Hola Taringeros y Taringeras!!!!!


En este post les mostrare todos los tipos de sexualidad que existen (o al menos los que encontre ) a si que empezemos


Tipos de Sexualidad

Heterosexualidad

zoofilia
La heterosexualidad es una orientación sexual que se caracteriza por la atracción sexual o el deseo amoroso o sexual hacia personas de distinto sexo, en contraste con la homosexualidad y que suele distinguirse de la bisexualidad.

Además de referirse a una orientación sexual, el término heterosexualidad también se refiere al comportamiento sexual entre individuos de distinto sexo. Muchas especies animales (aquellas que tienen sexo y fertilización interna), entre las que se encuentra la especie humana, se reproducen mediante relaciones heterosexuales, a diferencia de aquellas en las que todos los individuos poseen ambos sexos, que son hermafroditas.

Cuando la heterosexualidad define un sistema social se estudia bajo el nombre de heteronormatividad.

necrofilia
Homosexualidad

sexualidad
Bandera simbolica apoyo al orgullo gay y lesbico en los años 70

La homosexualidad (homo «igual», y del latín sexus «sexo») es una orientación sexual y se define como la interacción o atracción sexual, afectiva, emocional y sentimental hacia individuos del mismo sexo. Etimológicamente, la palabra homosexual es un híbrido del griego homós (que en realidad significa «igual» y no, como podría creerse, derivado del sustantivo latino homo, «hombre») y del adjetivo latino sexualis, lo que sugiere una relación sentimental y sexual entre personas del mismo sexo, incluido el lesbianismo.

A pesar de que el término gay (que en inglés anticuado significa «alegre») suele emplearse para referirse a los hombres homosexuales y el término lesbiana para referirse a las mujeres homosexuales, gay es un adjetivo o sustantivo que identifica a las personas homosexuales sin importar su género. Desde 1973, la comunidad científica internacional considera que la homosexualidad no es una enfermedad. Sin embargo, la situación legal y social de la gente que se autodenomina homosexual varía mucho de un país a otro y frecuentemente es objeto de polémicas.

Punto de vista psicológico

La psiquiatría incluyó inicialmente la homosexualidad entre los trastornos que debían y podían ser tratados. Richard von Krafft-Ebing, uno de los padres de la psiquiatría moderna y a quien el propio Sigmund Freud reconocía como su autoridad, la consideró incluso una enfermedad degenerativa en su Psychopatia Sexualis de 1886. Los trabajos científicos de Freud, tras la llegada del psicoanálisis, dieron como resultado una postura que consideraba patológicas no sólo las prácticas sino incluso la mera condición homosexual. Por ejemplo, en sus Tres ensayos sobre la teoría de la sexualidad, Freud incluyó la homosexualidad entre las «aberraciones sexuales» o «perversiones», en sus propios términos, equiparados al fetichismo del cabello o de los pies o las prácticas masoquistas o sádicas. A juicio de Freud, la homosexualidad era una manifestación de falta de desarrollo sexual y psicológico que se traducía en fijar a la persona en un comportamiento previo a la "madurez heterosexual". Sin embargo, Freud llegaría a reconsiderar su posición con el tiempo, hasta el punto de que en su conocida Carta a una madre americana, Freud no dudó en afirmar que la homosexualidad «no es un vicio, ni un signo de degeneración, y no puede clasificarse como una enfermedad». Señaló que perseguir la homosexualidad era una "gran injusticia y una crueldad", y que el análisis a lo sumo serviría para devolver la armonía a una persona si se sentía infeliz o neurótica, independientemente de si era homosexual o no.

homosexualidad
Bisexualidad

heterosexualidad
Simbolo bisexual del hombre
Tipos de Sexualidad
Simbolo bisexual de la mujer

La bisexualidad es una orientación sexual que involucra atracción física y/o romántica hacia individuos de ambos sexos. El término posee el mismo origen que aquellos referidos a otras orientaciones sexuales, homosexualidad y heterosexualidad.

Dentro de la tradición occidental, los primeros registros de naturaleza bisexual se remontan a la antigua Grecia pues, según dichos testimonios, este tipo de relación se practicó incluyendo a la alta sociedad, como reyes o gobernadores de Grecia (entre ellos, Alejandro Magno).

Aunque se haya observado gran variedad de formas en todas las sociedades humanas de las que quede registro escrito, la bisexualidad sólo ha sido objeto de estudio serio desde la segunda mitad del siglo XX. Al día de hoy, aún hay desacuerdos sobre su prevalencia y naturaleza.

El 23 de septiembre es celebrado el Día Internacinal de la Bisexualidad que tiene por objetivo la visibilidad de la comunidad bisexual así como evitar la bifobia. Es una fecha poco conocida, incluso dentro de la comunidad LGTB.

