El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Algo no te cierra? con esto capaz entendes

Buenas!!!
Aca les dejo un libro que por lo menos a mi me gusto mucho y me ayudo a entender algunas cosas!

Algo no te cierra? con esto capaz entendes


Pongo tambien fragmentos del libros para entender de que va.


A modo de introduccion, les dejo fragmentos....

Hace miles de años los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como «mujeres y hombres de
conocimiento». Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero, de hecho,
eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las
prácticas de sus antepasados.
La conquista europea, unida a un agresivo abuso del poder personal por parte de algunos aprendices,
hizo que los naguales se vieran forzados a esconder su sabiduría ancestral y a mantener su existencia en la
oscuridad. Por fortuna, el conocimiento esotérico tolteca fue conservado y transmitido de una generación a
otra por distintos linajes de naguales. Ahora, el doctor Miguel Ruiz, un nagual del linaje de los Guerreros del
Águila, comparte con nosotros las profundas enseñanzas de los toltecas.
«No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo exiges. Si observas tu
vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad.
La única razón por la que eres feliz es porque tú decides ser feliz. La felicidad es una elección, como también
lo es el sufrimiento».



Una breve historia que refleja a lo que va el libro

Espejo Humeante
Hace tres mil años había un ser humano, igual que tú y que yo, que vivía cerca de una ciudad rodeada
de montañas. Este ser humano estudiaba para convertirse en un chamán, para aprender el conocimiento de
sus ancestros, pero no estaba totalmente de acuerdo con todo lo que aprendía. En su corazón sentía que
debía de haber algo más.
Un día, mientras dormía en una cueva, soñó que veía su propio cuerpo durmiendo. Salió de la cueva a
una noche de luna llena. El cielo estaba despejado y vio una infinidad de estrellas. Entonces, algo sucedió en
su interior que transformó su vida para siempre. Se miró las manos, sintió su cuerpo y oyó su propia voz que
decía: «Estoy hecho de luz; estoy hecho de estrellas».
Miró al cielo de nuevo y se dio cuenta de que no son las estrellas las que crean la luz, sino que es la luz
la que crea las estrellas. «Todo está hecho de luz –dijo–, y el espacio de en medio no está vacío.» Y supo
que todo lo que existe es un ser viviente, y que la luz es la mensajera de la vida, porque está viva y contiene
toda la información.
Entonces se dio cuenta de que, aunque estaba hecho de estrellas, él no era esas estrellas. «Estoy en
medio de las estrellas», pensó. Así que llamó a las estrellas el tonal y a la luz que había entre las estrellas el
nagual, y supo que lo que creaba la armonía y el espacio entre ambos es la Vida o Intento. Sin Vida, el tonal y
el nagual no existirían. La Vida es la fuerza de lo absoluto, lo supremo, la Creadora de todas las cosas.
Esto es lo que descubrió: todo lo que existe es una manifestación del ser viviente al que llamamos Dios;
todas las cosas son Dios. Y llegó a la conclusión de que la percepción humana es sólo luz que percibe luz.
También se dio cuenta de que la materia es un espejo –todo es un espejo que refleja luz y crea imágenes de
esa luz–, y el mundo de la ilusión, el Sueño, es tan sólo como un humo que nos impide ver lo que realmente
somos. «Lo que realmente somos es puro amor, pura luz», dijo.
Este descubrimiento cambió su vida. Una vez supo lo que en verdad era, miró a su alrededor y vio a
otros seres humanos y al resto de la naturaleza, y le asombró lo que vio. Se vio a sí mismo en todas las
cosas: en cada ser humano, en cada animal, en cada árbol, en el agua, en la lluvia, en las nubes, en la
Tierra... Y vio que la Vida mezclaba el tonal y el nagual de distintas maneras para crear millones de
manifestaciones de Vida.
En esos instantes lo comprendió todo. Se sentía entusiasmado y su corazón rebosaba paz. Estaba
impaciente por revelar a su gente lo que había descubierto. Pero no había palabras para explicarlo. Intentó
describirlo a los demás, pero no lo entendían. Vieron que había cambiado, que algo muy bello irradiaba de
sus ojos y de su voz. Comprobaron que ya no emitía juicios sobre nada ni nadie. Ya no se parecía a nadie.
El los comprendía muy bien a todos, pero a él nadie lo comprendía. Creyeron que era una encarnación
de Dios; al oírlo, él sonrió y dijo: «Es cierto. Soy Dios. Pero vosotros también lo sois. Todos somos iguales.
Somos imágenes de luz. Somos Dios». Pero la gente seguía sin entenderlo.
Había descubierto que era un espejo para los demás, un espejo en el que podía verse a sí mismo.
«Cada uno es un espejo», dijo. Se veía en todos, pero nadie se veía a sí mismo en él. Y comprendió que
todos soñaban pero sin tener consciencia de ello, sin saber lo que realmente eran. No podían verse a ellos
mismos en él porque había un muro de niebla o humo entre los espejos. Y ese muro de niebla estaba
construido por la interpretación de las imágenes de luz: el Sueño de los seres humanos.
Entonces supo que pronto olvidaría todo lo que había aprendido. Quería acordarse de todas las
visiones que había tenido, así que decidió llamarse a sí mismo «Espejo Humeante» para recordar siempre
que la materia es un espejo y que el humo que hay en medio es lo que nos impide saber qué somos. Y dijo:
«Soy Espejo Humeante porque me veo en todos vosotros, pero no nos reconocemos mutuamente por el
humo que hay entre nosotros. Ese humo es el Sueño, y el espejo eres tú, el soñador».



