Este post es dedicadoa aquelllos estudiantes de secundaria o incluso de la universidad a los que les da curiosidad o les dejan un trabajo acerca de los principios de la revolucion francesa yo soy un estudiante de derecho de la UNAN Leon de Nicaragua y lo he redactado y loquiero compartir con ustedes para que nos ilustremos lo hice basandome en el libro de Maximilian Robespierre "Principios de la revolucion Francesa" asi que yo redacte esta sintesis concisa que me ayudo a obtener la calificacion perfecta..

Principios de la revolución Francesa

La revolución francesa fue fundada bajo principios humanistas, bajo principios perseguidores del bien popular, hablar de revolución francesa, es hablar de la cuna de aquellos principios que por primera vez no tutelaban intereses clasistas, de aquellos principios que intentaban incentivar no solo a unos pocos sino a una nación, la cual vivía sometida a las injusticias y crueldades de la época.

Estos principios intentaban salvaguardar los intereses de la sociedad en general y no solo aquellos intereses individualistas que corrompían el manejo y desarrollo de la sociedad. Estos proponían y exigían una sociedad igualitaria sin distinción alguna y donde las leyes no se hicieran para algunos, sino que sometieran a su imperio a todas las personas por igual. Robespierre deseaba un país libre donde todas las personas que vivieran en su territorio pudieran llamarlo “patria”. Lastimosamente debido a las circunstancias de la época la palabra patria solo significaba algo para las familias patricias que habían usurpado la soberanía. Esto nos encausa a saber que la soberanía no le pertenecía al pueblo sino a unos pocos.

La aristocracia, sinónimo de despotismo ejercía sus decisiones sin sometimiento ni respeto alguno a las leyes, cuando la revolución instituyo una constitución escrita, presuponía que el espíritu de esta constitución pernoctaba en el hecho de limitar el poder político de los gobernadores, sirviéndole de garantía y de protección a los ciudadanos del pueblo ante las desvergonzadas actuaciones que pudieran ejercer los aristócratas.
Los principios de la revolución francesa giraban en torno a la abolición de las cadenas opresoras del despotismo, estos principios incentivaban y promovían la actuación de un pueblo vulnerable y sumiso, pero Robespierre sabía que no es necesario que el pueblo fuera virtuoso, sino que solamente bastaba con que el pueblo se amara a sí mismo, porque un pueblo seria libre siempre y cuando tenga hijos que amen la libertad.

Robespierre claramente comprendía que los esfuerzos coordinados y responsables ejercidos por un pueblo con ideales de libertad e igualdad, sería la mejor manera de luchar contra el despotismo, porque cuando un pueblo traspasa sus barreras, no hay fuerza humana que sea capaz de detenerlo. Además en esa época los aristócratas usurpaban la justicia, llamando equívocamente justicia a las violencias que ejercían, tratando a su propio pueblo como a sus propios enemigos y llamaban barbarie o rebelión cuando un grupo de personas sin importar que fueran de clase baja, pero con intereses opuestos a los de los déspotas actuaran en contra de las injusticias de los aristócratas.

Y es que los aristócratas eran los principales enemigos de la revolución y de sus principios, estos procuraban seguir afianzados en el poder, utilizando cualquier medio para manipular sus cadenas, además llamando enemigos de la patria o agitadores a aquellas personas que se levantaron en contra de ellos, y es que básicamente ellos se creían ser la misma patria, incluso contrataban agitadores que actuaran en nombre de los revolucionarios, estos aristócratas consideraban que los principios de la revolución atentaban contra la soberanía del gobierno e intentaban disfrazar sus acciones deshonrosas como actos honorables, para engañar a un pueblo considerado por ellos como ignorante, además los aristócratas siempre buscaban una excusa para ignorar los derechos del pueblo, este y otro tipo de artimañas hipócritas y sobresalientes señalaban a los aristócratas como los principales enemigos de la igualdad y la fraternidad.
Los principios de la revolución francesa iban más allá del ámbito político y social estos además se enclaustraban en todos los aspectos en los que se vieran afectados los hombres del pueblo, la revolución planteaba que además las injusticias en base a los alimentos que se les eran arrebatados a los ciudadanos por los aristócratas quienes guardaban los granos básicos en grandes cantidades para gozar y disponer de ellos en cualquier momento, esto no podía ser posible, como los aristócratas se daban la gran vida mientras la gente a su alrededor se moría de hambre, francamente se les arrebataba el principal derecho a los ciudadanos, el derecho a subsistir. Nuevamente la revolución se encontraba tutelando de una forma humanista a aquellos pobres que nunca tuvieron quien intercediera por ellos.
Robespierre quería que se limitara al poder político y que se sometieran a las leyes a los gobernantes, decía que los magistrados y todo tipo de funcionario público deberían de ser sometidos a un juicio popular, donde fueran los ciudadanos los encargados de determinar si estos podían seguir ejerciendo sus funciones habiéndose ganado la confianza popular, además el pueblo los podría de remover de su cargo, es por esto que la actuación de los funcionarios públicos dependería realmente no de los individuos sino de la soberanía popular.
Además el poder del ejecutivo debía de ser mermado, es por esto que Robespierre quería dividir los diversos poderes de manera independiente ya que no sería adecuado que los poderes pernoctaran en una sola entidad. Robespierre esclarecía el hecho del papel fundamental de los ciudadanos para poder tomar las riendas de su destino, uno que girara en torno al interés común, porque cuando la ley tiene como principio el interés popular se sostiene en el propio pueblo el cual es el pilar más fuerte y resistente siempre y cuando tuviera ideales de igualdad y libertad.