Artritis y Alimentación


Dieta e información para pacientes con artritis


Una alimentación adecuada puede ayudar a prevenir la artritis o aliviar los síntomas a los que ya la padecen.

Existen una serie de alimentos que por su composición nutricional, son más que recomendables. Lo primero es llevar una dieta ligera y equilibrada.

El prototipo de personas que sufren la artritis son de complexión fuerte, habituadas a realizar grandes comilonas e ingerir cantidades altas de bebida, en muchas ocasiones alcohólicas. Y éste es el problemas precisamente, una dieta de estas características no es buena para nadie, pero menos para los artríticos.
Lo primero es reducir esa ingesta sin control de alimentos. Para ello, los enfermos deberán hacer acopio de una gran fuerza de voluntad, no sólo a la hora de las comidas, sino también el resto del día, para evitar el picoteo entre horas. Es muy beneficioso realizar ejercicios físicos moderados, como nadar en piscinas climatizadas, y dormir en un colchón duro y cálido con mantas ligeras.
Alimentos desaconsejados
En general, se ha comprobado que la adopción de una dieta vegetariana ayuda a mejorar los síntomas y el estado de las enfermedades artríticas. La adopción de este tipo de dieta podría ser una solución adecuada para aquella personas que no ven demasiados progresos en el avance de su enfermedad. Si recurrir a tal tipo de dieta, podemos mencionar una serie de alimentos que deberían tomarse con prudencia por aquellas personas que sufren algún tipo de artritis.
Se consideran como alimentos " malos "en la dieta de los artríticos los siguientes:
enfermedad
- Las grasas saturadas: Son aquellas que proceden principalmente de fuentes animales, especialmente las carnes no magras, la leche entera y sus derivados ( carnes grasas, panceta, embutidos, salchichas, mantequilla, quesos grasos, etc.) Más información sobre este tipo de alimentos.
- Alimentos que podrían ocasionar ataques de artritis reumatoide: Ciertos alimentos pueden producir un empeoramiento de la artritis reumatoide. Estas reacciones responden a reacciones individuales no aplicables a todos los enfermos. No obstante es importante conocerlas para descartar los alimentos que las producen. La mejor manera de conocer estas incompatibilidades es comenzar una dieta para la supervisión del médico o dietista para que pueda analizar que alimentos no se deberían comer. No obstante si se piensa que algún alimento podría producirlo se pueden realizar pruebas personales descartándolo durante algunos días para ver los resultados y comunicarlos al médico para que haga las pruebas de alergia ( Normalmente se produce un empeoramiento inicial que suele durar 4 o 5 días, y que es síntoma de que el cuerpo se había acostumbrado al alimento que le resultaba tóxico, pero luego se pasa a una posterior mejoría. Si los síntomas siguen igual , generalmente no se es alérgico al alimento en cuestión ) . Debería además evitarse un grupo de vegetales, las solanáceas, que agravan la condición artrítica: tomate, patata, berenjena y pimientos. Tratar de limitar el consumo de cafeína, tabaco y cítricos.
- Alimentos ricos en oxalatos: los oxalatos, además de impedir la absorción del calcio, se depositan en las articulaciones en forma de cristales produciendo daños en las mismas. Alimentos ricos en oxalatos con los cuales los artríticos deberían ser prudentes son: el ruibarbo, las espinacas o la remolachas.
- Alimentos ricos en purinas: Estas se transforman en ácido úrico en el organismo. Son alimentos vegetales ricos en purinas habas, coliflores, espinacas, lentejas, espárragos , guisantes y champiñones.
Alimentos aconsejados
- Pescado azul. La riqueza en ácidos grasos omega 3 que contiene el pescado azul ( sardina, caballa, atún, caballa, el arenque, etc.) ayuda a reducir la inflamación de las enfermedades de las articulaciones. Particularmente es muy eficaz en la artritis reumatoide pero es útil para todo tipo de artritis y sus consecuencias, como la artrosis.
- Aceites vegetales ricos en omega 3: Entre ellos, el aceite de linaza. ( 533 mg por cada 100 g) seguido del de canola
( 111 mg ) o el de nuez ( 104 mg) Otros aceites vegetales que lo contienen son el aceite de soja o el aceite de germen de trigo o el aceite de avellana.
