musica para sordos



SON MUCHOS LOS NIÑOS CON DIFICULTADES Y ACA LES TRAIGO ALGUNA SALIDA PARA QUE ELLOS TAMBIEN PUEDAN DISFRUTAR.

Música para sordos

Saturnino Acosta García
Colegio Público Gonzalo Encabo, Talayuela, Cáceres (España)

¿Puede un niño/a sordo/a aprender a solfear o leer e interpretar música con un instrumento? La respuesta es sí. Los resultados conseguidos con una alumna hipoacúsica con implante coclear así lo demuestran.

La belleza de los sonidos llega a nuestro oído por vibraciones, es el cerebro a través de las vibraciones producidas por el tambor del oído interno el que traduce o interpreta esas vibraciones. Un hipoacúsico o un sordo pueden perfectamente sentir las mismas vibraciones aunque no puedan traducirlas, incluso serían vibraciones receptivamente distintas a las nuestras pero fundamentalmente reconocibles e identificables, lo cual es básico para el aprendizaje de la música.

El ritmo sería lo mas significativo para estos alumnos/as. Un/a sordo/a total puede llegar a sentirse en una discoteca, alegre, molesto/a, etc., y todo dependería de las vibraciones que sintiera en ese momento. Sin entrar en especificaciones técnicas, últimamente la música que se escucha depende principalmente de la aceleración del bajo continuo, es decir, la acentuación excesivamente marcada del primer tiempo de todo tipo de compases por lo que en un lugar reducido con una cantidad de vatios excesiva, las vibraciones se pueden sentir hasta en la ropa (pongamos el caso del bacalao, rap o hip-hop). Las vibraciones que un sordo/a pueda sentir serán la base para el aprendizaje de la lectura e interpretación musical.

musica para sordos

Sumia es una alumna de nueve años, es hipoacúsica con implante coclear. Su caso no es severo, porque identifica sonidos. En mi primer año con la asignatura de música en el C.P. Gonzalo Encabo me encontré con un tercero de primaria y una alumna que necesitaba ser mirada a la cara para reconocer que las órdenes se dirigían a ella. El problema se planteaba complicado, cómo hago para que mi alumna siga las clases como el resto de sus compañeros. La solución la hallé en globos de plástico y en la predisposición de la alumna. A la vez que a sus compañeros les enseñaba las figuras musicales a Sumia le enseñaba la duración (relativa) de las mismas figuras apoyando mi boca en el globo y emitiendo un la bajo, para que le fuera mas fácil reconocerlo, a la vez que ella sujetaba con su mano el mismo globo y sentía las vibraciones que mi voz producía en él.

Cada vez que dejaba de emitir el sonido que indicaba la duración de la figura, mi mano apretaba la mano que le quedaba libre, para indicarle que había acabado, así ella lo repetía y seguía las indicaciones por las vibraciones en el globo y por las órdenes de finalización con la mano. Una vez asimilados diferentes ritmos sencillos pasé a las notas. Primero me fijé un valor de referencia en su tonalidad natural y lo clasifiqué como la nota "sol", al principio solo trabajaba "sol" con figuras. Una vez aprehendido empecé con "mi", para que Sumia aprendiera el solfeo relativo utilizaba dos globos, de manera que mientras yo sujetaba uno de ellos emitía la misma nota que su "sol" relativo y luego iba bajando hasta el "mi " a la vez que ella.

Cada vez que bajaba del "sol" al "mi", Sumia no entendía pero me dí cuenta de que bajando del "sol" al "mí" cromáticamente (ayudado de mis apretones de mano) le indicaba el más alto y el bajo, cosa que ella por imitación repetía (en su tonalidad natural). Llevo un año con ella y diferencia tres sonidos, do-mi-sol, pero interpreta y lee con un metalófono sol-la-si y una dificultad rítmica de semicorcheas y silencio por ahora de negra.

Sumia no dará conciertos de piano pero se siente especial porque en su clase no todos leen, cantan e interpretan como ella.

musica

El cerebro de los sordos se adapta para oír música

Chicago, Estados Unidos. Los sordos sienten las vibraciones en la misma región del cerebro que el resto de las personas usan para oír, lo que permite explicar por qué disfrutan de la música personas que no poseen capacidad auditiva, afirma un estudio presentado ayer.

El cerebro de los sordos, según esta investigación, readapta su estructura para suplir la deficiencia que impone la sordera, ha señalado Dean Shibata, un profesor de radiología de la Universidad de Washington.

Shibata, que ha realizado numerosas investigaciones con personas sordas, ha utilizado ahora imágenes de resonancia magnética funcional para comparar la actividad cerebral entre sordos y personas que pueden oír.

