Machista

1)Déspota, su trato no es bueno con las mujeres.
2)Es ignorante, porque piensa que lo sabe todo y por creer que las mujeres solo sirven para el sexo y la casa.
3)Soberbio, jamás acepta sus errores
4)Dictador, toma sus decisiones sin consultar con su pareja, dicta sus propias reglas.
5)}Impositivo, impone sus ideas sin tomar la opinión de la mujer.
6)Explotador e injusto, no quiere que la mujer trabaje afuera pero sí que sea una esclava en su casa con la miseria que le da diariamente.
7)Egocéntrico, siempre piensa en él y nunca en su mujer o en sus hijos.
8)Mujeriego (infiel), toma a las mujeres como objetos sexuales.
9)Abusivo, impone su autoridad y le gusta resolver los problemas familiares con golpes.
10)Mal ejemplo, enseña a sus hijos hombres que ellos dominan por sobre todo, hace y descase, como su padre le enseño a él desde niño.
11)Conservador, sus ideas son arcaicas, cerradas y radicales.
12)Celoso enfermizo, piensa que su pareja lo engaña, como él lo hace con ella (el ladrón piensa que todos son de su condición)
13)Irresponsable, no soluciona problemas familiares y nunca está cuando su pareja o sus hijos lo necesitan.

Hombre

1)Caballero, siempre respeta a la mujer.
2)Es ignorante pero quiere dejar de serlo, por eso le gusta leer, se dedica a estudiar y si no puede, apoya a su pareja para que estudie.
3)Sencillo, asume sus errores y trata de corregirlos.
4)Democrático, convoca a su familia para tratar problemas y darle solución entre todos. Respeta las ideas, pensamientos y decisiones cuando sus hijos ya son mayores.
5)Líder, escucha las opiniones de su pareja y de sus hijos para realizar cualquier actividad o solucionar problemas. Le gusta el diálogo, el debate.
6)Justo, nunca prohíbe que su pareja estudie o trabaje, y comparte los roles del hogar con ella, desea que su pareja progrese.
7)Humilde, piensa en el bienestar de los suyos antes que él mismo y está dispuesto a sacrificarse por el bienestar de sus hijos.
8)Buen amante, porque toda su atención y su amor está con su pareja, la que lo verá hasta el final de sus días.
9)Concertador, ante cualquier conflicto por muy grave que sea, sin importar de quien sea la culpa, da el primer paso para reconciliarse, sabe escuchar y es asertivo.
10)Modelo, sabe muy bien que la única manera de enseñar con valores a sus hijos es con el ejemplo y no con palabras.
11)Liberal, es consciente que los tiempos cambian, no tiene tabúes, no es cucufato, ni hipócrita, es abierto a nuevas ideas, al progreso; se adapta a los nuevos pensamientos de una sociedad avanzada, en todos los campos, cultural, moral, filosófico, etc. No vive en el pasado, solo el presente para proyectarse al futuro, y orienta a sus hijos a seguir de acuerdo a sus principios.
12)Celoso pero moderado, y le gusta que su pareja lo cele sutilmente porque quiere sentirse amado, extrañado, detesta los escándalos en público.
13)Responsable, está siempre presente cuando su familia más lo necesita, no les falla económica, emocional ni moralmente.

Son, a mi criterio, grandes diferencias que marcan a un machista de un hombre en todo sentido. Debo discrepar con muchas féminas quienes sostienen la falsa teoría de que “todos los hombres son unos perros”, recuerden que los pecados de unos no los hacen santo a otros.
El machismo no es hereditario, no es genético, el machismo como la infidelidad, son productos de un aprendizaje negativo. Ningún hombre nace machista, son los padres machistas quienes enseñan a sus hijos desde muy pequeños a ver a la mujer como segunda clase, y también las madres conservadoras son machistas.
Las madres conservadoras les enseñan a sus hijos de igual forma a serlo, por ejemplo, cuando les dice a sus hijas desde niñas, “tú debes aprender a cocinar, lavar, planchar, limpiar para que atiendas a tu futuro marido, si no lo atiendes se va ir con otra mujer; lávale la ropa a tu hermano porque él es hombre”
Padres machistas y madres que fueron educadas bajo leyes machistas se encargan de enseñar de generación en generación este egoísmo afincado en la mayoría de los hombres.
A consecuencia, tenemos una sociedad machista, incluso en las mismas religiones, la religión católica, evangélica, son muy radicales y defienden el machismo, forma parte de su dogma. La musulmana no se excluye y es la peor, la mujer que engaña a su marido es sentenciada a muerte.
Como dije en un principio, los pecados de unos no los hacen santo a los otros, por una parte el machismo y por otra parte el feminismo, otro gran mal sexista que trataré en un post aparte.

Autor: Prometeo