[b]Como hacer y que no poner en un curriculum vitae

Escribiendo el curriculum
[/b]
Existen diferentes maneras de estructurar tu curriculum. Dependiendo de la forma que elijas deberás incluir unas secciones y no otras o destacar más unas habilidades a la vez que omites otras. Conoce todas los que debes saber para lograr un currículum perfecto.


REGLAS BASICAS

Como hacer un curriculum perfecto

Antes de ponerte a redactar el currículum conviene que conozcas y tengas presente unas sencillas reglas esenciales que te ayudarán a lograr un buen currículum, conciso y bien estructurado. No las olvides.

Sé breve, conciso y directo. Tu currículum no debe pasar de una o dos hojas, como máximo.
Utiliza un papel de color blanco o de colores claros, en formato DinA4 y de calidad.
Escribe con una fuente legible y con una presentación espaciada que facilite la lectura.
No lo escribas a mano, a menos que así lo exija la empresa. Es preferible escrito en ordenador que mecanografiado.
Evita los adornos y filigranas, y no abuses de los colores. El curriculum debe transmitir profesionalidad. Ayúdate de negritas y destacados para lograr una mayor claridad.
Respeta los márgenes, deja espacio entre los párrafos y escribe por una sola cara del folio.
Cuida el estilo y evita los errores de ortografía. Exprime al máximo tu riqueza verbal, utiliza sinónimos y evita las repeticiones excesivas.
No conviene utilizar abreviaturas.
Sé honesto. Muestra tus mejores habilidades, resalta lo que te conviene resaltar, tus logros, y maquilla los fracasos, pero nunca inventes.
Sé positivo. No hay porqué explicar fracasos o suspensos. Vende lo mejor de ti mismo, pero de forma breve, concreta y sencilla.
Recuerda que no hace falta incluir los documentos y títulos acreditativos, a no ser que lo soliciten.
Envía siempre originales, nunca fotocopias.
La fotografía que adjuntes ha de ser reciente y de tamaño carnet. Es preferible que sea de color.

COMO REDACTARLO
empresas

El currículum es un término polisémico que encuentra en el ámbito educativo su raíz. En nuestro caso hablamos de currículum vitae, que literalmente significaría "carrera de la vida" y que el DRAE lo define como:

"Relación de los títulos, honores, cargos, trabajos realizados, datos biográficos, etc., que califican a una persona".

Pues de eso precisamente se trata, de poner de la manera más clara, precisa y atractiva aquellos títulos, cargos, trabajos, experiencias y datos que puedan conducirnos o, lo que es mejor, despertar en quien lo lee la atención necesaria para que lo valore con vistas a seleccionarnos y emplearnos en su organización.

Empezamos por el principio. Hay formatos incluso en los procesadores de texto (Word) que tienen asistentes para elaborarlos. Cuidado con el abuso. Mi consejo es elaborarlo con ayuda de estos asistentes y después mejorarlos, eliminando o añadiendo lo que de verdad nos interesa y no lo que diga Microsoft Office. Lo importante es que no pierdas de vista dos cosas: 1) Lo que pongas tiene que ser verdad; 2) lo que pones debe ser coherente con lo que buscas. Tendrás, por tanto, que dedicarle tiempo, esfuerzo y esmero. Hazlo breve, claro y preciso, pero tampoco es necesario que sea un telegrama. Ni lo uno ni lo otro. Suele ser bien recibido un currículum organizado y estructurado. Y eso es lo que vamos a ver aquí.

Al redactarlo hay que sacarle el máximo partido. Si tienes poca experiencia profesional, pon bien claro la titulación o estudios que poseas. Si es justo al revés, explica y detalla tu experiencia. Siempre debes resaltar tus puntos fuertes y reconocer tus puntos débiles como oportunidad de mejora en la que estás en proceso.


Puntos que deben estar en un currículum vitae.
pymes

Datos personales:
Nombre y apellidos
Lugar y fecha de nacimiento
Estado civil (puedes omitirlo según valores)
Domicilio de referencia
Teléfono de contacto, correo electrónico, etc.

Historial Académico: Cronológico descendente 2002, 2001, 2000
Estudios y títulación obtenida
Centro, localidad y fechas de estudios
Formación postgrado o complementaria

Estudios en el extranjero, becas, etc.

Historial profesional:
Empresa, organismo, intitución
Fecha, responsabilidades y funciones realizadas
Si no tienes mucha experiencia, indica si has hecho prácticas.

Idiomas:
Cuáles y qué nivel se tiene de ellos, oral y escrito (indicar títulos, si se tienen) lo normal es poner medio, alto o bajo. Yo optaría por indicar hablado y escrito o sólo escrito, etc.

Informática:
Eso de poner a nivel de usuario está tan desfasado como indeterminado. Preferible poner que manejas menos aplicaciones pero que las manejas detallando el uso que de ellas haces.

Otros datos de interés:
Pues el carnet de conducir, el club de baloncesto, el equipo de la facultad o tu afición favorita, eso debes valorarlo en cada ocasión.



AHORA LO MAS IMPORTANTE:
Lo Que No Hay Que Poner En Un Curriculum

curriculum


Cuando se piensa en el currículum vitae, o más precisamente en su confección, viene a la mente del postulante el incluir todo lo bueno que hizo en su historia laboral. Nunca los fracasos, ni mucho menos, fotos o e-mails personales que revelen “poco” nivel.