- Verduras y hortalizas: Todas las verduras y hortalizas de hojas verdes son muy convenientes. Todas ellas contienen vitamina C, con propiedades antioxidantes que neutralizan el daño que los radicales libres ejercen sobre las articulaciones. Contienen también calcio y ácido fólico. Es mejor no cocinarlas demasiado para que no pierdan estos componentes. Alimentos convenientes son, por ejemplo, las coles, coles de Bruselas, las lechugas, el bróculi, las acelgas, el apio, los espárragos, pepinos, perejil, etc. Otras hortalizas, como las zanahorias, por su riqueza en betacarotenos, son muy convenientes en la dieta de los artríticos. Una buena manera de combinar estos alimentos es realizar zumos con una tritura mezclando varios de ellos y bebiendo un par de vasos cada día. El grupo de las cucurbitáceas contiene una serie de hortalizas con propiedades diuréticas y laxantes. Ricas en potasio y en vitamina A, poseen propiedades desintoxicantes y diuréticas. Dentro de este grupo hemos de considerar las calabazas, los calabacines, o los chayotes.
- Frutas, frutos secos y semillas: Además de las verduras y hortalizas, una dieta variedad con abundantes frutas es muy conveniente en la dieta de los artríticos. Alimentos muy convenientes son las manzanas, los plátanos, los melones, las sandías, las fresas, los aguacates, o las cerezas
Igualmente convenientes para la salud de las articulaciones son los frutos secos, por su riqueza en vitaminas, especialmente la vitamina E , selenio y calcio.
Entre las semillas, las más recomendables son las de lino y las de sésamo por su riqueza en ácidos grasos omega-3
- Cereales integrales: El uso de cereales no refinados y sus derivados es también muy adecuado para los enfermos de artritis. Aportan minerales, especialmente selenio, y vitaminas. Su riqueza en fibra permite evitar el estreñimiento, al mismo tiempo que ayuda a eliminar las impurezas del organismo. Contienen además muchos hidratos de carbono que suministran mucha energía durante mucho tiempo lo que permite saciar el organismo sin tener que recurrir a la ingestión de grasas u otro tipo de azúcares menos convenientes. El uso de cereales, especialmente combinados con las frutas, contribuye a evitar la obesidad, un factor determinante en la aparición de artrosis en las articulaciones que sostienen el organismo.
- Leche de soja: Constituye una alternativa a la leche de vaca, especialmente en aquellos enfermos de artritis reumatoide que presentan intolerancia a esta última . Además de esta leche hay que mencionar como útiles sus derivados ( tofu, yogur de soja, carne vegetal, etc.)
Artritis reumatoide y Potasio
La carencia de potasio es un factor de riesgo a la hora de padecer artritis reumatoide o problemas cardiacos. A veces se descuida este mineral que está presente en casi todos los alimentos en menor o mayor medida. Pero su importancia está comprobada.
En el pasado la artritis fue asociada a la vejez y existía la idea de que había que sufrirla inevitablemente.
La artritis tiene una historia larga. Es una deficiencia del potasio crónica. Según algunos estudios ciertas infecciones o problemas en el funcionamiento del riñón, unidos a la edad repercuten en la capacidad de concentrar el potasio en el cuerpo.
Alimentación y balnearios
Una buena alimentación puede ayudar a evitar estas enfermedades, o al menos a reducir sus efectos. Además del potasio, es necesario incluir magnesio en la dieta, ya que éste es necesario para la absorción del primero.
Una técnica que tiene también éxito en el tratamiento de la artritis es el uso de balnearios. El agua del Mar Muerto tiene una gran reputación en la cura de la artritis. Esto es así porque el océano contiene potasio en una concentración casi igual que el líquido de la sangre.
¿Que es la Artritis?Alimentación
La artritis es una dolencia del sistema inmunológico. Mucha gente la confunde con la artrosis, pero no hay que equivocarse. La artritis se caracteriza por la inflamación que provoca en los tejidos que rodean las articulaciones, aunque si es grave, también puede afectar a otros órganos como corazón, ojos o pulmones. Hay varios tipos de esta enfermedad, pero las más comunes son la artritis reumatoide y la osteo-artritis.
