El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La Revolución Libertadora - Golpe de estado 1966

La Revolución Libertadora.


El 16 de septiembre de 1955 se produce la llamada Revolución Libertadora, la cual se había llevado a cabo por la acción conjunta de la Armada Argentina, la Aeronáutica y el Ejército de la Patria. El objetivo de dicho levantamiento era el de derrocar a Perón, considerado por dichas instituciones como un dictador que abusaba de su poder para humillar a los demás conciudadanos. Dicha acusación era falsa, debido a que Perón había ganado las últimas elecciones democráticas con un 62,5% de los votos. La revuelta dirigida por Lonardi comenzó en Córdoba, donde con el correr de los días eran aun más las personas que se sumaban al golpe y no apoyaban al gobierno. La flota aérea bombardeó los depósitos de Mar del Plata y la flota marina se encontraba amenazante sobre las costas de la ciudad de Buenos Aires. El 19 de septiembre Perón ofrece su renuncia, hubo marchas en su apoyo, pero era demasiado tarde, ya estaba derrotado. El día 20, se refugió en la embajada de Paraguay para luego ser trasladado al país limítrofe.

Gobierno provisorio de Lonardi (1955)


El dirigente de la revolución era el General Eduardo Lonardi, quien luego de la victoria y del exilio de Perón, juró como presidente provisional trasladando la sede del gobierno nacional a la ciudad de Córdoba. El 23 de septiembre realizó un acto en Plaza de Mayo al frente de una multitud integrada, en su mayoría, por antiperonistas católicos y militares nacionalistas, en el cual se demostró sereno y dio un discurso donde aclaraba que el objetivo del golpe era cambiar la imagen personalista que daba Perón como presidente, pero sin destruir toda la obra que él había hecho. Lonardi, aseguró que su gobierno era de carácter provisorio y que respetaría la Constitución de 1949, señaló que los sindicatos serían libres y que se respetarían los derechos de los obreros.

Divisiones y conflictos dentro del Ejército.
Al poco tiempo de asumir Lonardi, el ejército se dividió en base a tres posturas diferentes:
•La Línea Jacobina, que tenía como objetivo terminar por completo con el peronismo. Su dirigente era el Almirante Isaac Rojas.
•La Línea Continuista, la cual tenia en el frente a Aramburu, quería que se realizaran elecciones para que ganara Balbín.
•La Línea Legista, exigía que se realizaran elecciones limpias, sin importar quien ganase. No tuvo éxito.
Los peronistas trataron de aprovechar esta situación confusa dentro del ejército y comenzaron a organizarse. Hacia el mes de octubre el peronismo cobró fuerzas y comenzó a hacer presión sobre el gobierno para que no interviniera en la situación interna de los sindicatos, los cuales se estaban reorganizando. Ante la actitud ofensiva por parte de los peronistas, el gobierno militar tomó represalias e intervino el Ministerio de Trabajo con el fin de quebrantar el poder de los sindicalistas. Días después, la CGT llegó a un acuerdo con Lonardi para normalizar la situación. Al poco tiempo la situación de Lonardi en el gobierno se agravó debido a una serie de nuevas medidas económicas liberales que intentó aplicar, ya que en la reforma constitucional de 1949 se la habían dado atribuciones al gobierno para intervenir en la economía, lo cual perjudicaba a las clases conservadoras. Los sindicatos de trabajadores y la CGT reaccionaron y el gobierno despojó la autoridad de todos los dirigentes gremiales. El día 13 y 14 de noviembre se realizaron huelgas por parte de los trabajadores.
El 13 de noviembre, Lonardi se dirigió a la Casa Rosada, retiró sus papeles y fue relevado de su puesto por otros “libertadores”. Ese mismo día por la tarde, juraría como nuevo presidente provisional Aramburu.

La política Gorila.
El General Pedro Eugenio Aramburu, perteneciente al sector liberal, fue designado presidente provisional, luego de ser relevado Lonardi. La política de Aramburu se basaba en tratar de liquidar al peronismo del ámbito político, dejando de lado las antiguas posturas que tenía Lonardi con el partido. Para ello, sancionó el Decreto 4161, el cual establecía la prohibición de cualquier tipo de manifestación de carácter peronista y se prohibía nombrar a Perón o a Evita. Además se intervino la CGT, se destruyeron los símbolos del peronismo y el dirigente gremial de la CGT fue reemplazado por el capitán Laplacette. Se investigaron, enjuiciaron y encarcelaron dirigentes peronistas. Lo más ofensivo fue el secuestro del cadáver de Eva Perón.
De esta manera las normas y cambios que hacían que los obreros argentinos sean los más protegidos de América Latina, se derrumbó. Debido a estas características, el gobierno de Aramburu fue designado vulgarmente por la sociedad como “Política Gorila”.

Situación política.
El gobierno disolvió la Corte Suprema de Justicia y el Congreso. Se convocó a una Junta Consultiva para reemplazar a este último. Dicha junta estaba integrada por dirigentes antiperonistas. La UCR se dividió en dos partes, debido a que Arturo Frondizi (Presidente de Comité Nacional de la UCR) propuso declarar un candidato para las próximas elecciones presidenciales y así presionar al gobierno militar. Se formó el frente de la Unión Cívica Radical Intransigente con Frondizi como candidato a Presidente. Por otro lado, una parte de la UCR, al mando de Balbín, no estaba de acuerdo con nominar a un candidato sin el consentimiento de todos los afiliados al partido. Esta parte se separó y fundó la Unión Cívica Radical del Pueblo al mando de Balbín. El Partido Conservador dio origen al nuevo Partido Conservador Popular, aliado del peronismo, a cargo de Vicente Solano Lima. Hacia el año 1957, el Socialismo se dividió en el Partido Socialista Democrático, al mando de Américo Ghioldi y el Partido Socialista Argentino.

Economía.
Según el gobierno militar, el Estado ya no debía intervenir de lleno en materia económica, debía ser solo un complemento. Se le quitó entonces el manejo de las cuentas bancarias y depósitos para poder liberar el capital y así comercializar con el mercado internacional. Se comenzó a ver al sector privado como una alternativa para el manejo de la economía, pero en Argentina no había capitales muy fuertes. Se decidió atraer a los sectores privados extranjeros para que invirtieran en nuestro país.
El 2 de Octubre de 1955, Raúl Prebisch (Director Ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina) dio a conocer un informe solicitado por la Revolución Libertadora, llamado “Moneda sana o inflación incontenible”. En dicho informe se dijo que la situación económica de nuestro país era crítica debido a que teníamos un déficit de 186.000.000 de dólares. Sin embargo esta cifra nunca fue consultada al Banco Central para comprobar si era cierta. Argentina solo debía 30.000.000 de dólares, su PBI estaba aumentando y el nivel de empleo también, nunca estuvo en crisis.

