El contenido del siguiente post NO busca que los usuarios de la página se adentren en el mundo de la droga, solo busca informar a aquellos que quieren probar alguna sustancia psicoactiva, para que los riesgos de sus efectos se minimicen.  EN ESTA PARTE SOLO SE HABLARÁ DEL ALCOHOL, LA MARIHUANA Y EL L.S.D. Para más información visitar el link de la fuente.

No olvides visitar mis otros post!  Ayudame a ser NFU solo 5 puntitos en este post


¿Querés consumir alguna droga? Informate primero

Sea cual sea la o las drogas que consumís, estas sugerencias pueden ayudarte a que el consumo no te genere problemas. Es importante que tengas en cuenta que los efectos que causan las drogas dependen de cómo se las usa, y es importante tener en cuenta también que así como un uso moderado puede hacer que tengas una experiencia placentera, hay otros usos que pueden generarte problemas.
1. Si consumís drogas, intentá hacerlo en ocasiones especiales y no todos los días. Es mejor que el uso de drogas no se convierta en una actividad rutinaria ya que podría convertirse en algo poco placentero.
2. Establecé reglas sobre cómo, cuándo y donde consumir. ¿Vas a consumir sólo los fines de semana? ¿Sólo con tus amigos? ¿O únicamente cuando te inviten a una fiesta donde se consume? Establecé reglas para el consumo, no lo hagas de forma desordenada o improvisada.
3. Subordiná el consumo de drogas a tus obligaciones diarias. Si después de una noche de usar drogas tenés que levantarte a las 7 de la mañana para trabajar, no hay excusa. Si no rendís bien en el trabajo o los estudios, tampoco tenés excusa. No culpes a las drogas de tu resaca, tu malestar o las cosas que deberías hacer y no hacés. Las drogas no hacen nada por sí mismas, no manejan tu vida. Sos vos quien la manejás. Asumí tu responsabilidad.
4. Construí metas y objetivos en la vida que te ilusionen. Es la mejor forma de darle a la drogas el lugar que les corresponde, ni más ni menos. Si tenés metas importantes (por ejemplo, progresar en tu trabajo, hacer una carrera, aprender un oficio, construir una familia) va a ser más fácil que la drogas sean solo algo que te acompañe en algunos momentos de tu vida.
5. Para tus problemas emocionales, aplicá la regla del tres: por cada vez que te ayudes con drogas, dos veces te ayudarás de otra manera. Cuando de verdad necesites evadirte o desconectarte de los problemas, no uses siempre drogas para conseguirlo. Si en una ocasión las drogas te ayudan a relajarte y desconectarte de los problemas, al menos en dos ocasiones más tratá de que recurrir a otros métodos (distraerte, relajarte, escuchar música, hablar con amigos, etc.).
6. Si tenés problemas graves de los que no sabés cómo salir, pedí ayuda. Hablá con amigos, con tus padres, con un profesional, con quien quieras. Tené en cuenta que si tenés graves dificultades en tu vida, sean del tipo que sean, el consumo de drogas puede convertirse más en un elemento de evasión negativa que en un aspecto constructivo que te ayude a salir adelante.
7. Aprendé a "recargar baterías". Las drogas o las noches de juerga no deben ser usadas solo para "desconectarte" pasivamente de los problemas. Plantearlo así te puede conducir a tomar drogas para evitar los problemas de la vida o huir de las dificultades. Además de una oportunidad para desconectarte, las drogas y las fiestas son una oportunidad para relajarte, "cargar baterías" y afrontar los problemas el resto de la semana con fuerza y decisión.
8. Aprendé a "degustar la vida". Además de disfrutar el tomar drogas, es importante que sepas disfrutar de las puestas de sol, una buena comida, una conversación con un amigo, un paisaje hermoso, etc. Cada cosa a su tiempo y momento. Hay momentos para todo. Aprendé también a ser sensible ante las cosas hermosas de la vida.
9. No dejes toda la "movida" para una sola vez. Aprendé también a "desconectarte" de los problemas durante la semana, a escuchar música tranquilamente, a charlar con tus amigos, etc. No te pases toda la semana aburrido y sin motivación en el trabajo o los estudios para explotar a lo bruto en un sólo día o fin de semana.
10. Escuchate. No estés toda la noche de marcha porque hay que estarlo, ni te tomes 10 pastillas porque es lo que hacen los demás, ni vayas de boliche en boliche sin ton ni son porque es lo que hay que hacer. Pasala bien, "enroscate", pero escuchate a vos mismo para poder decidir cuando tenés ganas de descansar de la marcha y cuando querés parar de tomar drogas.

alcohol
ALCOHOL
marihuana
¿Qué es el alcohol?El alcohol es considerado una droga porque cambia la forma en que las personas perciben el mundo, sienten, y se comportan. Seguramente habrás experimentado sus efectos en algún momento de tu vida ...
A continuación te contamos algunas cosas que quizás sean nuevas para vos.
La palabra Alcohol proviene del árabe "al Kuhul". Sin embargo no se conoce con precisión cuando se usó por primera vez aunque se cree que es la droga más antigua y más usada del mundo.
