Más mentiras y más deuda externa.

Más mentiras y más deuda externa.


El primer artículo es una publicación en el sitio web del medio alternativo Red Eco, y se trata de una entrevista, realizada por Fabiana Arencibia y Sergio Lucarini en el programa radial "Al Oeste" que se transmite por "FM En Tránsito 93.9" (Castelar), al Lic. Héctor Giuliano.
En esta entrevista Giuliano explica las razones por las que, en su discurso de reasunción, la Presidenta mintió lisa y llanamente, como lo hace siempre cuando se refiere a este tema, sobre el estado de endeudamiento externo del país.


Deuda Externa
Lic. Héctor Giuliano.


El segundo artículo es de Alejandro Olmos Gaona y publicado en InfoSur.info. Se trata de una reflexión sobre algunos invitados a un seminario organizado por el Ministerio de Economía la semana pasada.
Recordemos que Olmos Gaona es, tal vez, la autoridad máxima en el tema que tiene el país, y existen en la comunidad muchos temas/post de su autoría.


banco mundial
Alejandro Olmos Gaona.

Cristina Fernández de Kirchner
La era del macroendeudamiento.


La presidenta Cristina Fernández dedicó parte de su discurso de asunción por su segundo mandato, al tema de la deuda pública. Sus afirmaciones al respecto distan de la realidad que marca una etapa de profundización del endeudamiento público.

La presidenta habló acerca de la supuesta política de desendeudamiento y de la independencia que dio a la Argentina haber cancelado la deuda con el FMI. Dio datos de la relación de la deuda con el producto bruto interno (PBI) y del porcentaje que hoy representa el pago de deuda también en relación al PBI. Hizo referencia además sobre el rol que juegan los llamados Fondos Buitres y otros acreedores ante los tribunales internacionales.
Sobre estos temas, Héctor Giuliano, Licenciado en Administración e investigador del tema de la deuda, conversó en el programa radial Al Oeste de FM En Tránsito.

Desendeudamiento: En su último informe sobre la Deuda Pública del pasado (30/9/2011) el Ministerio de Economía habla de un stock de deuda de 175.300 millones de dólares que significan un nuevo incremento en relación al informe del trimestre anterior.
Decíamos en nuestro artículo anterior sobre el tema: ''Esta tendencia se dio durante todo el 2010 y continúa durante este año (sólo basta con mirar los informes oficiales: 147.000 millones de dólares a fines de 2009, 157.000 millones al 30/6/2010; 160.000 millones al 30/9/2010, 164.000 millones al 31/12/2010 y 173.000 millones de dólares al 31/3/2011)''

''Lo que dice la presidenta se contradice con la información oficial del propio Ministerio de Economía y del Presupuesto nacional (...) La deuda está aumentando a un ritmo de 10 mil millones de dólares por año, o sea que está ocurriendo exactamente lo contrario a lo que dice el gobierno.'' afirmó Giuliano.
''Llegando a fin de este año la deuda aumentaría 12.200 (contra un aumento de 9.800 millones previsto en el presupuesto) y para el año próximo el presupuesto prevé un aumento de 11.700 millones'' especificó.

Hay que tener en cuenta que este incremento es producto de que la nueva deuda que se contrae es superior a la que se cancela. En el presupuesto 2012, por cada 5 pesos que el estado central estima gastar, uno será para pagar intereses de deuda. Significan un 10 por ciento del total de gastos y un 20 por ciento de los gastos de la Administración Central.

Relación Deuda Pública/PBI: Esta es la relación que utiliza el gobierno para sostener que hay desendeudamiento. Esta relación, que estaba a principio de la gestión kirchenrista en 130%, representa, según datos a setiembre de este año, 42,7%
Al respecto, Giuliano plantea que esta relación es engañosa. En primer lugar porque soslaya que la deuda sigue creciendo en valores absolutos (tal como está detallado en los datos de crecimiento trimestral ya mencionados).
En segundo lugar porque, como hemos dicho en otros artículos, la deuda que se publica no incluye ni las deudas de provincias y municipios (que son parte de la deuda nacional), ni la de empresas públicas, organismos oficiales, la del Banco Central con el Tesoro. Tampoco incluye la deuda no presentada a canjes (que aun está en default), ni la deuda no registrada (constituida por la capitalización de intereses que no se llegan a pagar, indexaciones de deudas ajustadas por el índice CER y pagos futuros por cupones ligados al PBI). Si se sumara todo esto llegaría a 300.000 millones de dólares, según calcula Giuliano. Y por lo tanto la relación deuda/PBI llegaría a un 73%.