A pesar de ser una afección muy antigua, todavía hoy en día se desconocen las causas que provocan los diferentes tipos de artritis. Son varias las posibilidades, como una infección, herencia genética o el paso del tiempo. Lo que sí se sabe es que las mujeres la sufren más frecuentemente que los hombres, y que puede aparecer a cualquier edad. Su modo de manifestarse puede ser de forma gradual o de repente, pillando de sorpresa al enfermo.
Los primeros síntomas para identificarla son debilidad, fatiga, pérdida de apetito, anemia o fiebre. Más adelante se manifiesta mediante rigidez por las mañanas, dolor e hinchazón de las articulaciones. En principio, suelen salir perjudicados manos y pies, para luego pasar a muñecas, rodillas, tobillos, codos, hombros o caderas.
Tipos de artritis
Se conocen diferentes tipos de artritis, pero estas tres son las más comunes:
Osteo-artritis. Los cartílagos que protegen las puntas de los huesos se van desgastando con el paso del tiempo. Se vuelven rugosos y provocan el roce de las articulaciones.
Artritis reumatoide. Es un tipo de artritis inflamatoria en la que las membranas y tejidos dañados por la enfermedad, son sustituidos por otros cicatrizados que impide el movimiento de las articulaciones.
La gota. Provoca dolor en dedos de pies y manos. Afecta a personas con sobrepeso que consumen en exceso alcohol o proteínas (carne roja).
Recetas para Artríticosdieta
Las infusiones y los caldos de determinados ingredientes son unos buenos remedios naturales que pueden ayudar al enfermo de artritis a combatir su enfermedad. En ocasiones, se pueden producir ataques agudos y muy dolorosos. Es en estos momentos, cuando la alimentación debe basarse exclusivamente en las tisanas (también es necesario el reposo absoluto). Estos líquidos reemplazan el que se pierde por efecto de la sudoración, y estimulan los mecanismos de purificación dado su alto contenido en vitaminas.
Infusión de hierbas. Las hierbas que se emplean son abedul, agracejo, cola de caballo, estigmas de maíz, levístico y ortiga blanca, de venta en cualquier herboristería. Se prepara una cucharadita de los ingredientes mencionados a partes iguales y se mezcla con el agua caliente de una taza. Se recomiendan dos tazas diarias a la hora de las comidas. Ese número aumenta hasta seis cuando se produce una crisis aguda.
Cuscus con manzanas al curry
paciente
Ingredientes
•2 cucharadas de manteca y 2 de aceite oliva
•1 cucharada de curry en polvo
•1 manzana grande, de cualquier color, sin las semillas, cortada en cubos medianos
•3 cebollitas de verdeo o 4 cebollas rojas chicas, cortadas en tiritas finitas.
•1 taza de cuscus
•2 tazas de agua
•1 cucharadita de sal
•1/2 taza de nueces o piñones o pistachos o castañas de cajú.
•Tostadas mejor.
•Un poquito de menta fresca, picada.
Preparacion:
En una olla grande poné a derretir 1 cucharada de manteca y el aceite de oliva, el curry y una buena pizca de sal, y cociná a fuego mediano por un minuto, o hasta que la cocina esté toda aromatizada. Incorporá las manzanas y cociná por 3 minutos más o menos, lo suficiente como para que se ablanden un poco. Rescatá las manzanas y guardalas aparte para después.
En la misma olla, siempre a fuego mediano, agregá el resto de la manteca. Incorporá las cebollas que hayas elegido, ablandalas un poco y luego agregá el agua y la sal. Cuando hierva agregá el cuscus, tapá la olla y sacála del fuego. Dejá reposar por 10 minutos. Ahora desarmá el cuscus con un tenedor, y agregá las manzanas, las nueces que hayas elegido, y la menta picada. Si hace falta, agregá más sal y curry.
Jardinera de pescado con brocoli
Ingredientes:
•50 g de Mero u otro pescado cortado en tiras
•Jugo de 1 limón
•1 cda. sopera de manteca
•1 cebolla cortada en juliana
•12 tallos de apio cortado en tiras
•1 zanahoria cortada en tiras
•100 g de flores de brócoli
•1 sobre de caldo de verduras
•2 tazas de agua
•Sal y pimienta a gusto
Preparación:
Condimentar las tiras de pescado con jugo de limón. Colocar la manteca en una cacerola y llevar a fuego medio hasta fundir.
Agregar la cebolla, el apio la zanahoria y las flores de brócoli.
Incorporar el caldo disuelto en agua. Cocinar hasta que las verduras estés casi a punto. Adicionar el pescado. Condimentar con sal y pimienta.
Cocinar hasta que el pescado y las hortalizas estén a punto.