EL NUEVO SUEÑO
El Cielo en la Tierra

Quiero que olvides todo lo que has aprendido en tu vida. Este es el principio de un nuevo
entendimiento, de un nuevo sueño.
El sueño que vives lo has creado tú. Es tu percepción de la realidad que puedes cambiar en cualquier
momento. Tienes el poder de crear el Infierno y el de crear el Cielo. ¿Por qué no soñar un sueño distinto?
¿Por qué no utilizar tu mente, tu imaginación y tus emociones para soñar el Cielo?
Sólo con utilizar tu imaginación podrás comprobar que suceden cosas increíbles. Imagínate que tienes
la capacidad de ver el mundo con otros ojos siempre que quieras. Cada vez que abres los ojos, ves el mundo
que te rodea de una manera diferente.
Ahora, cierra los ojos, y después, ábrelos y mira.
Lo que verás es amor que emana de los árboles, del Cielo, de la luz. Percibirás el amor que emana
directamente de todas las cosas, incluso de ti mismo y de otros seres humanos. Aun cuando estén tristes o
enfadados, verás que por detrás de sus sentimientos, también envían amor.
Quiero que utilices tu imaginación y la percepción de tus nuevos ojos para verte a ti mismo viviendo un
nuevo sueño, una vida en la que no sea necesario que justifiques tu existencia y en la que seas libre para ser
quien realmente eres.
Imagínate que tienes permiso para ser feliz y para disfrutar de verdad de tu vida. Imagínate que vives
libre de conflictos contigo mismo y con los demás.
Imagínate que no tienes miedo de expresar tus sueños. Sabes qué quieres, cuándo lo quieres y qué no
quieres. Tienes libertad para cambiar tu vida y hacer que sea como tú quieras. No temes pedir lo que
necesitas, decir que sí o que no a lo que sea o a quien sea.
Imagínate que vives sin miedo a ser juzgado por los demás. Ya no te dejas llevar por lo que otras
personas puedan pensar de ti. Ya no eres responsable de la opinión de nadie. No sientes la necesidad de
controlar a nadie y nadie te controla a ti.
Imagínate que vives sin juzgar a los demás, que los perdonas con facilidad y te desprendes de todos los
juicios que sueles hacer. No sientes la necesidad de tener razón ni de decirle a nadie que está equivocado.
Te respetas a ti mismo y a los demás, y a cambio, ellos te respetan a ti.
Imagínate que vives sin el miedo de amar y no ser correspondido. Ya no temes que te rechacen y no
sientes la necesidad de que te acepten. Puedes decir: «Te quiero», sin sentir vergüenza y sin justificarte.
Puedes andar por el mundo con el corazón completamente abierto y sin el temor de que te puedan herir.
Imagínate que vives sin miedo a arriesgarte y a explorar la vida. No temes perder nada. No tienes miedo
de estar vivo en el mundo y tampoco de morir.
Imagínate que te amas a ti mismo tal como eres. Que amas tu cuerpo y tus emociones tal como son.
Sabes que eres perfecto tal como eres.
La razón por la que te pido que imagines todas estas cosas es porque ¡son todas totalmente posibles!
Puedes vivir en un estado de gracia, de dicha, en el sueño del Cielo. Pero para experimentarlo, en primer
lugar tienes que entender en qué consiste.
Sólo el amor tiene la capacidad de proporcionarte este estado de dicha. Es como estar enamorado.
Flotas entre las nubes. Percibes amor vayas donde vayas. Es del todo posible vivir de este modo