Relaciones con el FMI.
El Fondo Monetario Internacional es un organismo de las Naciones Unidas creado por Estados Unidos luego de convertirse en potencia económica finalizada la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos desde 1944 había impuesto el dólar como moneda única para realizar cualquier tipo de transacción comercial. El objetivo del FMI es equilibrar la economía de sus Estados miembros.
En nuestro país, durante los gobiernos de Perón, se trató de no pedir préstamos al FMI. Luego de conocer los datos del informe Prebisch, el gobierno militar decidió ingresar al FMI y solicitar préstamos para superar la supuesta crisis económica que atravesaba nuestro país. Pero, para poder recibir los préstamos, nuestro país debía cumplir con una serie de requisitos solicitados por el propio FMI:
•Alentar la producción rural.
•Atraer capitales y mercados extranjeros.
•Eliminar la regulación de precios.
•Privatizar industrias y comercios pertenecientes al Estado.
•Disminuir el personal de los sectores industriales para fomentar la mano de obra en los campos.
A simple vista se observa que estos requisitos traerían graves consecuencias económicas para nuestro país. Se provocaría el aumento del costo de vida, la disminución de nuestras exportaciones y del desarrollo industrial. Sin embargo Álvaro Alsogaray, subsecretario del Ministerio de Comercio en ese entonces, estuvo de acuerdo con estas medidas y nuestro país ingreso al FMI.

Resistencia peronista y levantamieto del General Valle.
Con Perón exiliado del país, los peronistas comenzaron a obrar de diferentes modos para hacer frente a la situación que les presentaba el gobierno nacional. El mismo Perón los alentaba a que se reúnan en sus domicilios particulares y en caso de haber elecciones, sin presencia peronista, se debían abstener al voto. En las fábricas del Gran Buenos Aires, en abril de 1956, unos 10.000 obreros se agruparon en 200 grupos llamados “Comandos Nacionales de Resistencia”, los cuales pintaban consignas en las paredes, distribuían volantes, difundían rumores falsos que desprestigiaban al gobierno, entre otras acciones. Pertenecer a dichos grupos y llevar a cabo esas actividades de protesta representaban un serio peligro para los integrantes.
Oficiales y suboficiales peronistas que se encontraban dentro del ejército pensaban que si se aliaban a los movimientos sindicales, podrían volver a la situación política de 1943.
Por otra parte, los políticos y sindicalistas peronistas trataban de negociar con el gobierno para volver a una situación donde se respetaran los derechos constitucionales. Sin embargo, en abril de 1956 se llevaron a cabo elecciones para formar un Congreso Constituyente y el peronismo fue relegado, sus partidarios proscritos votaron en blanco. La Constitución sancionada en 1853 seguiría en vigencia, respetándose las reformas que había sufrido, sólo se agregó el artículo 14 bis que suplantaba algunos de los derechos del trabajador sancionados en 1949.
Cuando se produjo la convocatoria a elecciones, algunos peronistas exiliados en Montevideo recibieron a representantes de Frondizi, los cuales los invitaba a integrar un movimiento con la UCRI. Todo este plan se derrumbó cuando Perón reiteró la abstinencia del voto. Sin embargo, los peronistas recibieron un estímulo para proseguir en la política y buscaron un dirigente que los llevara adelante en una revolución para acabar con el régimen militar.
El 9 de junio de 1956 el General Valle realizó un levantamiento con el respaldo de un grupo de oficiales del ejército, los cuales no fueron suficientes y actuaron de manera desordenada, por lo que el golpe fracasó y los rebeldes fueron llevados a juicio y luego fusilados.

La represión al sector obrero y sus consecuencias.
A causa de la caída de Perón se produjeron huelgas, manifestaciones y tiroteos en las principales ciudades industriales del país, que dejaron como resultado algunas víctimas fatales y varios dirigentes gremiales y peronistas detenidos.
En abril de 1956 el gobierno aprobó el decreto 7107 por el cual se excluía de derechos políticos a cualquier persona que hubiera participado del Congreso de la CGT en 1949 y haya estado relacionado con el gobierno durante el período 1952 y septiembre de 1955.
Además de las medidas tomadas por el gobierno, los dueños de fábricas también comenzaron a tomar represalias contra los obreros que, durante el gobierno de Perón, habían acumulado demasiado poder a tal punto que los mismos empresarios se sentían ajenos a sus fábricas. Comenzaron recuperando el control de sus industrias con el objetivo de aumentar la producción. Para ello tomaron una serie de medidas que consistían básicamente en el despido de los delegados sindicales, supresión de la jornada de seis horas al trabajo insalubre, despojo de la provisión de ropa protectora y la copa de leche. En respuesta a estas medidas los obreros comenzaron a sabotear las máquinas de las fábricas, dañando sus mecanismos y también a bajar el nivel de productividad y calidad de los productos.

La CGT y el programa de La Falda.
Hacia agosto de 1957, los peronistas habían recuperado gran parte de los gremios industriales. A raíz de esto, la CGT convocó a los gremios para formar un Congreso que normalizara la situación, pero no se obtuvieron buenos resultados. Sin embargo, se formaron 62 Organizaciones de las cuales 19 eran comunistas y el resto peronistas. Las organizaciones peronistas se reunieron en La Falda (Prov. de Córdoba) en noviembre de ese mismo año. De allí surgió un programa para reivindicar la política económica nacional que estuvo en vigencia durante el gobierno de Perón.

Elecciones presidenciales.
Aramburu confiaba en el continuismo que le daría la gestión de Balbín.
Pero primero, era indispensable saber qué sector radical contaba con más apoyo, si la UCR del Pueblo o la UCR Intransigente y cuál era el peso político que darían los votos en blanco por parte de los peronistas. Además, los militares de la Revolución Libertadora, necesitaban conocer el respaldo que le daba el pueblo en la opinión pública.
Arturo Frondizi realizó, secretamente, un pacto a distancia con Perón, que se encontraba en Caracas. En él prometió legalizar el Partido Peronista y proponer una economía nacional y antiimperialista si ganaba las elecciones. A cambio solicitó que los peronistas votaran por él.
Al presentarse la lista de Frondizi, los radicales especularon que no ganaría ya que no contaba con su apoyo ni los votos en blanco peronistas. Pero no fue así, ganó Frondizi con la suma de 3.983.478 votos peronistas. La UCRP de Balbín quedó segunda con 2.526.611 votos, pero sin embargo hubo alrededor de 800.000 votos en blanco de peronistas que se negaron a aceptar a Frondizi como su nuevo dirigente, ya que desconfiaban de sus promesas.


Gobierno de Arturo Frondizi (1958-1962)


Política económica.
La abrumadora victoria de Frondizi se vio reflejada rápidamente en el Congreso, donde la UCRI obtuvo 113 bancas y la UCRP solo 52 y el partido oficial contaba con la unanimidad de los votos. En las provincias se eligieron gobernadores que respondían a favor de Frondizi y, junto con los nuevos Ministros del gabinete, formaron un equipo de gobierno que sacaron al país adelante.
Según Frondizi, era tiempo de que Argentina se industrializara para lograr una economía fuerte que se viera reflejada en el mapa occidental. Para ello logró captar la atención de los empresarios disconformes con el Plan Presbich y fomentó el desarrollo de las industrias de petróleo y carbón. Sin embargo, no había suficientes recursos para llevar a cabo estas reformas y se tuvo que optar, nuevamente, por solicitar préstamos al FMI. Varias empresas extranjeras se radicaron en nuestro país, aprovechando que el Estado no realizaba un control estricto, la mano de obra era barata y que tenían un amplio mercado de ventas. Esto logró que nuestra dependencia económica se reforzara.
En junio de 1959, asumió como Ministro de Economía Álvaro Alsogaray. El país estaba en crisis, el PBI había disminuido un 5%, se habían realizado despidos masivos de empleados públicos y se aumentaron los impuestos. El gobierno se alejaba cada vez más del pueblo.