Pago de Deuda en relación con el PBI: La presidenta afirmó en su discurso que hoy solamente se destina el 2 por ciento del PBI al pago de la deuda púbica. Giuliano plantea nuevamente que esta relación de pago debería realizarse con el total de la deuda y no con el producto bruto. Además, el gobierno no aclara que lo que se paga es solamente intereses y no capital.
Los pagos de intereses totalizarán este año 9.000 millones de dólares. El proyecto de Ley de Presupuesto 2012 prevé un 10.200 millones para el próximo año. En el 2013 se estiman que los intereses serán de 13.000 millones, y 17.000 millones para el 2014
Los intereses que se capitalizan por no llegar a poder pagarse (cerca de 1.500 millones) no están incluidos en los cálculos del presupuesto. A esto se suman los vencimientos de capital que tampoco se pagan y cuya refinanciación generan más intereses (40.000 millones en 2012, 43.000 millones en 2013 y 46.000 millones para el 2014).
En la estructura actual de la deuda pública, la mitad es con el propio Estado a través de organismos como la Anses (que no es plata del estado sino de los jubilados) y con el Banco Central (que no está para prestarle al Estado sino para respaldar la base monetaria). Ambos le prestan a la Tesorería Nacional.

Fondos Buitres: La presidenta también dedicó un párrafo al papel de los llamados fondos buitres (fondos de inversión que le han hecho juicios a Argentina). Al respecto, Giuliano reflexionó que el gobierno -más allá de las palabras presidenciales de que estos fondos buscan cadáveres pero no van a “carroñar” sobre la Argentina- no ha desconocido la competencia de estos tribunales extranjeros. No se objetó la ilegitimidad de la deuda y se aceptó la competencia de estos tribunales (como el CIADI).
“Estamos en una plena era de macroendeudamiento”, aseguró Héctor Giuliano.
Nosotros nos preguntamos: si el país está creciendo desde hace 8 años ¿por qué la deuda sigue aumentando? O dicho de otro modo ¿por qué hace falta endeudarse en el marco de un modelo de constante crecimiento?

Audios de la entrevista:
- Falacia del desendeudamiento.
- Relación deuda pública vs. PBI.
- Intervención de tribunales extranjeros.

Fuente: http://www.redeco.com.ar/nv/index.php?option=com_content&task=view&id=7067&Itemid=130 , vía Rebelion.org


Otros temas en la comunidad Movimiento Proyecto Sur, cuyo autor es el Licenciado Giuliano:
- "El crecimiento (de la deuda) sigue marcando tendencias."
- "Y más todavía..."

Y este tema en el que aparece hablando sobre la relación entre los Acuerdos de Madrid y la deuda:
- "¿Sabés qué son los Acuerdos de Madrid de 1990?"

alejandro olmos gaona
Juntos, los partícipes del fraude de la deuda externa.


El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación y el Banco Mundial, organizaron un seminario del que no hubo mayor noticia en los medios sobre “El Vacío en la Arquitectura Financiera Internacional: Reestructuración de Deuda Soberana”, que se llevó a cabo en el Hotel Park Hyatt el día 7 de diciembre, en el que tuvieron destacada actuación el actual Vicepresidente Amado Boudou, y el Ministro de Economía Hernán Lorenzino, el economista Joseph Stiglitz, y algunos personajes menos conocidos, entre los cuales he podido detectar a algunos de ellos que han tenido gran influencia en el endeudamiento dela Argentina y el Ecuador, siendo además participes de operaciones claramente fraudulentas en nuestro país que el actual gobierno y los que lo precedieron, se han negado reiteradamente a investigar, continuando con el pago de obligaciones ilícitas.

hernan lorenzino
El Ministro Lorenzino y la presidenta del Banco Mundial Penélope Brook.
¿En cuánto tiempo más veremos al Ministro junto a los popes del FMI?