Como todos sabemos, el alcohol juega un papel muy importante en la vida de muchas personas que lo toman para relajarse, para celebrar, para socializarse, para divertirse, etc. Desafortunadamente el uso excesivo de alcohol es también responsable de muchos problemas como accidentes de tránsito, problemas de salud, problemas familiares y laborales, entre muchos otros.
El alcohol en estado puro no tiene color. Las bebidas alcohólicas contienen agua y etil alcohol y toman su color de acuerdo al ingrediente que se use para hacerlas. Los ingredientes utilizados con más frecuencia  son frutas, vegetales o granos. También se pueden utilizar otras plantas.
 La concentración de alcohol en las bebidas alcohólicas varía de unas a otras. Por ejemplo: la cerveza tiene una parte de etanol por cada 20 partes de agua, el vino es de 2 a 4 veces más fuerte que la cerveza y las bebidas destiladas como el whisky o el ron contienen aproximadamente la misma proporción de etanol que de agua, lo que las hace más potentes en cuanto a sus efectos.
¿Existe una dosis “estándar” de alcohol?No existe una dosis estándar de alcohol que pueda ser considerada “normal” para todas las personas dado que la misma cantidad de alcohol las afectará de forma diferente, según sus características personales y según el entorno en donde se consuma la droga. Es decir,
debemos de tener en cuenta entonces que el alcohol  afecta a cada persona de forma diferente dependiendo del peso corporal, del metabolismo, de la tolerancia desarrollada previamente, de la comida que se encuentre en el estómago en ese momento, y de otros factores. Además, el alcohol tiene también diferentes efectos sobre una misma persona de acuerdo al momento y el lugar en que se lo consuma.
Una dosis estándar se define en base a la cantidad de alcohol puro que consumas. Esto variará de acuerdo al tipo de bebida que tomes. Siempre es recomendable saber el contenido alcohólico de las bebidas que estás consumiendo para poder manejar mejor cuánto consumir sin que te haga daño o te provoque efectos desagradables.
En síntesis, no podemos afirmar que exista una dosis estándar de alcohol.
¿Cómo se consume?El alcohol es consumido la mayoría de las veces por vía oral aunque excepcionalmente puede ser consumido por vía intravenosa.
¿Cuáles son los efectos?Los efectos del alcohol  (y de todas las drogas, tanto legales como ilegales) dependen de la interacción de los siguientes factores :
las características de la sustancia y la forma en que la consumastus características personales: personalidad, peso, edad, estado de salud y de ánimo, así como tu experiencia pasada como consumidor de la droga en cuestiónlas circunstancias en las cuales consumís la droga: (compañía, lugar, legalidad)Es importante tener en cuenta esto último para saber que cada vez que tomás alcohol se produce en vos una combinación de diferentes cosas que da como resultado el cómo te “cae” el alcohol o el cómo te “pega”.
Como ya dijimos, uno de los factores a tener en cuenta es la  DOSIS, es decir, cuánto alcohol tomás. Todos sabemos que no es lo mismo tomar un litro de cerveza que tomar cinco litros.
Dosis bajas o moderadas de alcohol pueden producir sentimientos de relajación, desinhibición y aumento de la sociabilidad. Quizás te sientas “contento”, de buen humor.
Dosis altas o grandes cantidades pueden producir náuseas, mareos, disminución de los reflejos, dificultades para caminar (ataxia), deshidratación, y resaca al otro día.
Las sobredosis pueden causar la pérdida del control motor, coma temporario, accidentes, envenenamiento  y en casos extremos, la muerte.
También debés haber experimentado que mientras a vos un litro de cerveza te causa determinado efecto, quizás a algún amigo o amiga le genere un efecto distinto (quizás le afecte más o menos) Esto se debe a que además de la dosis también influyen las CARACTERISTICAS PERSONALES de quien lo toma.
Tu EXPERIENCIA PASADA  con el alcohol también es importante. Seguramente podrás recordar la primera vez que tomaste alcohol o la primera vez que te “pasaste” de alcohol. El organismo reacciona de forma diferente ante el consumo de una sustancia a la cual está acostumbrado, que la primera vez que alguna sustancia ingresa a él.
La VIA DE CONSUMO es otro factor a tener en cuenta. En el caso del alcohol, el ingerirlo por vía oral es lo más común. No obstante, cuando se usa la vía intravenosa, (la más riesgosa de todas las vías)  los efectos se producen más rápidamente porque la sustancia ingresa directamente al torrente sanguíneo. 
Por último, las CIRCUNSTANCIAS  EN QUE CONSUMIS  la droga, (en este caso el alcohol)  hacen que sus efectos  varíen enormemente. No es lo mismo tomar un whisky cuando estás de buen humor o festejando algo, que tomarlo cuando estás deprimido o angustiado. Quizás en este último caso te “pegue mal” y te sientas peor.
Podés encontrar más información en el  “Modelo Interactivo”
¿Qué riesgos puede tener el consumo de alcohol?Uno de los riesgos a largo plazo que puede entrañar el consumo de importantes cantidades de alcohol es que puede generar dependencia, es decir, puede producir un cierto “acostumbramiento del organismo” que hace que si dejás de consumir experimentes efectos desagradables conocidos como “Síndrome de abstinencia”.
