Cuando hablamos de descanso podemos decir que a pesar de lograr dormir las ocho horas necesarias por la noche, en muchos casos no alcanzamos el sueño profundo que requerimos para despertar con la energía necesaria.

Tips para Despertar con más Energia

En este caso la cantidad cuenta tanto como la calidad y lamentablemente el tiempo en la cama no se traduce necesariamente en un buen y reparador sueño.

Disfrutar de una buena calidad de sueño reduce el riesgo de padecer de depresión, diabetes o enfermedades del corazón, además nos brinda las energías suficientes para el día siguiente, nos pone más alertas y procesamos la información más rápido.

mas

Mejora tu respiración.

Muchas personas padecen de apnea del sueño, esto sucede cuando un tejido de la zona de la garganta bloquea el paso del aire mientas duermes, interrumpiendo la respiración y despertándote hasta 100 veces por la noche, dando como resultando que se obstaculice el paso del oxígeno al cerebro, incrementando la frecuencia cardíaca y destruyendo tus niveles de energía.

Los signos comunes de la apnea son: ronquidos fuertes y, lo peor, despertarte con la sensación de que te asfixias. Una recomendación es cambiar de posición al dormir, hacerlo de costado y con la cabeza sobre dos o tres almohadas, ya que con esta inclinación se puede conseguir una trayectoria más directa que permita que el aire pase por los pulmones.

tips

Dile no a las bebidas alcoholicas.

La costumbre de tomar un vaso de vino para ayudar a conciliar el sueño, puede resultar positivo en un comienzo y dormirás más rápido, pero después de que tu organismo empieza a desecharlo de su sistema, actúa como estimulante. Después de cuatro o cinco horas te despertarás y dificilmente podrás volver a conciliar el sueño.

El consejo es comenzar con un ritual nocturno que realmente ayude a inducir al sueño: tomar una ducha tibia (al salir de ella y cuando el cuerpo empieza a enfriarse te llevará al adormilamiento). Otra opción es tomar una infusión de manzanilla o camomila antes de acostarte, o un vaso de leche tibia.
Cambia el horario de tus ejercicios.

Cuando entrenas por la noche tu cuerpo toma tres o cuatro horas para enfriarse debido a la alta temperatura interna y la frecuencia cardíaca rápida, provocando que ya en tu cama no logres conciliar el sueño. El ejercicio ayudará a mejorar la calidad de sueño si eliges un buen horario como en las horas de la mañana, o cuatro o cinco horas antes de ir a dormir.


energia