La directora del Banco Mundial, Penélope Brook, al hablar de la crisis europea, remarcó la necesidad de aprender de las experiencias de América Latina, pensando seguramente que en el tema de la deuda solo cabe pagar o reestructurar, siempre beneficiando a los acreedores, pero sin cuestionar en ningún caso la ilegitimidad de las obligaciones. Stigliz (NdP: éste es el economista Premio Nobel del 2001, el que tanto citan en 67rocho y el Boletín Oficial/12), propuso crear una organización de quiebras, lo que supone situar a un país soberano en el mismo nivel de un quebrado cuando no puede pagar, haciéndose responsable con todos sus bienes, siguiendo una vieja tesis planteada hace años por Kunibert Raffer, un profesor austríaco que sostuvo que “lo que es bueno para Estados Unidos, debe ser bueno para el mundo” y que recogiera hace unos años la Sra. Anne Krueger, ex directora del Banco Mundial.

En el seminario el entonces Ministro de Economía, Boudou se limitó a expresar las superficialidades de siempre y criticando a las calificadoras de riesgo, mientras que el actual ministro Lorenzino recordó que “la Argentina atravesó una restructuración de deuda sin precedentes, con una participación del sector privado también sin precedentes, atendiendo muchos intereses en juego… y se logró paliar la consecuencia del desastroso default argentino, y hoy podemos afirmar que estamos en una situación satisfactoria”.

No voy a volver, sobre los conocidos planteos sobre la fraudulencia de la deuda pública, que han sido materia de muchos trabajos míos aquí y en el Ecuador, pero si me interesa hacer una breve referencia a lo dicho por el actual ministro de Economía, para mostrar a los extremos de falsedad a los que se ha llegado cuando se habla de la deuda. Primeramente, los únicos intereses en juego que se atendieron fueron los de los acreedores privados, que en el canje del 2005 recibieron bonos atados al CER en un caso, y en el otro con un cupón atado al PBI, que en poco tiempo más compensarán con creces el descuento real que se efectuara en ese momento. Además los acreedores consiguieron canjear bonos basura, depreciados en el mercado secundario de los Estados Unidos y de Europa, por bonos de rentabilidad extraordinaria, que han determinado el crecimiento de la deuda en los últimos seis años a pesar de los pagos realizados, y finalmente no hubo ninguna consecuencia desastrosa del default, sino muy beneficiosa y es que el país creció en esos años, sin necesidad de recurrir al financiamiento externo.

En lo que hace al "exitoso desendeudamiento", hoy de acuerdo a las cifras oficiales, la deuda pública es de 186.524 millones de dólares, habiendo aumentado en el último año, no obstante los pagos realizados, en 10.994 millones de dólares, lo que muestra una vez más como las palabras de los funcionarios nada tienen que ver con la realidad.

Empero más allá de las distorsiones frecuentes en los discursos oficiales, en este seminario financiado por el Banco Mundial, o co-financiado con el Ministerio de Economía, intervinieron algunos personajes prácticamente desconocidos pero de gran influencia en el endeudamiento argentino y del país hermano de Ecuador. Uno de ellos es Lee Buchheit, socio de Cleary, Gotliebb, Steen y Hamilton, LLP, estudio de abogados contratados por Menem para acompañar todo el proceso del plan Brady, que hace tiempo definiera como el paradigma de la ilegalidad, y que también fueran contratados por el gobierno ecuatoriano con el mismo objeto, quienes continúan asesorando al gobierno argentino hasta el día de hoy, y al gobierno del Ecuador hasta el año 2008, hasta que por pedido de la Comisión de Auditoría que yo integrara, fue dejada sin efecto su contratación.


penelope brooks
Lee Buchheit.


