El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Acelerar PC Sin Descargar Nada

Acelerar PC Sin Descargar Nada


Una buena manera de conseguir que el PC sea más rápido es optimizar el hardware instalado. Aunque algunas operaciones sean un poco arriesgadas, conseguiremos un notable aumento del rendimiento en todas las áreas del sistema.

pc



1. Actualiza la BIOS

Actualizar la BIOS del PC o el firmware de otros dispositivos, como el router, es una manera fácil de mejorar el rendimiento, corregir errores y añadir nuevas características. Mira la versión que tienes instalada en la pantalla de arranque y visita la web del fabricante para comprobar si tienes actualizaciones.

2. Desactiva unidades que no uses

Para aumentar la velocidad de arranque desactiva dispositivos y unidades que no estés usando de tu placa base, como por ejemplo la tarjeta gráfica o de sonido integradas si tienes instaladas unas independientes. Puedes hacerlo en el menú correspondiente de la BIOS.
Una vez que Windows ya ha arrancado, mira en el Gestor de Dispositivos, localiza la unidades que no se usen y con el botón derecho pulsa sobre ellas y desactívalas. Cuidado con desactivar un dispositivo en uso, porqué no podrás iniciar tu PC.

3. Acelera el arranque del PC

Optimizar la BIOS puede hacer que el proceso de arranque sea más rápido. Desactiva el test de memoria extendida, ya que es inútil, activa el modo Quickboot o Fastboot, el nombre puede variar, para ganar un poco más de velocidad.
Dentro de la BIOS busca las preferencias de arranque, asegúrate que el disco duro esté el primero, para evitar que el ordenador pierda tiempo buscando otras unidades.

4. Desházte del chequeo USB

Si te dejas un disco USB conectado y aparece en el orden de arranque, el sistema perderá un rato buscando en la unidad antes de iniciar el sistema operativo. En la BIOS puedes determinar el retardo de tiempo que el sistema dedicará a buscar en dicha unidad.
Si nunca inicias el sistema desde una unidad USB fija el tiempo al mínimo para minimizar la pérdida de tiempo, siempre puedes volver a cambiarlo en un futuro si lo necesitas.

5. Haz un Overclock a la CPU

Hacer un overclock a tu CPU, para que vaya a una velocidad de reloj más rápida de la marcada, puede hacerte ganar entre un 10 y un 20% de velocidad, aunque hay cierto riesgo, y también más calor para disipar y más consumo de electricidad.
Este proceso es muy delicado y puedes hacer fallar componentes del ordenador, así que debes aceptar el riesgo que comporta. Abre el menú de configuración de la BIOS y busca las preferencias de overclock. Tendrás disponible lo que tu hardware permita, pero prueba a incrementarlo solo un poco.
Inicia de nuevo tu sistema y ejecuta pruebas de rendimiento con memtest86 o OCCT, para confirmar que todo está correcto. Si todo funciona bien puedes probar a incrementar la velocidad un poco más.

6. Haz un Overclock a la CPU con seguridad

Si tienes un procesador Intel Core 2 Duo o Core i7, revisa tu BIOS en busca de una característica llamada “Intel Dynamic Acceleration” o “Turbo mode” y asegúrate que está activa. Así se activa un overclock automático de un solo núcleo, desactivando el resto, algo ideal para procesos de aplicaciones que solo usen un núcleo.

7. Limpia el ventilador del portátil

Con el tiempo, el polvo y los pelos se van acumulando en el ventilador del portátil, lo que provoca que el sistema se caliente más, que el ventilador está más tiempo en marcha y que la batería se acabe más rápido. Otra consecuencia será la reducción automática de la velocidad del procesador para así generar menos calor, así que es una buena idea abrir, en la medida de lo posible, el ordenador, para limpiar la suciedad del ventilador.

8. Gana velocidad gráfica

Hacer un overclock al procesador gráfico también puede aportarte un empujón extra. Las tarjetas Nvidia, por ejemplo, disponen de un menú de configuración que permite aumentar la frecuencia de reloj de la GPU.
Auméntala poco, e igual que antes, haz pruebas de rendimiento para comprobar que todo está bien, recuerda ser precabido, puedes dañar tu equipo.

9. Gana velocidad gráfica con seguridad

Algunas BIOS disponen de un sistema básico de overclock para GPU de tarjetas PCI Express, acostumbra a ser una preferencia llamada “PEG link mode”, si no quieres hacer un overclock intensivo, puedes usar este sistema, sitúa las preferencias en la posición más alta, normalmente pone “Faster”; así ganarás un extra de velocidad.

10. Optimiza la RAM

La BIOS también permite variar el tiempo de acceso a la memoria RAM, normalmente está ajustado a un valor por defecto del sistema “By SPD” y podremos elegir entre “Disabled” o “User defined”, ésta última nos permitirá ajustar el tiempo de acceso a nuestro gusto.
Busca la preferencia CAS Latency, redúcela un número, reinicia y comprueba que el sistema funciona bien. Repite el proceso hasta que el sistema se vuelva inestable, entonces aumenta la unidad que habías reducido y guárdalo.
Los efectos de estos cambios en la velocidad de acceso a la RAM pueden hacer que tu ordenador deje de funcionar, así que asegúrate que sabes como resetear la BIOS de tu ordenador antes de proceder con los cambios.

4 comentarios - Acelerar PC Sin Descargar Nada

@dchawk
me parecio basico pero bueno el tema acelerar
@Nessx26 -1
Si tienes Windows Seven como yo no necesitas hacer nada de eso... El solo busca los driver y se optimiza casi completamente solo.