Frases para la eternidad


Buenas hermanas y hermanos Taringueros! Hoy quiero ilustralos con estas frases celebremente citadas a lo largo de la historia. Desde la Grecia antigua y China, pasando por el Renacimiento, la Ilustración, el siglo XIX, el XX, y la época actual. Espero de todo corazón que estas sabias palabras penetren en sus mentes y sus corazones. Sin más preambulos, empezamos con:



grecia



PLATON



filosofia


La mayor declaracón de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.


El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos los caballos.


Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro.


No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe.


La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.


La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo.


Hay que tener el valor de decir la verdad, sobre todo cuando se habla de la verdad.


La filosofía es un silencioso diálogo del alma consigo misma en torno al ser.


El legislador no debe proponerse la felicidad de cierto orden de cuidadanos con exclusión de los demás, sino la felicidad de todos.


Allí donde el mando es codiciado y disputado no puede haber buen gobierno ni reinará la concordia.


Son filósofos verdaderos aquellos a quienes gusta contemplar la verdad.


Cuando una multitud ejerce la autoridad, es más cruel aún que los tiranos.


La burla y el ridículo son, entre todas las injurias, las que menos se perdonan.


¿Quién es, pues, el creador y padre de este Universo? Difícil es encontrarlo; y cuando se ha encontrado, imposible hacer que la multitud lo conozca.


La libertad está en ser dueños de la propia vida.




pensamiento



renacimiento



ARISTOTELES




frases celebres


El instante es la continuidad del tiempo, pues une el tiempo pasado con el tiempo futuro.


La amistad es un alma que habita en dos cuerpos, un corazón que habita en dos almas.


Cuando los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia.


La esperanza es el sueño del hombre despierto.


Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo


Todos los aduladores son mercenarios, y todos los hombres de bajo espíritu son aduladores.


Así como los ojos de los murciélagos se ofuscan a la luz del día, de la misma manera a la inteligencia de nuestra alma la ofuscan las cosas evidentes.

Lo que tiene alma se distingue de lo que no la tiene por el hecho de vivir.


Los grandes conocimientos engendran las grandes dudas.


Sólo hay una fuerza motriz: el deseo.


Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto eso ciertamente no resulta tan sencillo.


Gracias a la memoria se da en los hombres lo que se llama experiencia.


No conviene hablar del pudor como de una virtud. Se parece más bien a una emoción que a una disposición adquirida. Se define pues como un miedo de dar de sí una mala opinión.


Las revoluciones no se hacen por menudencias, pero nacen por menudencias.


La única verdad es la realidad.



Grandes



mentes



CONFUCIO




ilustrasion


Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro


El más elevado tipo de hombre es el que obra antes de hablar y practica lo que profesa


Entristécete no porque los hombres no te conozcan sino porque tú no conoces a los hombres


El hombre que ha cometido un error y no lo consigue comete otro error mayor


Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes


Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro


Aprende a vivir y sabrás morir bien


Yo no procuro conocer las preguntas, procuro conocer las respuestas


Un erudito que no sea serio no inspirará respesto y su sabiduría por lo tanto carecerá de estabilidad


No debes quejarte de la nieve en el tejado de tu vecino cuando también cubre el umbral de tu casa


Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos


Los defectos de un hombre se adecuan siempre a su tipo de mente. Observa sus defectos y conocerás sus virtudes


La ignorancia es la noche de la mente, pero una noche sin luna y sin estrellas


La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos, la educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos


Donde hay educación no hay distinción de clases


Uno que no sepa gobernarse a sí mismo ¿cómo sabrá gobernar a los demás?



hitoria



sigloxx



LEONARDO DA VINCI




sigloxix


Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.


Verdaderamente, el hombre es el rey de los animales, pues su brutalidad supera a la de éstos.


Reprende al amigo en secreto y alábalo en público.


Quien de verdad sabe de qué habla, no encuentra razones para levantar la voz.


Los que se enamoran de la práctica sin la teoría son como los pilotos sin timón ni brújula, que nunca podrán saber a dónde van.


