El gen de la marihuana

Investigadores de los Países Bajos de la empresa Medicinal Genomics acaban de anunciar la secuenciación genética con éxito de la Cannabis Sativa, más comúnmente llamada cáñamo o marihuana.

El gen de la marihuana
El importante avance ha sido publicado en su estado natural, por lo que faltaría reunirla en su forma más fácil para poder usarla. Los científicos indican que una vez se complete el proceso sería posible aislar los genes responsables de la creación de los compuestos farmacológicos activos de la planta. 


El hallazgo es un gran paso que permitirá avanzar sobre el control de producción de sus compuestos y que podrá incidir sobre sus usos médicos para enfermedades como el cáncer.


La Cannabis Sativa es una especie milenaria herbácea de la familia Cannabaceae. De propiedades psicoactivas, esta planta originaria de Asia ha sido cultivada y utilizada a lo largo de la historia para diferentes fines. Desde su utilización como fibra textil, hasta la utilización del aceite de sus recinas como combustible o incluso como alimento (generalmente aquellos que no contienen THC, la sustancia psicoactiva).


Dos han sido los frentes más utilizados a lo largo de la historia para esta planta. Como uso medicinal, cuyos primeros registros datan del año 2737 A.C., y como droga, donde sus usos se extienden a antiguas culturas que la utilizaban como herramienta espiritual.


Para entender este importante avance en el estudio y la comprensión de la Cannabis Satina desde el campo de la medicina, tenemos que hablar de la planta hembra. Esta es la planta cuyo cultivo es ilegal y está prohibidida en muchos países. 


La razón es que contiene las glándulas de resina (commúnmente llamado hachís) y altas concentraciones de THC, por lo que su uso como droga psicoactiva se ha restringido.


Los avances en medicina han conseguido que la utilización del cannabis para uso medicinal mejore o palie muchas enfermedades actuales. Hoy es empleada en su forma natural para el tratamiento del glaucoma, asma, cáncer, esclorosis múltiple, sida, migraña o incluso el insomnio, siempre y en todo caso bajo restricción médica y en algunos países.




Estos avances en la medicina, aplicando la planta para su uso medicinal, han denominado en el campo científico como cannabis medicinal, bien a través de una base natural (ingerida, vaporizada o fumada) o como droga sintética aprovechando el THC en pastillas.


Fuera de los Países Bajos, su legalidad o ilegalidad en todo el mundo es un contínuo debate lleno de incongruencias y vacíos legales. En España por ejemplo está prohibida cuando su finalidad de obtención o plantación va dirigida al tráfico. Es legal la posesión para consumo, pero en cambio es ilegal transportarla por la vía pública (sería considerada tráfico). El uso terapéutico está regulado mediante receta hospitalaria.


En Estados Unidos existe otro incoherencia. Dependiendo de las leyes federales de cada estado, se puede dar que algunos no permiten ningún tipo de comercialización, y otros donde se permite la comercialización de cannabis a pacientes. Actualmente existen 16 estados que permiten su uso bajo tratamiento.


Está comprobado en el campo médico que el cannabis reduce la presión ocular mejorarando notablemente las lesiones por glaucoma. Los pacientes con glaucoma han logrado reducciones de hasta el 60% con el uso de la planta. En el cáncer los usos se extienden para paliar muchas deficiencias producidas por la enfermedad y sus violentos tratamientos. Ha mejorado en muchos pacientes el apetito o rebajado los dolores.


Y es aquí donde volvemos a la noticia publicada hace unas horas. El anuncio de la secuencianción, publicado por esta empresa dedicada a estudiar el genoma de las plantas terapéuticas, significa un gran avance en el campo de la medicina. Según el grupo de investigadores, el genoma de la Cannabis Sativa es de aproximadamente 400 millones de pares (el ser humano tiene 3 mil millones).


La empresa espera que con el hallazgo se mejoren los usos potenciales actuales para la lucha contra el cáncer, ayudando a los científicos a explorar y generar nuevas variedades que potencien su componente paliativo en las enfermedades. 


El avance significa una mayor comprensión de los genes de la planta pudiendo obtener un mayor control sobre la producción de sus compuestos y lo que esto significa para los pacientes.

Comentarios Destacados

7 comentarios - El gen de la marihuana

@julntvg +2
Sos la llave hacia otro lado...
@carlitoz92 +1
Como se nota que siempre ponen lo mismo , la planta de marihuana no es la "cannabis sativa" sino la "cannabis indica" , la primera no contiene ningun agente narcotico y se usa en plomeria para sellar caños y es un tipo de fibra textil, la segunda es la que posee el tetrahidrocannabinol (THC) (agente narcotico, estimulante y alucinogeno).
Enciclopedia Botanica y Jardineria(Lorenzo Parodi)
@lucho_dkno
carlitoz92 dijo:Como se nota que siempre ponen lo mismo , la planta de marihuana no es la "cannabis sativa" sino la "cannabis indica" , la primera no contiene ningun agente narcotico y se usa en plomeria para sellar caños y es un tipo de fibra textil, la segunda es la que posee el tetrahidrocannabinol (THC) (agente narcotico, estimulante y alucinogeno).
Enciclopedia Botanica y Jardineria(Lorenzo Parodi)



enfermedades