La Pantera Nebulosa

pantera

La Pantera Nebulosa de Borneo y Sumatra

info

nebulosa

sumatra

DESCRIPCIÓN

Borneo

De talla mediana, con una altura en la cruz de medio metro, una longitud de entre 60 y 10 centímetros y un peso de hasta un máximo de treinta kilos. Aunque su apariencia corporal recuerda a un pequeño leopardo, el rostro es el de un gran gato. Ostenta el récord entre los felinos de los mayores caninos en relación con el tamaño corporal. Al igual que su fisonomía robusta, esta dentición podría ser una adaptación a la caza de ungulados grandes para su talla.
A pesar de que en Borneo existen ejemplares pálidos y melánicos (completamente negros), su nombre común hace referencia al pelaje ocráceo, leonado o gris plateado, manchado con elipses oscuras en forma de nube, parcialmente remarcadas con un borde negro, a veces en combinación con pequeños puntos también negros, cuyo diseño varía según especies y subespecies. Para trepar y moverse por las ramas, presenta patas cortas y flexibles, armadas de afiladas garras, y una cola anillada casi tan larga como su cuerpo. La usa a modo de balancín o contrapeso.
La Pantera Nebulosa

pantera

info

COMPORTAMIENTO

nebulosa

Felino semiarbóreo, muy ágil, especialmente activo de noche y en horas crepusculares. Algunos expertos indican que es menos nocturno en Borneo (donde es el mayor depredador actual), quizás debido a la tranquilidad que otorga la ausencia de otros grandes carnívoros, como tigres y leopardos. Excelente trepador, es capaz de descender por el tronco de los árboles casi en vertical, como si de una ardilla se tratase, y encaramarse a la horquilla de un árbol para descansar. Zoólogos como Alan Rabinowitz también han sido testigos de sesteos sobre rocas. Lo esquiva que es la especie ha dificultado su estudio de campo, por lo que la mayoría de datos proviene de animales cautivos.
Sabemos que suele evitar zonas con poca cobertura arbórea y se muestra muy sensible a la presión humana. Al igual que otros felinos, es un depredador oportunista que caza un gran abanico de mamíferos arbóreos y terrestres, entre los que destacan primates, ciervos sámbar, ardillas y civetas, muntjacs, puercoespines y jabalíes barbudos. También todo tipo de micromamíferos, así como multitud de aves, reptiles como los varanos e incluso peces. Ocasionalmente, ataca al ganado doméstico y a aves de granja.
sumatra

REPRODUCCIÓN

Borneo

Especie polígama en la que ambos sexos alcanzan la madurez sexual a los dos años. Tras un período de gestación de unos tres meses, nacen entre una y cinco crías, habitualmente tres. Los cachorros abren los ojos a los 10-12 días, empiezan a caminar a los veinte días y son completamente activos a partir de las cinco semanas. Se supone que inician su independencia a los tres meses, estando ya consolidada cuando cumplen los nueve o diez meses. Los programas de cría en cautividad se han encontrado con la dificultad de que algunos machos especialmente agresivos acaban con la vida de las hembras durante el apareamiento, por lo que menos del 20% de las parejas cautivas presenta éxito reproductor. En 2003, más de treinta zoos de todo el mundo mantenían más de cien panteras nebulosas dentro del programa internacional de cría de la especie. Se desconoce su esperanza de vida en libertad, pero en cautividad ronda los 17 años.
La Pantera Nebulosa

