Hugo Rafael Chávez Frías (Sabaneta, Barinas, 28 de julio de 1954) es un militar y político venezolano, actual Presidente de la República Bolivariana de Venezuela desde el 2 de febrero de 1999.

Presidente Hugo Chavez Frias.



Biografía


Primeros años

Hugo Rafael Chávez Frías es el segundo de los seis hijos del hogar formado por Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías, ambos maestros de educación primaria. A corta edad, sus padres lo confiaron a su abuela paterna, Rosa Inés Chávez, para que ésta se ocupara de su crianza. En 1966 culmina la educación primaria en el Grupo Escolar Julián Pino e ingresa el bachillerato en el Liceo Daniel Florencio O'Leary de Barinas. Desde joven ha sido aficionado al béisbol, fue monaguillo y poseía inclinaciones por la pintura, la escritura creativa y el teatro. En 1971 se gradúa de Bachiller en Ciencias y tres semanas más tarde ingresa a la Academia Militar de Venezuela, donde se gradúa, en 1975 en Ciencias y Artes Militares, en la especialidad de Ingeniería. En 1974 había viajado al Perú, como parte de una delegación de cadetes venezolanos que asistía a los actos por la conmemoración de los 180 años de la Batalla de Ayacucho. En 1977 es ascendido a teniente y lo destinan a la ciudad de Maracay. Por estos años comienza a investigar la vida de Pedro Pérez Delgado, apodado Maisanta, su bisabuelo materno, quien, a principios del siglo XX, había liderado una lucha contra la dictadura de Juan Vicente Gómez. Por estos años se casa con Nancy Colmenares, con quien tiene tres hijos: Rosa Virginia, María Gabriela y Hugo Rafael. En 1982 es ascendido a capitán.


Inicios en la política
En 1982 funda el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR200), en alusión a los doscientos años del natalicio de Simón Bolívar, que se cumpliría un año más tarde. El 17 de diciembre de ese año con el aniversario de la muerte de Simón Bolívar, jura bajo el Samán de Güere, junto con Felipe Antonio Acosta Carlés, Jesús Urdaneta Hernández y Raúl Isaías Baduel, reformar el Ejército e iniciar una lucha para construir una nueva República. Este movimiento estaba formado por oficiales de rango medio cuya ideología era bolivariana, mezclada con algunas ideas de Simón Rodríguez y de Ezequiel Zamora "El árbol de las tres raíces" Por este tiempo, Hugo Chávez inicia una relación sentimental e ideológica con la historiadora y socialista Herma Marksman. Mantiene asimismo contactos con personas de la izquierda venezolana. En 1985 es destacado en el pueblo de Elorza, en estado Apure. En 1986 asciende a Mayor y en 1988 se le designa Ayudante del Secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa, ubicado en el Palacio de Miraflores. En 1989 observa con indignación como miles de manifestantes son masacrados por fuerzas del Ejército en el Caracazo.

En 1990 asciende a teniente coronel e inicia una Maestría en Ciencias Políticas en la Universidad Simón Bolívar, estudios que no concluye. En 1991 asume el mando de la Brigada de Paracaidistas Coronel Antonio Nicolás Briceño con base en Maracay. Escribe, en secreto, "Proyecto de Gobierno de Transición" y "Anteproyecto Nacional Simón Bolívar". A fines de ese año, los conjurados fijan fecha a la sublevación: principios del mes de febrero.


Golpe de estado de febrero de 1992
Artículo principal: Golpe de Estado de febrero de 1992 en Venezuela
La sublevación comenzó, simultáneamente en Maracaibo, Caracas, Valencia y Maracay, aproximadamente a las 11 de la noche del 4 de febrero de 1992. En Maracaibo, Francisco Arias Cárdenas logra apoderarse de la sede del gobierno regional y toma prisionero al Gobernador del Zulia, Oswaldo Álvarez Paz. En Caracas, Chávez establece su centro de operaciones en la sede del Museo Histórico Militar, ubicado en La Planicie, cerca del Palacio de Miraflores, mientras que sus fuerzas toman la estación estatal Venezolana de Televisión. Otro grupo se enfrenta a la Guardia Nacional en La Casona (residencia presidencial), mientras que otros intentan tomar el Palacio de Miraflores. Ya para media mañana la derrota de la sublevación era notoria. Chávez decide rendirse y pide hacerlo por televisión con la excusa de también llamar a la rendición a los otros sublevados que seguían combatiendo en Caracas, Valencia y Maracay. En horas del mediodía Chávez se presenta ante las cámaras de televisión y convierte una derrota militar en un triunfo político.