En definitiva, se busca sorprender para ganar el puesto deseado, conmover a quien realiza la selección. Pero ni este supuesto general que parece obvio se cumple, por lo visto.

Hay quienes, según comentó una encargada de recursos humanos “colocan en su CV, datos que van contra ellos mismos, y que no pueden entenderse, como por ejemplo; ‘nivel de Inglés: pésimo’ o mandan fotos desubicadas, como me pasó hace poco, que un postulante para analista en sistemas, mandó una imagen suya abrazando lo más alegre a un CPU”.

Belén Alvarez, de la Consultora Nexo, que está en la Capital de la provincia de Córdoba, contó que en un currículum “nos pidieron que llamemos a un teléfono y digamos que éramos compañeras de facultad y que necesitábamos reunirnos para un trabajo”.

“También recibimos fotos de gente echada en el capot de un auto, o con toda la familia, muy numerosa indicando: ‘yo soy el de remera blanca’”.

“Hay cuestiones que deberían evitarse, como por ejemplo, las direcciones de e-mail que no son serias, como gataflora69 arroba algo…”, dijo. También “hay importantes faltas de ortografía, he visto arriba con ‘h’”, dijo Alvarez.

Rosana Kucharski, licenciada en Administración de Recursos Humanos, de Strategy Consultora Organizacional de Posadas, Misiones, destacó que “nos ha pasado que a lo mejor, una chica que se postula para un puesto administrativo, nos manda una foto con pose de modelo, muy maquillada, con mucha ropa o con demasiado poca, con abrigos de piel”.

“Lo más extremo fue una foto de una chica en bikini, al lado de una pileta, postulándose para administrativa”, relató e indicó que en Posadas, la firma está organizando jornadas de confección de CV “desde el punto de vista de la responsabilidad social, para eliminar todo esto, en relación a las equivocaciones en la elaboración del currículum”.

María Rosa Cepeda, de Psicología Laboral, dijo que “he recibido mails del tipo juancitollamame arroba, o de alguna chica, muy junior que ha mandado una foto con el novio o con bikini”.

Cepeda, destacó que “en general los CV que recibimos están bien confeccionados” aunque recomendó “no extenderse demasiado”.

“El currículum debe tener una carta de presentación y no más de dos hojas”, dijo. “Me ha pasado de recibir un CV del tamaño de un libro, pero creo en lo sintético, después viene la ampliación cuando se avanza con las entrevistas”, comentó.

La licenciada Alejandra Zolty, de Emplear.com, indicó que “recibimos cosas que no hay que poner en un CV, por ejemplo, una redacción con cualidades de la persona: ‘soy una mujer muy dinámica aunque no parezca, quiero trabajar part time, aunque igual, puedo hacerlo full time’, lo que implica contradicciones y resulta innecesario”.

“Nos han mandado fotos con vestidos de fiesta los postulantes, direcciones como ‘g.nadie arroba’, eso nunca se debería hacer”, destacó Zolty.

Una encargada de recursos humanos de una empresa de selección de personal temporario indicó que “me pasó que un chico me mandó un currículum diciendo: llámeme, soy una persona confiable, contráteme, no se arrepentirá, se lo que le digo”.

“También me pasó que un postulante me venga a ver y me de $10 en la mano, diciéndome, elíjame a mí, ‘coiméandome’. O que me llamen y me digan, ‘tu hermana me recomendó’, aunque yo no tenga hermanos”, dijo la misma fuente.

“Un cocinero, me llegó a mandar una foto diciéndome, es la única que tengo, en la que aparecía vestido únicamente con el gorro de chef y el delantal, ¡abierto!”, relató.

Consejos útiles
“Lo fundamental es no incluir mentiras, porque un CV es la historia de vida laboral de uno y entonces, uno puede pedir referencias a empresas anteriores y si se mintió salta enseguida. Lo que se hace seguido y que está mal, es no poner la edad. Lo hacen mucho quienes tienen más de 40 años”, dijo Marité Salvat, presidente del Estudio Salvat.

Por su parte, Mariano Gorodish, Gerente de Contenidos de Bumeran Argentina, indicó que hay que analizar para qué puesto se presenta cada CV. “Si es para un puesto de creativo es diferente, porque se busca el ingenio también en el CV. Ahora, si es para un estudio de abogados, no es lo mismo”, dijo.

Gorodish aconsejó “utilizar los correctores informáticos antes de enviar el CV, siempre, para que no se filtren faltas de ortografía” y una extensión de “una carilla, excepto que sea para cubrir un puesto de un director general de empresa”.

El experto, en cuyo site ya fueron ingresados más de un millón de currículas, señaló que “mucha gente no sabe venderse marketineramente, y este es un problema, porque hay empresas que terminan contratando a alguien con menor capacidad porque supo venderse mejor. Por eso, notamos que además de los conocimientos, hay que saber cómo presentarse. Un consejo es incluir tres cosas positivas logradas en el trabajo, en la universidad”.

“El CV tiene que responder a la persona la pregunta de por qué quien está seleccionado, me tiene que contratar a mí y no a otro”, aconsejó.

vitae