Hugo Boss - ...¡¿Nazi?!...

HUGO BOSS ES NAZI

Hugo Boss - ...¡¿Nazi?!...

nazi

_________________________________


Revista Veintitrés


Al parecer, las SS y las SA, fuerzas de seguridad especiales del régimen, llevaron los trajes de la firma que durante los '90 fue furor y símbolo de poder en la Argentina.

Es una de las marcas más reconocidas del mundo y es usada por pudientes relacionados con el poder. Hugo Boss es símbolo de elegancia por excelencia. Pero, al parecer, tiene un pasado poco conocido: fue la firma que diseñó los trajes del ejército nazi y empleó a miles de trabajadores esclavos judíos para vestir a las filas Hitlerianas. Según denuncia la revista Veintitrés en su última edición, Hugo Ferdinand Boss, un costurero alemán de Metzingen, fue el sastre del Tercer Reich, el diseñador nazi.

El primero de abril de 1931, cuando aún Hitler no había llegado al poder pero el nacional-socialismo ya se veía como una fuerza a punto de estallar, Boss decidió sumarse a las filas del nazismo. Su número de afiliado era 508.889, a los 46 años.

Tras superar algunos problemas económicos, Boss vio que el negocio era vestir a las fuerzas Hitlerianas. Y no dudó en hacerlo. El crecimiento del nazismo en Alemania era evidente, y en 1933 llegó al poder. Dos años más tarde, en 1935, Hugo Boss dejó de lado la fabricación de ropa civil y se dedicó sólo a la confección de uniformes.
_________________________________


Hugo Boss, el sastre de las SS:
artículo publicado en el nº10 (agosto 2003) de la revista Sàpiens

hugo

_________________________________

Revista Sàpiens


boss


El fundador de la conocida marca de ropa fabricó uniformes del nazismo

“Vestir para el éxito”. Este es uno de los mensajes publicitarios de la empresa de confección Hugo Boss SA, una de las compañías más importantes del sector a escala mundial. Hoy día, Hugo Boss tiene en nomina más de 2.000 trabajadores y un volumen de negocio que supera los 450 millones de euros. Este imperio de la moda, no obstante, tiene detrás suyo un lado oscuro y, hasta hace poco, bien escondido. El fundador de la empresa, el alemán Hugo Boss, confeccionó y fabricó los uniformes que usaron las SS, las SA, la Wehrmacht y las Juventudes Hitlerianas durante el III Reich. La documentación que duerme en Suiza certifica este hecho, un escándalo que la misma compañía no ha podido desmentir.
El 5 de marzo de 1933 el Partido Nacionalsocialista que lidera Adolf Hitler gana claramente las elecciones al Reichstag, el Parlamento alemán. Los nazis han conseguido el aprecio de la población, asqueada por la situación económica que vive una potencia en horas bajas tras la derrota en la Primera Guerra Mundial en 1918. El partido nazi, poco a poco, impulsará un discurso basado en el terror planificado, una fórmula que incluye, entre otros aspectos, el antisemitismo.
Cuando Hitler consigue el poder, Alemania tiene aproximadamente cinco millones de parados. Sus asesores económicos le recomiendan que nacionalice las grandes empresas, pero Hitler no les hace caso, ya que considera que las grandes empresas le serán una ayuda capital para ganar una guerra que cree inminente y necesaria. En uno de sus discursos, Hitler ya habla de la Gleichschaltung, o sea, la “coordinación de la voluntad política”, que se basa a integrar cada elemento de la vida nacional alemana en la maquinaria social nazi. Únicamente así, piensa el dictador, podrá consolidar la dictadura militar. Dicho y hecho: las empresas, grandes, pequeñas y medianas, se ponen al servicio del Führer, ya que le ven como la persona conveniente para sacar al país de la depresión económica que sufre. En cuestión de meses, los anuncios comerciales que se publican en la prensa germana se transforman en una oda a un color político: el color del nazismo.

Negociar con el nazismo

En Metzingen, una población situada al sur de Stuttgart, un pequeño taller de sastrería no deja perder la oportunidad y se une a la causa nazi. En 1933, en el periódico del pueblo, el Alb-Neckar-Zeitung, se puede leer el siguiente anuncio:”Uniformes de las SS, las SA y las HJ. Ropa de trabajo, de deporte y de lluvia. La hacemos nosotros mismos, con calidad buena y reconocida y a buenos precios. Boss. Ropa mecánica y de trabajo, en Metzingen. Firma homologada por las SA y las SS. Uniformes con la licencia del Reich”. La autoría de este anuncio se debe atribuir a Hugo Boss, el fundador y dueño de esta pequeña fábrica de Metzingen. Es el mismo Hugo Boss quien ponía los cimientos de una firma de prestigio que hoy está asociada a la alta sociedad y al éxito empresarial.
Pero es necesario retroceder 10 años para entender esta inserción publicitaria. Hugo Boss creó su taller de confección en 1923. Pero el negocio no es rentable y en 1931 está a punto de fallar. Boss no puede pagar a los 22 trabajadores y la fabricación de impermeables y de ropa de trabajo no tiene mucha salida. Pero los tiempos cambiaban en Alemania al empezar la década de los 30. El NSDAP, el Partido Nacional Socialista Alemán, consigue importantes cuotas de poder y Hugo Boss no duda en afiliarse. Lo hará el 1 de abril de 1931, con el número 508.889.
Con el carné nazi en la mano, el sastre de Metzingen cambia la estrategia comercial, enfocándola hacia las Fuerzas Armadas y a las nuevas SA, SS y HJ: las Fuerzas de Asalto (Sturmabteling, o SA) habían nacido en los inicios de los años 20 para proteger a los oradores nazis en las concentraciones públicas. Eran conocidos como los “camisas pardas”. Hugo Boss empezó a fabricar camisas de este color. En marzo de 1923 aparecían las Fuerzas de Defensa (Schutzstaffel, o SS). Eran los “camisas negras”. Boss tomó buena nota. Y en 1926 sacaban la cabeza las Juventudes Hitlerianas (Hitlerjugend, o HJ). Se necesitaba ropa para vestir a todo este movimiento que en 1934 tenía tres millones y medio de miembros. El negocio era redondo y Hugo Boss no lo dejó escapar. Abandona la fabricación de ropa civil para teñir su producción de negro y de marrón. Y si hacemos caso de las cifras, las cosas le fueron inmejorablemente: en 1934 adquiere una empresa que se dedica a fabricar pañuelos, en 1939 compra una fábrica de telas y la empresa ya cuenta con 99 trabajadores y, en 1945, dispone de 128 empleados.

