Expresiones de gloria, júbilo y entusiasmo, estas piezas musicales y líricas son el estandarte de países, que al mismo tiempo unen a sus ciudadanos, representándolos ante otras naciones



El himno de un país es la máxima expresión de gloria, júbilo y entusiasmo con el que todo un pueblo se identifica y adopta como estandarte ante las demás naciones.

A lo largo de la historia son varios los himnos nacionales, los que son interpretados por músicos profesionales, músicos amateurs, pero sobre todo, por los ciudadanos. En algunos casos, un país, en su recorrido por el tiempo, ha tenido más de un himno, y otros han sido acompañados por la misma melodía desde que fueron concebidos como nación.

Los himnos nacionales del mundo poseen una gran variedad musical y lírica, algunos representan costumbres, otros hacen remembranza sobre grandes batallas y otros hablan sobre los valores que difunden entre su pueblo. Todos son piezas de gran valor, pero como todo arte, algunos himnos son considerados más bellos que otros. Con información de curiosidadesdelmundo.com y goal.com, Taringa! te presenta los 10 himnos nacionales más hermosos del mundo.

Francia. La Marseillaise, de Claude Joseph, Rouget de Lisle (1792).



Rusia. Himno Estatal de la Federación Rusa, de Sergey Mikhalkov (2000), Alexander Alexandov (1938).




Irlanda. Amhrán na bhFiann, de Peader Kearney (1926).



Canadá. O Canada, de Adolphe-Basile Routhier, Stanley Wier, Calixa Lavallés (1980).



México. Himno Nacional Mexicano, de Francisco González Bocanegra, Jaime Nunó (1854).



Alemania. Das Deurschlandlied, de August Heinrich, Hoffman Von Fallersleben y Joseph Haydn (1797).



Israel. Hatikvah, de Naphtali Herz Imber, Samuel Cohen (1897).



Sudáfrica. Himno Nacional de Sudáfrica, de Enoch Sontoga, C.J. Langenhoven (1997).



Estados Unidos. Star Spangled Banner, de Francis Scott Key, John Stafford Smith (1931).



India. Jana Gana Mana, de Rabindranath Tagore (1950).