son dos juegos que todo tendriamos que tener , pero con cual te quedas?

Grand Theft Auto IV VS Grand Theft Auto: San Andreas

Rockstar sorprendió a propios y extraños durante ésta generación con juegos sobresalientes como Grand Theft Auto IV, Red Dead Redemption y L.A. Noire, tres obras maestras que ningún jugón debería perderse. Aunque Grand Theft Auto IV, para mucha gente, no consiguió superar a Grand Theft Auto: San Andreas, un juego sobresaliente de PlayStation 2 y todavía el favorito de muchos fans de Grand Theft Auto. El problema de Grand Theft Auto IV es que eliminaron muchas cosas de Grand Theft Auto: San Andreas e introduciendo nuevo contenido, de ahí que a mucha gente no le acabara gustando el nuevo videojuego de la compañía americana. Mientras que GTA: San Andreas se centra en la diversión del jugador con misiones imposibles en la vida real, GTA IV optó por una estética más normal, más propia de una aventura que fácilmente podrías vivir en la realidad (no con taaaaanta facilidad, obviamente). El objetivo de ésta entrada es de comparar ambos videojuegos y resaltar lo mejor de cada uno. Comencemos.

informacion

Obviamente, en éste apartado gana de calle Grand Theft Auto IV. Estamos hablando de un salto generacional, comparando un juego de PS2 con uno de PS3, naturalmente éste es uno de los puntos fuertes de GTA IV. La física es excelente a diferencia de los movimientos rígidos y robóticos de San Andreas y se mueven muchos más elementos en pantalla que en el anterior videojuego de Rockstar. Es mucho más gratificante atropellar personas en GTA IV que en San Andreas por el movimiento tipo “ragdoll” (muñeco de trapo) y su reacción al colisionar con el entorno. Los efectos especiales de GTA IV también son mucho más realistas, y obviamente San Andreas, ni con los mejores mods, supera a GTA IV. De hecho, un mod de GTA IV que ya comenté hace poco mejora mucho el apartado gráfico del juego en PC. No creo que nadie discuta sobre éste apartado, ¿verdad?

gta

Normalmente las historias de los Grand Theft Auto tienden a ser bastante largas y completas. Su primera gran historia fue la epopeya de Claude Speed en Grand Theft Auto III, aunque flaquea por muchos lados al tener un protagonista mudo. Vale, que el protagonista sea mudo no significa que la historia sea mala, y si no vean Half-Life, Metroid Prime o Bioshock, pero estamos hablando de un Grand Theft Auto. Pero dejando temporalmente de lado el carisma del personaje, hablemos de las historias de Grand Theft Auto IV y Grand Theft Auto: San Andreas.

Sin entrar en detalles, GTA IV se centra en la vida de Niko Bellic y la de su primo Roman Bellic, donde, gracias a las deudas de su primo, se ve obligado a trabajar para ciertos indeseables con el fin de obtener el dinero necesario para pagar las deudas y sobrevivir. Para ello, durante su aventura, se alía con unas mafias y se enfrenta a otras, lo que acabaría perjudicando a la gente que le rodea. Además, es la historia que más toca con el protagonista, puesto que exploraremos un evento importante de su pasado y la búsqueda de venganza de cierto traidor.

En GTA San Andreas tenemos el mismo elemento de trabajar para ciertos indeseables y ganar dinero para tratar de sacar de la cárcel a un amigo, solo que la gran mayoría de las misiones no se relacionan directamente con su mayor objetivo, uno de los puntos flacos de la historia de San Andreas. En la historia de Niko Bellic siempre vamos directamente al grano, pero en San Andreas retrasan de forma estúpida lo que podrían haber hecho una vez pisar la segunda ciudad del juego. También, a diferencia de GTA IV, no hay ningún elemento del pasado de Carl Johnson que nos incite a continuar con la historia con más ansia, algo que GTA IV sí tiene y nos mantiene al loro. Además, San Andreas carece de muchos giros de la trama (solo tiene uno), lo que hace algo previsible la trama. GTA IV tiene alrededor de tres o cuatro giros, dos de ellos muy importantes (uno al principio del juego y otro casi al final), lo que sorprende a los jugadores y les mantiene más enganchados para saber como acaba.

