Nuevo vídeo muestra los avances en el hackeo de PS Vita

emuladores

Un nuevo vídeo colgado en la red por un famoso desarrollador de la scene para PSP ha mostrado la ejecución de software casero en PS Vita, la última portátil de Sony que llegó al mercado japonés hace apenas 2 semanas. Se trata de uno de los primeros pasos para el hackeo de la consola.

Poco tiempo ha tardado en evolucionar el "Hello world" que se publicó hace una semana en la PS Vita. Con su publicación comenzaba el trabajo de los desarrolladores de la scene con el fin de ejecutar todo tipo del llamado "homebrew" (software casero) en la nueva portátil de la compañía japonesa. Y poco tiempo después encontramos los primeros resultados.

Como informa ElOtroLado.net, uno de los desarrolladores del Half Byte Loader (HBL), uno de los eloaders más conocidos para PSP y que permiten la carga de software no original en la primera portátil de Sony, ha conseguido portarlo a la nueva videoconsola para ejecutar Picodrive, uno de los emuladores portátiles de Megadrive. En el vídeo publicado por el hacker se puede ver el juego Sonick & Knuckles funcionando en PS Vita, aunque como se ha encargado de subrayar el encargado de este desarrollo, el exploit que se aprovecha sólo está presente en el modo PSP, por lo que esto es sólo un primer paso en el hackeo definitivo de PS Vita.




Polémica forma de control de Sony

Por otro lado, desde la web en la que se ha mostrado el vídeo, los desarrolladores han detallado algunos aspectos un tanto controvertidos de la política que está siguiendo Sony en relación al uso que los usuarios dan a la nueva portátil. Según esta información, Sony podría estar controlando todo lo que el usuario transfiere a su PS Vita mediante el gestor de contenidos, ya que éste no se conecta al PC si el usuario no está conectado a Internet y no ejecuta nada si no está actualizado a la última versión el firmware de la consola.

De este modo, Sony obligaría a los usuarios a mantener actualizada su consola al último firmware, de modo que se taparían todas las vulnerabilidades que los hackers fuesen encontrando en la portátil para ejecutar homebrew que permitiese, por ejemplo, el funcionamiento de copias de juegos para PS Vita. Si bien puede ser un buen as en la manga de Sony para combatir la llamada "piratería", algunos datos privados de los usuarios podrían estar siendo enviados a servidores de la compañía, lo que choca de lleno con la legalidad.

¿Conseguirá de este modo Sony evitar que los hackers "abran" por completo PS Vita para ejecutar software no original?

sony