El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Un símil recurrente sobre la muerte (actualizado)

¿Cómo andan taringueros? Quiero compartir con ustedes, en este post, una reflexión sobre la muerte que el poeta Homero nos dejó para siempre, hará unos 28 siglos, pero que aún sigue presente en el pensamiento occidental. En este caso, primero les voy a dejar la comparación que hace el gran Aedo griego, y luego la reaparición de la misma imagen en Horacio, George Bataille, Schopenhauer, y en unos versos del Flaco Spinetta.

Un símil recurrente sobre la muerte (actualizado)

Spinetta

Bueno, comencemos... en principio, Homero le hizo decir a Glauco, en Ilíada, Canto VI, v.v. 145-149.

Τυδεΐδη μεγάθυμε τί ἢ γενεὴν ἐρεείνεις;
οἵη περ φύλλων γενεὴ τοίη δὲ καὶ ἀνδρῶν.
φύλλα τὰ μέν τ᾽ ἄνεμος χαμάδις χέει, ἄλλα δέ θ᾽ ὕλη
τηλεθόωσα φύει, ἔαρος δ᾽ ἐπιγίγνεται ὥρη:
ὣς ἀνδρῶν γενεὴ ἣ μὲν φύει ἣ δ᾽ ἀπολήγει.

Valeroso hijo de Tideo*, ¿Me preguntas cuál es mi linaje? Como la generación de las hojas, así es la de los hombres. Esparce el viento las hojas por el suelo, pero la selva, produce otras al llegar la primavera, reverdeciendo: de igual suerte, una generación humana nace y otra perece.


*El hijo de Tideo, a quien Glacuo se dirige, es el héroe griego Diomedes.

Muerte

filosofia

Por su parte, Quinto Horacio Flaco (65 a.C.-8 a.C.), en la Epístola a los Pisones (una especie de arte poética, donde su autor expresa lo que debe hacer un artista para ejercer correctamente la belleza en un texto), escribió lo siguiente:

Así como los bosques al declinar el año se desnudan de las seas hojas, así vienen a caer en desuso las voces antiguas, y otras recién nacidas florecen y viven con el brío de la juventud. Lo mismo que nosotros, todas las cosas humanas están sujetas a la muerte. Los brazos del muelle que aprisionan las olas del mar y defienden las escuadras del viento aquilón, obra verdaderamente regia; la laguna antes navegable, convertida en fértil campiña que abre su seno a la reja del arado y alimenta a los pueblos vecinos; el río que tuerce su curso, funesto a los sembrados, dirigiéndose por mejor camino, todas estas construcciones grandiosas pererecerán. ¿Cómo ha de ser eterna la gracia y belleza de las palabras? Renacerán muchas que ya murieron, y morirán no pocas que ahora son corrientes, si así lo quiere el uso, juez, árbitro y norma del lenguaje.

poesia

simil

George Bataille (1897-1962), por otro lado, escribió en The Accursed Share: An Essay on General Economy, vol. I, reedición de 1991

Así como en el espacio el tronco y las ramas del árbol elevan a la luz las capas superpuestas del follaje, la muerte distribuye el paso de las generaciones en el tiempo. Constantemente hace el sitio necesario para la llegad del recién nacido, y cometemos un error en maldecir a aquella sin la que no existiríamos.

schopenhauer

bataille

Después, tenemos este pasaje de Arthur Schopenhauer, en un texto titulado La muerte, que dice:

El oráculo de la Naturaleza se extiende ante nosotros. Nuestra vida, nuestra muerte no lo conmueven y no deberían emocionarnos, porque nosotros también formamos parte de la Naturaleza.

Estas consideraciones nos traen a nuestra propia especie. Y si miramos adelante, hacia el porvenir muy remoto, y tratamos de representarnos las generaciones futuras con sus miles de individuos huimanos diferentes de nosotros en usanzas y costumbres, nos hacemos estas preguntas: ¿de dónde vendrán todos?, ¿dónde están ahora? Pero ante estas preguntas hay que sonreírse y responder: no pueden estar sino donde toda realidad ha sido y será, en el presente y en lo que viene. Por consiguiente, en ti, preguntón insensato, que desconoces tu propia esencia y te pareces a la hoja en el árbol cuando, marchitándose en otoño pensando en que se ha de caer, se lamenta de su calor, y no queriendo consolarse a la vista del fresco verdor con que se engalana el árbol en la primavera, dice gimiendo: <<No iré yo, serán otras hojas>>. ¡Ah, hoja insensata! ¿Adónde quieres ir, pues, y de dónde podrían venir las otras hojas? ¿Dónde está esa nada, cuyo abismo siempre activa, del árbol, que a tyravés de todas sus generaciones de hojas no es atacada ni por el nacimiento ni poor la muerte. ¿No sucede con las generaciones humanas como con las de las hojas?