El síndrome de abstinencia al alcohol se presenta como un cuadro clínico en el que pueden presentarse desde sudoración, temblores, insomnio, náuseas, vómitos y convulsiones, hasta el llamado “Delirium tremens”, el cual constituye un cuadro grave que entraña  riesgo de vida y en el cual la persona experimenta delirios y alucinaciones táctiles, auditivas y visuales, por lo general de carácter terrorífico.
 Por otra parte, el uso prolongado de grandes dosis de alcohol puede dañar el cerebro, el corazón, el páncreas, estómago e hígado (produciendo en este último, cirrosis hepática) y puede resultar en daños físicos y psicológicos severos, además de los daños sociales resultantes como por ejemplo, el deterioro de las relaciones sociales primarias (familia, amigos, etc) .
También el consumir una dosis muy alta de alcohol en un período muy corto de tiempo puede causar la muerte por intoxicación alcohólica aguda.
El alcohol  afecta además la visión y la coordinación motora. Conducir un auto bajo los efectos del alcohol puede ser ilegal y pone en riesgo tu vida y la de los demás. Acordáte que si te encuentran  mas de 0,1g de alcohol por litro de sangre en la prueba del espirómetro estarás en graves problemas. (Esto equivale aproximadamente a 1 litro de cerveza, 2 vasos de whisky o 4 vasos de vino).
También  el manejar vehículos o realizar tareas que exijan poner a prueba tu motricidad fina bajo los efectos del alcohol (por ejemplo el manejo de instrumentos como sierras u otros elementos peligrosos) puede provocar accidentes graves para vos y para tu entorno.
También es necesario tener en cuenta que la mezcla de alcohol con medicaciones u otras drogas ilegales puede ser peligrosa y llevar a emergencias médicas.
A continuación te proporcionamos un cuadro comparativo donde podés encontrar signos que te ayudan a distinguir cuando estás frente a una intoxicación aguda de alcohol, cuando estás frente a un síndrome de abstinencia moderado y cuando estás frente a un síndrome de abstinencia severo.
El manejar esta información te puede orientar acerca de cómo actuar en caso de que esto le ocurra a algún amigo, amiga o conocido.
INTOXICACION AGUDA
ABSTINENCIA LEVE A MODERADA
ABSTINENCIA SEVERA
Dificultades para caminar (ataxia)
Temblores
Delirium Tremens (DTs)
Desinhibición
Náuseas
Alucinaciones visuales, auditivas o táctiles
Dificultades para hablar
Ansiedad
Convulsiones
Baja presión arterial
Sudoración
Vómitos y diarrea
Aliento alcohólico
Dificultades para dormir
Depresión


Si sos mujer y estás embarazada ...Además de los riesgos que ya mencionamos, si sos mujer y estás embarazada, te enfrentás a riesgos “extra” ya que el consumo de alcohol durante el embarazo puede provocarle daños a tu bebé. No se sabe con seguridad qué cantidad de alcohol puede hacerle daño a tu bebé, por eso lo más seguro es que no tomes nada dado que:   
incluso cantidades pequeñas de alcohol (como uno o dos vasos de vino o cerveza) diariamente o un par de veces  por semana podrían afectarlo.  el daño puede ser ocasionado en cualquier etapa del embarazo, tanto en el primer trimestre como en el segundo o el tercero.incluso aunque tomes alcohol una sola vez, si tomás mucho, puede ser perjudicial, sobre todo durante el primer trimestre.Entre las consecuencias negativas que puede generar el consumo de alcohol en el embarazo se encuentran los abortos espontáneos y partos prematuros. También puede ocasionar que el bebé nazca  más pequeño y débil que los bebés normales.
El consumo de grandes cantidades de alcohol durante el embarazo puede además generar en el bebé lo que se conoce como “Síndrome de alcoholismo fetal”. En este caso, tu  bebé podría experimentar una reacción a la falta de alcohol al que estaba acostumbrado a recibir  en tu panza y sufrir así temblores, inquietud, dificultades para dormir y pérdida del apetito.
Sugerencias para reducir los riesgos y daños asociados al consumo de alcoholSi decidiste consumir alcohol, tené en cuenta lo siguiente:
1) ¿COMO CALCULAR CUANTO TOMAS?
Para poder calcular cuánto alcohol consumimos vamos a establecer primero una unidad para poder medirlo, a la cual  llamaremos “Unidad de Bebida” (UB).
Una UB equivale a:
1 chop de cerveza1 vaso de vino1/2 copa de whisky1 vasito de licor de frutasAhora bien, no solo se trata de que cuentes las UB para saber si te estás pasando o no, o si estás tomando en forma adecuada. Hay que tener en cuenta además que la tasa de alcohol en la sangre (gramos de alcohol por litro de sangre) puede variar aunque hayas tomado la misma cantidad de alcohol en otro momento. 