link: http://www.youtube.com/watch?v=Ni4CXyd1mgY





link: http://www.youtube.com/watch?v=-dbNH5P87iM&feature=related





link: http://www.youtube.com/watch?v=bZEMTGS1D6k&feature=related





link: http://www.youtube.com/watch?v=AJuEezx3FMA&feature=related





link: http://www.youtube.com/watch?v=N8QoKyezc54&feature=related





link: http://www.youtube.com/watch?v=t-7_7XFZs40&feature=related
Remedios caseros para la artritis:

El jugo de Apio: artritis
considerado uno de los remedios más eficaces en la lucha contra la artritis, la combinación de potasio y sodio que contiene este jugo ayuda a disolver los residuos de calcio que se forman en las articulaciones y ocasionan dolor.

El vinagre de Manzana: reumatoide
se lo mezcla a razón de una cucharada por vaso de agua y se edulza con miel para apaciguar lo agrio de su sabor. Este recurso natural es excelente para aplacar los dolores de la artritis.

Aceite de hígado de Bacalao: Dieta e información para pacientes con artritis
si se lo toma en ayunas mezclado con jugo de naranjas frescas constituye un excelente remedio para este mal.


Alcohol “para prevenir” artritis

Vino Otro beneficio asociado a beber moderadamente alcohol se suma a la lista de los ya conocidos, protegernos contra la artritis.

Una nueva investigación realizada en la Universidad de Gotenburgo, en Suecia revela que los ratones que bebieron agua con un 10% de alcohol durante un tiempo mostraron menos riesgos de padecer artritis reumatoidea, pero se desconoce, de momento, cuánto alcohol exactamente podría tener los mismos beneficios en seres humanos.

Pese a estos buenos resultados, son muchos los científicos que se muestran cautos antes de lanzar las campanas al vuelo, la doctora Patricia Vélez, especialista de la Asociación Colombiana de Reumatología, asegura que “Se han tratado de buscar en diversos medios ambientales y genéticos cuáles son las causas y el tratamiento de la enfermedad, y hasta ahora no se ha obtenido evidencia de una relación real entre el consumo de alcohol y los riesgos de la enfermedad. Además, ingerir alcohol podría ser un riesgo para estos pacientes que a menudo están multimedicados”.enfermedad

La artritis reumatoide causa que las articulaciones pierdan su forma natural, lo que resulta en la pérdida de movimiento. En el estudio, los ratones recibieron inyecciones de colágeno para inducir artritis reumatoide, posteriormente se les dio durante ocho semanas, agua con un 10% de alcohol puro, un nivel que no es tóxico para el hígado. Los científicos encontraron que la artritis reumatoide se desarrolló significativamente más despacio en los ratones que recibieron alcohol. También mostraron síntomas menos severos una vez que la enfermedad comenzó a progresar.

Sea ésta, una relación significativa o no, es sin duda un nuevo camino que se debe investigar.

PD: varios indican como 5 copas de vino ala semana



Consejos sobre la artritis

“Artritis” no es solamente una palabra que usan los médicos cuando hablan de articulaciones dolorosas o entumecidas. De hecho, existen muchas clases de artritis, cada una tiene diferentes síntomas y tratamientos. La mayoría de estos tipos son crónicas. Esto significa que pueden durar un largo periodo de tiempo.

La artritis puede atacar las articulaciones de casi cualquier parte del cuerpo. Algunos tipos o formas de artritis, causan cambios que usted puede ver y sentir como inflamación, calor, y enrojecimiento en las articulaciones. En algunos tipos, a pesar de que el dolor y la inflamación duran un corto periodo de tiempo, la artritis puede llegar a ser muy dañina. Otros tipos causan síntomas menos problemáticos, pero aun así, dañan lentamente las articulaciones.
Tipos comunes de artritis

La artritis es una de las enfermedades más comunes en el país. Millones de adultos y la mitad de las personas mayores de 65 años de edad sufren de molestias causadas por esta enfermedad. Los adultos mayores son los que padecen más a menudo de osteoartritis, artritis reumatoidea o gota.