Educación laica o libre.
En agosto de 1958, el gobierno sancionó una nueva ley educativa que autorizaba el funcionamiento de escuelas y universidades privadas con capacidad de expedir títulos habilitantes. Debido a esto, los rectores de las universidades nacionales solicitaron al poder Ejecutivo que no interviniera en materia educativa para no modificar la vida institucional. Al no ser escuchados los directivos, los estudiantes de dichos establecimientos comenzaron a realizar manifestaciones. En septiembre hubo una marcha de alumnos de escuelas privadas a favor de la nueva ley. Paralelamente, centros de estudiantes, profesores y graduados de todo el país realizaron una multitudinaria marcha en defensa de la educación estatal.
Este conflicto sirvió al gobierno de cortina para desviar la atención y las críticas que recibía a causa de los problemas con las empresas petroleras y las medidas económicas que había tomado.

La batalla del petróleo.
La importación de petróleo demandaba a nuestro país unos 350 millones de dólares anuales. Frondizi sostenía que Argentina podía autoabastecerse de ese producto, fundando fábricas y creando fuentes de trabajo. De esta manera el país podía comenzar a progresar y liberarse económicamente. En 1958 el Congreso sancionó una ley estableciendo que los yacimientos de hidrocarburos eran propiedad del Estado nacional. De esta manera, la empresa YPF se encargó de la extracción de petróleo, y la empresa Gas del Estado fue la encargada de extraer el gas.
Al poco tiempo Frondizi comenzó a dudar sobre la capacidad productiva de YPF para lograr el autoabastecimiento y decidió negociar con empresas petroleras norteamericanas. Las empresas Esso y Shell llegaron a un acuerdo con el gobierno y se les entregaron millones de hectáreas, que eran explotadas por YPF, se instalaron en nuestro país sin pagar impuestos por los equipos que usaban (YPF si los pagaba) y le vendieron a YPF todo el petróleo extraído a un precio mucho mayor que el importado. Las pérdidas que sufrió YPF fueron impresionantes, según una investigación de la Cámara de Diputados en 1964 se habla de 5.000 millones de dólares. En cambio las empresas Esso y Shell lograron triplicar su producción y reducir la importación de petróleo.

Resistencia obrera y guerrillera.
Debido al descenso del nivel de vida y el alto número de desempleo, los peronistas comenzaron a rebelarse contra el gobierno, acusando a Frondizi de traidor debido a que no había cumplido con lo pactado. Perón había hecho público el acuerdo secreto que tenía con el presidente, de esta manera buscaba desprestigiar la imagen de Frondizi, que negaba la firma de ese acuerdo.
En 1959 se inicia la primera guerrilla peronista que tenía como objetivo derrocar a Frondizi, reestablecer a Perón en la presidencia, anular los contratos petroleros y entregar la CGT nuevamente a los obreros. Pero al no contar con el apoyo del ejército, el levantamiento fue rápidamente sofocado por la policía y la mayoría de los rebeldes escaparon hacia Bolivia.

La política exterior.
Frondizi trató de llevar a cabo una política internacional dependiente, pero no lo logró debido a las presiones recibidas por parte del gobierno de Estados Unidos. Realizó viajes a Europa con el objetivo de solicitar al Mercado Común la rebaja de los aranceles aduaneros para facilitar la exportación de nuestros productos agropecuarios. Durante ese viaje se produjeron levantamientos en la provincia de San Luis, que fueron sofocados por el ejército, pero dejaba en evidencia la fragilidad que poseía el gobierno.
A finales de la década de 1950, Frondizi llevo adelante una política de acercamiento con el gobierno de Brasil para afianzar la economía regional de los países sudamericanos y evitar la política intervencionista de Estados Unidos.
A principios de la década de 1960 comenzó un conflicto político entre Cuba y Estados Unidos. Frondizi se mostró a favor de apoyar a Cuba, incluso recibió una visita secreta del argentino Ernesto Guevara (El Ché) que por ese entonces era Ministro de Industria en Cuba. Esta postura no fue bien vista por las Fuerzas Armadas y presionaron al presidente para que no apoyara al comunismo. Frondizi tuvo que ceder y dejar sus intenciones de acercamiento con Cuba.

Derrocamiento de Frondizi.
Durante su gobierno, Frondizi sufrió 26 intentos de Golpe de Estado y levantamientos. En 1961, Alsogaray renunció a su puesto en el Ministerio de Economía. Frondizi necesitaba apoyo en las elecciones de 1962, decidió volver a legitimizar el peronismo para tratar de obtener sus votos pero la jugada le salió mal, ya que el peronismo ganó en 10 de las 14 provincias y el ejército presionó para que se anularan los comicios. Frondizi decide no anular los comicios pero sí intervenir en las provincias donde había triunfado el peronismo “para garantizar la forma republicana de gobierno”.
Sin embargo, las Fuerzas Armadas detuvieron a Frondizi el 29 de marzo y lo encarcelaron en la Isla Martín García. Durante la detención, Frondizi se negó a renunciar a la presidencia diciendo una frase que se volvió celebre en la historia argentina: “No renunciaré, no me suicidaré, no me iré del país”.

El golpe militar.
El diario “La Prensa” había considerado muy mala la política de Frondizi, ya que por las siguientes causas, el gobierno estaba perdiendo seguidores:
-Política petrolera, que impulsó el ingreso del capital extranjero en el sector. Esta medida enfrentó a Frondizi contra los que protegían un nacionalismo económico.
-Política de represión de algunas huelgas, en 1959, logrando el alejamiento del movimiento obrero peronista.
- Su consentimiento con respecto a la apertura de universidades privadas, lo cual generó oposición en grupo de intelectuales.
- Sus contactos diplomáticos con el régimen revolucionario cubano, lo que tuvo como resultado una gran preocupación en los militares.
Pero la decisión más preocupante tomada por Frondizi, la cual provocó su derrocamiento por parte de las Fuerzas Armadas, fue la de permitirle a un frente peronista su participación en las elecciones para diputados y gobiernos provinciales. En los resultados, muchos de sus candidatos fueron elegidos en gran parte de las provincias. Entonces las medidas que tomaron las Fuerzas Armadas y la Marina fue la de destituirlo de su cargo. El presidente buscó ayuda en Aramburu, sin embargo él no se la otorgó. A pesar de todas los problemas que Frondizi tenía en su contra, decidió no abandonar la presidencia y quedarse hasta el último segundo ocupando su cargo, pero el 29 de marzo las FF.AA, lo secuestraron y lo llevaron a la isla de Martín García.
Tras este golpe, José María Guido, que ocupaba, en ese momento, el cargo de Presidente del Senado, se hizo cargo del poder ejecutivo y los militares no pudieron ocupar la presidencia. Esto se debió a que en ese momento se encontraban divididos en “Azules” y “Colorados”.
Los Azules querían fomentar la integración de algunos sectores del Peronismo en el Sistema Político ya que consideraban que podían ser sus aliados en la lucha contra el comunismo. Juan Carlos Onganía fue el jefe de los “Azules” en el campo de Mayo y fue él el encargado de identificar a sus fuerzas con el color Azul y a sus enemigos con el color Rojo. Una de las preocupaciones de los Azules era la indisciplina que tenía el ejército por causa de las separaciones políticas que había. Los cuerpos que se encontraban a favor de los Azules eran la Aeronáutica y la Caballería.
Por otro lado dentro del ejército se encontraban “los Colorados” que pretendían seguir la línea de proscripción, es decir, de desterrar a algunos de su patria. Puede considerarse a este grupo como el más estricto. Los Colorados no querían la salida electoral porque desconfiaban de la capacidad de los partidos democráticos para vencer el peronismo, pero a la vez ellos mismos se contradecían ya que querían instalar una dictadura para depender de la democracia. Los cuerpos que apoyaban a los colorados eran los cuerpos de infantería y artillería del ejército. Estos eran los que poseían control sobre la presidencia de José María Guido por lo que pidieron el reemplazo de dos generales azules. Onganía rechazó estas órdenes y se produjeron combates en septiembre de 1962. Finalmente triunfaron los azules que dieron a conocer su comunidad n°150 donde establecían que las FF. AA. no debían gobernar directamente si no que debían garantizar el cumplimiento de nuestra Constitución. Juan Carlos Onganía fue designado Comandante en jefe de ejército, por lo cual muchos oficiales colorados se rebelaron y Toranzo Montero fue detenido por ser considerado el principal responsable.
La cercanía de las elecciones hizo que existiese un nuevo enfrentamiento entre azules y colorados en el cual la victoria fue para los azules. Los vencedores en su comunidad n°200 ratificaron los términos del comunicado 150 pero establecieron además la proscripción del peronismo.