Lo más recomendable es que la tasa de alcohol en la sangre sea siempre la menor posible. De esta manera evitás perjuicios para tu salud y además, en el caso de tener que manejar, reducís las probabilidades de tener un accidente de tránsito o de ser sancionado por la prueba de alcoholemia.
Tené en cuenta que el alcohol se metaboliza o elimina a una velocidad de 0,1 gramos de alcohol por hora, por cada kilo de peso. Si pesás 80 kilos, el alcohol se elimina a una velocidad de 8 gramos por hora, alrededor de una UB y media cada dos horas.  Por eso no debes tomar más de 1 UB en cada hora.
Por ejemplo, SI TOMÁS CERVEZA, TOMÁ COMO MÁXIMO UNA EN UNA HORA. SI TOMÁS WHISKY, TOMA COMO MÁXIMO UNO EN 2 HORAS, SOBRE TODO SI NO ES DURANTE LA COMIDA.
También podés reducir la tasa de alcohol en la sangre si no tomás con tragos rápidos.
2) SABER TOMAR Y EVITAR LA RESACA
Empezá más tarde.  Esperá a que empiece la fiesta sin estar ya "pasado".Tomá despacio, con tragos cortos y disfrutá el sabor.  El efecto del alcohol depende de la cantidad de alcohol y no del tipo de bebida.  Si nos parece que el whisky es más fuerte que el vino, aún tomando la misma cantidad en gramos de alcohol, es porque tomamos estas bebidas de forma diferente.  Así, tomamos el whisky más rápidamente.  La diferencia de efectos es porque al tomar más rápidamente, el alcohol tarda menos en llegar al cerebro. Saboreá la bebida, tenela en la boca y disfrutá  su sabor.Tratá de no tener el vaso en la mano permanentemente. No calientes la bebida teniéndola en la mano. Dejala en la barra después de cada trago. Si la tenés en la mano, tomarás con más frecuencia.Diluí las bebidas alcohólicas. Por cada sorbo de vino o cerveza, toma después uno de agua. El agua disolverá los metabolitos de alcohol de tu sangre, hidratará los órganos que el alcohol ha deshidratado y mejorará la función de tus riñones e hígado. En el caso del whisky es aun mas importante "cortarlo" con agua.  Sería mejor no diluir con bebidas carbónicas o colas, ya que el gas acelera el paso del líquido desde las paredes del estómago al flujo sanguíneo.Tomá siempre con algo de comida en el estómago. Comé algo antes o mientras estés consumiendo alcohol, aunque sea un aperitivo. La comida reduce la velocidad con que el alcohol entra en el intestino y el flujo sanguíneo y provoca una digestión más lenta del alcohol, dilatando sus efectos en el tiempo y produciendo una mejor asimilación por el organismo.Evitá comer saladitos cuando tomes, ya que ellos solo te darán más sed.Si tenés sed, sacatela con agua fría o una bebida con carbohidratos antes de empezar a tomar alcohol.Tomá aceite durante la comida. El aceite hará que tengas una digestión más lenta y metabolices mejor el alcohol, además de proteger el hígado.Terminá tu bebida antes de rellenar el vaso.Si vas a consumir alcohol, elegí una bebida y mantenéte consumiendo solo esa bebida durante toda la noche. No mezcles bebidas diferentes.Poné atención a las “vueltas”. Si normalmente salís con un grupo de amigos que acostumbra invitar una “vuelta” una vez cada uno, pensá si de esa forma no estás tomando más de lo que quisieras.Fumá menos.  El tabaco tiene un efecto vasoconstrictor (te cierra las coronarias), lo que hará que tomes más alcohol, que es un vasodilatador, para contrarrestar el efecto del cigarro.Tomá vitamina B6.  Facilita la metabolización del alcohol.Tomá un refresco de cola.  Parece ser que el refresco de cola tomado antes de la ingesta de alcohol ayuda a tener el estómago mejor preparado.Si consumís, tomate un taxi o dejá que maneje un amigo. No operes máquinas o vehículos de ningún tipo.Si no pudiste prevenir la RESACA y al día siguiente te sentís mal, podés hacer lo siguiente:Descansá.  Lo más indicado es hacer reposo y descansar durante todo el díaComé comida liviana y nutritiva.  No comas cosas pesadas, grasas, chocolate, excitantes o conservas. Comé carne asada, frutas maduras, hortalizas y tomá mucha agua.Tomá vitamina C. Los jugos de frutas con vitamina  impiden la oxidación celular, reduciendo así los efectos del alcohol.  También el jugo de tomate está indicado.Tomá un analgésico.  Para los síntomas de malestar podés tomar un analgésico con paracetamol, para no dañar el estómago.  Si te sentís mal del estómago podés tomarte un medicamento para relajar sus músculos.Por último, en cuanto al efecto facilitador de las RELACIONES SOCIALES que produce el alcohol, es importante que tengas en cuenta lo siguiente:
Buscá “tu punto” y no lo sobrepases. Cuando llegues al efecto que te gusta, es el momento de disfrutarlo.  Encontrar tu "punto" significa que encontraste tu límite para ese día.  Si a partir de ahí seguís tomando, desaparecerá el bienestar y empezarás a notar los efectos negativos del alcohol, como aletargamiento y mareos.  La acción vasodilatadora del alcohol, junto con la reducción de la presión arterial te provocará una desagradable sensación de mareo y de que todo te da vueltas al acostarte.Tomate tu tiempo para llegar a tu “punto”.  El alcohol actúa con rapidez.  Hasta un 20% entra en el flujo sanguíneo procedente del estómago, y se distribuye a los pocos minutos por todo el organismo.  No quieras acelerar todavía más ese proceso.Disfrutá de la propiedad desinhibidora y socializadora del alcohol. Si no te pasas del "punto", podrás disfrutar de la desinhibición que el alcohol facilita.Si vas a tener relaciones sexuales, tené a mano un preservativo.  Precisamente la desinhibición social con el sexo opuesto puede hacer que no tomes las debidas precauciones si surge la posibilidad de tener relaciones sexuales. droga
LSD

LSD

¿Qué es el L.S.D?El L.S.D. o LSD - 25 es un nombre genérico que se utiliza para caracterizar al ácido lisérgico, un compuesto químico que se encuentra naturalmente en el cornezuelo de centeno, un hongo que parasita el centeno.  Recibe su nombre de las iniciales deLISERG SAURE DIETYLAMID, en español Dietilamida del ácido lisérgico, y el numero 25, por ser el vigesimoquinto compuesto de este género, de una serie de 27.