_________________________________


Esta información me sorprendió muchisimo por eso es que quise ccompartirla con ustedes. Lo busqué en T! y no apareció. Igual traté de hacer un informe completito. Gracias.


_________________________________



Fuente:
-http://www.mega24.com.ar/enlace.php?idn=20457
-http://miarroba.com/foros/ver.php?fotemaid=6484804
-http://www.stormfront.org/forum/showthread.php?p=4246161
-http://www.libreopinion.com/reducto/revista/ver2002/boss.htm

_________________________________


AGREGO MÁS INFORMACIÓN MUY
INTERESANTE PARA QUE LEAN


Revelan Pasado Nazi de las Tiendas de Hugo Boss
VIENA, (EFE).- La lista de cuentas bancarias suizas no reclamadas de la época del Tercer Reich, recientemente publicada, ha revelado el pasado nacionalsocialista de una de las mayores compañías que fabrican ropa masculina en la actualidad, la Hugo Boss S.A. Si no hubiese sido por esa lista, nadie se habría acordado que el fundador de la compañía, Hugo Boss, sacó a flote su empresa, al borde de la ruina, haciendo uniformes para las unidades de las SS y las SA hitlerianas, así como para las Juventudes Nacionalsocialistas HJ, reveló el semanario Profil de Viena.

Boss, dueño de una pequeña sastrería de Metzingen (Alemania) con una veintena de empleados que cosían monos para obreros e impermeables, estuvo a punto de quebrar cuando le salvaron, a principios de la década de los años 30, sus buenas relaciones con los nacionalsocialistas, en cuyo partido había ingresado el 1 de abril de 1931.

Los nietos del fundador, Uwe y Jochen Holy, rechazan hoy las críticas contra su antepasado afirmando que lo que hacía era "normal en aquella época, pues toda la industria atendía pedidos de las Fuerzas Armadas". Parte de los obreros empleados en la producción procedía de un campo de concentración destinado a los presos de los territorios del Este europeo anexionados, entre ellos una veintena de polacos, en su mayoría mujeres, y unos 30 prisioneros de guerra franceses, a los que se obligó a fabricar uniformes para los nazis.

La documentación de la que dispone la revista austríaca indica que Hugo Boss, padre de cuatro hijos, procuraba ofrecer condiciones de vida y trabajo humanas a las polacas que tenía empleadas, ya que hay una carta en la que pidió, sin conseguirlo, que las mujeres fueran alojadas fuera del campamento, y también les permitió comer en la cantina de la empresa.

Hugo Boss, que murió en 1948 después de la guerra, perdió el derecho de voto en Alemania por haber sido "beneficiario del Tercer Reich" y fue condenado a una multa que, según se afirma, pagó con el dinero obtenido por grandes cantidades de seda de paracaídas compradas en el mercado negro.

Su hijo Siegfried y su yerno Eugen Holy (hijo de una familia de sastres checos) se hicieron cargo del negocio y desde mediados de la década de los años 50 se dedicaron a fabricar trajes civiles para caballeros.

19 comentarios - Hugo Boss - ...¡¿Nazi?!...

@puertas
cualquiera.... IBM tambien le producia y reparaba el sistema de tarjetas que los nazis utilizaban para mantener el control de los judios que tenian en los campos. (las tarjetas perforadas tan famosas).

Tambien otras empresas vivian de los nazis.....

y el juicio a IBM?? pa cuando
@Samsara -1
ahh . .tonces sumemos a volswagen..
@IgOOr +3
No eran nazis, le vendieron a nazis, que es distinto
@juanseb79
Hugo \"El jefe\"
@fierrock +1
Business are Business, si es necesario lo haràn para el ejercito isralì. Como dijo Sabina: \"..el ùnico dios verdadero es el dinero...\"\"\"\"
@azrael79 +1
Hugo Boss - ...¡¿Nazi?!...



Perfume con forma de bomba o granada?
@Enferm9
una pokebola azrael79
@MaNuLP
jajaj mira vos, interesante info

aguante carolina herrera
@juanmayo
dejate de joder!!!!!
@amijay -2
hogo boss pero andate a la mierda si podes lo peor que tienen es que un traje sale un huevo
@marioml83
Samsara dijo:ahh . .tonces sumemos a volswagen..

La diferencia es que Volkswagen no apoyaba al régimen nazi sino que fue inventada por los nazis. El "automovil del pueblo", el fusquita común y corriente fue el primero.