epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Para leer al Pato Donald (1972)

Para leer al Pato Donald (1972) es un libro clave de la literatura política de los años setenta.
Es un ensayo —o un «manual de descolonización», tal como lo describen sus autores, los intelectuales argentino - chileno Ariel Dorfman y belga Armand Mattelart— que analiza desde un punto de vista marxista la literatura de masas, concretamente las historietas cómicas publicadas por Walt Disney para el mercado latinoamericano.
Su tesis principal es que las historietas de la The Walt Disney Company no sólo serían un reflejo de la ideología dominante —el de la clase dominante, según los postulados del marxismo— sino que, además, serían cómplices activos y conscientes de la tarea de mantenimiento y difusión de esa ideología.

Estructura del libro

El libro consta de un prólogo escrito por Héctor Schmucler, e introducción y prólogo de los autores. El análisis de las historietas se desarrolla a lo largo de seis capítulos, a los que siguen un capítulo de conclusiones, y anexo de las publicaciones analizadas.
algunas citas

“Mientras su cara risueña deambule inocentemente por las calles de nuestro país, mientras Donald sea poder y representación colectiva, el imperialismo y la burguesía podrán dormir tranquilos.”

“Siempre se lo ha rechazado (a Disney) como propagandista del “american way of life” (…). La amenaza no es por ser portavoz del american way of life, el modo de vida del norteamericano, sino porque representa el american dream of life, el modo en que los EE. UU. se sueña a sí mismo, se redime, el modo en que la metrópoli nos exige que nos representemos nuestra propia realidad, para su propia salvación.”

“Las ideas de Disney resultan así PRODUCCIONES bien materiales de una sociedad que ha alcanzado un determinado desarrollo de sus fuerzas productivas. Es una superestructura de valores, ideas y juicios. "

Para leer al Pato Donald (1972)

“Lo imaginario infantil recubre todo el cosmos-Disney con baños de inocencia, permitiendo por medio de la entretención que se desarrolle la utopía política de una clase. Pero, por otra parte, el rincón donde (…) se identifica la inocencia es aquel sector que corresponde en la vida histórica a los pueblos marginales.”

“Este concepto de entretención, y los contenidos específicos con que se desenvuelven en el mundo de Disney, es el resultado superestructural de las dislocaciones y tensiones de una base histórico post-industrial, que genera automáticamente los mitos funcionales al sistema Es del todo normal para un lector que vive las contradicciones de su siglo desde el ángulo del centro imperialista, que este sistema de Disney traduce su experiencia cotidiana y su proyecto histórico.”

“Disneylandia es el conquistador que se purifica y justifica la reiteración de su conquista pasada y futura”

“Este defasaje, entre la base económico-social en que vive cada individuo y el estado de las representaciones colectivas, es precisamente la que asegura la eficacia de Disney y su poder de penetración en la mentalidad comunitaria, en los países dependientes.”

"Disney expulsa lo productivo y lo histórico de su mundo, tal como el imperialismo ha prohibido lo productivo y lo histórico en el mundo del subdesarrollo. Disney construye su fantasía imitando subconscientemente el modo en que el sistema capitalista mundial construyó la realidad y tal como desea seguir armándola.”



"Disney-Cosmos no es el refugio en la esfera de la entretención ocasional, es nuestra vida cotidiana de la dominación y del sometimiento social. Pero al poner al Pato en el tapete es cuestionar las diversas formas de cultura autoritaria y paternalista que impregnan las relaciones del hombre burgués consigo mismo, con los otros hombres y con la naturaleza. Es una interrogación sobre el papel del individuo y de su clase social en el proceso de desarrollo histórico, sobre el modo de fabricar una cultura de masas a espaldas de las masas”

http://www.fabio.com.ar/images/reviews5/derfuhrer.jpg
Esta última imagen no tiene nada que ver con el libro, en él no se hace referencia a ella, pero la encontré y la puse.


Dorfman, A. y Mattelart, A., “Para leer al Pato Donald” (comunicación de masa y colonialismo), Buenos Aires, Siglo XXI, 1972.

1 comentario - Para leer al Pato Donald (1972)

Roks2107
jackass
http://zona-xtrema.meganetic.com