En algo más de un minuto, el Teniente Coronel Hugo Chávez, según todos los analistas, dijo exactamente lo que tenía que decir[cita requerida]. Comenzó diciendo "Buenos días". Luego identifica su movimiento: "este mensaje bolivariano". Reconoce la labor de sus copartidarios: "ustedes lo hicieron muy bien". Reconoce su derrota: "Nosotros aquí en Caracas no logramos controlar el poder". Lanza un reto: "lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados" Asume la responsabilidad: "Asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano" y da un mensaje de esperanza: "El país tiene que enrumbarse hacia un destino mejor".

El recuento de muertos se dio a conocer el día 5: de acuerdo a cifras oficiales del Ministerio de la Defensa, hubo 14 muertos y 53 heridos. No obstante, estimaciones extraoficiales ubican dicho saldo en 50 muertos y más de 100 heridos.

Los combatientes en Valencia y Maracay se rindieron. Chávez fue llevado prisionero al Cuartel San Carlos en el norte de Caracas.


Consecuencias

Al día siguiente de la rebelión, el ex-presidente Rafael Caldera, parlamentario y principal dirigente del partido Social Cristiano COPEI (COPEI), dirigió un discurso ante el Congreso en el que atacó duramente a Pérez, justificando en cierta forma el alzamiento militar "No se le puede pedir al pueblo que defienda la democracia cuando tiene hambre". Una encuesta reveló que el 60% de la población estaba a favor del Golpe. Mientras tanto, cientos de personas hacían filas a las puertas del Cuartel San Carlos para visitar a Chávez y entregarle presentes. A los pocos días, el gobierno decide trasladarlo a una cárcel ubicada en San Francisco de Yare, estado Miranda.

El 27 de noviembre de ese mismo año otro grupo de oficiales, generalmente de la Fuerza Aérea, se sublevan infructuosamente contra el gobierno.

Todos estos hechos debilitaron al gobierno de Carlos Andrés Pérez. Se le comenzó un juicio en el Congreso que culminaría con su remoción de la presidencia el 20 de mayo de 1993, acusándolo de corrupción.

Rafael Caldera fue el principal beneficiado político de la rebelión. Pocos meses después se deslinda del Partido Social Cristiano COPEI. Funda "Convergencia" y se lanza a la candidatura para las elecciones presidenciales de 1993, las cuales ganará. Chávez, desde la cárcel había llamado a la abstención.


Chávez prisionero

Chávez, junto con los principales líderes de la intentona, pasó 2 años en la prisión de San Francisco de Yare esperando juicio. Allí coescribe "Cómo salir del laberinto". Su popularidad aumenta. Es liberado el 27 de marzo de 1994 tras el sobreseimiento que le otorgó Caldera, como parte de un acuerdo político con sectores de izquierda, como el MAS y el PCV,para lograr apoyo a su gobierno.


Campaña presidencial

Ya libre, Chávez dado el descontento existente en el país para con los partidos políticos empieza una campaña de no votar en las siguientes elecciones, alegando que era la mejor manera de demostrar que el país no quería seguir con esas políticas económicas ni sociales, ciertos personajes políticos de gran importancia viendo su creciente popularidad, acompañado por el colapso de los partidos tradicionales y el crecimiento del rechazo popular a las medidas políticas y económicas neoliberales, lo instan a cambiar el discurso de no votar a sí votar pero a su favor, así con el apoyo de hombres de izquierda como Luis Miquilena y José Vicente Rangel de gran poder político en el país decide iniciar su propio movimiento político-electoral, el cual se cristaliza en el Partido Movimiento Quinta República (MVR) . El 14 de diciembre de 1994 Fidel Castro lo recibe en La Habana. Chávez, entre 1995 y 1997 recorre todo el país, explicando su proyecto político, que se basaba, principalmente para el momento, en la necesidad de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente que "refunde la República". Llega 1998, año de las elecciones presidenciales.


