¿Puedo infectarme con el VIH por la picadura de un mosquito u otro insecto?

No. Desde el principio de la epidemia del VIH han habido inquietudes que el virus del VIH se pueda transmitir por la picadura de un insecto chupa-sangre, como el mosquito. Sin embargo, los estudios realizados por los CDC y en otros sitios no han mostrado ninguna prueba de transmisión por el VIH a través de los mosquitos u otros insectos --- aún en las zonas donde hay muchos casos del SIDA y poblaciones grandes de mosquitos. La falta de tales brotes, a pesar de los esfuerzos intensos para detectarlos, apoya la conclusión de que el VIH no es transmitido por los insectos.

Los resultados de los experimentos y las observaciones de este comportamiento de picadura de insectos indican que cuando un insecto pica a una persona, éste no inyecta su propia sangre o la sangre de la persona a quien pico anteriormente. Más bien, inyecta la saliva, que actúa como un lubricante para que el insecto pueda alimentarse eficientemente. Las enfermedades como la fiebre amarilla y la malaria se transmiten a través de la saliva de especies específicas de los mosquitos. Sin embargo, el VIH vive por sólo un corto tiempo dentro de un insecto y, a diferencia de los microorganismos que se transmiten vía las picaduras de insectos, el VIH no se reproduce (y no sobrevive) en los insectos. Por lo tanto, aunque el virus entre en un mosquito u otro insecto, el insecto no contrae la infección y no puede transmitir el VIH al próximo ser humano que pica.

También no hay ninguna razón para temer que un mosquito u otro insecto podría transmitir el VIH de una persona a otra a través de la sangre infectada que queda alrededor de la boca. Hay varias razones para explicar esto. Primero, las personas infectadas no tienen altos niveles constantes de el VIH en sus corrientes sanguíneas. Segundo, la boca de los insectos sólo retienen cantidades muy pequeñas de sangre en sus superficies. Finalmente, los científicos han determinado que los insectos mordicantes normalmente no viajan de una persona a la próxima inmediatamente después de ingerir sangre. Más bien, vuelan a un lugar donde descansan y digieren esa sangre.

Por lo que es prácticamente imposible la transmisión de VIH a través de mosquitos o zancudos.

Fuente: CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades)


Saludos