En cuanto al final de ambos juegos, sin entrar en spoilers innecesarios, el de GTA IV es el más imprevisible. Pero me cuesta elegir entre ambos finales. Eso sí, en general, la mejor historia es la de GTA IV. ¿Dije que en algunas ocasiones puedes elegir? Por ejemplo, elegir entre matar a dos personajes importantes. De hecho, GTA IV tiene dos finales, pero no cambian mucho.

San

A partir de GTA II, los Grand Theft Auto solo tuvieron un protagonista, en vez de varios personajes a elegir como en GTA original o los GTA London. La saga ha gozado de protagonistas como Claude Speed, Tommy Vercetti, Toni Cipriani, Victor Vance, Mike, Johnny Klebitz, Luis Fernando Lopez y Huang Lee, y en ésta comparativa vamos a hablar de los protagonistas de éstos dos juegos; Niko Bellic y Carl Johnson. Cierto que Johnny Klebitz y Luis Lopez son protagonistas de las expansiones de GTA IV, pero me estoy centrando en el juego original, sin meter a las expansiones en medio.

Niko Bellic es un hombre de origen serbio que, esperanzado por los correos de su primo Roman, viaja a Liberty City para comenzar una nueva vida. Pero resulta que, al llegar, descubre que los correos de su primo eran mentira y, de hecho, está tan endeudado que para vivir necesita trabajar para un jefe hijo de la gran puta. A partir de ahí se verán envueltos en una odisea por la supervivencia en la ciudad y mantenerse alejados de las mafias que les persiguen constantemente. Está doblado por Michael Hollick.

Carl Johnson es un nigger negro Marcus hombre de color que pertenece a una banda de Los Santos llamada Grove Street. Dejó su tierra natal durante cinco años, pero volvió después de la muerte de su madre por unos Ballas, la banda rival. Eventualmente acaban encerrando a su hermano y debe conseguir dinero para sacarlo de la cárcel y, de paso, mantener el respeto de su banda. Está doblado por Chris Bellard (Young Maylay).

Ambos personajes son bastante carismáticos y los jugadores pronto les cogerá cariño. A diferencia de algunos protagonistas de otras sagas, ninguno de éstos dos están de acuerdo en traficar con drogas, pero no tienen más remedio que hacerlo por obligación de sus superiores. Aunque ambos personajes tengan su propio estilo, prefiero a Niko Bellic en mi opinión porque llegamos a conocer su pasado y el verdadero motivo por el cual llegó a Liberty City, mientras que con Carl Johnson simplemente nos aferramos a proteger nuestra banda. Eso sí, éste apartado merece un claro empate, sobre todo si CJ es mucho más personalizable que Niko.

Andreas

En los videojuegos de Rockstar abundan de personajes secundarios bastante carismáticos, y no solo en Grand Theft Auto. En juegos como Manhunt, Bully, la saga Red Dead y L.A. Noire podemos encontrar personajes de los más variopintos y extravagantes que nos sacarán más de una sonrisa, aparte de los secundarios “normales”, claro está. En Grand Theft Auto IV, entre los más secundarios podemos encontrarnos con Roman Bellic, un hombre demasiado optimista con el deseo de volverse millonario y vivir el “sueño americano”. También está Brucie, un maniático de los coches que se las da de machote cuando es Niko el que le ayuda en la parte jodida, y nos cuenta tantas gilipolleces que acabarás estampándote contra una farola. Hay más personajes secundarios como Patrick, Dwayne o Jacob que te los irás encontrando más adelante durante tu aventura.

Pero San Andreas se lleva la palma con personajes bizarros. Entre los más destacados, está OG Loc, un tío que se cree ganster y rapea fatal. Otro es The Truth, un hippie lunático que cree en teorías conspirativas y te propone misiones imposibles como asaltar el área 69. Hay muchos más personajes carismáticos, como Big Smoke, Zero o Jizzy B., con personalidades muy variadas entre ellos. Aunque los personajes secundarios de GTA IV sean más profundos y sean más importantes, los de GTA San Andreas son más “originales” y más raros. No hablaré de los personajes seriotes por eso, porque son cuerdos y sus formas de comportarse no son ninguna sorpresa. Hablaría de los antagonistas de ambos juegos, pero sería un spoiler hacerlo, sobre todo en GTA IV, ya que en San Andreas sabemos desde el principio que uno de los villanos será Frank Tenpenny.