Osteoartritis (OA por sus siglas en inglés). Es el tipo de artritis más común entre los adultos mayores. La osteoartritis empieza cuando los cartílagos comienzan a rasgarse y desgastarse. El cartílago es un tejido que amortigua los huesos en las articulaciones. En los casos más graves todo el cartílago en la articulación se desgasta, dejando que los huesos se rocen entre sí. Es más probable que se tenga en las manos, el cuello, la espalda, o en las articulaciones que soportan el peso del cuerpo tales como las rodillas y las caderas.

Los síntomas de la osteoartritis pueden comprender desde el entumecimiento y dolor moderado que viene y se va cuando se realizan actividades como caminar, encorvarse o agacharse; hasta un severo dolor de las articulaciones que permanece aún cuando se descansa o trata de dormir. Algunas veces, la osteoartritis causa que las articulaciones se sientan duras cuando usted no las ha movido por un tiempo, como después de estar sentado en un carro por un largo rato, pero el endurecimiento desaparece cuando usted mueve la articulación. Con el tiempo la osteoartritis también puede causar problemas para mover las articulaciones y algunas veces se es afectado con incapacidad en la espalda, las rodillas y las caderas.

¿Qué causa la osteoartritis? El envejecer es lo que más frecuentemente pone a las personas con riesgo de contraer osteoartritis. Pero también los científicos piensan que la causa depende mucho de la parte del cuerpo que esté involucrada. Por ejemplo, la osteoartritis en las manos o en la cadera puede ser hereditaria. La osteoartritis de las rodillas se vincula con el sobrepeso. Las lesiones o el uso en exceso pueden ser la causa de la osteoartritis en las articulaciones de las rodillas, caderas o manos.

Artritis Reumatoidea (RA por sus siglas en inglés). Es una enfermedad con inmunodeficiencia..En términos de artritis reumatoidea, significa que nuestro propio cuerpo ataca los tejidos de una articulación de la misma forma como si tratara de protegernos de una herida o una enfermedad. Por ejemplo, si a usted se le clavara una astilla en un dedo, este se inflamaría, se pondría rojo, se hincharía y causaría dolor. La artritis reumadoidea provoca inflamación en las articulaciones. Esta inflamación causa dolor, hinchamiento, y entumecimiento que puede durar por horas. A menudo, puede darse en varias articulaciones a la vez. Talvez no le pueda ser posible mover la articulación. Las personas que sufren de artritis reumatoidea a menudo no se sienten bien. Talvez se sientan cansados o les de fiebre. A la gente se le puede desarrollar artritis reumatoidea a cualquier edad y es más común entre las mujeres.

La artritis reumatoidea puede atacar cualquier articulación de nuestro cuerpo incluyendo las de los dedos, la muñeca, los hombros, los codos, las caderas, las rodillas, los tobillos, los pies y el cuello. Si usted tuviera artritis reumatoidea en una articulación de un lado de su cuerpo, es muy probable que la tenga en la misma articulación del otro lado de su cuerpo La artritis reumatoidea no destruye las articulaciones solamente. Puede también atacar órganos como el corazón, los músculos, los vasos sanguíneos, el sistema nervioso y los ojos.

La Gota es una de las formas más dolorosas de artritis. Un ataque de gota puede comenzar cuando cristales de ácido úrico se forman en los ligamentos y/o cavidades de la articulación. Estos depósitos producen inflamación, enrojecimiento, calor, dolor y rigidez en las articulaciones. Los ataques de gota usualmente se presentan después de consumir alimentos como mariscos, hígado, granos, semillas, anchoas (boquerones) o salsas. El consumo de alcohol, el sobrepeso y el estar tomando cierto tipo de medicamentos, también podrían empeorar la gota. En los adultos mayores algunos medicamentos para la presión alta pueden también incrementar la posibilidad de un ataque de gota.

La gota es muy a menudo un problema del dedo gordo del pie, pero puede también afectar otras de sus articulaciones, incluyendo los tobillos, los codos, las rodillas, la muñeca, las manos y los otros dedos del pie. La inflamación podría causar que la piel se estire y apriete alrededor de la articulación haciendo que esta área se ponga roja o morada y a la vez muy sensible. Su médico probablemente le sugiera hacerse exámenes de sangre y rayos X. Él o ella probablemente tomen también muestras del fluido de la articulación en el momento en que se está teniendo un ataque.