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA

pantera

La pantera nebulosa (Neofelis nebulosa) es un enigmático habitante de las selvas del sureste asiático. Algunos de sus nombres vernáculos se traducen como “tigre de los árboles”. A principios del siglo XIX, el naturalista inglés Edward Griffith publicó la primera descripción científica de la especie tipo, basándose en el estudio de un ejemplar capturado en China. Hasta fechas recientes, los taxónomos consideraban que todas las panteras nebulosas pertenecían a una única especie, de género monotípico y con cuatro subespecies: N. n. nebulosa, que se extendería desde el sur de China al este de Myanmar (Birmania), N. n. macrosceloides, desde Myanmar a Nepal, N. n. brachyurus, restringida a la isla de Taiwán y N. n. diardi, exclusiva de las islas de Borneo y Sumatra. Pero a mediados del pasado marzo la noticia del descubrimiento de una nueva especie de felino daba la vuelta al mundo. Según dos estudios, independientes el uno del otro, publicados a principios de diciembre de 2006 en la revista Current Biology (vol. 16), la pantera nebulosa que vivía en Borneo y Sumatra era una nueva especie, N. diardi. De una parte, un equipo formado por casi veinte científicos de todo el mundo, encabezados por Valerie Buckley-Beason, del Laboratorio de Diversidad Genética del Instituto Nacional del Cáncer, de Estados Unidos, estudiaron la variabilidad genética del animal. Según Stephen O’Brien, uno de los investigadores del estudio, las diferencias genéticas (unas cuarenta) halladas entre los nucleótidos de la especie continental y la de Borneo y Sumatra son similares a las existentes entre otras especies de grandes felinos. Así, por ejemplo, los leones y los leopardos se diferencian en 56 nucleótidos. Los resultados combinados de los análisis de ADN apuntan a que la separación entre las dos especies de pantera nebulosa debió producirse entre uno y tresmillones de años atrás, suficiente lapso de tiempo para certificar esta desconocida historia evolutiva que ahora ha quedado al descubierto. Las diferencias genéticas se han visto apoyadas por los resultados de otra investigación que ha abordado la variabilidad geográfica, estudiando el diseño de más de medio centenar de pieles conservadas en museos y colecciones. Andrew Kitchener y Mark Beaumont, de las universidades británicas de Edimburgo y Reading, respectivamente, y Douglas Richarson, del Zoológico de Singapur, han detectado que la llamada pantera nebulosa de Borneo (también presente en Sumatra) es más oscura que la continental. Presenta además un pelaje característico de manchas grandes, otras menores y muchos puntos bien definidos dentro de esas nubes. Su coloración general es más grisácea y muestra una doble raya dorsal bien definida. La especie continental tiene una apariencia más leonada, su doble raya dorsal no es completa y las nubes son mucho mayores, con menos puntos y a menudo desvaídos. “En cuanto empezamos a comparar las pieles, quedó claro que estábamos contemplando dos especies distintas. Parece increíble que hasta entonces nadie se hubiese dado cuenta de las diferencias”, confiesa Kitchener.
info

nebulosa

sumatra

PREFIERE SELVAS INTACTAS

Borneo

Según el Plan de Acción sobre Felinos de la UICN, coordinado en 1996 por Kristin Nowell y Peter Jackson, la pantera nebulosa habitaba históricamente buena parte del Sureste asiático, ocupando preferentemente los bosques tropicales húmedos situados por debajo de los 2.500 metros de altitud: desde las laderas montañosas de Nepal y el este y sur de China hasta Taiwán y, por el sur, desde Myanmar hasta Borneo y Sumatra.
En la actualidad, su rango de distribución incluye a una docena de países: Bután, Brunei, India, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Nepal, Tailandia, Vietnam y China. La base de datos del World Conservation Monitoring Centre (WCMC) –la agencia de seguimiento de la conservación coordinada por el PNUMA, la UICN y WWF– apunta a que su situación en Nepal es crítica y, lo que es aún más preocupante, la subespecie de Taiwán podría haber desaparecido víctima del furtivismo. El último ejemplar del que se tiene constancia murió atrapado en un lazo en 1983.
La pantera nebulosa muestra una clara preferencia por las selvas tropicales húmedas primarias. No obstante, también puede encontrarse en bosques secos, manglares y herbazales altos. De forma ocasional, se ha llegado a observar en bosques secundarios, áreas taladas y matorrales, probablemente zonas deforestadas que en algún momento ofrecieron hábitats propicios. Algunos zoólogos la citan en las laderas del Himalaya, en altitudes de hasta tres mil metros. Aunque no existe un censo total para las dos especies, estudios realizados en su hábitat indican que sus densidades se sitúan en una horquilla de entre un ejemplar por cada cuatro kilómetros cuadrados y uno cada catorce. Un trabajo publicado por el alemán Andreas Wilting y otros autores en la revista BMC Ecology (vol. 6) a finales de 2006 parte de un estudio realizado en uno de los mejores baluartes para la especie: La Reserva de Tabin, al noreste de Borneo, en el estado malayo de Sabah, con una población mínima de 1.500 ejemplares. Sus conclusiones rechazan, por sobreestimados, estudios anteriores y ciñe la densidad real a entre 8 y 17 ejemplares por cada cien kilómetros cuadrados.
La Pantera Nebulosa


