concubina, amante, pareja ocasional, madre — la violencia puede surgir con el fin de mantener control sobre la relación y la vida de la pareja, obtener algún tipo de beneficio económico,cuando se rompe la relación, cuando uno de los dos tiene una relación extramarital o cuando la relación extramarital pretende la formalidad de la relación.
Algunos varones piensan que el maltrato emocional y psicológico no es violencia. La violencia emocional o psicológica es tanta o más dañina que la violencia física o sexual. Una de las características más resaltante de la violencia o abuso emocional es la sugestión o alienación o el “lavado de cerebro” de la víctima Al igual que las mujeres maltratadas, ellos caen en una relación de la que no salen por muchas razones. No es que sean masoquistas. Es que se dan circunstancias emocionales que, si no buscan ayuda no pueden salir. Un ejemplo típico es la mujer que amedrenta al hombre con no dejarle ver a los hijos, que los esconde o les arruina las visitas. El maltrato muchas veces viene acompañado de chantaje y
amenazas. Puedenutilizar la justicia de diferentes formas. Atacan por todos los frentes – difaman, amenazan o inventan el maltrato. Algunasmujeres, al no lograr sus objetivos, al enterarse de queel ex marido o la ex pareja tiene novia o en el caso dela amante que no logra el objetivo de formalizar su situación o cuando el hombre participa su decisión de separarse, lo acusan falsamente y piden una orden de protección. Inclusive hay casos que llegan al punto de auto inflingirse daño físico o psicológico, manipulan autoridades, amenazan o “molestan” a familiares cercanos, además de otras argucias, con el objeto de lograr sus propósitos. Muchas de las características y consecuencias del maltrato, son las mismas que lavíctima mujer. Sin embargo, a diferencia de ésta, la violencia en el hombre no es tan prolongada ni extrema. A pesar de que en ocasiones la mujer puede ejercer algún tipo de violencia física, el hombre no siente peligro de daño físico ni temor por su propia seguridad. Tiene además,independencia social y económica, que lo hace pensar en que puede encontrar algún tipo de solución. El maltrato más común que sufren los hombres espsicológico y sutil, basado en la humillación y la manipulación y el económico, a través del engaño, el chantaje, el robo, el endeudarse para que pague el las cuentas, etc. Las víctimas de violencia psicológica pueden mostrar ansiedad y desasosiego permanente, depresión y descontrol emocional, deterioro de la autoestima, dificultades para establecer relaciones interpersonales duraderas, disminución de sus posibilidades intelectuales y de su capacidad de trabajo e incapacidad para asumir los cambios de vida de manera apropiada y/o pérdida de deseos e interés. Y esto es igual en hombres y mujeres.



golpes

maltrato

Comentarios Destacados

@Dany_Alamagro +6
Eso lo dice chiche gelbrun o como se escriba y es verdad... Osea, con esto no se trata de justificar q los hombres maltraten a las mujeres, pero si es verdad q las mujeres maltratan psicologicamente a los hombres...

8 comentarios - Maltrato psicologico a los Hombres

@coverDelcover -3
El unico maltrato sicologico q tienen , es de ver tantas prostitutas ,haciendo "el amor" con todos y verle siempre la cola y los pechos a la mujer y erlas como un objeto sexual , ya q el sistema sexual del hombre es diferente , eso es un maltrato sicologico , despues miramos a todas como si fueran esas, eso me pasa a mi tengo q luchar contra mi pensamiento , para no ver a cualqueira q pasa en la calle como una prostituta
@Dany_Alamagro +6
Eso lo dice chiche gelbrun o como se escriba y es verdad... Osea, con esto no se trata de justificar q los hombres maltraten a las mujeres, pero si es verdad q las mujeres maltratan psicologicamente a los hombres...
@DogoNegro
Dany_Alamagro dijo:Eso lo dice chiche gelbrun o como se escriba y es verdad... Osea, con esto no se trata de justificar q los hombres maltraten a las mujeres, pero si es verdad q las mujeres maltratan psicologicamente a los hombres...

Exacto!, en si el ser humano es agresivo por naturaleza se podría decir...
@Maxwell2979
Es así, yo fui víctima de la violencia psicològica y verbal. a tiempo abandoné la relación ya que sabía que de momento a otro vendría la violencia física. Es un estado de alerta constante que va minando tu mente sin parar. No importa que digas, como lo digas ni cuando. Siempre te responderán con algún insulto, ó forma de desprecio. También me ha tocado pasar por reproches porque hablaba con mi familia por internet a pesar de esta a 6000km de distancia. Y la violencia de género no ex
@Ren_ren +2
Y te falto poner lo peor!! cuando uno tiene un hijo con una de estas mujeres!! no les importa nada ni el hijo ni vos ni ella, lo unico q les importa es destruir psicologicamente a su ex pareja. los hombres somos mas boludos tambien.....
@bassgustavo
¿ Que es la violencia de genero ? la violencia de genero es un concepto falso, un disparate creado por la agenda sionista para destruir la familia como valor primordial del ser humano, un paso mas para llegar al NWO donde todos seremos esclavos sin diferencia de sexo, en este caso se utiliza a la mujer como vector y caballo de troya para que transmita este mensaje falso y promueva la destruccion de su propia familia detruyendo la imagen del hombre y a la institucion familiar sin que lo advierta, siendo ella misma utilizada sin saberlo, hay violencia contra el SER HUMANO, hay violencia contra hombres y mujeres, la VIOLENCIA NO TIENE GENERO, NO ES UN COPYRIGHT !!!, basta de falsos conceptos, basta de querer dirigir los pensamientos de los borregos de la matrix, BASTA DE PROGRAMACION SIONISTA sobre la gente comun, basta de juzgar antes del juicio, basta de maltrato al ser humano de cualquier sexo desde el poder oculto que dirige al mundo, basta de promover la destruccion de nuestros hijos al implosionarle su salud mental destruyendo a los padres, los hijos son rehenes de esta mentira institucionalizada, basta de mierda bilderberg sionista, fuera de nuestras vidas la agenda de esclavitud y destruccion de los valores de la familia !!!!!
@alejosimon
hola, yo tambien sufro de violencia psicologica, y mi vida es un reflejo exacto a este relato: Me banco vivir en mi casa con mi ex denigrandome todos los dias por no dejar de estar con mi hijos y que ellos no sientan la falta de su padre. obviamente me controlo para no discutir delante de ellos. es duro, con medicacion claro y un psiquiatra, pero es duro, no podes usar la cabeza para hacer nada ya que el la angustia y stress son tan fuertes que uno parece un zombie. 5 años que me banco esto.. no se si mi cerebro aguantara mas, cuando quiero separarme y busco un abogado civil todos con pocas ganas te dicen "hagas lo que hagas sale ganando ella" y estoy podrido... si alguno conoce algun boga que sea realmente justo y no feminista se los agradezco. GRACIAS.
@Dany_Alamagro
No son los abogados, la "justicia" el problema