(Les prometo que no es tan aburrido como parece)


Cuando tomamos una pastilla (ej. un antibiótico) la cantidad del fármaco aumenta en la sangre y cuando tu organismo empieza a eliminarla (usualmente a través de los riñones o del hígado) ésta obviamente disminuye.

Para que un medicamento haga efecto, debe llegar a la parte del cuerpo donde lo necesitamos (por ej: a la garganta si es ahí donde tenemos la infección). Para eso y para obtener la máxima eficacia posible, éste debe estar en una concentración constante en la sangre (porque como todos sabemos, la sangre es la encargada de llevar TODO a todos lados).

Esa constancia se logra cuando la cantidad de fármaco que entra al organismo es igual a la cantidad que sale. Eso se llama Estado de Equilibrio Estacionario.

Entonces, cómo logramos mantener constante esa cantidad de antibiótico en nuestro cuerpo? Pues tomando una pastilla regularmente, a un intérvalo de tiempo determinado.

El asunto es hacerlo bien.


Esto funciona así:

Como ya dije, para que el fármaco haga efecto tiene que estar en el Estado de Equilibrio Estacionario de manera constante. Ese es el espacio marcado entre las dos líneas delimitadas por la Concentración Tóxica (CT), que es la concentranción por encima de la cual la droga nos hace mal o tiene demasiados efectos adversos, y la Concentración Minima Eficaz (CME) que es la concentración del fármaco por debajo de la cual directamente no nos hace nada, no tiene efecto.

Por que es importante tomar los antibióticos correctamente?


Cómo llegamos ahí?

El médico nos dice, “señora, tómese una pastilla de este antibiótico cada 8 horas durante 5 días”. Entonces nosotros tomamos la primer pastilla (para hacer más simple el ejemplo supongamos que son 10 miligramos) y estamos en el punto A del gráfico.

El antibiótico que el médico nos recetó esta diseñado para que a las 8 horas (esto es variable y depende de la marca, la dosificación, etc), la concentración del mismo en la sangre disminuya a la mitad. (Eso se llama Tiempo de vida media de un fármaco). Entonces, a las 8 horas, llegamos al punto B, donde tenemos 5 mg. todavía de antibióticos dando vuelta en nuestro cuerpo (la mitad).

Notesé que 5 miligramos no alcanzan para hacer efecto porque está por debajo de la Concentracion Minima Eficaz (CME)

Ahí debemos tomar otra pastilla, de acuerdo a como nos indicaron. Entonces nos vamos al punto C, donde tememos 15 mg (5 que nos quedaban más 10 de la nueva pastilla). Y ya empezamos a entrar en la zona en la que queremos estar.

Luego de 8 horas, esa cantidad disminuye de nuevo a la mitad, lo cual nos deja con 7.5 mg (D) en la sangre. Entonces tomamos otra dosis llevándola a 17.5 mg, lo cual sería el punto E.

Si repetimos esto cada 8 horas y si sacan las cuentas, van a ver que una vez que alcanzamos aproximadamente las 5 pastillas vamos a mantener los valores en sangre entre 10 y 20 mg, que es lo que necesitamos para obtener el mayor efecto posible.

Vamos a alcanzar el Estado de Equilibrio Estacionario.


Ahora, que pasa si no le hacemos caso al médico y tomamos los antibióticos cómo se nos canta?


Posibilidad 1

No respetamos el tiempo entre dosis.
Miren que sucede con nuestro bonito gráfico si tomamos las pastillas cuando nos acordamos. Ej: Primera dosis a las 12 horas, la segunda a las 6 horas, la tercera a las 12 horas de nuevo, la cuarta a las 6 horas y para la quinta finalmente aprendimos que es cada 8 horas.

salud


El resultado? después de 5 dosis, todavía no llegamos al valor de equilibrio. Significa una pérdida de tiempo (en el que seguimos enfermos) y plata (quizás nos va a llevar 3 o 4 pastillas más lograr el mismo resultado que si hubieramos tomado el antibiótico cada exactamente 8 horas).

Posibilidad 2

Respetamos el horario pero nos olvidamos de una toma.
Ah, entonces tomamos dos pastillas juntas total debe ser lo mismo… Miren lo que pasa:

farmacia


Entramos a la Concentración Tóxica. Si después nos agarramos un ataque al hígado seguro le echamos la culpa al médico que me dió antibióticos re fuertes…

Posibilidad 3

No hacer el tratamiento completo.
No voy al médico total estoy seguro que es una angina pedorra y con que me tome dos Amoxidal que me quedaron de la otra vez alcanza.

concentracion


No llegamos ni siquiera a la Concentración Mínima Eficaz, mucho menos vamos a alcanzar el equilibrio que necesitamos para que el antibiótico tenga su máxima eficacia. Por lo que tomar menos de 5 dosis ES INUTIL.

Y eso suponiendo que ALGO de razón tenías y no que el dolor de garganta se debe a una infección vírica en la cual tomar antibióticos no tendría ni el más mínimo sentido.


Consecuencias

Imaginá que estamos en guerra y encontramos la mejor arma para defendernos de nuestros enemigos. Pero como somos estúpidos, en lugar de matarlos con ella, vamos y se las mostramos, con manual de instrucciones y todo.

Básicamente, eso es lo que hacemos con las bacterias cuando no hacemos un correcto uso de los antibióticos.

Si tomamos mal los antibióticos, no logramos el objetivo, que es matar las bacterias que nos causan las enfermedades. Pero además de no matarlas, las ayudamos a generar mecanismos de defensa en contra de esos antibióticos (a través de mutaciones) y a generar resistencia a ellos.

Entonces, la próxima vez que los tomemos (bien o mal), esos antibióticos van a ser obsoletos porque nuestras bacterias van a saber como eludirlos y safar de ellos.


Nota: el artículo puede no ser exacto desde un punto de vista técnico. Traté de usar ejemplos fáciles de entender y de evitar lo más que pude términos farmacocinéticos complicados. No me vengan con que “ahhh, pero en realidad también tenés que tener en cuenta el clearence renal…” y este tipo de cosas.


El objetivo del post es hacer tomar conciencia de que el mal uso o abuso de los antibióticos es peligroso.



Fuentes:

Farmacología de Flores
Mis apuntes de Farmacocinetica
http://es.wikipedia.org/wiki/Resistencia_antibiótica