El estudio mediante este tipo de escáner avanzado ha permitido comprobar que la clave radica en un área del cerebro denominada el córtex de audición. Según ha explicado Shibata, tanto los sordos como quienes no lo son muestran actividad en las zonas del cerebro que procesan las vibraciones. Pero los sordos muestran, además, una especial actividad en el córtex de la audición, aunque ese área sólo debería entrar en funcionamiento durante la estimulación auditiva.

“Estos hallazgos ilustran cómo la alteración de experiencias puede afectar a la organización del cerebro”, ha dicho Dean Shibata. El radiólogo, que realizó sus investigaciones mientras trabajaba en la Escuela de Medicina de la Universidad de Rochester, en Nueva York, asegura que “el cerebro es increíblemente adaptable”.

“En alguien que es sordo, el cerebro en formación se aprovecha de un espacio valioso para procesar las vibraciones y así usa el mismo lugar que debería ser utilizado, de otro modo, para procesar los sonidos”, ha explicado.

Para comprobar sus ideas, el radiólogo realizó pruebas mediante imágenes de resonancia magnética funcional a 10 voluntarios sordos y a otras 11 personas con audición normal. Todos ellos fueron sometidos de modo voluntario a pruebas de escáner mientras sostenían en sus manos dispositivos que emitían vibraciones intermitentes. Entre los sordos, el escáner registró una importante actividad en el cerebro, en la zona conocida como córtex de la audición, un área que tiene el tamaño de una pelota de golf. Sin embargo, pese a que las vibraciones recibidas en la mano eran las mismas, las personas con audición normal no mostraron ninguna actividad en ese área. Para Dean Shibata, esto significa que el cerebro de los sordos ha aprovechado para procesar las vibraciones un área dejada libre por los estímulos auditivos, ya que no pueden ser utilizados. En su opinión, esto explica por qué los sordos pueden disfrutar en los conciertos de música y por qué algunos de ellos pueden llegar a ser grandes intérpretes.




el único bar para sordos en Europa

info
El bar se abrió con grandes expectativas y esperaban formar una pequeña franquicia

Silencio en las mesas interrumpido por el ruido de vasos, bandejas y platos; un puñado de manos que se mueven a toda velocidad, coreadas con exagerados gestos faciales y unas pequeñas bombillas que relucen sobre las mesas, encendidas para llamar a los camareros. Las numerosas descripciones de “El Café de los Signos” que inundaron internet a raíz de su inauguración hacen fácil componerse una imagen del ambiente que debía de reinar en el único café de Europa para sordos;


música para sordos e hipoacúsicos
Guillermo ayos


Proyecto de composición,dirección e interpretación
musical basados en la lecto-escritura de una grafía analógica.

Este trabajo lo hemos realizado con grandes satisfacciones en la escuela para niños
sordos e hipoacúsicos N* 503 situada en Lanús
Pcia. de Bs.As.
En primer lugar se realizó un sondeo para evaluar las capacidacidades y limitaciones
de los distintos grupos poniendo en juego
la comprensión desde la interpretación y la elaboración de estructuras rítmicas muy elementales.
Este primer paso fué superado sin inconvenientes ya que no parece existir una razón para afirmar que las personas afectadas de la
audición carecen de esta competencia.
Establecimos entonces una grafía analógica que nos otorgó mayores libertades tanto en creación de nuevos momentos musicales asi como
en la conducción e interpretación de los mismos.
Esta grafía tiene su correlato espacio-temporal en la dirección gestual de las acciones .
Grafía y seña son un mismo código para ser decodificado por los instrumentistas y manifestarse finalmente en la vibración de los cuerpos sonoros generando el tan esperado
fenómeno musical.
En estos últimos meses avanzamos a grandes pasos en esta propuesta ,algunos alumnos han compuesto pequeñas elaboraciones otros han
dirigido lo compuesto o han improvisado nuevas músicas.
Todos ejecutaron diversos instrumentos de percusion explorando sus límites físicos o acústicos dependiendo de la profundidad de la afectación auditiva de cada uno.
Realizamos una muestra en público con buenos resultados , entre otras actividades hemos puesto
música en tiempo real a películas clásicas de 1920 proyectadas en un formato de 16mm.
Para los interesados que quieran acceder a una información mas detallada o sencillamente intercambiar puntos de vistas ,pueden
escribir a : ayosguillermo@yahoo.es

Fuentes de Información - musica para sordos

Tags: musica | info | sordos

Dar puntos
20 Puntos
Votos: 2 - T!score: 10/10
  • 0 Seguidores
  • 5.733 Visitas
  • 3 Favoritos

2 comentarios - musica para sordos

@fede_capodelsur Hace más de 6 años
MUY BUENA INFO
@Wesos Hace más de 6 años
La cumbia no es un ejemplo de música para sordos???