Fue sintetizado por primera vez en el año 1938 por el Dr. Albert Hoffman. y descubierto como un psicoactivo (es decir, como una sustancia capaz de alterar el funcionamiento de nuestras neuronas) en 1943.
Es conocido entre los consumidores como "Ácido", “Tripa” o "Tripi" ( del ingles: TRIP, que significa “viaje” ). 
Su forma habitual de presentación ( aunque existen otras como pastillas, líquidos o polvo) es en papel secante, una especie de cartoncito similar a un sello, que suele llevar dibujos variados (popeye, héroes de comics, planetas, etc) y que se coloca bajo el paladar (por ser  un centro con mucha irrigación sanguínea).
Es actualmente uno de los químicos psicoactivos con mayor potencial para alterar la conciencia. Es la droga alucinógena por excelencia.
Es mucho más activo que casi todos los restantes alucinógenos. Para darte una idea de su potencia, una dosis de 200 microgramos de L.S.D. produce los mismos efectos que una dosis de 600  de mescalina o de 40 de psilocibina. Es además 5.000 veces más activo - en relación a la dosis - que la Cocaína y 500.000 veces más activo que el alcohol etílico. Su consumo fue muy popular en la década de los 60.
Stanislav Grof, uno de los autores más importantes en el terreno de la Psicología Transpersonal experimentó con L.S.D. intentando encontrar una forma de comprender y acercarse a pacientes esquizofrénicos. Más tarde se penalizó el uso del L.S.D., por lo que se debió detener la investigación con esta sustancia.
¿Cómo se consume?Si bien el LSD se puede presentar de diversas formas, siempre es consumido oralmente, como dijimos, ubicando el cartón o sello contra el paladar y manteniéndolo en esta posición. Una dosis común de LSD (la que se encuentra en un “cartoncito” )está entre los 50 y los 150 milígramos. Una dosis fuerte se podría considerar aquella entre los 150 y los 400 milígramos.
Por lo general, dosis de entre 25 y 75 microgramos son suficientes para causar  alucinaciones (en promedio 1 microgramo por kg de peso).
¿Cuáles son sus efectos?Los efectos del L.S.D  (y de todas las drogas, tanto legales como ilegales) dependen de la interrelación de los siguientes factores :
las características de la sustancia y la forma en que la consumastus características personales: personalidad, peso, edad, estado de salud y de ánimo, así como tu experiencia pasada como consumidor de la droga en cuestiónlas circunstancias en las cuales consumís la droga: (compañía, lugar, legalidad)Podés encontrar mayor información en el  “Modelo Interactivo” (hipertexto a “Cómo se constituye un efecto: Modelo Interactivo”)
Los efectos generados por el LSD sobre el Sistema Nervioso Central son predominantemente alucinatorios y pueden durar de  3 a 12 horas.
El potencial alucinógeno de esta sustancia provoca distorsiones perceptivas , entre ellas una mayor sensibilidad y apreciación a través de los sentidos: tacto, vista, oído , olfato y gusto. También genera cambios en la percepción del tiempo, cambios en el estado de ánimo, desbloqueo de recuerdos reprimidos y una expansión de conciencia que generalmente es vivida como una pérdida de las fronteras del yo.
No genera  dependencia física .
¿Qué riesgos puede tener el consumo de L.S.D?Los posibles riesgos asociados al consumo de LSD son psicológicos más que físicos. Entre las posibles riesgos que entraña su consumo está la posibilidad de experimentar reacciones desagradables, como son las reacciones de ansiedad.
También en algunas personas el consumo de LSD podría llegar a intensificar o exacerbar  trastornos psicológicos subyacentes. Así, personas con tendencias suicidas deberían evitar su uso.