El gobierno de Guido.
En un principio, Guido no quería aceptar la presidencia ya que pensaba que Frondizi seguía en el poder. Cuando volvió al Senado, la información era totalmente alarmante, por el simple hecho de que el gobierno argentino ya llevaba 10 horas sin nadie a cargo. Por lo tanto, Guido se apresuró en tomar el poder, hizo su juramento y quedó a cargo de la presidencia argentina.
Su gobierno estaba caratulado como “Isabelino” ya que su poder se encontraba bajo las manos de los Colorados, que le iban señalando lo que tenía que hacer y lo que no. Luego su gobierno pasó a manos de los Azules, “pseudo legalistas”. Las luchas por el poder de estos sectores causaron diversas consecuencias en cuanto a la estabilidad del gabinete presidencial.
Guido fue presionado por la Marina para eliminar de las elecciones el voto peronista, por lo cual en las próximas elecciones se aplicaría en el sistema la “representación proporcional”. Esto permitiría que hubiera mayor cantidad de bancas en el Congreso para distintos tipos de partidos. De cualquier manera, esta medida no se llevó a cabo por el hecho de que se la consideraba “totalitaria” y el Totalitarismo estaba prohibido en esa época. Por lo tanto se volvió a establecer el decreto de Aramburu, por el cual se proscribía cualquier símbolo Peronista o el simple nombre de su líder.
Guido, de acuerdo con las leyes vigentes, llamó a elecciones. Las mismas dieron el triunfo en 1963 a Arturo Humberto Illia, candidato de la UCRP, con solo el 25% de los votos. Ya que el peronismo continuaba proscrito, el voto “en blanco” representó el rechazo de los electores peronistas a las elecciones y esta medida de “votar en blanco” fue la segundo opción más elegida por los ciudadanos.

Política económica.
La política económica que existía en esa época, era desnacionalizante, ya que se permitía la instalación de numerosas empresas internacionales en el sector industrial argentino.
La corta estadía de Federico Pinedo en el Ministerio bastó para establecer el caos económico. Por ello, se solicitó un nuevo acuerdo “Stand By” con el FMI y en función del mismo se debieron reducir los derechos sobre las importaciones y el aumento de los impuestos sobre el consumo y tarifas de servicios públicos. Esta política no beneficiaba en lo absoluto a los argentinos, ya que el FMI sólo buscaba el beneficio de los norteamericanos.
Las consecuencias económicas que se produjeron durante el gobierno de Guido fueron:
-La disminución del PBI.
-Reducción del salario real.
-El fuerte descenso en el consumo diario de leche y carne por habitante.
-Una recesión generalizada.
La administración del nuevo Ministro de economía (Federico Pineda) fue arrasadora, retiró el Banco Central del mercado cambiario, con lo que la cotización del dólar se disparó de 83 a 110 pesos y luego a 138. Aumentó también el precio de la nafta, recargó todas las exportaciones, aumentó algunos impuestos. Con todas estas medidas finalmente provocó un shock de tal magnitud, que a las dos semanas de estar en su cargo, tuvo que renunciar y fue reemplazado por Álvaro Alsogaray. El parlamento, por su parte, sólo se reunió para modificar la ley Acefalía.
Alsogaray, al hacerse cargo de la economía dispuso el pago del aguinaldo en cuotas, el desplazo del cobro de los sueldos de Octubre a Noviembre y la devaluación del peso. En diciembre lo reemplazaron por otro equipo económico, cuyo integrante principal fue José Alfredo Martínez de Hoz.

El peronismo y el programa de Huerta Grande.
El peronismo se dividió en dos grupos totalmente antagónicos y enfrentados entre sí, el vandorismo y la izquierda. En el vandorismo se encontraba Vandor, quien buscó generar canales de diálogo entre el 606, los FFAA y los sindicatos peronistas. La estrategia vandorista, similar a la de los militares azules, fue la de crear un “peronismo sin Perón”. Esto fue lo que causó problemas entre Vandor y el ex presidente exiliado, por el liderazgo del movimiento. El grupo de la izquierda estaba constituido por el sector del peronismo que se radicalizó, presentando una posición anticapitalista. Personas enfrentadas a Vandor como fue el caso de José Alonso y Fernández Amado Olamos reunieron un grupo de 62 organizaciones de la CGT en Huerta Grande, Córdoba. En julio de 1962, por medio de un programa, redactaron sus objetivos:
-Nacionalización de bancos y de sectores claves de la economía.
-Control del comercio estatal.
-Expropiación de la oligarquía terrateniente sin compensaciones.
-Control obrero de la producción y proteccionismo estatal a la industria.
-Prohibición de toda exportación directa o indirecta de capitales.
Perón sabía, que con Vandor iba a ser derrotado, sin embargo no lo expulsó ya que quería unir fuerzas y no que se debilitara el peronismo.

Elecciones en 1963
El jefe de la UCRP, Balbín, pensaba que el peronismo iba a ganar, entonces no se presentó y dejó como candidato a Illia. Pero el peronismo fue nuevamente subestimado y Perón opto por la abstención. Tras el gobierno de Frondizi, a UCRI se había olvidado: Los partidarios de Frondizi en el Móv. De integración y desarrollo (mid) y los de Oscar.
Alende en la UCRI. Frente a la candidatura Alende en la UCRI. Frente a la candidatura de Aramburu por la unión del pueblo argentino, hay algunos peronistas que votaron por Illia, otros por Alende, y otros prácticamente votaron en blanco.
El 7 de julio de 1963 fue el tiempo de las elecciones, se voto en todo el país. A la medianoche ya se sabía que Ilia había triunfado en las elecciones, y por primera vez en la historia desde 1928 el radicalismo había obtenido menor cantidad de votos a favor. Illia obtuvo el 25.1% de los votos, luego seguían los votos en blanco con un 18.8% Luego venía Alende, que se había presentado en abierta ruptura con Frondizi y Frigerio con casi 16.4% de los votos, luego por último Aramburu con el 13.9%.Las demás fuerzas no habían logrado ni el 5% de los votos. Illia fue el primer presidente que juro su cargo en traje de calle, el cual este acto fue muy popular entre la gente humilde.