Otras formas de artritis incluyen la artritis psoriásica (en personas con la enfermedad de la piel psoriásis), la espondilitis anquilosante (la cual afecta generalmente la espina dorsal), artritis reactiva (ocurre como reacción a otra enfermedad en el cuerpo) y la artritis en la articulación temporomandibular (donde la quijada se une al cráneo).
Señales de alarma

Usted puede estar padeciendo una forma de artritis si presenta los siguientes síntomas:

Dolor incesante en las articulaciones.
Articulaciones inflamadas.
Articulaciones endurecidas, o entumecidas.
Sensibilidad o dolor al tocar una articulación.
Problemas al usar o mover una articulación normalmente.
Calor y enrojecimiento de una articulación.


Si alguno de estos síntomas persiste por más de 2 semanas, consulte con su médico de cabecera o reumatólogo. Si usted tiene fiebre, si se siente enfermo físicamente, si repentinamente tiene inflamación en una articulación, o tiene problemas al usar una articulación, consulte a su médico cuanto antes. Su proveedor de asistencia médica le hará preguntas acerca de sus síntomas y le practicará un examen. Él o ella talvez le hagan un examen de rayos X o de laboratorio antes de prescribirle un tratamiento médico.
Tratamientos para la artritis

Cada clase de artritis es tratada de manera diferente, pero hay ciertos tratamientos comunes que se pueden poner en práctica. El descanso, el ejercicio, una alimentación saludable, una dieta balanceada, y el conocer la forma correcta de usar y proteger las articulaciones, son la clave para poder sobrellevar cualquier tipo de artritis. El uso de zapatos adecuados y un bastón podrían ayudar a sobrellevar el dolor en los pies, las rodillas y las caderas al caminar. También existen aparatos que le pueden ayudar a abrir jarras y botellas, o para abrir los cerrojos de las puertas de su casa con mayor facilidad.

Además, existen ciertos medicamentos que pueden ayudarle a controlar el dolor y la inflamación. Acetaminophen puede sin ningún riesgo calmar el dolor de la artritis. Algunas drogas anti inflamatorias sin esteroides (NSAID por sus siglas en inglés) como el ibuprofen y naproxen, se pueden comprar sin una receta médica. Otras clases de NSAID tienen que ser recetados por un médico. Sin embargo en el 2005, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) advirtió a la población acerca de los posibles efectos secundarios de algunos de los NSAID, incluyendo ambos tipos, ya sea que se vendan con o sin receta médica. Para informarse, lea las advertencias en la etiqueta del envase o la información que viene adjunta con el medicamento. Hable con su doctor acerca de que si usted pudiera, y como debiera tomar acetaminofén o NSAID para el dolor de la artritis. También puede consultar con la FDA para obtener cualquier información acerca de estos medicamentos.

Algunos tratamientos son específicos para cada tipo de artritis.

La Osteoartritis. Ciertas medicinas pueden ayudarle a controlar el dolor de la osteoartritis. El descanso y el ejercicio le ayudarán a mover sus articulaciones con mayor facilidad. Mantener un peso adecuado y bajo es una muy buena idea.. Si el dolor de la osteoartritis en una rodilla es muy fuerte, es posible que su doctor le tenga que aplicar inyecciones para el dolor. Esto le ayudará a poder mover la rodilla y para poder estar y continuar sin dolor. Algunas personas se practican una cirugía para reparar o reemplazar las articulaciones que están afectadas.

Artritis Reumatoidea. Con un tratamiento se reduce el dolor y la inflamación de la artritis reumatoidea y hasta es posible detener o reducir el daño producido en las articulaciones. Usted encontrará que se moverá más fácilmente, y se sentirá mucho mejor. Además de los medicamentos para el dolor y los anti-inflamatorios, es posible que su médico le sugiera tomar medicamentos antirreumáticos, llamados Medicamentos Antirreumáticos Modificadores de la Enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés). Este tipo de medicamento pueden disminuir el avance dañino de la enfermedad. Los medicamentos como la prednisona, también conocida como corticosteroides, pueden disminuir la inflamación mientras los DMARD comienzan a hacer efecto. Otro tipo de medicina, los modificadores de respuesta biológica, bloquean el daño hecho por el sistema inmunológico. Estas medicinas ayudan a las personas que sufren de artritis reumatoidea media o moderada, cuando otros tipos de tratamientos no han funcionado.