Triunfo en las elecciones

Popular símbolo del Movimiento Quinta República (MVR) fundado por ChávezLa Campaña política tiene tres principales contendientes: Irene Sáez Conde, Henrique Salas Römer y Hugo Chávez Frías, quien es apoyado por el denominado "Polo Patriótico", conformado por el Movimiento Quinta República (MVR), Movimiento al Socialismo (MAS),Partido Comunista de Venezuela (PCV), Patria Para Todos (PPT) y otras cuatro organizaciones menores. El candidato del otrora muy fuerte partido, Acción Democrática, Alfaro Ucero, nunca logró sobrepasar el 2% en las intenciones de voto. Prácticamente toda la Izquierda venezolana se había alineado con Chávez. Irene Sáez estaba apoyada por COPEI y Salas Römer por dos nuevos partidos "Proyecto Venezuela" y "Primero Justicia". Ya para mediados de 1998, Hugo Chávez era el primero en todas las encuestas. El 8 de noviembre se realizaron las elecciones legislativas. El MVR obtiene 49 de los 189 escaños de la Cámara de Diputados y el 21,3% de los votos (Casi igual que los obtenidos por Acción Democrática). Se demostraba que era la segunda fuerza política del país. Ante estos resultados, COPEI retira su apoyo a Irene Sáez y Acción Democrática se lo retira a Alfaro Ucero. Ambos partidos deciden apoyar a Henrique Salas Römer y se autodenominan Polo Democrático. El 6 de diciembre, Chávez obtiene con los votos lo que no pudo con las armas: Es electo Presidente de Venezuela con el 56,5% de los votos. (Ver: elecciones presidenciales de 1998). En este año Chávez había contraído matrimonio con Marisabel Rodríguez, madre de su última hija, Rosinés.

Chávez gana las elecciones con promesas de cambiar la constitución vigente (1961[5] ) por medio de un proceso Constituyente.

Presidencia

El primer periodo presidencial (1999 - 2001)


Hugo Chávez a bordo del USS YorktownArtículo principal: Revolución Bolivariana
Chávez asume el poder el 2 de febrero de 1999. (El 17 de enero de ese año había visitado nuevamente Cuba). Juró sobre la Constitución de 1961 "...juro sobre esta moribunda constitución...". Después del acto en el Capitolio Federal, se dirigió al palacio de Miraflores acompañado por un grupo de simpatizantes. Desde allí decretó la activación del "Poder Constituyente". El 25 de abril de ese año se celebra un Referéndum. El 92% de los que sufragaron estuvieron de acuerdo en convocar una Asamblea Constituyente. El 23 de mayo inicia su programa televisivo "Aló Presidente". El 25 de julio se realizan las elecciones para los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente. El Polo patriótico obtuvo 121 escaños. La oposición sólo obtuvo 7. El 3 de agosto, dicha Asamblea inicia sus sesiones. Entre sus integrantes se encuentra su esposa, la Primera Dama Marisabel Rodríguez. El 20 de noviembre la Asamblea termina el proyecto de Constitución.

Véase también: Constitución de Venezuela de 1999
El 15 de diciembre se realiza un referéndum. El 70% de los sufragantes aprueba la nueva Constitución.

En julio de 2000, ya con una nueva Constitución, se realizan las elecciones para "relegitimar todos los poderes". Chávez gana con el 59,76% de los votos. En agosto visita varios países de la OPEP. Se entrevista con Saddam Hussein en Bagdad.

El Centro Carter monitoreó las elecciones; su reporte dijo que, debido a la falta de transparencia, la percepción de parcialidad en el Consejo Nacional Electoral (CNE), y la presión política del gobierno de Chávez que resultó en elecciones adelantadas, le resultó imposible validar los resultados oficiales del CNE. Sin embargo, concluyeron que la elección presidencial legítimamente expresaba la voluntad de la gente


El segundo periodo presidencial (2001 - 2007)
En septiembre realiza en Caracas la Segunda Cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). A finales de octubre recibe en la capital a Fidel Castro, presidente de Cuba. A principios del 2001 realiza una gira por varios países asiáticos. El 30 de mayo asiste en Indonesia a una reunión del Grupo de los Quince (G-15).


La Ley Habilitante; la primera discrepancia con E.E.U.U. y el primer paro
El Congreso aprueba un Decreto Habilitante que le da poderes especiales al presidente para aprobar un conjunto de leyes, incluyendo la Ley de Tierras, que impulsaba una Reforma agraria, una nueva Ley de Hidrocarburos y la Ley de Pesca.

Si bien son aprobadas unas 49 leyes, la oposición dirigida principalmente por la patronal más importante del país Fedecámaras y la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), se concentran en luchar contra las tres leyes antes mencionadas.

En noviembre, en cadena nacional de Radio y televisión, mostró unas fotos de niños afganos, víctimas de los bombardeos de Estados Unidos de América en ese país y exclamó: "No se puede combatir el terror con más terror". El Departamento de Estado de los Estados Unidos rechazó estas declaraciones y llamó a su embajadora en Caracas.

El 10 de diciembre, mientras daba un discurso en la Base Aérea Francisco de Miranda, mejor conocida como La Carlota, en el este de Caracas, varias personas manifestaron en contra de sus políticas. Fedecámaras y la CTV llamaron a un primer paro nacional.

