Isaías 52:7

¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina! .


¿Cómo están nuestros pies?

Nuestra forma de valorar lo hermosura muchas veces por lo regular esta basada en las partes de nuestro cuerpo como las facciones de la cara, los ojos, el color o la forma del cabello, las manos, etc. pero por normalmente no calificamos o valoramos la hermosura de una persona basándonos en los pies, que además de que por andar casi siempre cubiertos como que no son el centro de atracción de la gente, es muy poco común oír a la gente decir ¡mira que bonitos pies tiene!, quizá una vez que se conoce mas profundamente a la persona y con el transcurso del tiempo pudiera ser el caso de que admiremos sus pies pero por lo regular siempre pasan desapercibidos a la vista del ojo humano (al menos esto nos pasa a los hombres), que interesante que Dios se fija en lo que el ser humano no se fija, Dios se fija en lo escondido, el interior de una persona, Dios valora la hermosura de alguien basado en lo que normalmente no se ve tal como lo dice el versículo de hoy, Dios ve lo pies, y dice que son hermosos, pero no cualquiera tiene pies hermosos el Señor dice que los pies hermosos son de aquellos que son portadores de noticias alegres, ¿usted es de esos? O es de los que siempre notifican lo malo, dice también que los pies hermosos son de los que anuncian la paz, ¿usted es anunciador de paz o incitador de violencia?, de los que traen noticas del bien ¿lo que usted lleva a otros es bueno, es de bien? o va contaminado con algo malo, del que publica salvación, ¿cómo está siendo usted ahora? ¿está publicando la salvación de Dios? ¿su mensaje a otros esta equilibrado compartiendo salvación y no sólo Juicio a otros?, es cierto que hay un juicio eterno y que si el Señor no nos salva tendremos que afrontar las consecuencias, pero Dios nos ha llamado a predicar la salvación de ese juicio, podemos escapar de ese juicio por medio de Cristo, ¿es de los que pregona al pueblo tu Dios reina? O se avergüenza del rey que tiene y mejor lo esconde. Jesús se fija en los pies porque a través de ellos es que podemos llevar las buenas nuevas, ir y anunciar la paz, llevar las buenas noticias, publicar la salvación de Dios e ir a pregonar al pueblo que Dios es nuestro rey. ¿ya revisó sus pies?, ¿qué opinará el Señor de ellos?, porque no tomamos la decisión de valorar la hermosura con los parámetros de Dios y que cuando el nos vea pueda decir ¡que hermosos pies tiene mi hijo!


Oro a mi Padre y declaro que Dios pone en usted una unción para ser un portador de buenas y alegres noticias, un anunciador de paz, un publicador de salvación y un exaltador del Rey de reyes y Señor de señores


Bendiciones