iliada

homero (poeta)

Finalmente, Ernest Hemingway (1899-1961), escribó en su novela París era una fiesta:


Con tanto árbol en la ciudad, uno veía acercarse la primavera de un día para otro, hasta que después de una noche de viento cálido venía una mañana en que ya la teníamos allí. A veces, las espesas lluvias frías la echaban otra vez y parecía que nunca iba a volver, y que uno perdía una estación de la vida. Eran los únicos períodos de verdadera tristeza en París, porque eran contra natura. Ya se sabía que el otoño tenía que ser triste.

Cada año se le iba a uno parte de sí mismo con las hojas que caían de los árboles, a medida que las ramas se quedaban desnudas frente al viento y a la luz fría del invierno. Pero siempre pensaba uno que la primavera volvería, igual que sabías que fluiría otra vez el río aunque se helara. En cambio, cuando las lluvias frías persistían y matavan la primavera, era como si una persona joven muriera sin razón.

En aquellos días, de todos modos, al fin volvía siempre la primavera, pero era aterrador que por poco nos fallara.



Generacion de las hojas


Un símil recurrente sobre la muerte (actualizado)

Y por último (está bien, reconozco que es algo un poco más traído de los pelos) tenemos estos versos del flaco Spinetta, que dicen...


"Todas las hojas son del viento, / ya que las mueve hasta en la muerte"

Acá está la canción completa

link: http://www.youtube.com/watch?v=b-u-bchAnW4&feature=relmfu

Spinetta

Muerte
El árbol de la vida, Gustav Klimt (1909)

filosofia

Espero que les haya gustado, y si recuerdan alguna imagen parecida que hayan visto en alguna otra lectura, no duden en sumarla. Yo estoy rastreando un corto animado que una vez vi en Caloi en su tinta, que era de una manzana joven que colgando de un árbol veía a otras manzanas viejas y arrugadas, y no queriendo compartir su destino, hacía fuerza para caer. La historia un poco me hizo recordar a Durazno sangrando, del flaco Spinetta, que ya que estamos también se los dejo... ¡saludos!


link: http://www.youtube.com/watch?v=i4_pVlJdbEY

Fuentes de Información

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
90 Puntos
Votos: 10 - T!score: 9/10
  • 0 Seguidores
  • 1.046 Visitas
  • 7 Favoritos

4 comentarios

@Tapetum_Lucidum Hace más de 1 año
Homero, Bataille, Schopenhauer y el flaco Spinetta en un mismo post y con un común denominador atravesando los textos... +10 y muchas gracias.
@ladrondesabado Hace más de 1 año +3
¡Gracias! Encima tenía olvidado este post y hace poco encontré un nuevo ejemplo: Horacio, el poeta romano, en su epístola a los Pisones también utiliza el mismo símil. Lo descubrí hace unos meses en un viaje a Córdoba, y después me olvidé de actualizar el post. Pronto lo agrego...
@ladrondesabado Hace más de 1 año +1
Ya agregué lo de Horacio... (2 meses después de haberlo anunciado )
@dizzie Hace más de 1 año
brindo por la muerte (?)
@dizzie Hace más de 1 año
(me olvidé, muy bueno el post, me gusta el hilo que une los textos)
@jasnegro Hace más de 1 año +1
@ladrondesabado Gracias amigo, entendí el mensaje. Un abrazo
@ladrondesabado Hace más de 1 año +1
jaja... igual acordate de la frase popular que dice: "Viejo es el viento y sigue soplando" (Y encima el viento es el que mueve las hojas)
@lacarancha Hace más de 1 año +1
muy buen post. gracias por traerlo de vuelta + 10 y R
@ladrondesabado Hace más de 1 año +1
¡Gracias por pasar!