Bisexualidad biológica

En las teorías del primer nivel, la bisexualidad aparece fuertemente ligada con la sexología médica y con el pensamiento de Lamarck y Darwin. La finalidad de las mismas, que operan desde el seno del evolucionismo, es describir la función que la bisexualidad pudiera tener en la perpetuación de la especie humana.


Bisexualidad psicológica

En las teoría psicológica, la el tema ha sido objeto de diversa consideración.
En la obra de Freud, la bisexualidad (como ocurriera con la homosexualidad), a menudo significaba la fijación de un desarrollo psicológico estancado.
El trabajo de Heinz Kohut, en cambio, define este comportamiento como un intento de regulación de la autoestima del individuo para alcanzar satisfacción manteniendo relaciones íntimas con un sexo o dos. Esta necesidad debe distinguirse, dentro del mencionado paradigma, de algunas formas "patológicas" de bisexualidad observadas en el historial clínico de pacientes con personalidad de límites difusos o débiles y autorrepresentaciones fluidas.

zoofilia
Zoofilia

necrofilia
sexualidad

La zoofilia (del griego zoon, "animal", y philia, "afinidad" o bestialismo es una parafilia que consiste en la atracción sexual de un humano hacia otro animal distinto de su especie. Las personas que sienten esta afinidad o atracción sexual son conocidas como zoófilos o zoofílicos, pero también se conocen como zoosexuals o simplemente "zoos".

Para mayor claridad, en este artículo se utilizará el término zoofilia para la atracción sexual, y el término bestialismo para el acto sexual. Las dos tendencias son independientes: no todos los actos sexuales con animales implican a zoófilos, ni todos los zoófilos practican el sexo con animales.

La zoofilia es considerada en muchas ocasiones como antinatural, y el acto sexual con otros animales como un abuso de éstos o como un "crimen contra la naturaleza". Algunas personas, por ejemplo el filósofo y autor Peter Singer (involucrado en movimientos por los derechos de los animales), defienden que esto no es así. Aunque la investigación de la zoofilia se muestra optimista y apoya a los zoófilos en su mayor parte, la cultura general se muestra hostil al concepto de la sexualidad animal-humana.

Salud

Contacto sexual con animales está asociado con varios riesgos para la salud significativo. Esto es similar a los riesgos sexuales en las interacciones de humano a humano, ya que los seres humanos son animales. Áreas de preocupación posible son infecciones, lesiones físicas y reacción alérgica. Las infecciones que se transmiten de los animales a los seres humanos se denominan zoonosis. Algunas zoonosis pueden transferirse a través de contacto casual, pero otros son transferidos mucho más fácilmente por las actividades que exponen a los seres humanos para el semen, fluidos vaginales, orina, saliva, las heces y sangre de animales.

homosexualidad
Necrofilia

heterosexualidad

La necrofilia es una parafilia caracterizada por una atracción sexual hacia los cadáveres. La palabra proviene del griego νεκρός (nekros “cadáver” o “muerto”) y φιλία (filia; "amor" o "atracción". El origen del término parece ser la obra escrita en 1886 por el psiquiatra alemán Krafft-Ebing Psychopathia Sexualis (Psicopatía del sexo).

El acto sexual con cadáveres generalmente está considerado como algo socialmente inaceptable; se presume que la persona no habría consentido ese acto cuando estaba viva. Virtualmente todas las sociedades humanas consideran este acto como una falta de respeto simbólica. En algunos casos sin embargo, los actos de necrofilia pueden ser consensuales.

En la psicología social analítica de Erich Fromm, se explica el gusto por la violencia y la destrucción, el deseo de matar y la atracción por el suicidio y el sadismo. En un sentido no sexual, Fromm entendía la necrofilia no como la expresión de un instinto sexual derivado de la muerte, sino como la consecuencia de llevar una vida sin estar realmente vivo. Para Erich Fromm la necrofilia es lo opuesto a la biofilia, y es junto con la fijación simbiótica y el narcisismo, uno de los tres mayores males de la humanidad. Según Fromm, la carencia de amor en la sociedad occidental conduce a la necrofilia. El necrófilo vive mecánicamente, convierte los sentimientos, procesos y pensamientos en cosas. Tiende a querer controlar la vida, a hacerla de cierto modo predecible. Erich Fromm afirma que, puesto que la única seguridad de la vida es la muerte para el necrófilo, éste anhela la muerte, la adora. Para Fromm, la necrofilia se observa en el actual mundo occidental en las fachadas hechas de hormigón y acero, en el armamento moderno y la carrera nuclear, en la idolatría hacia la tecnología de las grandes máquinas (tecnofilia), la pérdida de recursos con el consumismo y el trato hacia las personas como cosas (burocracia)