Estos abogados que han asesorado y son consejeros del Citibank, participaron en todas las operaciones del Plan Brady, emitieron dictámenes cometiendo el delito de falsedad ideológica, y su actuación se limitó a convalidar todo el proceso de ilegalidad del referido plan. Después de haber perjudicado ostensiblemente al país, fueron nuevamente contratados por el ex presidente Kirchner, tal como consta en el Decreto 319 del mes de marzo del año 2004, donde se establecieron los lineamientos del canje que se iba a efectuar un año después. El mismo trabajo lo llevaron a cabo en el Ecuador, no para defender los intereses del país, sino para colaborar en la defensa de los intereses de sus reales mandantes.

El otro personaje que es importante mostrar es Augusto de la Torre, Economista Jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, viejo conocido de los ecuatorianos. En efecto de la Torre fue gerente de la División Técnica del Banco Central de Ecuador, y en consecuencia asesor de la operación, cuando mediante un acto ilegal, sin los necesarios poderes institucionales para hacerlo, y aún violando un decreto presidencial, el ministro de Finanzas, Mario Ribadaneira, la gerente del Banco Central del Ecuador, Ana L. Armijos, y la Cónsul del Ecuador en Nueva York, firmaron en diciembre de 1992, mediante un Tolling Agreement, la renuncia a los derechos de prescripción de la deuda que el país tenía, actualizándola seis años más. Pero como el sistema financiero internacional necesita de funcionarios serviles que respondan invariablemente a sus intereses, Augusto de la Torre, ascendió tiempo después al cargo de Gerente del Banco Central del Ecuador interviniendo en toda la operatoria fraudulenta del Plan Brady, que fue un calco del aplicado en la Argentinaun año antes. En toda esa década del 90, donde los bancos efectuaron uno de los mayores saqueos de fondos de los ecuatorianos, este funcionario mantuvo un papel preponderante, hasta que ante una denuncia que se hiciera por malversación de fondos públicos,la Corte Suprema le dictó el 31 de mayo de 1997 orden de detención, la que no se llevó a cabo por haberse fugado del país. Tanto los presidentes Bucaram como Mahuad lo protegieron, porque resultaba una garantía para “la tranquilidad de los mercados” y finalmente, cono no podía ser de otra manera, recaló en el Banco Mundial, donde ahora maneja todo lo relacionado con América Latina y el Caribe.


lee buchheit
Augusto de la Torre.


Tampoco podría dejar de mencionar en este repaso del seminario, al Dr. Mitu Gulati, Profesor de la Universidad de Duke, vinculado al Estudio Cleary y autor junto con Buchheit de algunos trabajos, quien en un seminario sobre la deuda al que fui invitado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega y la Federación Luterana Mundial, en octubre de 2008, pretendió desconocer antecedentes importantes de la doctrina de la deuda odiosa, lo que motivo mi discusión con él, debiendo aceptar finalmente que yo tenía razón. Siempre deambula por seminarios y congresos tratando de justificar teorías que debiliten toda decisión soberana de enfrentar el problema de la deuda.

augusto de la torre
Dr. Mitu Gulati


Naturalmente, que el Banco Mundial no va a financiar a académicos y funcionarios para que participen en un seminario donde se cuestionen sus decisiones, ni se ponga en evidencia como colaboró con los bancos extranjeros en las políticas de endeudamiento, sino a aquellas personas que sean funcionales a la labor que viene desarrollando hace años, en perjuicio de nuestros países. Por esa razón estuvieron algunos profesores de la Universidadde Buenos Aires, funcionarios del banco, académicos ingleses, representantes de los banqueros Lazar Frere, el actual Secretario de Finanzas Kicillof, pero lo que resulta inconcebible es que las más altas autoridades económicas como Boudou, Lorenzino y Marcó del Pont, hayan organizado y participado de un encuentro con aquellos que durante años defraudaron a la Nación.

Fuente: http://infosur.info/juntos-los-participes-del-fraude-de-la-deuda-externa-argentina/


Atención: aviso que los comentarios serán moderados, por lo que cualquier comentario fuera de lugar, que no trate sobre el tema del post, faltando el respeto, intentando generar forobardo etc., será borrado sin mediar palabra.
Quedan todos avisados.

4 comentarios - Más mentiras y más deuda externa.