4

Si hay algo que no gustó a la gente sobre Grand Theft Auto IV es que muchas opciones de personalización que introdujeron en San Andreas se han ido al garete. Para empezar, CJ podía ser delgado, gordo, musculoso o gordo y musculoso. Podías cambiarte el estilo de peinado entre muchas opciones, incluido vello facial. Había muchas tiendas de ropa donde podías cambiarte la camisa, los pantalones, las cadenas, los zapatos, el reloj, el gorro o diversos complementos… ¡Hasta podías ir en calzoncillos por la calle! También podías añadir o quitar tatuajes de varias zonas de su cuerpo. Además, su resistencia, su capacidad pulmonar y su habilidad con los vehículos y las armas aumentaban a medida que las usabas mucho. Niko no tiene nada de ésto excepto la ropa, que puedes elegir entre camisas, pantalones, zapatos, gorros y gafas, pero muy escasos. Parece que la personalización en ésta saga va para atrás, ya que a Luis Lopez solo puedes cambiar entre cuatro trajes y Johnny Klebitz nunca se cambia de ropa, el muy guarro.

Y no solo personalización del personaje, sino de vehículos. En San Andreas podías llevar tu coche a un taller y modificar las piezas del coche, meterle nitro, cambiarle las ruedas, el color, sonido estéreo… Nada de ésto se conservó en GTA IV.

Aunque sí, hay algo personalizable en GTA IV que no tiene San Andreas: el móvil. Puedes cambiar el tamaño del texto, el tema, el tono de llamada y establecer si la llamada es solo el sonido, vibración (tu mando vibra), sonido con vibración o en silencio. Pero claro, ésto no hace justicia a todo lo que se perdió de San Andreas, así que éste apartado lo lidera la aventura de CJ.

Grand Theft Auto IV VS Grand Theft Auto: San Andreas

En ambos juegos disfrutaremos de ciudades vivas con muchos detalles por explorar, típico de la saga. En GTA IV simple y llanamente tenemos Liberty City, mientras que San Andreas es un estado compuesto por campo, desierto y tres ciudades: Los Santos, San Fierro y Las Venturas, todas ellas conectadas con redes de autopista y trenes. Obviamente, San Andreas es enorme, más que Liberty City, pero sus ciudades son más pequeñas y más pobres. Liberty City se compone por varias islas, siendo tres de ellas las principales, que son Bohan, Algolquin y Alderney, aunque en teoría ésta última no pertenece a Liberty City pero obviamente sí lo tenemos en cuenta en ésta comparativa. También hay pequeñas islas conectadas, como Dukes, una isla de carga, una isla residencial y la Isla de la Felicidad (esta última sin redes de autopistas ni circulación).

Si tuviera que elegir entre ambos lugares, lo tendría muy dificil. San Andreas es enorme y muy variado, pero Liberty City es toda una metrópolis que siempre te da la constante sensación de que es una ciudad viva. Y si no, date un paseo andando tranquilamente por sus calles y compara. En San Andreas lo más seguro es que te caiga un avión encima (experiencia personal). Liberty City me gusta porque es una ciudad épica, llena de detalles, de localizaciones interesantes, callejones, vías de metro, parques de atracciones… San Andreas me gusta por su amplitud, porque recorrer las ciudades del estado llega a ser aburrido por el poco detalle que tiene, pero hay campo, desierto y una montaña que puedes escalar, cosa que carece Liberty City. Para gustos los colores, sí, pero en éste caso me quedo con ambas.