Quien no castiga el mal, ordena que se haga.


Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto.


La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.


La sabiduría es hija de la experiencia.


Nuestras mayores tonterías pueden ser muy sabias.


La naturaleza benigna provee de manera que en cualquier parte halles algo que aprender.


La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega.


El que no valora la vida no se la merece.


No se puede poseer mayor gobierno, ni menor, que el de uno mismo.


La ciencia más útil es aquella cuyo fruto es el más comunicable.



Frases para la eternidad



grecia



GIORDANO BRUNO




filosofia


No importa cuán oscura sea la noche, espero el alba, y aquéllos que viven en el día esperan la noche. Por tanto, regocíjate, y mantente íntegro, si puedes, y devuelve amor por amor.


El tiempo todo lo da y todo lo quita; todo cambia pero nada perece.


En cada hombre, en cada individuo, se contempla un mundo, un universo.


Tembláis más vosotros al pronunciar la sentencia que yo al recibirla.


Así pues, donde estaba la Osa, por razón de ser lugar la parte más eminente del cielo, se coloca la verdad, que es la cosa más alta y más digna.


Donde se ve la Lira de nueve cuerdas sube la madre Musa con sus nueve hijas: Aritmética, Geometría, Música, Lógica, Poesía, Astrología, Física, Metafísica, Ética.


No hay muerte, pero tampoco permanencia de las individualidades numéricas. Sólo permanece la sustancia única (la materia - alma universal) mutándose en nuevas individualidades.


La composición se disuelve, la complexión se cambia, la figura se muda, el ser se altera, la fortuna varía, permaneciendo siempre los elementos lo que son en sustancia y perseverando el principio material único (que es la verdadera sustancia de las cosas, eterna, ingenerable, incorruptible) en aquello mismo que fue siempre.


Entonces tiene lugar la expulsión de la bestia triunfante, es decir, de los vicios que predominan y suelen conculcar la parte divina; se purifica el ánimo de errores y se le adorna con virtudes, por amor de la belleza que se ve en la bondad y justicia natural, por deseo del placer que deriva de los frutos de ésta y por odio y temor a la fealdad y displacer contrarios.


No hay un arriba o abajo absolutos, como enseñó Aristóteles; ninguna posición absoluta en el espacio; sino que la posición de un cuerpo es relativa a las de los otros cuerpos.


Uno solo es inmutable, eterno y dura para siempre, uno y el mismo consigo mismo. Con esta filosofía mi espíritu crece, mi mente se expande.


Ciego quien no ve el sol, necio quien no lo conoce, ingrato quien no le da las gracias, si tanta es la luz, tanto el bien, tanto el beneficio, con que resplandece, con que sobresale, con que nos favorece, maestro de los sentidos, padre de las sustancias autor de la vida.


Allí donde encorvaba la retorcida cola y extendía sus pinzas el escorpión ya no aparece el fraude, el aplauso injusto, el amor fingido, el engaño, la traición, sino las virtudes contrarias, hijas de la simplicidad, sinceridad, verdad y que se mueven por los campos de las madres.


El odio del contrario es el amor del semejante: el amor de esto es el odio de aquello. Así, pues, en sustancia, es una cosa misma odio y amor.


Lo último corrompido ¿no es el principio de lo engendrado?


A la proporción, semejanza, unión e identidad del infinito no te acercas más siendo hombre que siendo hormiga.



pensamiento



renacimiento



VOLTAIRE




frases celebres


Azar es una palabra vacía de sentido, nada puede existir sin causa.


En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra.


Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás.


Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan.


Hay que saber que no existe país sobre la tierra donde el amor no haya convertido a los amantes en poetas.


La parte filosófica de la historia se destina a dar a conocer las necesidades humanas.


La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano.


La providencia nos ha dado el sueño y la esperanza como compensación a los cuidados de la vida.


Los que creen que el dinero lo hace todo, suelen hacer cualquier cosa por dinero.


El secreto de aburrir a la gente consiste en decirlo todo.


Cambiad de placeres, pero no cambies de amigos.


No estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas.