Presidencia de Illia


Illia como no había ganado con mayoría absoluta, ya que obtuvo solo el 25.1% de los votos, tuvo que contar con el apoyo de los conservadores, del partido socialista democrático y de pequeños partidos para así ser nombrado como presidente de la nación el 12 de octubre de 1963.
Illia no contaba de un cuerpo propio en el congreso y por ello debía buscar alianzas para desarrollar su gobierno. Illia pertenecía a la UCRP y como parte de este partido estaba en contra del ala frondizista. Durante su gobierno Illia no contó con el apoyo de los militares, de los peronistas (estos consideraban que su gobierno era ilegítimo) y de las poderosas empresas multinacionales por causa de las layes nacionalistas sobre el petróleo y medicamentos.
El primer mensaje que dio Illia ante el congreso fueron algunos aspectos de su programa de gobierno , en los cuales se encontraban : respetar la independencia del poder judicial , respetar las autonomías provinciales, eliminar la desocupación obrera, aprovechar plenamente todos los factores productivos, defender el valor de la moneda, terminar con contratos petroleros con empresas extranjeras, obtener mayores saldos exportables, para completar el desarrollo industrial, ampliar las posibilidades de educación y cultura para la gente, reclamar el derecho sobre las islas Malvinas y la Antártida Argentina , etc.
Una de las obras de gobierno más importante que realizó Ilia fue la anulación de los contratos petroleros con empresas multinacionales realizada en la presidencia de Frondizi, ya que estas traían pérdidas tanto en YPF como en nuestro país. En 1963 se anularon los convenios y como pretexto Ilia dijo que por causa de estos contratos se había violado las leyes, contrariando los intereses de la nación y amenazando la seguridad del Estado.
Esta anulación de los contratos petroleros fue considerada como una medida antiimperialista que provoco una fuerte oposición en los EE.UU.
Ilia también tuvo una fuerte crítica por parte de los Frondizistas ya que decían que no se había valorado lo más importante que había logrado su gobierno que era: el autoabastecimiento.

Pero esta anulación de los contratos petroleros provocó grandes problemas de abastecimiento ya que fue necesario importar combustible y el país sufrió una considerable pérdida de divisas por causa de la indemnización, por la forma en la que se anulación. Además aumento la desconfianza internacional por el no cumplimiento de los compromisos asumidos por la Argentina.
Cuando los radicales llegaron al gobierno el panorama económico era desalentador. Se vivía una gran depresión de las actividades económicas, la taza de desempleo era del 8.8% y el conjunto de la capacidad productiva estaba trabajando al 55 %. Todo esto provocó una caída de los ingresos fiscales ya que muchas empresas dejaron de pagar los impuestos y aportes jubilatorios.

El crecimiento económico.
Durante el gobierno de Illia a, el PBI tuvo un gran crecimiento, como también lo tuvieron las industrias y además se obtuvieron buenas cosechas. Es decir, no es que la industria estaba creciendo, en gran parte, si no, que estaba recuperando su capacidad ociosa que por causa de los años anteriores, había perdido.
Oñativa, había propuesto una ley sobre medicamentos para podes así, controlar el podes de los laboratorios y regular sus precios. Esta propuesta no se concretó por causa de la fuerte presión causada por los laboratorios multinacionales.
Los empresarios monopolistas, los banqueros, y los productores rurales desconfiaban totalmente en el Gob. de Illia, oponiéndose al mismo, ya que hablaban de las leyes sociales aprobadas por Ilia como un atentado hacia la nación, la ley de Salario Mínimo, vital y Móvil que había implementado Illia se la consideraba con efectos inflacionarios, y que el control de los precios al consumidor era “totalitario” . Al estar en desacuerdo los empresarios, con las medidas tomadas por Ilia se rehusaron a pagar los impuestos y las cargas sociales, ya que lo consideraban como una medida de oposición a su política económica.
Decretó la anulación de los contratos de la explotación y comercialización del petróleo, por causa de que Illia, lo consideraba dañoso con respecto a los derechos e intereses de los argentinos. Aplicó el salario mínimo, móvil y vital que los grandes empresarios la consideraba con efectos inflacionarios, y decían también que el control de los precios al consumidor era “totalitario”. Al estar en desacuerdo los empresarios, con las medidas tomadas por Ilia se rehusaron a pagar los impuestos y las cargas sociales, ya que lo consideraban como una medida de oposición a su política económica. Illia también reguló los precios del consumo popular, ordenando el comercio interior con la Ley de abastecimiento, por causa de esta política de precios y salarios se logró un fuerte crecimiento de trabajadores en la distribución del ingreso nacional. Su política progresiva en materia monetaria posibilitó la eliminación de la deuda externa Argentina, la inflación estuvo bien controlada sin ajustes recesivos y superó el promedio de 6% anual. Y otra medida que tomaron para terminar con la deuda externa, fue la de no controlar las inversiones extranjeras.
Con respecto al crecimiento del PBI, se puede decir que creció con más del 6% del promedio. Ilia fue un impulsador de la planificación indicativa, con el plan nacional de desarrollo (un modelo de transformación democrática con respecto a las estructuras económicas y sociales).
Illia también, llevo a cabo un plan de alfabetización, la defensa y promoción de La Educación Popular y subió el 25% de presupuesto para la educación. Ayudo también al fortalecimiento universitario. Aplicó, entre otras cosas, una reforma del Hospital Público y dictó la ley de Medicamentos, en el cual disminuyo el costo de los remedios medicinales, considerados un bien social.

El plan de lucha de la CGT.
En el mes de enero de 1963 se había reunido, un Congreso de la CGT. De él surgió una comisión mixta, encarnada por el secretario General José Alonso -dirigente textil e integrante de las "62 Organizaciones- y el adjunto, Riego Ribas, del sector independiente. Los objetivos que perseguía este congreso eran reivindicaciones tanto en lo político como en lo social, en lo económico y en lo laboral.
Durante el gobierno de Guido, la CGT ya había organizado un “plan de lucha” con una semana de protesta contra sus medidas económicas .La segunda etapa del plan de lucha que realizo la CGT fue durante el Gob. De Illia en el año 1964 . Específicamente el 16 de enero, ante la falta de respuestas del Ejecutivo y del Congreso, la CGT puso en acción la primera etapa del plan, que contemplaba una campaña propagandística: diversas marchas de protesta y una suelta de tortugas en Plaza de Mayo, servían para graficar la inmovilidad que el movimiento obrero causaba en el gobierno.
Su segunda etapa consistió en la toma de fábricas, esto se llevo a cabo en un promedio de cinco semanas, Ilia entonces otorgó la “ley de salarios mínimos” en el cual se elevarían los salarios, también se encargó de controlar precios, para que no perdiera legitimidad el aumento otorgado y prefirió no intervenir por medio de la fuerza en las tomas de las fábricas, si no por medios judiciales.
Una vez que la CGT obtuvo lo que quería, los gremios “no peronistas” se encontraban satisfechos, pero los peronistas, en cambio, querían reestablecer los objetivos trazados en el programa de Huerta Grande (Córdoba) y decían que tenían que luchar para poder lograrlo.

