Hola amigos aki les traigo la CUARTA parte de la historia de moob kundum en mu online

PARTE IV

-Kundun… aún así me cueste la vida y mi alma, repararé este error…- Esta vez Erohim alzó su cetro en alto y pronunció –Bestia que duerme pacientemente y yace en toda su gloria, hoy te llamo ante mi prescencia, sé mi escudo, sé mi arma, sé mis alas, corre más rápido que el viento y con la fuerza de cien tormentas, haz huir del pánico a los que me vean y aquellos que me enfrente que sean destruidos-

Un caballo negro, con una gran armadura ornamentada apareció debajo de Erohim, luego este alzó su cetro con fuerza – ¡Destruiré esa calavera a cualquier costo!- El caballo empezó a galopar a gran velocidad, que incluso se asemejaba a la velocidad de vuelo del cuervo.

Erohim hizo al caballo acelerar, empezó a moverse muy rápido alrededor de Kundun, el intentaba seguirlo con la vista, pero no podía, este en un intento por alejarlo creó tres anillos de fuego negro a su alrededor que giraban de forma aleatoria en todas direcciones.

En ese justo momento erohim lanzó múltiples fire scream desde varias direcciones y el cuervo lanzó de sus alas unos cometas de fuego verdoso, Kundun al ver que estaba rodeado, creó una nova con el triple de poder que las anteriores.

-¡Ahora!- Dijo Erohim mientras des invocaba ambas criaturas, el saltó desde su caballo hacia donde estaba Kundun y con la parte inferior de su cetro golpeó la calavera en todo su centro.

La calavera se despedazó al instante, dejando ver el rostro de Kundun una vez más, al mismo tiempo los ojos de Kundun regresaron a su color natural –Erohim… ¿Por qué lo hiciste?...- Le preguntó Kundun con tristeza.

Erohim solamente sonrió –Porquw soy tu amigo, Kundun- Pero la expresión de Kundun –Acabas de condenarte junto conmigo… ¿esa es la única razón?- le dijo Kundun con mucha tristeza.

-Un amigo no solamente está contigo en los buenos momentos, cuando te estás riendo y todo va bien, un amigo también está contigo en los peores momentos, en los momentos más oscuros, de tristeza y soledad- le decía Erohim a Kundun.

-Hemos sido amigos desde que somos niños, desde que tú me salvaste, desde ese día siempre estuvimos juntos… por eso… no dejaré que lleves tu solo la carga que representa esta maldición, ambos la llevaremos, juntos como siempre hemos estado…- pero después Erohim siguió hablando y puso cara de trsiteza –Kundun, perdóname por hacerte traer la calavera… todo esto es culpa mía…-

Esta vez fue Kundun el que sonrió –Tú no tienes la culpa de mis acciones, no tienes la culpa de que yo me haya obsesionado con el poder de esa calavera, no te eches la culpa por cosas de las que no tienes ninguna responsabilidad, Erohim-

-Kundun, para mí fuiste más que un amigo, fuiste como mi hermano, como la familia que nunca tuve- Decía Erohim –Y tú Erohim, fuiste la única familia que me quedó después que perdí a mis padres ese día-

Los trozos de la calavera se evaporaron y se convirtieron en una densa masa de oscuridad pura que empezó a envolver a Erohim y a Kundun, la oscuridad empezó a envolver sus cuerpos como si fuera una gran masa de serpientes.

-Ambos impediremos que esta oscuridad que trajimos infecte toda esta tierra…- dijo Kundun –Aún así nos cueste la vida y el alma…- respondió Erohim.

La masa de oscuridad empezó a fusionarse con ellos dos, alterando la forma de sus cuerpos, cambiándolos por completo, sus cuerpos se incrementaron de tamaño a la vez que su piel, sus armaduras iban sufriendo una metamorfosis demoníaca.

Ambos sentían como sus cuerpos, sus mentes y sus almas se iban separando, estaban perdiendo el control de ellas, se estaban perdiendo a ellos mismos –Adiós… Erohim…- dijo Kundun mientras empezaba a llorar –Te voy a extrañar… Kundun…- Dijo Erohim mientras derramaba lágrimas.

La oscuridad los terminó de dominar, al punto que ambos se transformaron en demonios, perdieron la cordura, sus recuerdos, sus esencias, simplemente lo perdieron todo, excepto el sentimiento de amistad que los unía.

En toda MU se sintió el horrible sonido que ambos emitieron a la vez cuando terminaron su transformación en demonios, después ambos fueron separados, Kundun fue a la zona prohibida de Kalima y Erohim fue a la tierra de las pruebas.

Ambos se habían convertido en simples títeres de la voluntad de los altos demonios del infierno, sin embargo, debido a que Kundun y Erohim se sacrificaron, las energías malignas que se liberaron al ser destruida la calavera no pudieron corromper toda MU.

Pero a la vez, las energías negativas cayeron sobre Devias, la torre celestial e Icarus.

Devias se fue cubriendo lentamente de hielo, mientras la vegetación poco a poco se marchitaba y moría sin remedio, Devias pasó de ser un paraíso verde a una zona inhóspita y solitaria, de frío y nieve perpetuas.

La torre celestial se oscureció por completo, la hermosa piedra blanca de la que estaba hecha se volvió negra y se desgastó, los hechiceros investigadores y demás criaturas que tuvieron la mala fortuna de estar dentro de la torre quedaron malditos por aquellas energías, unos se convirtieron en simples criaturas hechas a base de sombras y veneno, los animales que se criaban allí se convirtieron en esqueletos ambulantes y hostiles.

Los hechiceros del lugar se convirtieron en magos malditos, que portaban la estigma de la sed de sangre roja, mientras que los hechiceros más poderosos se convirtieron en demonios, y la guardia dedicada a proteger los pisos más altos se convirtieron en demonios de fuego y trueno, mientras que Balrog el guardián de la puerta a Icarus se convirtió en un centauro con una armadura roja que portaba una gran guadaña siempre ensangrentada que bloqueaba la puerta a Icarus.

En Icarus, la oscuridad transformó los fenómenos naturales de la zona y los convirtió en criaturas hostiles y sumamente peligrosas, además estaban los caballeros fantasmas, los drakanes gigantes y el fénix de oscuridad, que estaban hechos de oscuridad pura.

MU ya no sería la misma, se empezó a transforma poco a poco en una zona hostil para todos, se volvió peligrosa y todo mundo debió aprender a blandir un arma o a usar magia para defenderse.

MU había entrado en una guerra, una guerra que incluso hoy no ha terminado, una guerra que no es solo contra los demonios Kundun y Erohim, sino contra otros demonios aún más poderosos que controlan a sus marionetas desde los más profundos rincones del mismísimo infierno…