No existe un riesgo de sobredosis física, si bien podrías llegar a tener problemas por consumir una dosis mayor de la que psicológicamente podés manejar.
Existe también la posibilidad de que tengas  un "mal viaje", es decir, que experimentes sensaciones desagradables como sensaciones de temor, de ansiedad, etc. Una de las reacciones adversas más comunes al consumo de LSD es un episodio temporario de pánico (menor de 24 horas). Los síntomas mas frecuentes incluyen alucinaciones atemorizantes, ansiedad desmesurada, confusión y agresión en algunos casos.
 El consumo de LSD puede originar también lo que se conoce con el nombre de “flashback". El flashback es un  retorno transitorio de emociones y percepciones experimentadas bajo los efectos del LSD. Es decir, podrías volver a experimentar, por ejemplo, días más tarde, alguna sensación que experimentaste bajo los efectos del LSD.
Esto no es necesariamente negativo, salvo que lo que vuelvas a experimentar sea alguna sensación desagradable o atemorizante.
Los flashbacks pueden durar segundos u horas y pueden ser similares a cualquiera de los aspectos vividos durante el "viaje" de LSD. Es decir, pueden ser emocionantes, sorprendentes, aterrorizantes, etc.
La mayoría de los flashbacks consisten en episodios de distorsión visual, distorsión temporal, pérdida de las fronteras del ego, o emociones intensas que duran desde unos segundos a algunos minutos.
Generalmente se van reduciendo en número e intensidad después de la experiencia de consumo, y raramente ocurren luego de algunos meses.
Por otra parte es habitual experimentar episodios de insomnio (pasajeros) luego de  consumir esta sustancia.
Si sos mujer y estás embarazada ...No se sabe con seguridad qué tipo de efectos podrá causarte el consumo de L.S.D en el embarazo. Por eso lo que te recomendamos es que no lo consumas. Podrías estar arriesgando el bienestar de tu hijo.
Sugerencias para reducir los riesgos y daños asociados al consumo de L.S.DSi decidiste consumir L.S.D,  tené en cuenta lo siguiente:
Pedíselo a tu proveedor de confianza, no le compres a desconocidos. Solo a aquellos que sabés que te van a ofrecer un producto de buena calidad.Hacelo en un día en que no tengas nada que hacer luego ni al día siguiente. Puede ser que después de consumir te venga insomnio. Asegurate de que vas a tener el tiempo necesario para reponerte antes de tener que encarar alguna responsabilidad como trabajo, estudios, etc.Nunca tomes LSD solo, hacelo siempre en compañía de alguien de tu máxima confianza. Podría ayudarte si se presentara una emergencia.No consumas en ambientes estridentes como boliches o discotecas. Hacelo en un lugar donde puedas estar tranquilo y relajado y donde no tengas que enfrentarte a ningún peligro, por ejemplo, andar en el tránsito. Tampoco manejes un auto ni uses herramientas ni maquinarias que puedan ser peligrosas.No consumas si estás desanimado, triste o de mal humor. Podrías tener un “mal viaje”·No mezcles L.S.D con alcohol. Acordate de que estás consumiendo una droga muy potente. No se sabe cómo podría “pegarte” esta mezcla. (Tené en cuenta que siempre es desaconsejable mezclar drogas).Una vez que tomaste una dosis de L.S.D no consumas más. Quizás pueda parecerte que no te está haciendo efecto porque tal vez no sientas nada, pero acordate que los efectos demoran bastante en aparecer (entre 30 y 40 minutos). Si aumentás la dosis, podrías llegar a tener un viaje más fuerte del que podrías llegar a  manejar.Si se trata de la primera vez que vas a consumir, tomá siempre una dosis menor a la que toman usuarios experimentados. Podés probar tomar ¼ del cartón o ½. No tomes uno entero, al menos no la primera vez.Si algún amigo tuyo sufre un “mal viaje”, tratá de tranquilizarlo, tratalo con dulzura mientras se le pasa. Si se encuentra aterrorizado, se siente perseguido o con pánico, mantené la calma, llévalo a un lugar relajado y tranquilizalo.  Tratalo con afecto, evitando comentarios de mal gusto o gestos que pueda interpretar como una amenaza.  Dale la seguridad de que poco a poco se va a mejorar, de que  se le va a pasar la sensación desagradable.Si se presenta esta situación seguí estos pasos:
Intenta ganarte la confianza de tu amigo/a manteniendo la calma. Intentá que haga lo que sienta y quiera. No es bueno imponerle nada en ese momento.  Llevalo/a un lugar tranquilo, en donde se sienta seguro y confortable, lejos de ruidos molestos, muchedumbres o luces brillantes. Lentes de sol  pueden ser útiles en este momento. Movete con suavidad, no hagas movimientos bruscos que puedan asustarlo/a. Permitile moverse libremente.Asegurale que los efectos que está sintiendo se le van a pasar. Decile que se está sintiendo así porque tomó L.S.D, que no le está pasando nada anormal, que simplemente se trata de los efectos de la droga y que se va a sentir mejor. Una actitud positiva, cuidadosa y afectuosa puede a menudo contrarrestar un mal viaje. Asegurate de que se sienta cómodo/a y usá técnicas simples de relajación como un masaje suave. Hablale permanentemente en voz baja y en un tono suave. Puede ayudar que le recuerdes quien es y trates de conversar con el/ella de temas agradables. Tratá de que te mire a los ojos si es posible. Si lográs que piense cosas simples y agradables lograrás construir  una actitud positiva en el/ella, que ayudará a que se recupere rápidamente.Si a pesar de hacer todo esto, aumenta la agitación o el delirio paranoico de forma preocupante, buscá a un médico u otro especialista.
