Choque de Uruguay y el Reino Unido por tributos y malvinas
Todo sea por un acuerdo tributario: Choque de Uruguay y el Reino Unido, por Malvinas
Uruguay
 El presidente uruguayo José Mujica está decidido a resguardar su relación con Cristina Fernández, cuando se negocia un tema decisivo para los de Montevideo: un tratado tributario bilateral. El costo que Mujica decidió pagar es un choque diplomático con el Reino Unido, y prohibió el atraco de buques con bandera de Islas Malvinas en el puerto de Montevideo, enfureciendo a la embajada británica. “Hemos convocado al embajador uruguayo (en Londres) para expresarle nuestra gran preocupación y para pedir aclaraciones. Estamos considerando cuidadosamente nuestros próximos pasos”, afirma un comunicado británico.



malvinas

bandera

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La prohibición a buques con bandera de islas Malvinas/Falklands arriben a puertos nacionales provocó el malestar británico, cuyo gobierno pidió explicaciones al embajador uruguayo en Londres. 
 
La decisión del presidente José Mujica de prohibir el ingreso a puertos nacionales a los barcos con bandera de Malvinas fue ratificada por el mandatario, aunque negó que responda a presiones de la Argentina.
 
La cancillería británica afirmó que "sería muy decepcionante que Uruguay haya resuelto apoyar los vergonzosos intentos de Argentina para dañar la economía y el modo de vida de los pobladores del pequeño archipiélago bloqueando su acceso al libre comercio".
 
"No tenemos dudas acerca de la soberanía del Reino Unido sobre las Islas Falkland y continuaremos apoyando el derecho de los pobladores de las Islas Falkland a determinar su propio futuro político", agregan las autoridades británicas.
 
"Ni nosotros ni las Islas Falkland nos doblegaremos ante aquellos que buscan intimidar o chantajear a las islas", concluye el comunicado del gobierno británico.
 
De acuerdo a E. Delgado y D. Isgleas, del diario El País, de Montevideo, "España podría ir por el mismo camino" de pedir explicaciones a Uruguay ("el gobierno español analiza llamar al embajador uruguayo en Madrid, Carlos Pita, para solicitarle explicaciones de la medida, dijeron empresarios pesqueros de ese país. Propietarios de barcos con bandera española que tienen prohibido el ingreso a puertos uruguayos, prevén reunirse con el ministro de Pesca español, para plantearle este tema y estudiar formas de solucionarlo, agregaron los empresarios consultados por El País").
 
"La decisión de Uruguay es potencialmente muy inquietante. Hemos convocado al embajador uruguayo esta tarde para expresarle nuestra gran preocupación y para pedir aclaraciones. Estamos considerando cuidadosamente nuestros próximos pasos", sostuvo un comunicado del Foreign Office (el Ministerio de Relaciones Exteriores británico) difundido por la embajada inglesa en Montevideo.
 
La Cancillería británica analiza llamar en consulta a Londres a su embajador en Montevideo, Patrick Mullee, debido a esta situación, dijeron empresarios que mantuvieron contacto con representantes del gobierno inglés.
 
Unasur
 
El canciller uruguayo Luis Almagro confirmó que el embajador en el Reino Unido, Néstor Moreira, fue convocado por el Foreign Office. "Lo que puede hacer él es tomar nota y para cualquier respuesta la canalizaremos a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y la embajada británica en Montevideo", explicó Almagro.
 
Almagro agregó que la medida de prohibir el arribo de barcos de bandera de Malvinas responde al cumplimiento de una declaración de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur). "Si somos consistentes con nuestro posicionamiento político, que las Malvinas constituyen un último enclave colonial europeo en América Latina, tenemos que tener una posición respecto a barcos que vienen con esa bandera", indicó.
 
Almagro sostuvo que la decisión es "no permitir el ingreso a puerto de barcos que porten la bandera de Malvinas". El presidente Mujica exhortó a no confundir barcos con bandera de Malvinas, con los que tienen bandera inglesa. 
 
Diferentes actores marítimos coincidieron en señalar que los buques con la bandera de Malvinas están bajo el paraguas del Reino Unido.
 
El monto que dejan los barcos pesqueros en Uruguay por los servicios que reciben es de más de US$ 300 millones, dijeron diversas fuentes del sector. Una cifra superior a la que dejan los cruceros que llegan a Montevideo y Punta del Este.
 