informacion

Y aquí tenemos, una vez más, el debate de la tecnología. GTA IV gana muchos enteros por su avanzado apartado gráfico y afecta a todo el juego de alguna manera u otra, y desde luego, la IA de GTA IV es muy avanzada. El videojuego de Rockstar goza de una IA increíble que tiene respuesta para todo, como cuando la policía intenta detener a una persona que ha cometido un delito y éste opta por salir corriendo y ser perseguido, levantar las manos y subir al coche patrulla o armarla buena organizando un tiroteo, de igual forma que si te atacan, la poli irá a por ellos. En otros Grand Theft Auto, la policía ignoraba a la gente que te atacaba, pero si te peleas, ellos te detendrán a ti, o siempre tendrán prioridad contra ti. Ésto en GTA IV no pasa, porque si tu y un delincuente os peleáis, la policía intentará deteneros o dispararos a ambos sin preferencia. Hay que admitir que la IA de anteriores GTA también dan la talla, como por ejemplo en San Andreas, cuando te ostiabas con un coche, el conductor o bien pasaba de largo para evitar problemas, o bien bajaba y huía (o te sacaba del coche a golpes), o intenta perseguirte y chocarse contigo. La IA de los GTA suelen ser bastante buenas, pero la de GTA IV llegó hasta un nuevo punto y por eso gana en éste apartado.

gta

Uno de los apartados más criticados de GTA IV son las misiones. El gran problema es que la mayoría se centran en persecuciones, tiroteos y escapar de la poli, y se echa de menos más variedad en las misiones. Cierto que hay algunas cuantas que no siguen éste esquema, como las misiones de Brucie, pero desgraciadamente son muy escasas en comparación con las misiones que se centran en la acción. De éstas, diría que el 90% de las misiones son de éste tipo. Ojo, no quiero decir que son aburridas, que de hecho todas difieren en algo y es difícil encontrar similitudes, porque muchas de ellas empiezan diferente, a veces desde un ordenador de la policía, otra siguiendo a un sospechoso a pie, o simplemente un plan que parecía sencillo pero acaba en una lluvia de sangre. Algunas misiones de GTA IV son memorables, como la del robo al banco o la misión final, pero ni de lejos son tan épicas como las de San Andreas.

En San Andreas, las misiones eran de lo más variopintas, no había similares y la mayoría no tenían porqué acabar en tiroteo. Entre las misiones, muchas eran de robar coches, pilotar aviones a ras de suelo, espiar y hacer fotos a ciertos indeseables, hacer carreras ilegales, montar una guerra con coches teledirigidos, asaltar un tren en marcha, colarse en sitios buceando o desde el aire con paracaídas, buscar a un hombre por su señal del teléfono, intimidar a un mafioso con conducción temeraria, hacerse pasar por aparcacoches para meter droga en un vehículo, y un largo etc… Nunca te aburrías con las misiones ni todas acababan en una ensalada de tiros (que sí las importantes, claro está). Aunque las misiones de GTA IV sean más peliculeras, se acaban haciendo repetitivas, así que el punto se lo lleva San Andreas. Si bien es cierto que en las expansiones de GTA IV se recuperan muchos elementos de San Andreas (guerras de bandas en The Lost and Damned y el paracaídas en The Ballad of Gay Tony), no es suficiente en comparación con su anterior obra, y las misiones raras veces varían de su fórmula.

San

No todo en los GTA son misiones para continuar la historia. Durante la aventura y después de completarla tendremos a nuestra disposición una serie de quehaceres opcionales que nos recompensarán de alguna forma u otra, la mayoría con dinero. Aunque algunas tareas opcionales no solo dan dinero, sino diferentes premios como armas o habilidades para el personaje. Las misiones secundarias son las misiones que mantienen vivo el juego después de ser completado o las recurrentes para ganar algo que necesitamos para otra misión. La saga GTA perdería mucho si no tuviera éste tipo de misiones.