pantera

Considerando el estado de los bosques de Borneo y a falta de estudios de campo que ayuden a precisar el tamaño poblacional, se estima que debe existir un mínimo de cinco mil ejemplares de la especie insular. Los efectivos de la especie continental serían de unos pocos miles, por lo que en la actualidad el total no alcanzaría los diez mil reproductores si tenemos en cuenta ambas especies.
info

CAZA FURTIVA Y TALAS

nebulosa

Una de las principales amenazas para la pantera nebulosa ha sido tradicionalmente la persecución directa para aprovechar algunas de sus partes. Huesos y dientes son muy apreciados por la medicina tradicional oriental como sustitutos de las piezas de tigre más demandadas, pero también más escasas y difíciles de conseguir. Su hermosa piel se emplea para uso decorativo y para confeccionar vestidos (se necesitan de veinte a treinta pieles para un abrigo largo y de talla grande). A pesar de que la especie está protegida en China, a principios de los años ochenta las autoridades del país reconocieron que se habían cazado y vendido las pieles de más de un centenar de ejemplares en sus dominios. Kristin Nowell explica que buena parte de esas pieles se vendió en los mercados negros taiwaneses, con el fin de confeccionar chaquetas ceremoniales muy valoradas según la tradición local. Algunos restaurantes chinos y tailandeses han llegado a ofrecer en el menú carne de pantera nebulosa, con una anotación indicando que su consumo proporciona salud y vitalidad. Es cierto que la pantera nebulosa se ha beneficiado de iniciativas de conservación dirigidas a preservar otras especies más emblemáticas y amenazadas, como es el caso de la amplia red de reservas del Proyecto Tigre en la India. Pero aún así, en la década de los ochenta, los mercados de Bangladesh solían ofertar y vender numerosas pieles de pantera nebulosa provenientes de animales cazados en los bosques indios y birmanos. No son éstos los únicos puntos de venta. Según Traffic, la agencia de WWF y la UICN que vigila el comercio de especies protegidas y sus partes, la oferta de pieles, dientes y huesos de pantera nebulosa fue relativamente habitual hasta los años noventa, no sólo de forma clandestina, sino incluso abiertamente en mercados urbanos de grandes ciudades. Recientemente, Traffic denunció la venta de noventa pieles en los mercados de la ciudad birmana de Tachilek, uno de los centros de comercio más importantes de pieles de grandes felinos del Sureste asiático. Sin menospreciar el impacto del furtivismo, todos los expertos aseguran que la pérdida de hábitat es hoy la mayor amenaza para la especie. Los bosques tropicales del Sureste asiático han sido y son víctimas de una voracidad que parece no conocer límites. China, el gran devorador de las selvas del planeta, importó el año pasado once millones de metros cúbicos de madera tropical, el doble de troncos que la India, segunda en la lista. Para satisfacer estas demandas tuvieron que ser talados muchos bosques tropicales primarios donde vive el animal, como en Malasia, Indonesia o Myanmar. La Organización Internacional de Madera Tropical (ITTO) reúne a sesenta países que gestionan el 80% de los bosques tropicales y comprenden más del 90% de comercio mundial de madera. El último informe de esta entidad, de 2006, advierte que este salvaje ritmo de talas es todavía insuficiente para satisfacer a los mercados internacionales.
sumatra

