Curiosidades Marinas
informacion
Algunas curiosidades del mar
Cangrejo Ermitaño:
info

Es una de las formas extrañas de crustáceos. Su cuerpo es largo pero sin caparazón y se enrrolla en espiral. Ante la necesidad de proteger su cuerpo, este cangrejo, que marcha pero no nada, ha solucionado el problema buscándose una concha vacía de caracol, en la que introduce su blando abdomen. A partir de entonces arrastra consigo su «cueva portátil». Algunas especies pueden introducirse totalmente en la concha, cerrando la entrada con sus pinzas. Otra ventaja consiste en que la concha retiene agua, muy útil para la respiración branquial cuando el cangrejo queda al descubierto en la bajamar. Algunos ermitaños no se conforman con la protección de la concha, y toman una anémona como vecina. Esta impone respeto a los atacantes con sus tentáculos urticantes. La anémona, que se fija en la concha resulta beneficiada con el continuo traslado, pues le aporta mayor número de presas.

el mar
Pez Tordo:

Debido a que los peces están muy expuestos a adquirir infecciones o invasiones de parásitos y hongos, los limpiadores buscan a otros peces que realizan servicios de limpieza. Mordisquean los parásitos y el tejido muerto de las heridas. Los tordos figuran entre los limpiadores más diligentes. Se introduce en las fauces del cliente, le limpian la dentadura, y a veces también la garganta, hasta que moviendo repetidamente las mandíbulas el cliente indica que está satisfecho.

peces
Caballito de Mar o Hipocampo:

La hembra produce los huevos y los deposita en una abertura minúscula de la bolsa para la cría que tiene el macho debajo de la cola. Después se va y no vuelve a ver a su prole nunca más. Entonces le queda al macho la responsabilidad de fecundar e incubar los huevos. El período de incubación dura entre 8 y 10 días. Cuándo van a nacer los hipocampos, el cuerpo del macho comienza a moverse hacia atrás y hacia delante. De vez en cuando se pone tenso y echa hacia delante la abultada bolsa. Poco a poco la bolsa se abre y, con nuevas sacudidas, comienza a expulsar a sus hijos, por lo general uno por vez. Después de cumplir su función, el macho deja que los bebés se valgan por si mismos y se marcha.

curiosidades

Noctiluca:

Significa pequeña linterna. En las noches de verano puede observarse una fosforescencia producida por este flagelado, que al ser estimulado emite un resplandor. Toda sacudida del agua lo estimula. El resplandor se provoca al batir los remos o con la rompiente de las olas. Miles de noctilucas emiten así su luz. Basta sacudir una muestra de agua en la oscuridad para que estos seres invisibles fosforezcan.

Odontognatos:
Existen por lo menos dos especies de peces que llevan a sus crías en la boca. Cuando llega el momento de la procreación, los huevos son fecundados y recogidos por el macho dentro de su gran boca y los mantiene allí cuidadosamente hasta que están maduros. Pero como la boca no es lo suficientemente grande para contener todas las masas de huevos si está cerrada, el pez ha de mantener la boca abierta durante el período de incubación.

especies marinas

Peces Abisales:

La zona llamada batipelágica comienza a partir de los 200 metros hasta los 6.000 metros de profundidad, aunque existen abismos cuyos fondos llegan a distar hasta 10.000 metros. En las regiones profundas del mar abierto habitan algunos peces que poseen un órgano luminoso que les sirve de señuelo. El órgano se ubica en el extremo de una vara que deriva de un radio modificado de la aleta dorsal, que se mueve de adelante hacia atrás. La intensidad de la luz emitida puede regularse variando el aporte de sangre y oxígeno.

Los machos solo se descubren si se examina bien el cuerpo de la hembra, pues son mucho más pequeños y quedan completamente soldados a ella por la boca, alimentándose a través de la corriente sanguínea de la hembra. Cada hembra puede llevar hasta tres machos adheridos, de apenas unos centímetros de longitud. Las crías de estos peces viven en las capas superiores del mar, iluminadas por la luz del sol; allí se adhieren los machos a la piel de las hembras y bajan luego con ellas a las profundidades, introduciéndose poco a poco en su cuerpo. Las hembras continúan creciendo, mientras los machos permanecen pequeños convirtiéndose en organismos productores de semen.

La mayoría de peces que encontramos en estas profundidades son de reducido tamaño pudiéndose hablar de una fauna liliputiense. Sin embargo, también hay depredadores gigantes, como el Saccopharinx, que mide varios metros de longitud.

Curiosidades Marinas