Pensad por cuenta propia y dejad que los demás disfruten del derecho a hacer lo mismo.


La civilización no suprime la barbarie; la perfecciona.


Lo maravilloso de la guerra es que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invoca solemnemente a Dios antes de lanzarse a exterminar a su prójimo.



Grandes



mentes



ROUSSEAU




ilustrasion


La única costumbre que hay que enseñar a los niños es que no se sometan a ninguna.


Las ideas generales y abstractas son fuente de los más grandes errores humanos.


Las necesidades más dispendiosas son las que nos imponen la opinión.


Las injurias son las razones de los que tienen culpa.


Renunciar a nuestra libertad es renunciar a nuestra calidad de hombres, y con esto a todos los deberes de la humanidad.


El hombre ha nacido libre y por doquiera se encuentra sujeto con cadenas.


Es muy difícil pensar noblemente cuando no se piensa más que para vivir.


El vicio rara vez se insinuó oponiéndose a la honradez; casi siempre toma el disfraz de ésta.


No hacer el bien ya es un mal muy grande.


El más fuerte no es nunca lo bastante fuerte para ser siempre el amo, si no transforma su fuerza en derecho y la obediencia en deber.


Las cartas de amor se escriben empezando sin saber lo que se va a decir, y se terminan sin saber lo que se ha dicho.


Nuestras controversias parecerán tan raras a las edades futuras, como las del pasado nos han parecido a nosotros.


La gratitud es un deber que debiera ser recompensado, pero que nadie debe esperar la remuneración.


No conozco mayor enemigo del hombre que el que es amigo de todo el mundo.


Los temores, las sospechas, la frialdad, la reserva, el odio, la traición, se esconden frecuentemente bajo ese velo uniforme y pérfido de la cortesía.



hitoria



sigloxx



DESCARTES




sigloxix


No hay nada repartido de modo más equitativo en el mundo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente.


Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas, una vez en la vida.


Lo poco que he aprendido carece de valor, comparado con lo que ignoro y no desespero en aprender.


Pienso, luego existo.

No hay alma, por poco noble que sea, que permanezca tan aferrada a los objetos de los sentidos que, a veces, no se aparte de ellos para desear un bien mayor.


Dudo de todo, pero al dudar estoy pensando, y si pienso existo.


Mucha gente ignora lo que cree. El acto del pensamiento con que se cree una cosa, no es el mismo que aquel con el que se conoce la creencia.


No basta tener buen ingenio; lo principal es aplicarlo bien.


La matemática es la ciencia del orden y la medida, de bellas cadenas de razonamientos, todos sencillos y fáciles.


No he hallado una mujer cuya belleza pueda compararse a la de la verdad.


Daría todo lo que sé, por la mitad de lo que ignoro.


Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más deprisa que los otros o ir por el buen camino.


Abrigamos una multitud de prejuicios si no nos decidimos a dudar, alguna vez, de todas las cosas en que encontremos la menor sospecha de incertidumbre.


Dicen que el mono es tan inteligente que no habla para que no lo hagan trabajar.


Los malos libros provocan malas costumbres y las malas costumbres provocan buenos libros.



Frases para la eternidad



grecia



NIETZSCHE




filosofia


Sin música la vida sería un error.


Tenemos arte para no morir de la verdad.


Todo idealismo frente a la necesidad es un engaño.


Sólo comprendemos aquellas preguntas que podemos responder.


Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado.


La guerra vuelve estúpido al vencedor y rencoroso al vencido.


La edad de casarse llega mucho antes que la de quererse.


Tener fe significa no querer saber la verdad.


El matrimonio acaba muchas locuras cortas con una larga estupidez.


Cuando me encuentro con una criatura, encuentro la voluntad del poder.


¿No es la vida cien veces demasiado breve para aburrirnos?


Las razas laboriosas encuentran una gran molestia en soportar la ociosidad.


La esperanza es un estimulante vital muy superior a la suerte.


Lo que hacemos no es nunca comprendido, y siempre es acogido sólo por los elogios o por la crítica.