En Grand Theft Auto: San Andreas hay muchísimas misiones secundarias, quizás es el GTA con más misiones secundarias que han desarrollado hasta ahora, superando a GTA IV, donde algunas misiones fueron excluidas. Tenemos las típicas misiones de taxista, policía, bombero, conductor de ambulancia… Todas nos dan diferentes premios especiales, no solo dinero. Por ejemplo, al terminar las misiones de bombero seremos inmunes al fuego. Luego tenemos la gran novedad de éste videojuego: las guerras de bandas. Puedes organizar una guerra para conquistar un territorio y ganar oleadas hasta quedártelo, para que así tu banda gane más dinero al día y sea más poderosa. Además, tenemos bailes de Lowriders, carreras, triatlons, misiones de chulo, autoescuelas (coches, motos, barcos y aviones), etc…

En Grand Theft Auto IV tenemos una buena variedad de misiones secundarias, similares a lo visto en otros GTA, pero la forma de ejecutarlas es diferente. Por ejemplo, para las misiones de policía, tendremos que acceder a un coche de policía y buscar delincuentes en el ordenador, o para taxista no basta con coger un taxi, sino debes llamar a tu primo (que dirige una empresa de taxis) y pedirle trabajo. Brucie y Stevie te pedirán que robes vehículos, cada uno a su manera (Brucie te da toda la información de donde está el vehículo, pero Steve solo te dará la foto y la calle para que te busques la vida y lo encuentres, sin marcarlo en el mapa). Misiones como ambulancia y bomberos han desaparecido. Aunque como novedades, tenemos encuentros aleatorios con gente por la calle que nos darán ciertas misiones. También podremos ejercer de asesino una vez estemos muy avanzados en la trama. Por último, traficar con droga.

Las misiones secundarias de ambos juegos son bastante entretenidos, pero en mi opinión, éste apartado se lo lleva San Andreas por la cantidad de misiones secundarias. Misiones que podrían haberse metido en GTA IV tranquilamente pero, inexplicablemente, no lo incluyeron. ¿Porqué?

Andreas

En un Grand Theft Auto no es suficiente una simple pistola. Tendremos muchas variedades de armas como subfusiles, rifles, ametralladoras, AK’s, granada, molotovs o las más devastadoras como los lanzacohetes o las gatlings. En San Andreas expandieron mucho éste apartado y nos dieron muchos tipos de armas. También teníamos bazookas con cohetes teledirigidos, bombas pegajosas a control remoto en, incluso, vibradores. Sin embargo, en GTA IV excluyeron algunas armas para dar un toque serio a la franquicia, otro apartado muy criticado de la aventura de Niko Bellic. Muchas de éstas armas se perdieron, como las gatling, los bazookas, las bombas pegajosas… Si bien es cierto que cobran más importancia en éste juego debido al sistema de cobertura y posibilidades como disparar a ciegas (incluido el lanzacohetes), o lanzar granadas y molotovs desde la ventanilla del coche. Y hablando de ésto, es una inclusión que ha merecido la pena, porque ya no se trata de apuntar izquierda o derecha para disparar con un subfusil, sino que podremos apuntar a cualquier lado y no solo con éstas armas, sino también con pistolas por ejemplo. Otra cosa que perdió de San Andreas fue el sistema de habilidad, que a medida que usabas un arma en San Andreas, subía tu experiencia con ella y aumentaba la puntería, o te movías más rápido al apuntar. En GTA IV todo ésto se perdió. Por muchas novedades que tengan a la hora de disparar en GTA IV, el número de armas es más escaso que en San Andreas, y por eso el videojuego de PS2 se merece ganar en éste apartado.

4

¿Qué sería un GTA sin vehículos para mangar? En los GTA suelen haber una gran variedad de vehículos ficticios de muchos tipo, como utilitarios a dos puertas, cuatro puertas, furgonetas, camiones, rancheras, limusinas, motos, lanchas, helicópteros… Aunque en San Andreas tenían una variedad de vehículos mucho más grande, los vehículos no se movían de forma realista, cosa que en GTA IV sí pasa, gracias a las físicas de la nueva generación, lo que hace que la conducción sea más satisfactoria.

Pero en GTA IV se echa de menos un tipo de vehículo: los aviones. Rockstar aseguró que no pegaba un avión en una ciudad como Liberty City, con un solo aeropuerto y muchos edificios altos que dificultarían el vuelo. Aunque para complementar ésta pérdida, hicieron los helicópteros con un manejo mucho más flexible que en anteriores entregas. Ambos juegos tienen una gran variedad de vehículos, y si bien GTA IV no gana a San Andreas por cantidad, sí gana por calidad, por tanto éste apartado se queda en empate.

