Asesinado niño de 12 años de un disparo en Venezuela.

niño

El asesinato de Horacio Morales, el niño de 12 años que fue asesinado de un disparo por sus compañeros de liceo en un edificio de Montalbán mientras jugaban videojuegos ha generado alarma por los hechos relacionados a la muerte del menor y por ser una manifestación de la creciente violencia infantil. Acá, algunas claves del lamentable caso:

EL HOMICIDIO:


El cuerpo sin vida de Horacio Morales fue localizado la tarde del pasado viernes por la conserje del edificio Los Pinos de Montalbán II, lugar donde había ido a jugar con tres compañeros de clase. La conserje del edificio se percató que había gotas de sangre en la puerta del ascensor y al seguirles el rastro, dio con el cuerpo del menor tirado en el parquecito del edificio. Enseguida, dio parte a la Policía Nacional, cuyos funcionarios se presentaron al sitio y comprobaron que se trataba de un menor reportado como desaparecido. Los policías llamaron a la madre del jovencito y ésta lo reconoció.

LA VÍCTIMA:


Horacio José Gregorio Morales Dumont sólo tenía 12 años. Según su única hermana, Zughey Morales, le encantaba béisbol y tenía notas sobre 18 puntos. Soñaba con ser ingeniero y cursaba primer año de bachillerato en la Unidad Educativa Colegio Montalbán Ubicado en Venezuela, Caracas.

EL RELATO:


Todo empezó el pasado viernes a las 2 pm, cuando Horacio salió a jugar beisbol en un estadio cercano a su residencia del edificio Quirinales, narró la hermana del fallecido. Del estadio regresó a su casa, calentó comida para llevarle a su amiguito, cruzó la avenida a buscar a su otro compañerito y se llegaron al PH del conjunto residencial Los Pinos.

El trío comenzó a jugar playstation, Horacio iba perdiendo, se molestó y, presuntamente, el anfitrión fue a buscar un arma corta que estaba guardada en ese mismo apartamento. “Quédate quieto que te voy a dar”, le dijo supuestamente el anfitrión, apuntando justo al cuello de Horacio donde impactó la bala.
“Ayúdame a sacarlo porque mi papá me va a pegar”, le habría dicho el anfitrión a su otro amigo. Envolvieron el cuerpo con sábanas y edredones pero después se las quitaron pues les dificultaba para bajarlo. Lo metieron en el ascensor envuelto en ensangrentadas sábanas. En planta baja empujaron el cuerpo hasta dejarlo en el parquecito del edificio. La conserje vio algo raro y les preguntó, pero ellos la evadieron. “Estamos cansados de tanto jugar”, le dijo uno. “¿Por qué me rayaron el piso?”, reclamó la conserje, quien se percató luego que era sangre.


EL ENGAÑO:


A eso de las 6 pm, la madre de Horacio salió a buscarlo en el Centro Comercial La Villa. Allí se encontró con los dos amiguitos de Horacio, quienes la “consolaron” diciéndole: “no se preocupe, señora Zulay, que Horacio va a aparecer. ¿La ayudamos a buscarlo?”. Al ratico, la hermana de Horacio se encontró con uno de los jovencitos, quien le dijo: “a lo mejor lo secuestraron”.
Pensando que en verdad era un secuestro, la hermana de Horacio subió al apartamento a esperar que llamaran los plagiarios. A las 8 pm me llamó un amigo y me dijo: "baja que apareció Horacio, te vas a dar cuenta cómo apareció". Al bajar vieron que lo habían dejado muerto en el jardín. Los padres quedaron devastados.


LA ESCUELA:


Últimas Noticias (Periodico de Venezuela) telefoneó a la dirección de esa institución pero nos respondieron que “no estamos autorizados para dar ninguna información”.

LAS PESQUISAS:


En este momento los dos menores investigados tienen libertad condicional con presentación y ya declararon en la sede principal del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), en la avenida Urdaneta.

Venezuela.




Este fue el jardin de la residencia Los Pinos, en Montalban, esta cerca donde yo vivo.