Barderos y comentarios FUERA DE LUGAR, borrados al momento.

Desde el México precolombino hasta nuestros días se ha preservado una tradición que, aunque no ha permanecido al margen de las fusiones culturales, religiosas e ideológicas, continúa con vida: la celebración a los muertos. Así, año con año, el 1 y 2 de noviembre se dedican a quienes ya no habitan este mundo. El aroma exquisito a incienso y a copal en los mercados, el aroma de las flores de zempasúchitl en los panteones, los coloridos adornos de las tan tradicionales ofrendas de muertos, como lo son el papel picado, las calaveritas de azúcar, los panes de muerto, las frutas y bebidas diversas que adornan la ofrenda a nuestros difuntos… Todo ellos es un mundo mágico.

Es una celebración donde se mezclan tanto la cultura prehispánica como la religión católica, donde el pueblo Mexicano logró mantener sus antiguas tradiciones vivas....

La Celebración del Día de Muertos en México

Especificamente,la tradición practicamente solo se celebra como REALMENTE es en pocas partes de México.

Además de la visita a los panteones, en plazas públicas, centros de trabajo, escuelas y hogares se colocan ofrendas o altares en honor de quienes han muerto; esos rincones son decorados con flores, alimentos, bebidas, fotografías y golosinas, entre otras cosas. Las calaveras son uno de los símbolos más representativos de estas fiestas: las hay dibujadas, recortadas en papel de china, hechas con cartón o con trozos de periódico y engrudo. Se dice que sus antecedentes simbólicos se encuentran en las imágenes de los rostros descarnados y las figuras cadavéricas de algunas deidades aztecas como Mictlantecuhtl — señor de las profundidades de la tierra donde moran los muertos — y su esposa Mictecacihuatl, la Coatlicue — la vieja madre de todos — y Miquiztli —dios de la muerte.

Es una tradición que nos sirve para reírnos un poco de la muerte y pensar en nuestros seres queridos que por desgracia ya no están con nosotros.

México

Los antepasados pensaban que cuando una persona moría su alma se iba a vivir a Mictlán (una especie de cielo) donde se quedaban para siempre. Pero un día al año podían bajar a visitar a sus dolientes y ese es el día de los muertos.............................................

La Muerte

Ahí va un poco de la historia:

Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles. Hay registro de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca. Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años. En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.

La festividad del Día de los Muertos se divide en dos partes, la primera el Día de Todos los Santos celebrada el 1 de Noviembre y la del Día de los Muertos el día 2 de Noviembre.

Día de Todos los Santos

(1 de Noviembre)

Este día se celebra la Fiesta de todos los Santos que tuvieron una vida ejemplar así también de los niños difuntos.

Esta fiesta es pequeña en comparación con la del Día de Muertos, dentro de las tradiciones se acostumbra realizar altares a los Santos dentro de las Iglesias, y muchas familias acostumbran a realizar altares a sus niños muertos ya sea dentro de sus casas o sobre las lápidas en los cementerios.

Los altares son adornados con papel de muchos colores, flores de cempasúchilt, si el altar es para un niño se le ponen juguetes como carritos, muñecas, dulces, etcétera.

día de muertos


Día de los Muertos

(2 de Noviembre)

Este día se celebra la máxima festividad de los muertos en México. La celebración está llena de muchas costumbres. A las personas les gusta ir y llevar flores a las tumbas de sus muertos pero para otras representa todo un rito que comienza desde la madrugada cuando muchas familias hacen altares de muertos sobre las lápidas de sus familiares muertos, estos altares tienen un gran significado ya que con ellos se cree que se ayuda a sus muertos a llevar un buen camino durante la muerte.

catrinas

Las familias pasan largas horas trabajando en el altar, muchos de estos altares son considerados verdaderas obras de artes, ya que reflejan el trabajo, dedicación y creatividad de la gente para ofrecer un buen altar. Existen muchas formas de realizar altares de muertos, la más sencilla la suele hacer mucha gente dentro de sus casas ya que sobre una mesa cubierta con un mantel se pone una fotografía de la persona fallecida, y se adorna con flores y algunos recuerdos.

La Celebración del Día de Muertos en México

Otros altares son realizados según la tradición, donde se establece que el altar debe de constar de 7 niveles o escalones que representan los 7 niveles que tiene que pasar el alma de un muerto para poder descansar. Estos altares se realizan generalmente en lugares donde exista un espacio grande donde pueda caber todo el altar, el cual debe ser barrido el cuarto con hierbas aromáticas hacia los cuatro vientos un día antes del Día de Muertos. Primero se construye o fabrica el esqueleto del altar ya sea con cajas de cartón, madera o lo que se encuentre a fin de que queden bien cimentados los 7 niveles, de los cuales el séptimo debe de estar casi a la altura del suelo y sobre él se pone el segundo nivel que es un poco más chico que el primero y así sucesivamente hasta llegar al primer nivel, cada escalón es forrado con tela negra y blanca. Cada escalón tiene un significado y debe contener ciertos objetos en específico.

México

El aporte de la religion Catolica con la llegada de los Españoles.

La imposición del cristianismo al mundo mexica, a pesar de la violencia con que llegó a realizarse, no consiguió desterrar del todo las antiguas creencias y cultos prehispánicos. Pero ciertas coincidencias entre ambas culturas –como las ofrendas, las penitencias y la vigilia– hicieron más sencilla esta tarea.