No se odia mientras se menosprecia. No se odia más que al igual o al superior.



pensamiento



renacimiento



MARIANO MORENO




frases celebres


Quiero más una libertad peligrosa que una servidumbre tranquila.


El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien; él debe aspirar a que nunca puedan obrar mal. Seremos respetables a las naciones extranjeras, no por riquezas, que excitarán su codicia; no por el número de tropas, que en muchos años no podrán igualar las de Europa; lo seremos solamente cuando renazcan en nosotros las virtudes de un pueblo sobrio y laborioso.


Es justo que los pueblos esperen todo bueno de sus dignos representantes; pero también es conveniente que aprendan por sí mismos lo que es debido a sus intereses y derechos.


La verdad, como la virtud, tienen en sí mismas su más incontestable apología; a fuerza de discutirlas y ventilarlas aparecen en todo su esplendor y brillo: si se oponen restricciones al discurso, vegetará el espíritu como la materia; y el error, la mentira, la preocupación, el fanatismo y el embrutecimiento, harán la divisa de los pueblos, y causarán para siempre su abatimiento, su ruina y su miseria.


Sea que sigan dependiendo de España o que formen gobiernos independientes, lo cierto es que los sudamericanos, en este momento, abren sus brazos a Inglaterra: es indiferente en qué forma buscan nuestra ayuda, siempre que el incremento de los negocios y el nuevo mercado que nos ofrecen para la venta de nuestras manufacturas compense nuestra protección.


¡Levante el dedo el pueblo que no tenga que llorar hasta ahora un cúmulo de adoptados errores, y preocupaciones ciegas, que viven con el resto de sus individuos; y que exentas de la decrepitud de aquéllos, no se satisfacen con acompañar al hombre hasta el sepulcro, sino que retroceden también hasta las generaciones nacientes para causar en ellas igual cúmulo de males!


Las naciones verdaderamente ilustradas se propusieron y lograron frutos muy diferentes de sus bibliotecas públicas. Las treinta y siete que contaba Roma en los tiempos de su mayor ilustración, eran la verdadera escuela de los conocimientos, que tanto distinguieron a aquella nación célebre, y las que son hoy día tan comunes en los pueblos cultos de Europa, son miradas como el mejor apoyo de las luces de nuestro siglo.


Seamos, una vez, menos partidarios de nuestras envejecidas opiniones; tengamos menos amor propio; dése acceso a la verdad y a la introducción de las luces y de la ilustración: no se reprima la inocente libertad de pensar en asuntos del interés universal; no creamos que con ella se atacará jamás impunemente al mérito y la virtud, porque hablando por sí mismos en su favor y teniendo siempre por árbitro imparcial al pueblo, se reducirán a polvo los escritos de los que, indignamente, osasen atacarles.


El gobierno antiguo nos había condenado a vegetar en la oscuridad y abatimiento, pero como la naturaleza nos ha criado para grandes cosas, hemos empezado a obrarlas, limpiando el terreno de tanto mandón ignorante.


Si el hombre no hubiera sido constantemente combatido por las preocupaciones y los errores, y si un millón de causas que se han sucedido sin cesar, no hubiesen grabado en él una multitud de conocimientos y de absurdos, no veríamos, en lugar de aquella celeste y majestuosa simplicidad que el autor de la naturaleza le imprimió, el deforme contraste de la pasión que cree que razona cuando el entendimiento está en delirio.


Desde el descubrimiento empezó la malicia a perseguir unos hombres que no tuvieron otro delito que haber nacido en unas tierras que la naturaleza enriqueció con opulencia y que prefieren dejar sus pueblos que sujetarse a las opresiones y servicios de sus amos, jueces y curas.


Si los pueblos no se ilustran, si no se divulgan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que puede, vale, debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas y será tal vez nuestra suerte cambiar de tiranos sin destruir la tiranía.


Yo amo, tu amas, el ama, nosotros amamos, vosotros amáis, ellos aman. Ojalá no fuese conjugación sino realidad.


Muchas personas creen que cuando han superado un error ya no necesitan volver a enmendarlo.