La Gota. Si usted ha tenido un ataque de gota, hable con su médico para definir porque razones lo tuvo, y como prevenir futuros ataques. El tratamiento más común para un ataque agudo de gota recomienda el uso de NSAID o corticosteroids como el prednisone. Estos medicamentos reducen la inflamación, de manera que usted probablemente, se empiece a sentir bien después de unas horas de haber iniciado el tratamiento. El ataque se desvanece completamente al término de unos días. Si usted ya ha sufrido varios ataques, su doctor puede recetarle medicamentos para prevenir que estos vuelvan a ocurrir en el futuro.
El ejercicio puede ayudar

Además de tomar los medicamentos apropiados y darle el descanso necesario a las articulaciones, el ejercicio es una buena manera de permanecer en forma, mantener los músculos fuertes y controlar los síntomas de la artritis. El ejercicio diario, tal como el caminar o nadar ayuda a mantener en movimiento las articulaciones, reduce el dolor y fortalece los músculos que están alrededor de la articulación.

Estos tres tipos de ejercicios son los mejores si usted padece de artritis:

Ejercicio de movimientos amplios, como el baile; alivia la rigidez, lo mantiene flexible, y le ayuda a mantener las articulaciones en movimiento.
Ejercicios de fortalecimiento, como el entrenamiento con pesas; le ayuda a mantener y desarrollar fuerza muscular. Cuando los músculos están fuertes estos apoyan y protegen sus articulaciones.
Aeróbicos y ejercicios de resistencia, como el manejar una bicicleta; hacen a su corazón y arterias más saludables, le ayudan a no ganar peso, y mejoran el funcionamiento general del cuerpo. Los ejercicios aeróbicos podrían también disminuir la inflamación en algunas articulaciones.

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés) tiene un folleto gratis, que le enseña cómo comenzar y mantener un programa de ejercicios sin riesgo y un video de ejercicios de 48 minutos de duración (tanto el folleto como el video vienen en inglés). Para obtener más información, lea la última página de este folleto. Antes de comenzar a hacer cualquier ejercicio hable con su médico o proveedor de asistencia de salud.
Otras cosas que pueden ayudar

Además de hacer ejercicio y controlar el sobrepeso, hay otras formas de aliviar el dolor alrededor de las articulaciones. Probablemente sienta un poco de alivio al aplicarse calor o frío, dándose baños de agua tibia, o al nadar en una piscina de agua caliente.

Su médico tal vez le recomiende hacerse una cirugía si el daño en las articulaciones le produce incapacidad física o cuando otros tratamientos no están logrando aliviar el dolor. Los cirujanos también pueden reparar o reemplazar articulaciones con articulaciones artificiales. Las operaciones donde los cirujanos reemplazan las caderas y rodillas son muy comunes.
Remedios de efectividad no comprobada

Muchas personas con artritis prueban remedios que no han sido analizados y cuya efectividad no ha sido comprobada. Algunos de estos, como el veneno de culebra, son dañinos. Otros, como el uso de las pulseras de cobre, no producen ningún daño, pero su efectividad no ha sido comprobada.

¿Cómo se sabe si un remedio es de efectividad no comprobada?

El medicamento se anuncia como una loción o una crema que sirve para todo tipo de artritis y otras enfermedades.
Las conclusiones científicas provienen únicamente de un solo estudio de investigación.
La etiqueta no tiene instrucciones sobre el uso apropiado y no incluye advertencias sobre efectos secundarios.

Futuras áreas de investigación

Estudios recientes sugieren que la acupuntura china podría aliviar el dolor de la osteoartritis en algunas personas. Otros estudios han utilizado suplementos dietéticos como la glucosamina y la condroitina, e investigaciones actuales han demostrado que estos dos suplementos podrían reducir el dolor de la osteoartritis. Científicos están estudiando tratamientos alternos, tales como el de estos dos suplementos, para definir como es que funcionan, y si es que previenen que los cambios en las articulaciones producidos por la artritis empeoren..Se requiere de más investigación e información para tener seguridad al respecto.
Hable con su médico

Es muy importante saber que el dolor y la artritis no son parte normal del envejecimiento. Usted y su doctor pueden trabajar juntos para aliviar sin ningún riesgo el dolor y la rigidez que le pueda estar molestando, y así prevenir un daño más serio a las articulaciones