faso
MARIHUANA
¿Querés consumir alguna droga? Informate primero
¿Qué es la marihuana?Se llama marihuana (porro, faso, etc) al preparado elaborado a partir de las flores, hojas y tallos pequeños provenientes de la planta Cannabis Sativa.
En el cannabis están presentes unos sesenta compuestos químicos con efectos psicoactivos (es decir, con capacidad para alterar el funcionamiento normal de nuestras neuronas). Se los conoce como cannabinoides. El principal de estos compuestos es el THC (delta- 9- tetrahidrocannabinol), al cual se le atribuyen la mayor parte de los efectos que produce la sustancia.
El hachís (también llamado “chocolate”) es una pasta formada por las secreciones resinosas de THC que se almacenan en las flores de la planta hembra. Contiene por lo general concentraciones mucho más altas de THC y por eso el efecto suele ser más potente que el de la marihuana.
El THC es soluble en grasa, por lo que tiende a acumularse en los tejidos adiposos del organismo (fundamentalmente en el cerebro). Tiene una vida media de aproximadamente siete días, lo cual significa que una semana después de que la consumís, tu organismo no ha conseguido eliminar más que un  50 % de la sustancia.
La marihuana ha sido clasificada de diversas maneras. En la actualidad, se la tiende a considerar como una droga depresora del Sistema Nervioso Central, ya que sus efectos son, en cierta medida, similares a los del alcohol. Sin embargo, sus efectos específicos modificadores de la percepción han hecho que algunos autores la incluyan en la categoría de alucinógenos menores.
Cuando hablamos de que la marihuana modifica la percepción hacemos referencia a esos efectos que quizás conozcas, como por ejemplo, percibir los colores como más intensos, percibir los sonidos de forma diferente, o percibir por ejemplo, que el tiempo pasa más lento.
¿Cómo se consume?La marihuana y el hachís pueden ser consumidos por vía oral (ingestión) o bien fumados.
También pueden ser utilizados como  ingredientes para la preparación de tortas, galletitas y otras comidas.

¿Cuáles son los efectos?Los efectos de la marihuana , del hachís (y de todas las drogas, tanto legales como ilegales) dependen de la interrelación de diferentes factores :
las características de la sustancia y la forma en que la consumastus características personales: personalidad, peso, edad, estado de salud y de ánimo, así como tu experiencia pasada como consumidor de la droga en cuestiónlas circunstancias en las cuales consumís la droga: (compañía, lugar, legalidad)Podés encontrar mayor información en el  “Modelo Interactivo”
Básicamente la marihuana produce los siguientes efectos:
En el plano fisiológico: aumento del apetito, sequedad de boca, enrojecimiento de la conjuntiva de los ojos, brillantez de la córnea, taquicardia, sudoración, analgesia moderada, somnolencia, y dificultades en la coordinación motora.
En el plano psicológico: sensación de euforia, relajación, desinhibición, cambios sensoriales y perceptivos, pérdida de concentración y disminución de la coordinación. En altas dosis puede provocar alucinaciones (este es el efecto que hace que algunos autores consideren a la marihuana como un alucinógeno menor). 
Cuando se consume fumada, el humo es rápidamente absorbido por los pulmones y llega al cerebro en un corto período de tiempo, por lo cual sus efectos comienzan a notarse a los pocos minutos de su consumo, alcanzando su pico máximo al cabo de unos treinta minutos y prolongándose por dos o tres horas.
Cuando es ingerida por vía oral, los efectos demoran más en aparecer y pueden llegar a durar entre tres y cuatro horas.
En cuanto a su potencial adictivo, es decir, en cuanto a su capacidad para generar dependencia, el cannabis no parece dar lugar a dependencia física, aunque se ha descrito cierta reacción de abstinencia en usuarios crónicos al interrumpir su consumo, caracterizada por ansiedad, irritabilidad, pérdida de apetito, temblores e insomnio.
Por otra parte, puede conducir a cierta dependencia psicológica, entendiendo por tal la dificultad para experimentar determinadas sensaciones y hacer frente a ciertas exigencias cotidianas si no se está bajo los efectos de la sustancia. 

¿Qué riesgos puede tener el consumo de marihuana y hachís?Los principales riesgos del cannabis están asociados a los efectos perjudiciales que podría llegar a generar en el sistema respiratorio cuando es fumada.  El humo de la marihuana puede llegar a producir bronquitis crónica, enfisema pulmonar y cáncer de pulmón.