La relación entre los Gremios y el Gobierno.
Los Gremios en la época de Perón, se habían echo muy poderosos, por causa de que Perón necesitaba ayuda para llevar a cabo su política económica-social,
Cuando terminó su gobierno, los gremios fueron divididos en sindicatos, para que así, al gobierno se le hiciera más fácil de manejar, ya que al dividirlos, perdían poder. Frondizi, le había prometido a Perón en el pacto de Caracas, que iba a realizar una ley para que se les devolviera el total poder económico a los gremios, la cual se llamo “ley de asociaciones profesionales “. El interés por el control de este dinero creo una “burocracia sindical” (Son los agentes al interior del movimiento obrero pagados por los patronos para traicionar y negociar las condiciones de trabajo y por supuesto el salario de los trabajadores) muchas veces fraudulenta. El gobierno sabía que tenía bajo a su poder estos gremios y que si ellos quisieran los podrían dejar de lado, pero también sabían que si lo hacían, no iban a contar después con el apoyo de obreros.
En noviembre, los dirigentes gremiales ponen en marcha el Operativo Retorno de Perón. Sin embargo, el avión que lo traía desde su exilio en España llega a Brasil y es obligado a regresar a Madrid.

La modificación de la Ley de Asociación Profesionales.
Al reglamentar la “Ley de Asociaciones Profesionales”, Illia procuró hacer efectiva la democracia interna de las mismas, adecuando su estructura al federalismo institucional, garantizó la libertad de afiliación y el uso correcto de los fondos sociales, por lo cual creó, dentro del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social: el Tribunal de Cuentas Sindicales. Pero la continuación del plan de lucha surgido por la CGT, ya no era con objetivos gremiales si no, con objetivos política económica y social .Entonces para mediar con estos nuevos objetivos del plan de lucha Illia, creo un decreto “969” de “reglamentación” a la Ley de Asociaciones profesionales prohibiéndole a los gremios “todo acto de propaganda ideológica” por lo que reprimió el uso del dinero para fines políticos.
Este decreto realizado por Illia fue la causa más importante por el cual los negociadores vandoristas o no, trataran de entenderse con los militares meses antes al golpe que realizaría Onganía.

La represión y “el operativo retorno”.
Illia procuraba que se respetaran los derechos constitucionales. Lo que tenía distinto a los gobiernos anteriores era que él no utilizaba el ejército como medida de orden. Sin embargo, la política siguió actuando reprimiendo todos los actos del 17 de Octubre que hubo bajo su gobierno.
Al gobierno radical no le convenía el regreso de Perón ya que esto produciría una desestabilización en el gobierno, y a Vandor tampoco le convenía por el simple hecho de que le quitaría su protagonismo.
Pero por esa época, cerca de Diciembre del año 1964, Alonso participó en la comisión que puso en marcha “el operativo de retorno” por el cual Perón regresaría al país, pero este operativo fue frustrado ya que en Brasil lo retuvieron y tuvo que volver a Madrid, por causa de esto su retorno se postergó hasta el 17 de noviembre de 1972.

Las elecciones de 1965 y 1966: Vandor versus Perón.
El peronismo tuvo éxito en las elecciones lo cual le permitió obtener un bloque de 52 diputados frente a 70 de la UCRP. Pero el éxito, en realidad, había sido del Vandorismo, ya que habían controlado las listas de candidatos Peronistas. Por lo cual Perón trato de compensar esto con una carta que envió a la juventud peronista enviada a través de su esposa, quien tenía la misión de reorganizar el movimiento Peronista. En 1965, Alonso fue reelecto como titular de la CGT y comenzó ahí su enfrentamiento con Vandor. Respaldado por el Comando Superior Peronista , Alonso creó, junto a Lorenzo Pepe, su colega textil Andrés Framini y el representante del Sindicato de la Sanidad, Amado Olmos las 62 Organizaciones "De pie junto a Perón", que enfrentó abiertamente a Vandor. Cuando la tercera esposa de Perón, María Estela Martínez, llegó a la Argentina para dirigir la lucha contra el sector de Vandor, Alonso se convirtió en su principal consejero. Entonces éste, tomó una actitud de fuerza, y con su postura de ortodoxo, impulsó a varios sectores contra el vandorismo. Sin embargo, fue separado de su cargo en la CGT el 2 de febrero de 1966, por presiones del grupo vandorista, y remplazado por Fernando Donaires, dirigente de los obreros papeleros. Posteriormente, el Congreso Normalizador de la CGT designó como Secretario General a Francisco Prado que, al igual que Donaires, respondía a la línea de Vandor. Entonces Alonso aprovechó sus muy buenas relaciones tanto en la jerarquía eclesiástica como en las Fuerzas Armadas y comenzó a adoptar una postura favorable a un golpe de Estado y logró llegar a un acuerdo con Vandor en épocas de que el mismo se produjera. Así mismo se mostró indiferente, no ya del gobierno radical, sino del propio régimen constitucional, cuando declaraba en 1965: "El país comienza a salir de la crisis para entrar al caos. Este Dorset de la constitución ahoga al país y lo desgarra”.


La presión creciente de Onganía.
Onganía había adquirido poder tras su victoria contra los “Colorados”, en el gobierno de Guido. Éste consideraba la victoria de la UCRP como una derrota. Se dedicó a profesionalizar a los ejércitos en los primeros tiempos del radicalismo.
La desigualdad que poseía frente al gobierno de Illia, no se demostró al principio de su mandato, a pesar de que Illia dejaba de lado al ejército que fueron los que lo habían ayudado a llegar al gobierno,
Por presión del ejército el gobierno había firmado un tratado de asistencia militar con los EE.UU. En Mayo de 1964, en el cual Argentina había recibido un cargamento importante de Armas norteamericanas. Por esto, el ejército se opuso a la “veleidades antiimperialistas” de Illia con respecto, a la anulación de los contratos petroleros y de medicamentos, ya que tenían miedo de que los norteamericanos tomaran represarías con respecto a la distribución de los armamentos
Onganía en una de sus primeras actuaciones públicas como comandante en jefe, estableció una alianza con el gobierno militar brasileño para la lucha contra el comunismo, en 1965, había querido mandar tropas hacia Santo Domingo para ayudar a los EE.UU. e Illia lo había impedido.
Cuando Illia nombró en noviembre a un nuevo secretario de guerra sin consultar Onganía, éste, presentó su renuncia. Y fue reemplazado por el general Pistarini, el cual no obedecía ninguna de las órdenes impuestas por el presidente Illia, éste quiso reemplazarlo de su cargo, pero el ejército se reveló, asumiendo el poder la Junta de Comandantes en jefe el día 28 de junio de 1966, El 29 de ese mismo mes, se hacía cargo del gobierno el general Juan Carlos Onganía.
A partir del Cordobazo el panorama se veía deteriorado.
El 30 de junio de 1969 había sido asesinado Vandor por un grupo no identificado, al parecer perteneciente al peronismo de izquierda. Tres días antes se había realizado una manifestación en plaza once, violentamente reprimida, y la policía había dado a muerte al dirigente de prensa Emilio Jáuregi.
Estos hechos decidieron al gobierno a implantar el estado de sitio. Varias Huelgas se realizaron para demostrar su malestar gremial, en algunos casos, estas huelgas fueron declaradas por la CGT de los argentinos, liderada por Raimundo Ongaro; en otros, por la CGT tradicional.
A fines de septiembre hubo violencia y tumultos en rosario, Córdoba y Cipolletti.
En septiembre se conoció la sentencia militar en un sumario secreto promovido contra unos cuarenta oficiales sospechados de izquierdistas: entre ellos Francisco Julián Licastro. En los primeros meses de 1970 un grupo de ultraderecha intento secuestrar al cónsul soviético en Buenos Aires.
Estos sucesos son solo una muestra parcial del deterioro que padecía el “Onganiato”.
Las bandas subversivas eran cada día más audaces. Las FF.AA y en especial el ejército veían con inquietud un proceso de derrumbe que de hecho estaban avalando.
En la mañana del 8 de junio las emisoras de radio transmitieron un comunicado de las FF.AA. que afirmaban que ellas no estaban dispuestas a otorgar un cheque en blanco al Poder Ejecutivo Nacional. Poco antes de la media noche Onganía se dirigió a la secretaria de guerra y arrojo su renuncia a los comandantes. No aceptaba que su caída podía deberse a sus propios errores. La junta de comandantes asumió el poder hasta que resolvieran quien seria el nuevo presidente de la Nación. En cuanto a Onganía se retiro a la vida privada y guardó silencio hasta su muerte.