Las relaciones políticas y comerciales con la Argentina, y particularmente con la administración de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, fue el nudo de la interpelación del senador colorado Ope Pasquet a Almagro y al ministro de Economía, Fernando Lorenzo, el viernes 16/12.
 
Aunque la convocatoria establecía "la necesidad de informar al Senado sobre la reunión del G-20 en Cannes, en la que el presidente francés Nicolás Sarkozy incluyera a Uruguay en la nómina de paraísos fiscales", la instancia legislativa rápidamente giró hacia las relaciones de Uruguay con la Argentina:
 
> el corte de los puentes binacionales durante los casi 4 años que duró el conflicto por Botnia,
 
> la interrupción del suministro de gas, 
 
> las trabas comerciales a diversos productos uruguayos, 
 
> el dragado del canal Martín García, y
 
> la situación en Nueva Palmira figuran entre los temas analizados con Almagro.
 
Pero el Frente Amplio impuso su mayoría en el Senado y por 16 votos en 28 declaró satisfactorias las explicaciones del canciller Almagro.
 
De todos modos, Pasquet acusó al gobierno de Mujica de tener una actitud de "complacencia" frente a la Argentina. 
 
Pasquet insistió: "Cuando acá todavía todos estábamos debatiendo sobre los dichos de Sarkozy, Almagro viajaba para participar de un acto político para celebrar el fracaso del ALCA y rendir homenaje a Kirchner y a Fidel Castro", dijo. 
 
Almagro respondió: "Un agravio no rebaja mi persona".
 
Pasquet volvió a cargar contra el gobierno, al sostener que desde el Poder Ejecutivo "no se ve la realidad" de la dificultad de las relaciones con la Argentina. "Se necesita una actitud más clara y firme para defender nuestras posiciones" ante Argentina, indicó Pasquet.
 
Luego, el nacionalista Luis Alberto Lacalle dijo que el gobierno argentino "no es amigo de Uruguay", porque hay "intereses contrapuestos. No hay amistades, no hay cariño, hay que manejarse viendo las cosas como son", recomendó Lacalle. Hay "trabas comerciales" respecto al país, y hay "unas cuantas fricciones" con Argentina, añadió.
 
En la única referencia que hubo al problema con los buques de Malvinas, Lacalle recordó que Almagro sostuvo que la oposición "exageraba la nota". 


"¿Qué? ¿Vamos a romper con Gran Bretaña?", preguntó.
 
Doble tributación
 
El ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, anunció durante la interpelación que el Poder Ejecutivo ya envió al Parlamento un proyecto de ley que permitirá a Uruguay adaptarse a los estándares de transparencia de información empresarial bajo confidencialidad.
 
"Esperamos una tramitación parlamentaria ágil que nos permita poder pedir al Foro de Transparencia una reevaluación de nuestra situación", dijo el ministro a continuación de hacer el anuncio durante la interpelación, y no dio otros detalles de la iniciativa.
 
Por otra parte, Lorenzo sostuvo que el proceso de intercambio de información tributaria con Argentina "está en curso, no terminó".
 
"Uruguay negocia con Argentina no solo para intercambiar información, sino para eliminar la doble tributación", añadió Lorenzo durante la interpelación del senador Ope Pasquet a Almagro. "La información que se nos solicite en el marco de este acuerdo deberá ser con el mayor detalle posible, no al voleo y a ver qué se encuentra", aclaró Lorenzo. La idea del gobierno es la "preservación de la confidencialidad" en el intercambio de información, agregó.
 
"La información tributaria será provista sobre hechos acaecidos a partir de la fecha del tratado, sin retroactividad. No vamos a aceptarlo de otro modo", dijo el ministro.
 
En dos reuniones entre diplomáticos de Uruguay y Argentina, funcionarios del gobierno de Cristina Fernández señalaron su malestar porque buques "con bandera de Malvinas" estaban atracando en el puerto de Montevideo.
 
Fue el inicio del conflicto actual entre Uruguay y el Reino Unido.
 
Ocurrió que Mujica tomó conocimiento del reclamo, y ordenó que se impidiera el arribo a puerto de esos buques, medida ahora comunicada a la Prefectura uruguaya. 
 
El Centro de Navegación, que reúne a los agentes marítimos y operadores portuarios que dan servicios a los pesqueros, discrepa con la medida, que les generó "conmoción" y que afectará la economía nacional, dijo el presidente de la institución Mario Baubeta.

puertos