Grand Theft Auto IV VS Grand Theft Auto: San Andreas

¿Cómo mantener viva una civilización en un GTA sin necesidad de hacer misiones? Pues con divertidos minijuegos para pasar el rato. Pueden ser juegos como el billar, o máquinas recreativas, o bien bailecitos para impresionar a las damas. En San Andreas teníamos billar, bailes de lowrider y en pistas de bailes, máquinas recreativas para jugar a pequeños juegos, el blackjack, las máquinas tragaperras… Teníamos una buena variedad de minijuegos. En GTA IV, una vez más, excluyeron muchos de éstos juegos pero lo sustituyeron por otros. El billar se mantiene, incluyeron los bolos, una máquina recreativa de un solo juego (pero igualmente enganchante), dardos, conducir borracho (lo considero minijuego por el desafío que presenta), etc. En las expansiones recuperan los minijuegos de baile y añaden otros como el pulso o el Air Hockey. Ambos juegos tienen grandes minijuegos, así que merece un claro empate en éste apartado.

informacion

Otro clásico que nunca ha faltado. Esos items ocultos por todo el mapa que te incitan a encontrarlos todos y son completamente opcionales. En San Andreas, lo potenciaron al máximo gracias al gigantesco mapeado, y cada ciudad tenía su propio coleccionable, cada uno te dan diversos premios por coleccionarlos todos. En Los Santos teníamos que pintar sobre 100 graffitis, en San Fierro hacer fotos sobre 50 señales, en Las Venturas coleccionábamos 50 herraduras, 50 ostras bajo el mar alrededor de San Andreas y 70 saltos únicos por todo el juego. GTA IV, sin embargo, no tiene tantos, pero eso no quiere decir que sea fácil coleccionarlos, ni mucho menos. Alrededor de Liberty City, tenemos que encontrar y matar 200 ratas voladoras. Son más pequeñas y más difíciles de detectar, y además al matarlas nos puede buscar la policía. Además, también hay saltos únicos, en éste caso 50. Ambos juegos tienen un buen número de coleccionables y te dan premios por encontrarlos todos, además de estar más cerca del 100% del juego.

gta

¿Qué sería de un videojuego sin una banda sonora? Lo más destacado de los Grand Theft Auto en cuando a música son las radios, y no solo suenan en los coches, sino también en los locales. GTA San Andreas ofrece 11 emisoras para todos los gustos. Música hip-hop del este y del oeste, country, rock clásico, funk, house, rock alternativo, reggae, groove, swingbeat y programa de charla. Todo eso podemos encontrar en las radios de San Andreas. En GTA IV tenemos 19 emisoras, aun más diverso que en San Andreas, incluyendo música disco, reggaeton, jazz, soul, rap y death metal entre otros. Las expansiones añaden más canciones a la lista, y Episodes From Liberty City (las dos expansiones por separado en formato físico) incluye tres emisoras más. GTA IV es más variado en éste apartado y tiene más música para elegir. Además, algo que quizás no sabíais. En GTA San Andreas las emisoras son archivos de audio que se van repitiendo, mientras que en GTA IV las canciones y la publicidad que salta entre canciones son completamente aleatorias.

Aunque los temas principales de ambos juegos tampoco tienen desperdicio. Personalmente, el tema de Grand Theft Auto IV me gusta más, pero ambas canciones son excelentes y conectan mucho con la temática del videojuego. Os invito a que las escuchéis aquí abajo:


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=jqE8M2ZnFL8



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=6VewzN781wQ

Las versiones de PC de los GTA incluyen una emisora para meter música propia, y que se reproduzca de forma secuencial o aleatoria. En GTA IV te dan la opción de poner un DJ y publicidad entre las canciones para que quede más realista.

