Los lobizones todavía existen

El lobizón es una criatura que proviene de la mitología Guaraní, pero el término también ha sido adoptado para describir un extraño fenómeno que las leyendas argentinas atribuyen al séptimo hijo varón de una familia. Lo curioso en todo esto, es que el derecho argentino "reconoce" la realidad de esta leyenda.


Los lobizones todavía existen


v

El lobizón (por el nombre portugués: lobis-homen), Luisito, Juicho, Luisón o Luisõ es el séptimo y último hijo varón de Tau y Keraná y uno de los monstruos legendarios de la mitología guaraní, en quien sobrecayo la mayor maldición que pesaba sobre sus progenitores (esto último, según la Mitología Guaraní), que en las noches de luna llena de los Viernes; y/o Martes se transforma en un "animal" que mezcla las características de un perro muy grande y un hombre (otras veces, también, mezcla las características de un cerdo).

Para la transformación, el maldecido, comienza sintiéndose un poco mal; por ejemplo comienza sintiendo dolores y malestares, luego , presintiendo lo que va a venir, busca la soledad de un lugar apartado, como la partes frondosas del monte, se tira al suelo y rueda tres veces de izquierda a derecha, diciendo un credo al revés. El hombre-lobisón se levanta con la forma de un perro inmenso, de color oscuro que va del negro al marrón bayo (dependiendo del color de piel del hombre portador de "la maldición", ojos rojos refulgentes como dos brasas encendidas, patas muy grandes que son una mezcla de manos humanas y patas de perro, aunque otras veces, también tienen forma de pezuñas y que despide un olor fétido, como a podrido.


Leyenda


Luego se levanta para vagar hasta que caiga el día. Cuando los perros notan su presencia le siguen aullando y ladrando, pero sin atacarlo, por donde vaya. Se alimenta de las de heces de gallinas (por eso se dice que cuando el granjero ve que el gallinero esta limpio, es porque el lobizón anda acechando por el lugar), cadáveres desenterrados de tumbas y de vez en cuando come algún bebé recién nacido que no haya sido bautizado. El lobizón es reconocido porque:


Son hombres flacos y enfermizos, que desde niños, fueron personas solitarias y poco sociables


Cae siempre en cama enfermo del estómago los días después de su transformación.

El hechizado vuelve a su forma de hombre al estar en presencia de su misma sangre, así, al ser cortado, recuperará su verdadera forma. Pero se vuelve enemigo a muerte de quien descubre su sagrado secreto y no se detendrá hasta verlo muerto.



Ley


Para matar a un lobizón se tiene que hacer con un arma blanca o con una bala bendecida.
Para alejarlo, ante su presencia, se debe arrodillar y rezar un padre nuestro, realizar la señal de la cruz, arrojarle agua bendita o un tizón al rojo vivo y/o también botellas rotas. El hombre-bestia puede volver a pasar su maldición, pasando por debajo de las piernas de otra persona, así el queda curado y el otro hombre queda maldecido. Al matarlo el se transformara en humano nuevamente y así podrá ser liberado del mal que lo acosa.
Las diferentes historias, por lo general, no muestran al ya nombrado lobisón como una bestia agresiva con los humanos, si no que más bien pacífica aunque hay que estar siempre alerta ante un posible ataque, ya que no es una bestia amigable.




videos



Supuestos avistajes












El presidente como padrino


En Argentina y el Paraguay se acostumbra desde el siglo XIX, que el Presidente de la Nación sea nombrado "padrino" del séptimo hijo varón. Esta extraña costumbre se debió a que los supersticiosos paisanos a veces sacrificaban a su séptimo hijo por el terror que les provocaba la "posibilidad" de que les hubiera nacido un lobizón.
Si bien este padrinazgo se realizaba de modo informal hasta 1907, se tienen registros de que en ese año se hizo el primer bautismo oficial, con el Presidente de la Nación como padrino. Ya en 1973, el presidente Juan Domingo Perón dio formato legal a esta costumbre a través del decreto número 848. El decreto otorga además becas totales para estudios primarios y secundarios, a la vez que aclara que este padrinazgo "no crea derechos ni beneficios de naturaleza alguna en favor del ahijado ni de sus parientes"




lobizon


En la República Argentina la Ley 20.8431 garantiza el padrinazgo del Presidente de la Nación en funciones al momento del nacimiento del séptimo hijo varón o la séptima hija mujer de una prole del mismo sexo.