El pueblo no es verdaderamente libre mientras que la libertad no esté arraigada en sus costumbres e identificada con ellas.



Grandes



mentes



SARTRE




ilustrasion


Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace.


Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad.


El hombre nace libre, responsable y sin excusas.


Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es.


No perdamos nada de nuestro tiempo; quizá los hubo más bellos, pero este es el nuestro.


Desconfío de la incomunicabilidad; es la fuente de toda violencia.


Basta con que un hombre odie a otro para que el odio vaya corriendo hasta la humanidad entera.


Cuando los ricos se hacen la guerra, son los pobres los que mueren.


Soñar en teoría, es vivir un poco, pero vivir soñando es no existir.


Nunca las noticias son malas para los elegidos de Dios.


El hombre está condenado a ser libre.


Los cobardes son los que se cobijan bajo las normas.


Un hombre no es otra cosa que lo que hace de sí mismo.


Trata de amar al prójimo. Ya me dirás el resultado.


Lo más aburrido del mal es que a uno lo acostumbra.



hitoria



sigloxx



ARTAUD




sigloxix


El Teatro de la Crueldad ha sido creado para restablecer en el teatro una concepción de la vida apasionada y convulsiva, y es en este sentido de rigor violento y condensación extrema de elementos escénicos que debe entenderse la crueldad en la cual están basados.


Allí donde otros exponen su obra yo sólo pretendo mostrar mi espíritu


Se ha perdido una idea del teatro. Y mientras el teatro se limite a mostrarnos escenas íntimas de las vidas de unos pocos fantoches, transformando al público en voyeur, no será raro que las mayorías se aparten del teatro, y que el público común busque en el cine, en el music-hall o en el circo satisfacciones violentas, de claras intenciones.


Quisiera hacer un libro que altere a los hombres, que sea como una puerta abierta que los lleve a un lugar al que nadie hubiera consentido en ir, una puerta simplemente ligada con la realidad.


Las palabras se pudren en el llamado inconsciente del cerebro, todas las palabras por no importa qué operación mental, y sobre todo aquellas que tocan los resortes más habituales, los más activos del espíritu.


Me niego a hacer diferencias entre cada minuto de mí mismo. No acepto el espíritu planeado.


No ha quedado demostrado, ni mucho menos, que el lenguaje de las palabras sea el mejor posible.


El más pequeño acto de creación espontánea constituye un mundo más complejo y mucho más revelador que cualquier sistema metafísico.


La suerte de ruptura interna de la correspondencia de todos los nervios.


Vivir no es otra cosa que arder en preguntas. No concibo la obra al margen de la vida.

Ni mi vida es completa ni mi muerte ha fracasado completamente.


Y el público creerá en los sueños del teatro, si los acepta realmente como sueños y no como copia servil de la realidad, si le permiten liberar en él mismo la libertad mágica del sueño, que sólo puede reconocer impregnada de crueldad y terror.



Frases para la eternidad



grecia



BORGES




filosofia


El tiempo es la sustancia de la que estoy hecho.


La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido.


Que el cielo exista, aunque nuestro lugar sea el infierno.


No eres ambicioso: te contentas con ser feliz.


Nadie es patria, todos lo somos.


Las tiranías fomentan la estupidez.


Estoy solo y no hay nadie en el espejo.


El tiempo es el mejor antologista, o el único, tal vez.


Creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos.


Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mi me enorgullecen las que he leído.


Ordenar bibliotecas es ejercer de un modo silencioso el arte de la crítica.


No he cultivado mi fama, que será efímera.


Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído.


Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.


Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.



pensamiento



renacimiento



ERNESTO SABATO




frases celebres


El artista debe de ser mezcla de niño, hombre y mujer.


Al parecer, la dignidad de la vida humana no estaba prevista en el plan de globalización


Las modas son legítimas en las cosas menores, como el vestido. En el pensamiento y en el arte son abominables.


Libro: 'Botella al mar', se ha dicho. Pero con un mensaje equívoco, que puede ser interpretado de tantas maneras que difícilmente el náufrago sea localizado.


