Últimamente se han visto, en el mercado de las portátiles, muchas máquinas con una buena duración de batería, la cual suele oscilar entre 6 y 8 horas. Por supuesto que esto no puede compararse con una PC de escritorio, pero todo eso está a punto de dar un giro inesperado. Intel está diseñando un nuevo procesador que toma su energía de la luz: no necesita enchufes ni baterías.

El nuevo chipset de Intel funcionará con energía solar

Dentro de unos 15 meses las ultrabooks comenzarán a usar un nuevo conjunto de chips llamado Haswell. La arquitectura del CPU será de última tecnología, siendo una 3D de 22 nanómetros y se consumirá 20 veces menos energía en comparación los procesadores actuales. Sí, tal como has leído, 20 veces menos. Lo que tenemos aquí arriba es, efectivamente, el Haswell junto a su pequeño panel solar. Lo único que tendremos que hacer es usar la máquina a la luz del Sol o bajo una bombilla eléctrica y tendremos batería hasta que el astro explote o hasta que nos corten el servicio de energía eléctrica.

El lanzamiento está esperado para el 2013.