Esta ley tiene sus raíces en la gran inmigración rusa en la Argentina y en la creencia de que el séptimo hijo varón es hombre lobo y la séptima hija mujer bruja. Así en la Rusia zarista de Catalina la grande se otorgaba el padrinazgo imperial que daba una protección mágica contra estos males y evitaba que los niños fueran abandonados. En 1907 Enrique Brost y Apolonia Holmann una pareja que se había radicado en Rusia, dan a luz a José Brost, su séptimo hijo varón y envian una carta al Presidente José Figueroa Alcorta para que lo apadrinara. Allí comienza la tradición que además le otorga al ahijado una beca asistencial para contribuir con su educación y alimentación. En 1974 Juan Domingo Perón convierte esta tradición en ley
.



Cabe aclarar que este padrinazgo es simbólico, pues casi nunca el presidente de la nación está presente, sino que se suele designar una persona en su lugar para la ceremonia del bautismo. El séptimo hijo varón recibía una medalla de oro y una beca para todos sus estudios.

padrinazgo presidencial



Otros cambios se introdujeron el 6 de octubre de 2009 que modificaron sustancialmente la situación al habilitar el padrinazgo al séptimo hijo ó hija quitando el requisito de que debían ser los siete hijos seguidos del mismo sexo: a partir de ahora, pueden estar intercalados. Modifica también el artículo que aseguraba el carácter gratuito de los estudios de los apadrinados y además estableció que los aspirantes al beneficio tendrán el derecho aún cuando el bautismo religioso no fuere el católico, y amplió el régimen al séptimo hijo varón o mujer de los convivientes de hecho y de padres o madres solteros.

Desde otro punto de vista, la mayoría de las familias argentinas poseedoras de un aceptable nivel de cultura, muy lejos estuvieron de la influencia de esos siniestros mitos esotéricos y solicitaron el padrinazgo presidencial por considerarlo una distinción, al sentirse honrados por esa aproximación espiritual del bautizado con el representante del máximo poder político
.



Los lobizones todavía existen



Actualmente, esta ley sigue en plena vigencia. Lo que nos muestra la fuerza que tienen o que al menos tuvieron mitos como estos y la curiosa canalización por parte del estado de una leyenda para convertirla en un signo de distinción y de honor y para, por qué no, honrar a las familias prolíficas..

3 comentarios - Los lobizones todavía existen

@Concientiza2 +3
Es curioso que siempre tiene que haber una mezcla de depredador y humano, nunca existio un "hombre gallo" o sino "hombre picaflor" siempre eligen a los animales mas agresivos y fuertes para dar inicio a la leyenda.
@yoyojoa20 +1
Tambien puede ser porque son seres al que el ser humano le teme! es obvio que a un picaflor por muy hombre-picaflor que fuera no le temeria y la leyenda no seguiria de generacion en generacion como recomendacion para que se cuidaran! Creo yo
@ChristianUJB
Concientiza2 dijo:Es curioso que siempre tiene que haber una mezcla de depredador y humano, nunca existio un "hombre gallo" o sino "hombre picaflor" siempre eligen a los animales mas agresivos y fuertes para dar inicio a la leyenda.

Alomejor, es porque es más facil que superviva, por ser depredador, agresivo y fuerte... Es una hipotesis. No estoy afirmando que existe .
@adip94
mmm..
aunque sonara raro yo te creo...
mira yo soy mexicano y aqui en mexico, tambien se habla del chupacabras y no se que tanta cosa
pero hay una historia que me contaron mis abuelos de que en una ocasion (hace aproximadamente unos 30 o 35 años) a una señora mientras platicaba con su esposo bajo un mata de mango, de esta bringo un animal muy grande (el cual encaja con la descripción de el lobizon) pera hacer mas corta la historia, lo lograron matar pero cuando se lo llevaron los policias solo le dijeron que era un loboperro!!
raro ¿no?
como sea buen post