San

Grand Theft Auto IV dio el gran paso al incorporar un modo online bastante completo, pero no fue el inicio del modo multijugador. En juegos como San Andreas tenían opción para jugar dos jugadores, y los Stories de PSP para jugar mediante WiFi. Además, hay un par de modificaciones no oficiales para GTA San Andreas en PC que permiten el juego online. De hecho, recientemente lo probé y sigue pero que muy activa la comunidad gamer de GTA San Andreas, con servidores preparados para soportar la friolera cantidad de 500 jugadores en la misma partida. Es difícil elegir qué modo online es mejor, pero eso entra en lo personal. Llevo mucho más tiempo con GTA IV y prefiero su modo online, pero los servidores online de San Andreas tienen muchos puntazos que merecen ser detallados en éste tochaco de entrada que estoy escribiendo.

Empecemos primero por lo sencillo, el modo dos jugadores de San Andreas. En ciertos puntos por todo San Andreas, hay iconos que permiten que juegue un segundo jugador. Por supuesto, ha de tener un segundo mando conectado. Lamentablemente, ambos jugadores han de mantener cierta distancia, porque si se pasan, el segundo jugador desaparecerá. Aunque ambos pueden recorrer todo San Andreas libremente. En PC tenemos las ya mencionadas modificaciones, y ambas básicamente hacen lo mismo pero de diferente manera: Multi Theft Auto y San Andreas Multiplayer. Ésta última, como el nombre indica, está centrada exclusivamente en GTA San Andreas, mientras que Multi Theft Auto es compatible con GTA III y GTA Vice City también. Los modos de juego son diversos, tales como modo libre, carreras, deathmatchs, capturar la bandera… pero depende del servidor son diferentes las unas de las otras. Además, en tu servidor tienes la completa libertad de modificar el mapeado. He jugado en servidores donde hay edificios muy altos, tuberías como las de los hamsters para recorrer la ciudad, rampas ultraaltas que llevan a zonas exclusivas para carreras o stunts en el cielo, o simplemente ciudades nuevas. Hay servidores donde juntan Liberty City, Vice City y San Andreas en el mismo juego. Siempre resulta sorprendente el gran trabajo de los modders. Por supuesto, también hay a tu disposición herramientas para modificar tu servidor.

Grand Theft Auto IV es el primer juego de la saga en tener un modo online oficial, creado por Rockstar. Obviamente no tiene las mismas libertades que San Andreas Multiplayer, sobretodo las versiones de consola (desconozco si PC tiene modificaciones para jugar online de forma diferente a la oficial). Sin embargo, eso ni mucho menos quiere decir que su modo online sea malo. El máximo de jugadores es 16, pero al tratarse de un modo online oficial resulta totalmente estable, a diferencia de algunos servidores de San Andreas Multiplayer. En GTA IV tenemos el clásico modo libre, las carreras (normales o de disparos), deathmatch, robos de coches y encargos de la mafia (éstas tres también están disponibles para jugar por equipos), conquista de territorio, modo policías y ladrones y tres misiones cooperativas. Entre las opciones para modificar una partida si eres anfitrión, puedes elegir si hay policías, si puedes apuntar automáticamente, si pueden ver la retícula de salud, si los jugadores están marcados en el minimapa, la meteorología, la hora, el tiempo de juego… No es ni mucho menos más completo que San Andreas Multiplayer, pero sus tres misiones cooperativas son un punto muy a favor. Como si se tratasen de misiones del modo historia, debes cumplir tus objetivos con el resto de tu equipo. En uno impides que unos moteros trafiquen con droga, en otro salvas a Kenny Petrovic de una redada policial y en el último robas los explosivos para ir a detonar el Platypus. Además, a medida que subas de nivel (hasta nivel 10), conseguirás más ropa para tu personaje online. Ambos modos multijugador son igual de buenos, dependiendo de como lo veas, y si te gusta jugar con gente alrededor del mundo, prueba ambos, no tienen desperdicio.

Andreas

Ah… los trucos de Grand Theft Auto. ¿Qué haríamos sin ellos? A todos nos gusta sentirnos dioses por una vez, o durante toda la partida. Los hay para todos los gustos, y puedes hacerlo en el modo libre o durante las misiones. GTA San Andreas dispone de muchísimos trucos que, en la versión de PS2, los ejecutas mientras juegas con combinaciones tal y como detallé en la lista de trucos de GTA San Andreas. Son muchos y muy variados, y entre ellos están vida y chaleco antibalas al máximo, coches voladores, modificar el nivel de búsqueda de la policía, modificar el tráfico, la meteorología y muchos más.