¿Qué pasaba en el mundo?


La revolución Cubana.
Entre 1934 y 1959, la política Cubana estuvo dirigida por el director Fulgencio Batista, quien contaba con el beneplácito estadounidense.
El 26 de Julio de 1953, un grupo de 156 jóvenes nacionalistas, encabezados por Fidel Castro, atacaron el cuartel provincial de Moncada, ubicado en la ciudad de Santiago. La experiencia termino con el fracaso y la respuesta represiva de Batista fue brutal. Fidel y su hermano Raúl fueron de los pocos sobrevivientes, juzgados y condenados a quince años de prisión Una amnistía favoreció a los prisioneros que decidieron marcharse al exilio de los Mexicanos para replantearse la estrategia de lucha contra el régimen Batista
En 1956 Fidel, su hermano y otros hombres jóvenes en el que se encontraba un joven médico llamado el “Che” Guevara, iniciaron la guerra de guerrillas desde la Sierra Maestra. Desde abril de 1958 Fidel y los suyos lanzaron violentos ataques contra el ejército, que comenzaron a decaer. Después de tres años de luchas continuas, el 1 de Enero de 1959, Castro ingresaba a la Habana al derrocar definitivamente a Batista, quien terminó huyendo hacia la República Dominicana.
En mayo de 1959 Fidel Castro puso en vigencia la Ley de reforma agraria , que determinó la expropiación de las tierras que superaran las 400 hectáreas. Esta ley prohibía la posesión de tierras a los extranjeros, las tierras expropiadas se repartirían en pequeños propietarios privados y cooperativas a través del instituto nacional de la reforma Agraria.
Por causa de las relaciones que estaba estableciendo Fidel con los partidos comunistas, había logrado la oposición de los EE.UU. Que por medio de la CIA comenzó a realizar planes para derrocarlo del poder, con ayuda de los exiliados de la época de Batista.
Hacía 1960 se identificaron cuatro líneas básicas de la política revolucionaria: la nacionalización económica, el giro hacia el bloque soviético, el sesgo personalista de Castro y la aplicación de medidas para poner fin la desigualdad social que poseía Cuba. En ese mismo año las empresas cubanas fueron nacionalizadas y se firmó un acuerdo con la URSS para la venta de azúcar, y la provisión de créditos, equipos, etc.
Para poder hacerle frente a una posible invasión estadounidense se creó una milicia integrada por 500.000 civiles. Como se había previsto, en Abril de 1961 se produjo una invasión a la isla en la Bahía de cochinos. La invasión fue un fracaso y la actitud que había tenido Norteamérica determinó el alineamiento de los revolucionarios detrás de la URSS.

La política imperialista de EE.UU.
Durante el gobierno de John Kennedy se impone un nuevo estilo político en los EE.UU. Su primera acción importante de gobierno afectó al continente americano. Kennedy, con el objetivo de adelantarse ante cualquier iniciativa política del líder comunista cubano Fidel Castro, modeló una nueva política estadounidense respecto a sus vecinos continentales: la Alianza para el Progreso. Este programa, que incluía una ayuda económica de más de 46.000 millones de dólares, se fundamentó en una serie de puntos: el apoyo a las democracias contra las dictaduras, la concesión de créditos a largo plazo, la estabilización de precios en la exportación, los programas de reforma agraria, el control de armamento, las ayudas a la investigación y el fortalecimiento de la OEA (Organización de Estados Americanos) como organismo decisivo y dotado de mecanismos políticos. Todos menos el líder cubano Fidel Castro, en el poder desde enero de 1959, aceptaron el programa del joven presidente estadounidense.
En el terreno internacional, las capacidades del nuevo presidente se pusieron a prueba en las relaciones con la URSS de Nikita Kruschev. En enero de 1961, los soviéticos pusieron en libertad a los tripulantes de un avión espía estadounidense derribado mientras sobrevolaba el espacio aéreo soviético; ello parecía conducir a una nueva fase de distensión. Kennedy intentó consolidar la coyuntura y mostrar sus deseos de paz creando un “Cuerpo para la Paz” programa de ayuda económica a los países americanos. No por esta razón deja de lado sus presiones y en 1962 logra, en la Conferencia de Punta del Este, separar a Cuba de la OEA.
Cuando Kennedy es asesinado, el presidente Lyndon B. Johnson rectifica la política exterior volviéndola más agresiva, esto lo llevó a la invasión de Santo Domingo en 1965)y, sobre todo, a comprometer profundamente a los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam , de la que el país saldría muchos años después, derrotado y afectado por una profunda crisis moral. Al producirse la revolución Cubana habían sostenido que defenderían en todos los casos la democracia representativa. Con esta nueva política, los golpes militares
dejaban de ser mal vistos y por este motivo hubo una fuerte sucesión de golpes militares en América Latina, por el cual se demostró que volvía a predominar el poderío militar.
También intervino EE.UU. en Asia. Corea que había sido ocupada por Japón , en 1945 fue divida en dos estados, Norte y Sur. El primero había sido invadido por Rusia y el segundo por EE.UU. Al retirarse en 1948 las fuerzas de ocupación, la primera adopto un sistema comunista y en cambio la segunda adopto un sistema liberal, la guerra de Corea terminó con el fracaso de los Estados Unidos.