Dieta vegetariana disminuye síntomas en pacientes con artritis
Alimentación
Un estudio en Suecia encontró que una dieta vegetariana y libre de gluten puede disminuir los síntomas en pacientes con artritis.
El estudio se realizó en un grupo de 60 personas con artritis reumatoidea y se encontró que una dieta vegetariana (por 3 meses), en comparación con una dieta normal, aumentó el sistema inmune y disminuyó la inflamación en estos pacientes.
No se sabe exactamente cuál fue el efecto positivo de la dieta vegetariana, sin embargo la mayoría de las personas que siguen una dieta vegetariana consumen menores cantidades de grasa total, preservantes, tienen menor índice de masa corporal (IMC), niveles normales de colesterol y triglicéridos, y consumen mayores cantidades de antioxidantes, fitoquímicos y fibra dietética. Niveles bajos de colesterol y triglicéridos, junto con un peso adecuado, inhiben la reacciones inflamatorias que aumentan los síntomas de la artritis.
La artritis reumatoidea es una enfermedad sistémica autoinmune que suele provocar inflamación crónica en las articulaciones, destruyendo progresivamente los huesos, cartílagos, tendones y ligamentos del cuerpo. Ya en casos avanzados puede afectar diversos órganos y sistemas, como ojos, pulmones, corazón, piel o vasos.

Esta enfermedad afecta a aproximadamente 0,8 de 100000 habitantes y es más común en mujeres que en hombres. Además esta enfermedad hereditaria suele iniciarse entre los 30 y los 50 años, y la prevalencia aumenta con la edad.
Se ha comprobado también que una dieta mediterránea que incluye variedad de vegetales y frutas, consumo moderado de lácteos (queso, yogurt y leche), alto consumo de pescado y bajo consumo de carne roja, e inclusión de aceite de oliva en la dieta tienden a disminuir los síntomas en personas con artritis.

Recomendaciones nutricionales

El objetivo de este artículo NO es inducirlo a que usted se vuleva vegetariano, de lo contrario orientarlo a que siga una mejor alimentación. Las siguientes recomendaciones fueron propuestas por la Asociación de Artritis en Canadá y Estados Unidos. Lo importante es incluir en nuestra dieta diaria alimentos que están incluidos en una dieta vegetariana.

Consuma variedad de vegetales y frutas. Estos son fuente de fibra y el color de la fruta y vegetal indica mucho el tipo de vitaminas y minerales que proveen. Debemos incluir la mayor variedad posible en nuestra alimentación. Por ejemplo los tomate, manga, chile dulce son fuente de vitamina A, y el brócoli, vainicas y espinacas son fuente de ácido fólico y calcio.

Mantenga un peso ideal. Las complicaciones aumentan entre mayor sea nuestro índice de masa corporal (IMC es la relación de la estatura y el peso). Un IMC normal es entre 18,5-24.9 y la fórmula para calcularlo es la siguiente:

peso (Kg)
( estatura (m) x estatura (m) )2

Realice actividad física. Se recomienda realizar 30 minutos diarios en personas adultas y 1 hora diaria en niños y adolescentes.

Siga una dieta baja en colesterol y grasas saturadas y libre de grasas trans: Recientemente se la encontrado que las grasas trans son las más dañinas para nuestro organismo. Estas se encuentran en los productos industrializados como las papas a la francesa, biscuit, donas, alfajores, queques, algunas margarinas, etc. Compre productos que muestran en la etiqueta “libre de trans”. El colesterol y las grasas saturadas se encuentran en los productos de origen animal como la natilla, helados, embutidos, carnes grasosas, mantequilla, crema láctea, etc.

Consuma azúcar con moderación. Evite agregarle azúcar en los refrescos, productos empacados, helados, galletas, etc. El azúcar no provee nutrientes, sino sólo calorías, por lo que aumentan significativamente las calorías ingeridas diariamente.

Aumente el consumo de fibra. Se recomienda incluir 25 gramos de fibra en la dieta diaria. La fibra se encuentra en la cáscara de las frutas y vegetales, cereales y productos integrales (avena, pan, pasta y arroz integral, maíz) y leguminosas (frijoles, lentejas, garbanzos)

Consuma sal con moderación. Recuerde que muchas salsas preparada, aderezos, productos empacado o enlatados contienen altas cantidades de sal.

Consuma licor con moderación. Para la mujeres se recomienda 1 unidad de alcohol al día (125 ml de vino, 1 onz ron o 1 cerveza), y para los hombres 2 unidades diarias.

deja tu comentario