Debemos de tener en cuenta además que para experimentar al máximo los efectos de esta sustancia los consumidores inhalan profundamente el humo, lo retienen al máximo en los pulmones y no usan filtro. Por otra parte, el consumo asociado de tabaco puede incrementar las probabilidades de  que se de alguna disfunción de este tipo en el sistema respiratorio.
En cuanto al sistema circulatorio, el consumo de cannabis provoca de manera casi inmediata taquicardia, por lo cual las personas que padecen insuficiencia cardíaca o hipertensión (presión arterial alta) podrían ver empeorados sus síntomas.
Por otra parte, la acumulación de THC en el cerebro puede provocar alguno de estos efectos:
Puede entorpecer la memoria, sobre todo, la memoria a corto plazo, lo cual dificulta la retención de los sucesos que se han vivido bajo los efectos de la sustancia.Puede alterar la capacidad de concentraciónEn caso de ser consumida con alcohol, esta combinación puede dar lugar a lipotimias (mareos o desmayos) como consecuencia de la acción vasodilatadora del alcohol y el aumento en el consumo cerebral de oxígeno que provoca el THC. El cerebro necesita más oxígeno de lo habitual y dispone de una cantidad menor del mismo.
Podría además generar ciertos problemas psiquiátricos en aquellos usuarios crónicos con una condición esquizofrénica pre-existente.
Si sos mujer y estás embarazada ...Hay algunas discrepancias acerca de los efectos que fumar marihuana puede causarte y causarle a tu bebé durante el embarazo. Estas discrepancias se dan porque a menudo, las mujeres embarazadas que fuman marihuana, usan también otras drogas como tabaco y alcohol. De esta forma resulta difícil identificar con exactitud qué es lo que causa la marihuana y qué es lo que causan las otras drogas, los efectos se mezclan y resulta difícil distinguir cuáles son provocados por una sustancia y cuáles por otra. 
A pesar de que no se sabe con exactitud qué efectos puede causar el fumar marihuana a tu bebé,  lo que sí sabemos es que si fumás marihuana durante el embarazo:
Tu bebé podría tener menos oxígeno que el que necesita para desarrollarse  Podrías tener un parto prematuro  El fumar marihuana con regularidad podría impedir que te des cuenta de que estás embarazada, porque puede ocultar algunos signos de embarazo como las náuseas. Y si no te das cuenta de que estás embarazada y seguís fumando, hay más posibilidades de que tu bebé salga  perjudicado.Ahora bien, si vos no fumás pero te fuman al lado, al igual que con el cigarrillo, el humo de la marihuana puede afectarte y afectar a tu bebé, por lo que es mejor que te mantengas alejada de la corriente de humo cuando hay alguien fumando. 

Sugerencias para reducir los riesgos y daños asociados al consumo de marihuana y de hachísSi decidiste consumir marihuana o hachís tené en cu
enta lo siguiente:


Tratá de conseguirla con alguien de tu confianza para asegurarte de que lo que te venden es de buena calidad. Para detectar posibles adulteraciones o “cortes”, hacé la “prueba de la boquilla”. Probá siempre la primera pitada de marihuana con una boquilla para reducir nicotina y alquitrán de los cigarrillos.  Si se vuelve negra enseguida es porque contiene goma arábica u otras porquerías.  Tirala sin pensarlo más.Las primeras veces (si nunca fumaste o estás experimentando con una sustancia que no conocés), fumá en compañía de alguien de tu confianza. Quizás esto te ayude a sentirte más seguro. No fumes estando solo si  no sabés cómo te va a “pegar”.El ambiente adecuado para consumir marihuana es una ambiente donde puedas estar tranquilo y relajado, sin estímulos estridentes como ruidos o aglomeraciones de gente.No consumas marihuana si estás desanimado, de mal humor o poco predispuesto, podría "pegarte mal" y generarte efectos desagradables.Es preferible que no mezcles marihuana con alcohol porque podría generarte vómitos. Además, podría generarte una lipotimia (mareo o desmayo) al combinarse el efecto vasodilatador del alcohol y el aumento del consumo cerebral de oxígeno que produce la marihuana.  La necesidad de más oxígeno cerebral y una menor disponibilidad del mismo pueden conducir a la lipotimia.Si notás ansiedad o paranoia cuando fumás, dejá de fumar y relajate.  La ansiedad, el desánimo, la paranoia se presentan en ocasiones como reacciones negativas secundarias al consumo de marihuana, pero en la inmensa mayoría de las ocasiones son pasajeras.  Si las notás, no te asustes, dejá de fumar, relajate y espera con tranquilidad a que vayan desapareciendo.Si algún amigo sufre un “mal viaje”, tranquilizalo, tratalo con dulzura mientras se le pasa. Si se encuentra aterrorizado, se siente perseguido o con pánico, mantené la calma, llevalo a un lugar relajado y tranquilizalo.  Tratalo con afecto, evitando comentarios de mal gusto o gestos que pueda interpretar como una amenaza.  Dale la seguridad de que poco a poco se va a mejorar se le va a pasar la sensación desagradable.  Si aumenta la agitación o el delirio paranoico de forma preocupante, buscá a un médico u otro técnico especialista.

FIN DEL POST