así curo el herpes zoster o culebrilla



EL HERPES ZOSTER O CULEBRILLA
El herpes zoster es causado por un virus que ataca a la piel y es peligrosísimo porque afecta el sistema nervioso y puede dejar secuelas como parálisis facial, ceguera, sordera o cualquier complicación derivada de la destrucción del tejido nervioso. Si ataca a la columna vertebral puede dejar a una persona parapléjica. Afortunadamente del conjunto de personas afectadas solo un pequeño número de pacientes se ven afectados por secuelas. Inicia en la piel mediante pequeñas o medianas ampollas que producen una quemazón extrema y se va extendiendo. A veces se desaparece de la piel y coge hacia el interior del cuerpo y el paciente piensa que ya la enfermedad termino y es allí que puede causar la destrucción de nervios que afectan la funcionalidad de órganos vitales. La ciencia médica actual se limita a tratamientos sintomáticos que no resuelven el problema ya que los antivirales que recetan se han mostrado muy pobres. La aplicación de cremas sobre las lesiones es inefectiva y más bien pueden contribuir a extender el virus. En los pacientes que presentan altos niveles de azúcar en la sangre las complicaciones son mayores e, incluso, se puede tornar en una enfermedad crónica.
La medicina tradicional tiene una serie de tratamientos muy curiosos e ininteligibles muchos de ellos pero efectivísimos para curar el herpes zoster.
La oración que se da a continuación ha sido empleada por cientos de años con resultados notables. No se necesita tener fe solo rezarla mientras con la mano se hacen cruces sobre la parte donde empezó y donde va extendiéndose, es decir, en la cabeza y en la cola de la culebrilla. Lo que he observado es que al cabo de tres o cuatro días la enfermedad desaparece.
CULEBRILLA, ZOSTER, HERPES
Jesús maría y José la santísima trinidad, las tres divinas personas aquí te rezo culebrilla te principio donde las tienes y termina en las costillas culebrilla tiene que desaparecerte y dejarme limpia esta persona esto te lo ordeno en el nombre de dios padre, en el nombre de dios hijo y en el nombre del dios santo.
Se reza de adelante al principio
Al paciente se le recomienda que rece tres padres nuestros.