La guerra de Vietnam.
La Guerra de Vietnam fue un enfrentamiento militar que tuvo lugar en Vietnam desde 1959 hasta 1975
Indochina había sido conquistada por Francia, tomada por los japoneses en la segunda guerra mundial, y librado de una guerra por su independencia.
El 8 de mayo de 1954 los delegados de Vietnam del Norte y del Sur se reunieron en Ginebra con los de Francia, Gran Bretaña, la URSS, Estados Unidos, China, Laos y Camboya, para discutir el futuro de toda Indochina. Según los acuerdos de la conferencia de Ginebra: Francia y Vietnam del Norte firmaron una tregua entonces se produjo así la retirada de los franceses de Vietnam y en general de Indochina; el armisticio para Vietnam; la división temporal de Vietnam en dos países separados por el paralelo 17, uno al norte bajo régimen comunista, y otro al sur en manos del gobierno de Saigón; el reconocimiento de la independencia de Vietnam del Norte; se estableció además que en 1956 habrían de celebrarse elecciones para la reunificación del país.
Vietnam del Norte recibe ayuda de la URSS y de China, en cambio Vietnam del Sur recibió ayuda de los EE.UU. las luchas siguieron hasta 1975, y finalmente el país fue unificado bajo el nombre de República Socialista del Vietnam.
A comienzos de 1964, el presidente de Estados Unidos, Lyndon B. Johnson, aprobó el bombardeo sistemático de Vietnam del Norte y el envío de tropas de
Combate a Vietnam del Sur, con lo que se inició la participación de EE.UU. en la Guerra de Vietnam, Que trajo consecuencias graves en cuanto a la historia política de este país.
En agosto de 1964, fuerzas vietnamitas atacaron naves estadounidenses en el golfo de Tonkin. Como consecuencia, Johnson ordenó el bombardeo de bases navales y oleoductos de Vietnam del Norte, para defenderse contra cualquier ataque y estar prevenidos para futuras agresiones a las fuerzas armadas estadounidenses. De esta manera, sin que nunca llegara a desatarse oficialmente la guerra, Estados Unidos comenzó a extender su potencial militar sobre un territorio cada vez más amplia de la península Indochina. Mientras tanto, el FNL empezó a recibir apoyo diplomático y militar de Vietnam del Norte.
Hacia 1965, los EE.UU. comenzaron de nuevo con los bombardeos en Vietnam del Norte, aumentaron su cantidad de tropas en Vietnam del Sur. Los bombardeos, que produjeron grandes daños en las cosechas, en las vías de comunicación y en los centros industriales de los dos Vietnam, además de causar la muerte a un millón de civiles, no lograron someter a Vietnam del Sur, ni consiguieron que los militares de Vietnam del Norte dejaran de prestar ayuda al FNL.
En los primeros meses de 1968, el gobierno estadounidense, presionado por la opinión pública de su país, había llegado a la conclusión de que la Guerra de Vietnam no se podría ganar.
El 31 de marzo, el presidente Johnson anunció la parada de los bombardeos sobre Vietnam del Norte, esto causa una respuesta positiva de Hanoi, y en mayo siguiente comenzaron en París las conversaciones de paz entre Estados Unidos, Vietnam del Norte, Vietnam del Sur y el Frente Nacional de Liberación del Vietcong. Los primeros resultados de las negociaciones fueron desfavorables, a pesar que las incursiones aéreas realizadas por EE.UU. habían terminado por completo en noviembre de ese mismo año.
EE.UU. volvió a intervenir en Indochina, pero no tuvo éxito y en cambio, dio lugar al rechazo de la población estadounidense con respecto a la presencia militar en Vietnam. Las negociaciones de paz estaban “estancadas” ya que no era satisfactoria para las partes en conflicto. Mientras tanto, EE.UU. Seguía recurriendo al uso intenso de bombardeos sobre Vietnam del Norte, sin lograr derrotarlo.
El 27 de enero de 1973, las delegaciones de Estados Unidos, Vietnam del Sur, Vietnam del Norte y del Gobierno Revolucionario Provisional, concluían las negociaciones de la Conferencia de París, firmándose unos acuerdos por los que se establecía la retirada estadounidense de Vietnam del Sur.
En marzo siguiente, los acuerdos se complementaron con otro que preveía la unificación de los dos territorios. Tras la retirada de las tropas estadounidenses, la guerra continuó por dos años más hasta que, en abril de 1975, se establecía la victoria total del FNL y el fracaso definitivo de los Estados Unidos, con la toma de Saigón y la unión entre el Norte y el Sur, llamándose : “República Socialista de Vietnam” en abril de 1976.

La situación Europea.
En Europa se formo La Comunidad Económica Europea (CEE) fue una organización internacional creada por los Tratados de Roma del 1957 con el objetivo de crear un mercado común europeo. Los Estados que formaban parte de ella fueron Francia, Italia, Alemania, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo.
El tratado establecía un mercado y aranceles externos comunes, una política conjunta para la agricultura, políticas comunes para el movimiento de la mano de obra y los transportes, y fundaba instituciones comunes para el desarrollo económico. Al pasar el tiempo se fueron incorporando otros países: en 1973 se incorporó Gran Bretaña, Irlanda, y Dinamarca, En 1981 Grecia y en 1986 España y Portugal.
El 4 de noviembre de 1945 se reunieron en la ciudad de Yalta (Crimea) Churchill, Roosevelt y Stalin. Los vencedores dividieron el territorio alemán en cuatro zonas de ocupación: la oriental fue controlada por la URSS, y la occidental por Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos.
Alemania estaría sujeta a fuertes reparaciones financieras y perdería la Prusia Oriental y parte de Pomerania, quedando su frontera oriental fijada en la línea marcada por los ríos Oder y Neisse.
Por causa de la Guerra Fría y la división del mundo en dos bloques, Alemania quedo dividida en dos partes, por un lado se encontraba la “República Federal Alemana” (RFA), con capital en Bonn. Y por otra parte se encontraba al Este, en la zona de ocupación soviética, la “República Democrática Alemana” (RDA), donde se gobernó por medio de una dictadura de partido único y signo marxista-leninista. Su capital fue Pankow; más tarde se trasladaría a Berlín. La capital de Berlín también fue dividida en dos parte por un muro, llamado: “el muro de Berlín” en 1961 y se derrumbó en 1989, para poder lograr la unificación de Alemania.



Parte 1 http://www.taringa.net/posts/info/12545796/La-Decada-Infame-_1930-1943_.html

Parte 2 http://www.taringa.net/posts/info/12545812/Golpe-de-Estado-de-1943---Revolucion-Libertadora-1955.html

Parte 4 http://www.taringa.net/posts/info/12547113/Golpe-de-estado-1966---La-Triple-A-y-la-Guerrilla.html

Parte 5 http://www.taringa.net/posts/info/12844017/Terrorismo-de-Estado-y-neoliberalismo-_1976-1983_.html

12 comentarios - La Revolución Libertadora - Golpe de estado 1966

richisado
muyweno!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
ScarletChuik +2
Genial resumen! Me salvaste de estudiar todo el libro, jaja. +10
wwiliam +1
buenisimo viejo!! me re sirvio mis 5 puntines de hoy
Perro_Funk
Gracias man (Y)
carajo_lindner +1
6 puntos chabon! sos un capo resumiendo... me re sirvio para estudiar la integradora de histeria.
Perro_Funk
de nada man, saludos.
InwardS +1
Diez puntos, si pudiera darte mas lo haria. Gracias!
Perro_Funk +1
de nada viejo.gracias a vos
lamentira +1
Muy bueno el resumen (y)
leandlin +1
que hdp estos conchudos quejandose de los militares y el pais era un asco antes de videlamuy bueno el post