Ser original es en cierto modo estar poniendo de manifiesto la mediocridad de los demás.


Un creador es un hombre que en algo "perfectamente" conocido encuentra aspectos desconocidos. Pero, sobretodo, es un exagerado.


Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas.


La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse.


La vanidad es tan fantástica, que hasta nos induce a preocuparnos de lo que pensarán de nosotros una vez muertos y enterrados.


Le expliqué que el mundo es una sinfonía, pero que Dios toca de oído.


El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria.


Hay una manera de contribuir a la protección de la humanidad, y es no resignarse.


Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil.


Dios existe, pero a veces duerme: sus pesadillas son nuestra existencia.


Dios es un pobre diablo, con un problema demasiado complicado para sus fuerzas. Lucha con la materia como un artista con su obra. Algunas veces, en algún momento logra ser Goya, pero generalmente es un desastre.




Grandes



mentes



EDUARDO GALEANO




ilustrasion


Son cosas chiquitas. No acaban con la pobreza, no nos sacan del subdesarrollo, no socializan los medios de producción y de cambio, no expropian las cuevas de Alí Babá. Pero quizá desencadenen la alegría de hacer, y la traduzcan en actos. Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable.


Yo me duermo a la orilla de una mujer: yo me duermo a la orilla de un abismo.


Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.


Hay quienes creen que el destino descansa en las rodillas de los dioses, pero la verdad es que trabaja, como un desafío candente, sobre las conciencias de los hombres.


La industria norteamericana de armamentos practica la lucha contra el terrorismo vendiendo armas a gobiernos terroristas, cuya única relación con los derechos humanos consiste en que hacen todo lo posible por aniquilarlos.


La violencia engendra violencia, como se sabe; pero también engendra ganancias para la industria de la violencia, que la vende como espectáculo y la convierte en objeto de consumo.


La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.


La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respetuo mutuo.


Sobre una torre había una mujer, de túnica blanca, peinándose la cabellera, que le llegaba a los pies. El peine desprendía sueños, con todos sus personajes: los sueños salían del pelo y se iban al aire.


Las bombas inteligentes, que tan burras parecen, son las que más saben. Ellas han revelado la verdad de la invasión. Mientras Rumsfeld decía: “Estos son bombardeos humanitarios”, las bombas destripaban niños y arrasaban mercados callejeros.


El mundo es una gran paradoja que gira en el universo. A este paso, de aquí a poco los propietarios del planeta prohibirán el hambre y la sed, para que no falten el pan ni el agua.


Soy un escritor que quisiera contribuir al rescate de la memoria secuestrada de toda América, pero sobre todo de América Latina, tierra despreciada y entrañable.


Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme.


No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta.


Mirá pibe. Si Beethoven hubiera nacido en Tacuarembó, hubiera llegado a ser director de la banda del pueblo.


Me desprendo del abrazo, salgo a la calle. En el cielo, ya clareando, se dibuja, finita, la luna. La luna tiene dos noches de edad. Yo, una.


Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen.


¿Hasta cuándo los países latinoamericanos seguiremos aceptando las órdenes del mercado como si fueran una fatalidad del destino? ¿Hasta cuándo seguiremos implorando limosnas, a los codazos, en la cola de los suplicantes? ¿Hasta cuándo seguirá cada país apostando al sálvese quien pueda? ¿Cuándo terminaremos de convencernos de que la indignidad no paga? ¿Por qué no formamos un frente común para defender nuestros precios, si de sobra sabemos que se nos divide para reinar? ¿Por qué no hacemos frente, juntos, a la deuda usurera? ¿Qué poder tendría la soga si no encontrara pescuezos?



hitoria



sigloxx



SILO




sigloxix


La evolución de la vida es muy larga, la vida tiene la intención de un proceso de trasformación muy lento; al ritmo de la vida seguramente otros niveles de conciencia van a aparecer en cientos de miles de años más.


La vida se juega con millones de posibilidades. Y si en esa matriz de n posibilidades el ser humano individual vive una vida mecánica, a la vida no le importa, la vida tiene tiempo y miles de millones de reemplazos.