China necesitará cinco millones más de madera tropical en 2010 y probablemente los países productores tendrán serias dificultades para satisfacer toda esa enorme demanda. Los españoles somos también responsables de la pérdida de hábitat de la pantera nebulosa. Los datos facilitados por Félix Romero, responsable de bosques de WWF/ Adena, indican que en 2005 las importaciones españolas procedentes de China superaron las 60.000 toneladas de madera y las 16.000 de papel, un negocio de más de 130 millones de euros. Algo similar ocurre con los muebles de teca, meranti y ramín, o los suelos de merbau, de Camboya, Indonesia y Malasia.
Borneo

La Pantera Nebulosa

pantera

Desde 1996, talas en su mayor parte ilegales, incendios y transformaciones de bosque tropical primario en cultivos madereros y tierras aptas para la agricultura han avanzado a un ritmo anual de dos millones por hectáreas en Indonesia. Según un informe de WWF, sólo se conserva la mitad de la cobertura boscosa original de Borneo y muchos de los cultivos forestales son auspiciados por los gobiernos locales para responder a las exigencias de las compañías y los mercados extranjeros. A finales de 2005, el Gobierno indonesio anunció nuevas plantaciones de palma aceitera en una superficie de casi dos millones de hectáreas de la región de Kalimatan (Borneo). El bosque original se está transformando a pasos agigantados al ser convertido en enormes plantaciones, no sólo de palma, sino también de soja, caucho y otras materias primas. Hay estudios en marcha La pantera nebulosa está catalogada como “Vulnerable” en la Lista Roja de la UICN. Pero la última revisión la hizo el Grupo de Especialistas en Felinos, hace cinco años.
En vista de la incesante pérdida de hábitats y atendiendo a la nueva situación taxonómica, urge una actualización del estatus para las dos especies. También está incluida en el Apéndice I del Cites, convenio internacional regulador del comercio de vida silvestre, y por lo tanto está prohibida la captura y venta de ejemplares vivos, así como el comercio de sus partes (pieles o huesos, fundamentalmente). Sin embargo, la aplicación de las medidas de protección tienen una efectividad más que dudosa en la mayoría de los países donde vive el felino. En los últimos años se han puesto en marcha diversos proyectos dirigidos a mejorar el escaso conocimiento de la pantera nebulosa en libertad. El primero fue desarrollado por Lon Grassman, entre 1998 y 2002, en el Santuario de Phu Khieo (Tailandia). Este investigador colocó por primera vez collares radio-emisores a seis ejemplares. Más recientemente, Andrew Eran y Joanna Ross, del Global Canopy Programme, acaban de poner en marcha en Sabah, Estado malayo de Borneo, otro estudio que finalizará en 2009 y que tiene por objeto estudiar con foto-trampeo y radio-seguimiento telemétrico a la pantera nebulosa y otras cinco especies de felinos que viven en Danun Valley y en la Reserva de Tabin. Sabíamos que estaba ahí, pero no que era tan especial, tan diferente que se trata de una nueva especie. El caso de la pantera nebulosa de Borneo es un ejemplo mediático más de cómo un animal esquivo y poco conocido puede llegar a convertirse en el estandarte más valioso de la defensa de un complejo entramado de vida del que dependen muchos millones de personas. Conservarla ayudará a preservar su hábitat, a combatir las talas ilegales y la injusticia para muchas comunidades locales y, de paso, contribuirá a asegurar el futuro de una botica vital para el futuro de la humanidad.
info

http://www.taringa.net/posts/info/13900492/El-Panda-Rojo.html
http://www.taringa.net/posts/info/13878769/Prohiben-Libre-Venta-De-Antibioticos.html
http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/14040306/el-Hombre-de-Papel---latino---online---_1963_.html
http://www.taringa.net/posts/info/14039923/Memoria-Genetica.html
http://www.taringa.net/posts/imagenes/14037733/Amy-Rose-wallpapers---Sonic.html
http://www.taringa.net/posts/videos/14032664/el-Mundo-de-los-Perros---Documental.html
http://www.taringa.net/posts/ecologia/14032584/Montana-de-la-Tortuga.html