MÉXICO, D.F. (apro).- El senador panista Federico Döring defendió hoy su iniciativa de ley que plantea penalizar las descargas digitales en Internet, protegidas por derechos de autor, propuesta que fue comparada con la llamada SOPA (Stop Online Piracy Act), planteada por el Congreso de Estados Unidos.

Afirmó que su propuesta, presentada el pasado 15 de diciembre, pretende diferenciar entre descargas gratuitas e ilegales, y busca disuadir la práctica de la “piratería”, pero no emular y mucho menos replicar la ley SOPA.

La víspera, usuarios de redes sociales recordaron que Döring impulsa desde diciembre pasado una iniciativa similar a la propuesta en el Congreso estadunidense.

“Quiero hacer una precisión a raíz de información que se ha publicado en redes sociales sobre la ley SOPA en comparación con una iniciativa que presenté el mes de diciembre pasado”, refirió el senador a través de un comunicado.

Afirmó que en su iniciativa no está apoyando la ley SOPA. “La propuesta que hice nada tiene qué ver con la norma que se discute en Estados Unidos”, sostuvo.

Döring indicó que su iniciativa no pretende que se cierren páginas de Internet y que “no hay la menor intención de censura alguna, tampoco es el objetivo estrechar los espacios de libertad que se dan de manera natural en la redes sociales, entendidas como un mecanismo de libertad de expresión, de intercambios, de tecnología y de desarrollo humano, entre otros muchos aspectos”.

Según él, el objetivo que busca su propuesta es hacer “un llamado de atención a quien descargue contenidos ilegales”.

Explicó que la iniciativa plantea que sea el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) el que notifique a un usuario de Internet que haga una descarga protegida, que fue hecha sin contar con los derechos correspondientes y por lo tanto fue ilegal.

Añadió que su propuesta es que sólo en caso de que la acción sea recurrente y un usuario de Internet omita los llamados de atención del IMPI, se dé paso a una multa, que no aclaró en qué consistiría.

“En ningún momento buscamos la penalización ni la censura, sino sólo respetar los derechos de autor de quienes legítimamente lo demanden”, señaló.

Además, indicó que en Francia existe una ley que regula de manera similar las descargas ilegales.

“Esta iniciativa no busca entrometerse en la vida de los internautas, ni en sus correos electrónicos, ni en los datos personales, ni en nada parecido. Buscamos que se distinga la diferencia entre lo ilegal y lo gratuito.

“Incluso, en Francia, por citar un ejemplo, cuando se le notifica a la gente que ha hecho una descarga ilegal mediante una ley similar, 40% atiende la primera llamada de atención y no vuelve a incurrir en esa acción”, detalló.

Para dejar en claro que el Senado no aprobaría una iniciativa similar a la ley SOPA que, entre otros puntos, pretende desactivar los contenidos con reservados derechos de autor, el senador panista recordó que la Cámara alta se pronunció en contra de otra ley conocida como ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement o Acuerdo Comercial Anti-falsificación).

Dicha ley, refirió Döring, plantea el enjuiciamiento y penalización por la descarga de contenidos de manera ilegal, lo que incluso podría considerarse inconstitucional.