Desgraciadamente, GTA IV carece de muchos de éstos trucos y conserva unos pocos, los más útiles como la vida, el chaleco, las armas o hacer aparecer ciertos vehículos. La forma de meter códigos en GTA IV es diferente. Sacas el móvil y marcas el número del truco, y el efecto será inmediato. Lo mejor de los trucos de GTA IV es que se almacenan en la categoría “Trucos” de tu móvil para usarlo las veces que quieras, pero eso no justifica en absoluto la pérdida de trucos de San Andreas a GTA IV. Gana San Andreas en éste apartado por paliza.

4

Es natural que en un videojuego les de por meter secretos en ciertos lugares difíciles de acceder, y los Grand Theft Auto no van a olvidarse ni mucho menos de éstos detalles. En GTA IV no pusieron demasiados secretos, pero los hay, y bastante escondidos. ¿Quién iba a imaginarse que encontraríamos un corazón latiendo dentro de la Estatua de la Felicidad? Además, delante de dicha estatua hay una camiseta para Niko. También encuentras cajas con logotipos dentro de algunos personajes, como por ejemplo la caja con calaveras dentro de Packie. En la TV te puedes encontrar con la academia Bullworth o Las Venturas. La ropa de Claude de GTA III dentro de la casa de Playboy X o los CDs de OG Loc en varios pisos francos son dos pequeños detalles que poca gente notará. Incluso hay un Easter Egg de un personaje que suelta una frase famosa de Jack Thompson, abogado que ha estado en contra de la franquicia por su contenido adulto.

Aunque San Andreas tiene secretos para dar y tomar, algunos hasta llegan a dar ese toque de misterio que desencadenó los infames rumores sobre alienígenas o Big Foot en el juego. Obviamente ninguno de esos rumores fueron ciertos, pero a lo máximo que llegaron son modificaciones del juego para darle vida a esos misterios. Por ejemplo, la fosa de cadáveres en pleno desierto, el fotógrafo suicida, el vehículo fantasma, el mapa que marca donde han aparecido OVNIs, etc… Todos éstos son secretos confirmados, pero también hay otros Easter Eggs como el cartel donde señala que no hay Easter Egg en ese lugar (paradójico), las estadísticas del puente de San Fierro, mapas de Vice City en las papeleras, el foso radioactivo, las figuras de acción de varios personajes como Tommy Vercetti y Lance Vance, la estatua masturbándose en Los Santos… Como curiosidad, en ambos juegos aparece la palanca de Gordon Freeman, protagonista de Half-Life. ¡A ver si la encuentras!

Grand Theft Auto IV VS Grand Theft Auto: San Andreas

Indiscutiblemente, ambos juegos son verdaderas joyas que todo buen jugador debería probar alguna vez en su vida. Son clásicos que han pasado a la historia y merecen ser etiquetados como obras maestras contemporáneas. Para mí, ninguno de los dos es mejor que el otro puesto que cada uno tiene sus pros y sus contras, y depende de la opinión personal de cada uno la principal preferencia entre ambos juegos. Eso sí, el día que llegue un Grand Theft Auto con las capacidades técnicas de Grand Theft Auto IV y las posibilidades y opciones de Grand Theft Auto: San Andreas, estaremos ante el mejor GTA de toda la historia sin lugar a dudas, y se que tarde o temprano han de hacer algo así, porque, además, es lo que todo el mundo está pidiendo. Un GTA con un poco de todo y potenciado al máximo. Espero que con el supuesto GTA V lo acaben haciendo. Pero la verdadera pregunta es: ¿saldrá en ésta generación o en la siguiente? Temo que la estúpida moda de los DLC’s se carguen el juego, pero supongo que ya es inevitable porque Rockstar ya lo está haciendo con L.A. Noire, petándolo de contenido descargable. Solo el tiempo nos despejará las dudas.

eso fue todo espero que le alla gustado , comenten y puntuen !!!