La Muerte

El culto azteca a la muerte fue casi totalmente erradicado. No obstante, el culto a los muertos se fusionó con el modo católico de honrar a los difuntos, lo cual se hacía al día siguiente de la celebración de Todos los Santos, el 2 de noviembre.

Fray Diego de Durán relata que los indígenas colocaban una ofrenda el día primero y otra el día 2, y explica que esto sucedía por ser una costumbre muy antigua entre los naturales. Es decir, que los indígenas adaptaron la primera fecha para el Mihcailhuitontli y la segunda para el Hueymihcáilhuitl.

día de muertos

Los españoles honraban a sus difuntos con ofrendas de pan, vino, cera, pero sólo en pocos lugares celebraban comidas familiares. Las ofrendas se llevaban a la misa o eran colocadas sobre las propias sepulturas. También se elaboraban platillos especiales, dulces y el pan de muerto.

Las ofrendas hispanas eran un acto de recuerdo y amor a los parientes fallecidos. A veces con el fin de pedir cierto don, o para no despertar su enojo.

catrinas

En algunos sitios, la noche del 1º de noviembre se tocaban las campanas y se hacían fogatas para las ánimas, en las cuales los jóvenes cocían castañas y bebían vino.

De calaveras y muerte

Una manifestación esencial del día de los Fieles Difuntos es la calavera. Las culturas precolombinas tuvieron a la calavera, al cráneo, por símbolo esencial dela muerte (en contraste con el esqueleto europeo) y ella fue representada inveteradamente en murales, códices, piedra y cerámica.

La Celebración del Día de Muertos en México

El concepto prehispánico de la muerte como un eslabón generador de energía, como un germen de vida, explica quizá el modo en que a través de los siglos se ha recreado y asimilado la idea de la calavera en México: desde el uso de la palabra ‘calavera’ para referirse a la persona que lleva una existencia dedicada a los placeres, a la fiesta, es decir, sin tomarse en serio la vida; pasando por esas otras calaveras, tradicionalmente escritas en cuartetos octosílabos rimados, que hacen mofa de la vida a través de la muerte (aparecidas a finales del siglo XVIII para satirizar la pedantería de los panegíricos mortuorios y que iban con la caricatura de la persona a la que se dedicaban); hasta las calaveras de azúcar, de chocolate o de amaranto en las que las personas buscan su propio nombre, para luego comérselas con singular alegría, alcanza aún a percibirse cierto eco del pensamiento prehispánico que los mexicanos hemos heredado.

México

Ofrenda

En la festividad del Día de Muertos la ofrenda tiene un papel preponderante en la atención y servicio a los difuntos. La ofrenda no es de ningún modo un obsequio, sino un ofrecimiento. Un modo de compartir con los parientes fallecidos los frutos obtenidos durante el año.

La Muerte

Ella se prepara con antelación y solemnidad. La creación de la ofrenda muestra sentimientos de gratitud, amor y veneración, pero tras éstos se hallan también el miedo al disgusto y la insatisfacción que los muertos pueden sentir hacia sus familiares por olvidarlos.

Aunque los elementos que conforman la ofrenda son variados de una región a otra del país, pueden señalarse básicamente los siguientes:

día de muertos

1. Altar doméstico. Adornado con papel picado, palmillas.

2. Flores. Cempasúchil, cacalosúchil, crisantemos.

3. Ceras. Velas y veladoras dedicadas a cada uno de los difuntos, las cuales los guían en su camino a las moradas de sus familiares.

4. Alimentos. Desde las más humildes viandas, como los frijoles, hasta platillos muy sofisticados como el mole de guajolote.

5. Bebidas. Agua, café, chocolate, mezcal, aguardiente, cerveza, brandy.

6. Copal e incienso.

7. Dulces. Éstos destinados a los niños y dependiendo de la región del país se hacen con formas de animales o querubines; y también están las tradicionales calaveritas de azúcar.

6. Ritos de recepción.

7. Ritos de atención a los difuntos.

8. Ritos de despedida.

Las partes del altar

• Significado de los 7 escalones del altar de muertos:

• Primer escalón se pone la foto del santo o virgen de la devoción.

• Segundo escalón es para las ánimas del purgatorio.

• Tercero se pone la sal para los niños del purgatorio.

• Cuarto se pone pan llamado "pan de muerto", este pan es adornado con azúcar roja que simula la sangre, se recomienda que el pan sea echo por los parientes del difunto, ya que es una consagración

• Quinto se pone la comida y la fruta que fueron los preferidos por el difunto.

• Sexto se pone la foto del difunto a quien se dedica el altar.

• Séptimo y último se pone la cruz de un rosario hecho de tejocote y limas.

catrinas


Lo Único Seguro es la Muerte

La muerte es una presencia constante en la vida cotidiana del mexicano y la manera de celebrarla –aunque adquiere ciertas particularidades según la región o el pueblo, como Janitzio en Michoacán o Mixquic en la capital del país–, conserva la misma esencia: los seres queridos ya fallecidos regresan a convivir con sus familiares y amigos.

La Celebración del Día de Muertos en México

Sin importar la clase social o lugar de residencia, no pueden faltar entre los mexicanos las calaveritas de dulce, de chocolate o de semillas de amaranto que, junto con las calaveras impresas, los altares y las visitas al panteón, forman parte del ritual con el que se recuerda, se acepta y sobre todo se celebra que llegará el día y la hora en que, sin remedio, se cambiará de barrio.

México

La Muerte