En animales

La necrofilia no es desconocida entre animales, habiéndose efectuado varias observaciones confirmadas. Kees Moeliker observó uno de estos casos mientras estaba en su oficina, en el Natuurmuseum Rótterdam. De repente oyó el característico ruido de un pájaro que golpeaba la fachada de cristal del edificio. Al salir a inspeccionar, descubrió un ánade real que yacía muerto a unos dos metros del edificio. Junto a él había un segundo pato, vivo. Mientras observaba la extraña escena, el pato se subió al cadáver y empezó a copular con él. El acto necrófilo duró unos 75 minutos durante los cuales, según Moeliker, el pato tomó dos pequeños descansos antes de proseguir con su actividad de cópula. Moeliker conjeturó que en el momento del choque con la ventana los dos ánades reales estaban en medio de un comportamiento habitual en los patos llamado violación en vuelo. Según Moeliker: “Cuando uno de ellos murió, el otro simplemente fue a por él sin tener ninguna reacción negativa- Bueno, no tuvo ninguna reacción”. Éste es el primer caso registrado de necrofilia homosexual en el ánade real, aunque no es el único de homosexualidad en las aves.

Tipos de Sexualidad
Pansexualidad

zoofilia
Bandera simbolica de la Pansexualidad

La pansexualidad, omnisexualidad, polisexualidad o trisexualidad es una orientación sexual humana, caracterizada por la atracción estética, romántica o sexual por otras personas independientemente del sexo y género de las mismas. Por lo tanto, los pansexuales pueden sentirse atraídos por varones, mujeres y también por aquellas personas que no se sienten identificadas con la dicotomía varón/mujer o con la de masculino/femenino, incluyendo así, por ejemplo, a intersexuales, transexuales e intergéneros.

La pansexualidad es la capacidad de amar a otra persona independientemente de su género. Los pansexuales afirman que para ellos el sexo y el género son conceptos vacíos de significado o que no tienen importancia.

Diferencias entre Pansexualidad y Bisexualidad

Una de las principales diferencias, es el hecho de que para el pansexual, el sexo y el género son conceptos vacíos de significado, que no tienen importancia relativa, al contrario de los bisexuales, que tienen una cierta atracción sexual hacia personas de ambos sexos. A causa de que lo que realmente les importe no sea el género de la persona, si no más bien su interior, es lo qué les da la capacidad de que les pueda llegar a gustar cualquier ser humano.
Mientras que la bisexualidad implica atracción tanto por varones como por mujeres, la pansexualidad incluye la potencialidad de sentirse atraído por cualquier persona sin que importen las categorías varón/mujer, masculino/femenino. Es decir, que a diferencia de los bisexuales, los pansexuales pueden sentirse atraídos, además de por varones (en sexo biológico y género) y mujeres (en sexo biológico y género), también por personas transgénero, incluidas las transexuales, y por personas intersexuales. Es necesario puntualizar que el motivo por el cual no se incluye a los transexuales en las categorías de “varón” y “mujer” recién mencionadas no es que no lo sean, sino el rechazo que en ocasiones sufren por parte de los bisexuales; rechazo que, por parte de los pansexuales, no existe.
A pesar de esta diferencia, muchos pansexuales se definen a sí mismos como bisexuales por diversas razones, como pueden ser el no conocer o no estar familiarizados con el término, considerar que el término bisexualidad les engloba o para evitar el tener que explicar con frecuencia este término tan poco conocido.

necrofilia
Transexualidad


Una persona transexual es aquella que encuentra que su identidad sexual está en conflicto con su anatomía sexual. Es decir, se produce una discordancia entre su sexo biológico y su sexo psicológico. En estas personas suele darse la necesidad de modificar las características sexuales que no se corresponden con el sexo con el que se sienten identificadas. Por eso, algunas de estas personas suelen pasar por un proceso llamado transición, en el cual la persona ya sea mediante una terapia de reemplazo hormonal y cirugías, para adaptar las características de su cuerpo al sexo psicológico al cual pertenece, este puede incluir o no en una cirugía de reconstrucción genital, mal llamada operación de "cambio de sexo".

No hay pruebas científicas de las causas de la transexualidad. Sin embargo, muchas teorías proponen que su causa tiene origen en la biología. Por eso, los profesionales de la salud cada vez más ven la transexualidad no como un asunto psicológico, sino como una cuestión física. Actualmente algunos sectores, entre los que se incluyen entidades religiosas2 o grupos políticos aún creen que las causas de la transexualidad son predominantemente psicológicas, aunque tampoco se han presentado pruebas concluyentes a este respecto. La transexualidad está relacionada con la identidad de género del individuo y ésta se ve afectada tanto por factores psicológicos como no psicológicos, pero estos últimos influyen en mayor medida.

La mayor parte de las personas transexuales sienten un sufrimiento psicológico y emocional debido al conflicto entre su identidad sexual y el sexo que les ha sido impuesto al nacer. Encuentran como única solución un Proceso de Reasignación de Sexo. Este proceso puede incluir tomar hormonas o someterse a la Cirugía de Reasignación de Sexo para modificar sus características sexuales primarias y secundarias.

sexualidad

homosexualidad
heterosexualidad
Tipos de Sexualidad