Un musico con caracter

Mustaine y las drogas


1983 el guitarrista Dave Mustaine fue expulsado de Metallica debido
a "problemas de personalidad y alcohol", pero según una versión aparecida
en una biografía oficial de Metallica, Dave fue expulsado por propinar un
puñetazo a James Hetfield, tras agredir este último al perro del
guitarrista. Sus antiguos compañeros no sólo lo echaron sino que lo
enviaron de regreso a casa en un viaje de 48 horas en autobús, durante el
cual la ira que Mustaine llevaba dentro, provocó que se acentuase la idea
de iniciar su propia banda. Durante este viaje, Mustaine leyó en un panfleto
político el término "Megadeath" y de ahí nació el nombre se su nueva banda.
Aunque la versión de los hechos según Dave Mustaine es un tanto distinta:
él no fue expulsado, sino que fue Dave quien expulsó a los otros tres de
lo que sería Megadeth.

Mustaine y las drogas


más tarde Mustaine hizo las paces con Hetfield y reconoció publicamente
sus problemas con las drogas: "Durante la gira de "Countdown to
Extintion" tuve una sobredosis y morí. Me llevaron a emergencias y
llamaron a mi mujer para decirle: "Su marido acaba de morir. No se
moleste en venir al hospital." Y Dios me devolvió la vida. Estuve
muerto un largo rato, si tienes en cuenta que tuvieron tiempo de buscar
el teléfono de mi esposa, llamarla y darle la noticia. Un empleado del
hospital me dijo: "Hermano, estabas muerto en la mesa." Y yo le
respondí: "Estas tratando de asustarme, corta el rollo y vuelve a tu
trabajo", e inmediatamente volví a drogarme. No me creí nada de esa
historia. Seguí tomando drogas y emborrachándome. Hasta que un día,
mientras iba en el coche, hablé con mi esposa del asunto. Me dijo que
cuando la llamaron del hospital y le dijeron que estaba muerto había
pensado en que iba a pasar el resto de su vida sola. Entonces fue
cuando los engranajes de mi cabeza frenaron en seco y comprendí que sí,
que había sido verdad. Yo no ví ninguna luz blanca, ningún túnel; en
todo caso, si había un túnel estaba tan drogado que ni cuenta me dí. No
voy a decir que no está bien tomar alcohol o drogas, no voy a dar un
sermón; en todo caso no está bien para mi, sencillamente porque cuando
empiezo no puedo frenar".

Mustaine y las drogas

Mustaine inició un tratamiento de recuperación que, poco a poco, fue
devolviéndole la sobriedad. "Cuando compras drogas, todos son tus
amigos. Si te doy dinero, y te doy, te doy, te doy, vas a ser mi amigo.
Cuando estas en esa situación no te das cuenta de que estas comprando
la amistad. Al dejar las drogas gané la oportunidad de tener una esposa
y dos hijos. Mi hijo juega hockey sobre hielo y practica artes
marciales, al punto que me despierta todos los días con una patada en
los huevos; una costumbre por la que ahora comenzé a dormir con las
piernas cruzadas. Prefiero este despertar al anterior. ¿Que mas gané?
Poder relacionarme bien con la gente, poder demostrarle como soy
realmente y no ese hombre tosco que a veces ven en el escenario. Ese es
mi trabajo. Una vez subió un chico para abrazarme y me partió el labio
con el micrófono. Mi reacción fue darle un cabezazo y no me sentí
orgulloso por eso. Pero ese ese soy yo. Apenas me baje del escenario me
arrepentí. Eso ganas cuando estas limpio: reconoces tus propios
errores". Así es Dave Mustaine, un músico con mucho caracter.