Cada uno tiene ganas de tener experiencias de lo más trascendental que hay en el ser humano. Pero esa palabra "trascendental” puede ser fría y sin contextos. Hay registros de gran unidad y comprensión que están relacionados con la grandeza humana. Aspiramos a incorporar en nosotros mismos esta grandeza humana.


Hay regiones de conciencia que existen en las zonas altas del espacio de representación y están lanzando señales constantemente pero normalmente no somos capaces de captar estas traducciones porque la energía no llega hasta esas regiones. Si hay energía libre estas regiones altas se traducen en el aparato que tenemos con los registros que tenemos. Lo nuevo tiene que ver con estas regiones de la conciencia que traduce la mente a un lenguaje que la conciencia puede captar. La conciencia puede integrar los contenidos de regiones nuevas accediendo entonces a otra visión sobre el mundo. Toda nuestra Doctrina es un ejemplo de esta visión más completa. A partir de allí nace una conducta distinta, una expresión de nuestra experiencia, en base a las nuevas construcciones hechas. La muerte no existe, en la dirección hacia adonde estamos avanzando. 


Nombrador de mil nombres, hacedor de sentido, transformador del mundo...tus padres y los padres de tus padres se continúan en ti. No eres un bólido que cae, sino una brillante saeta que vuela hacia los cielos.


Para ver el cielo tienes que levantar la vista.


Si te entristecen los días de lluvia piensa en la alegría de los campos secos.


Aprende a resistir la violencia que hay en ti y fuera de ti.


Jamás creas las mentiras de los envenenadores de la vida cuando se refieren al sexo como algo despreciable, por el contrario en él hay belleza y no en vano está relacionado con los mejores sentimientos de amor.


Todo lo que hago, siento y pienso, no depende de mí.


Rechaza ahora el sobresalto y el descorazonamiento... Rechaza ahora el deseo de huir hacia regiones obscuras... Ven, prepárate a entrar en la más hermosa Luz.


Si alguien dice que la vida termina con la muerte y que por lo tanto respecto a este tema no hay de que hablar, nosotros le decimos que no, que es ahí donde recién comienza la conversación. La Doctrina apunta al Sentido, a los temas de la muerte y la trascendencia, pero todo esto hay que construirlo en uno. Estamos construyendo a este futuro ser humano ahora y ello nos da mucho sentido, nos dignifica. Liberar energía es permitir que la conciencia siga avanzando hacia la dirección en la que va, sin bloqueos, sin lentitud, sin innecesarios retrasos.



Frases para la eternidad



grecia



LUIS ALBERTO SPINETTA


filosofia
pensamiento



Si la lluvia llega hasta aquí voy a limitarme a vivir. Mojaré mis alas como el árbol o el ángel o quizás muera de pena.


Todo gigante muere cansado de que lo observen desde afuera.


Esta noche se oirá dentro de tu piel. No hay ningún momento, que se pueda comparar al amor.


Tengo que aprender a volar entre tanta gente de pie.


Y oigo tu adiós tan solo y no sé si olvidar sirve aquí...


¿Y para qué vivir, si ya no tienes fe en tu hermano, al que no amas ya? ¡Ya no me digas que se siente! Si no se cambia hoy, no se cambia más... Y tus hijos sabrán, que vendiste tu amor...


Todas las cosas tienen música hoy, todos los hombres tienen música del sol de la calle.


En la inconsolable noche tu voz, aullando me guía, yo solo estoy atado a tu frontera...


Lo mismo da correr o parar, yo te sigo casi sin necesidad, un refugio es lo mejor con el cuerpo de los dos.


Y que placer, cuando no hay nada, que pueda ver, y solo invento tu sonrisa, y apago así, toda agonía...


Cruzas sólo puentes, puentes entre ti, las flores y el silencio son cosas de tu amor...


El vino entibia sueños al jadear desde su boca de verdeado dulzor. Y entre los libros de la buena memoria se queda oyendo como un ciego frente al mar.




renacimiento



frases celebres



Grandes



mentes




ilustrasion