permanentemente. Lo es porque otros lo han conseguido y no son distintos de ti. Viven en un estado de dicha
porque han cambiado sus acuerdos y sueñan un sueño diferente.
Una vez sientas lo que significa vivir en estado de dicha, lo adorarás. Sabrás que el Cielo en la Tierra
existe de verdad. Una vez sepas que es posible permanecer en él, hacer el esfuerzo para conseguirlo sólo
dependerá de ti. Hace dos mil años, Jesús nos habló del reino de los Cielos, del reino del amor, pero no había
casi nadie preparado para oírlo. Dijeron: «¿A qué te refieres? Mi corazón está vacío, no siento el amor del
que hablas, no siento la paz que tú tienes». Eso no es necesario. Sólo imagínate que su mensaje de amor es
posible y descubrirás que es tuyo.
El mundo es precioso, es maravilloso. La vida resulta muy fácil cuando haces del amor tu forma de vida.
Es posible amar todo el tiempo sí uno elige hacerlo. Quizá no tengas una razón para amar, pero si lo haces,
verás que te proporciona una gran felicidad. El amor en acción sólo genera felicidad. El amor te traerá paz
interior. Cambiará tu percepción de todas las cosas.
Puedes verlo todo con los OJOS del amor. Puedes ser consciente de que el amor te rodea por todas
partes. Cuando vives de esta manera, la bruma de tu mente se disipa. El mitote desaparece para siempre.
Esto es lo que los seres humanos hemos buscado durante siglos. Durante miles de años hemos buscado la felicidad, que es el paraíso perdido. Los seres humanos nos hemos esforzado mucho por alcanzarla, y esto
forma parte de la evolución de la mente. Este es el futuro de la humanidad.
Esta forma de vida es posible y está en tus manos. Moisés la llamó la Tierra Prometida, Buda la llamó el
Nirvana, Jesús la llamó el Cielo y los toltecas la llaman el Nuevo Sueño. Por desgracia, tu identidad está
mezclada con el sueño del planeta. Todas tus creencias y tus acuerdos están ahí, en la bruma. Sientes la
presencia del parásito y crees que eres tú. Esto dificulta tu liberación: dejar marchar al parásito y crear un
espacio para experimentar el amor. Estás vinculado al Juez y a la Víctima. Sufrir hace que te sientas seguro
porque es algo que conoces a la perfección.
Pero, en realidad, no hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque eliges hacerlo. Si
examinas tu vida, descubrirás muchas excusas para sufrir, pero no encontrarás una buena razón para
hacerlo. Lo mismo ocurre con la felicidad. La única razón por la que eres feliz es porque eliges serlo. La
felicidad, igual que el sufrimiento, es una elección.
Tal vez no podamos escapar del destino del ser humano, pero podemos elegir entre sufrir nuestro
destino o disfrutar de él, entre sufrir o amar y ser feliz, entre vivir en el Infierno o vivir en el Cielo. Mi elección
personal es vivir en el Cielo. ¿Y la tuya?




Bueno sin mas aca va el link del libro:
http://academic.uprm.edu/dpesante/docs-apicultura/loscuatroacuerdos.PDF



Saludos y espero lo disfruten

Fuentes de Información - Algo no te cierra? con esto capaz entendes

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
5 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 679 Visitas
  • 2 Favoritos

3 comentarios - Algo no te cierra? con esto capaz entendes

@gunth10 Hace más de 3 años +1
muy buen libro ya lo he leido
@juanfri86 Hace más de 3 años +1
parece interesante como para leerlo! gracias