Si bien el paro fue calificado como exitoso, la oposición no logró su objetivo de hacer retroceder al gobierno con el paquete de leyes habilitantes. La polarización en el país comenzó a ganar fuerza y la mayoría de los medios de comunicación comenzaron a asumir una posición netamente antigubernamental.


Golpe de estado de abril de 2002
Artículo principal: Golpe de abril de 2002


Los eventos
La polarización continuó en 2002. En enero renuncia Luis Miquilena, Ministro del Interior. El 7 de febrero, un coronel de aviación interviene en un foro televisado y pide la renuncia de Chávez. Poco después lo harán los oficiales Pedro José Flores, Carlos Molina Tamayo, Alberto Pogglioli y Guaicaipuro Lameda. El 5 de marzo, Fedecámaras, CTV, la Universidad Católica Andrés Bello y la cúpula de la Iglesia Católica firman un pacto contra Chávez [cita requerida]. Siguen las deserciones de las Fuerzas Armadas.

El 7 de abril, el presidente Chávez anuncia por televisión el despido de altos gerentes de la empresa PDVSA. Las protestas en las calles se intensificaron. El 9 de abril la CTV y Fedecámaras anuncian el paro general de veinticuatro horas para apoyar a los gerentes de PDVSA. La oposición convocó el 11 de abril a una marcha que reunió a cientos de miles de personas, que originalmente iba destinada y autorizada hasta la sede de PDVSA ubicada en Chuao, pero los ánimos se caldearon y fue desviada hacia al Palacio de Miraflores, el cual se encontraba rodeado por manifestantes partidarios de Chávez. Al llegar al centro de la ciudad, las protestas se convirtieron en violentos disturbios y enfrentamientos entre los opositores, los partidarios del gobierno y la intervención de la Guardia Nacional y la Policía Metropolitana de Caracas[cita requerida].

Durante los hechos, Chávez se encontraba en el Palacio de Miraflores, desde donde se dirigió al país en Cadena nacional y solicitó a las Fuerzas Armadas la activación del llamado Plan Ávila[cita requerida], un plan especial de las Fuerzas Armadas venezolanas cuando hay una conmoción interna que amenaza la estabilidad y seguridad nacional. Mientras tanto, las estaciones de televisión privadas dividieron las pantallas. En un lado se veía a Chávez y en las otras escenas de los disturbios que ocurrían en el centro de Caracas. El gobierno, ante esto, respondió mandando a sacar del aire a dichas televisoras pero éstas[cita requerida], con un plan alterno, lograron, cinco minutos después, seguir transmitiendo aunque con una imagen de menor calidad. Los heridos y muertos comenzaron a sucederse a eso de la 1:30 p.m. Terminando la tarde, las televisoras transmitieron un mensaje, que luego se presumió que pudo haber sido previamente grabado (según investigaciones que hicieron instituciones del estado y reporteros como Otto Neustald de la cadena CNN a lo ocurrido ese día) de un grupo de almirantes y generales donde desconocían al gobierno de Hugo Chávez y donde además afirmaban que para ese momento habían ya fallecido seis ciudadanos víctimas de los hechos ocurridos en la manifestación. Poco después, Venevisión transmite imágenes de un grupo de afectos al gobierno de Chávez que disparaban desde el puente Llaguno (ubicado en medio de la manifestación) hacía el sur (dirección en la cual tendrían ángulo visual de los manifestantes que por ahí transitaban, mas no alcance balístico)[cita requerida]. Estas imágenes, según Chávez y voceros de su gobierno, eran editadas y nunca se muestra a quiénes les disparaban, aunque el locutor hablando desde el estudio, decía que disparaban a los manifestantes. Los tiradores dirían, días después, que ellos disparaban en modo de defensa en contra de unos francotiradores apostados en los pisos superiores de unos edificios y contra funcionarios de la policía Metropolitana de Caracas.

Finalmente, hubo diecinueve muertos, y unos cien heridos[cita requerida]. Nueve policías metropolitanos y dos efectivos de la Guardia Nacional fueron enjuiciados por varias de esas muertes. Se acusa de francotiradores (entre ellos a un concejal del partido oficialista MVR, imputado ante el Tribunal 26 de Control de ser los causantes de otras, si bien fueron declarados inocentes en 2004.

En horas de la noche, el presidente Chávez fue presionado por los militares que lideraban el golpe, quienes le exigieron entregarse y renunciar o, si no, atacarían el palacio presidencial, aún rodeado de civiles chavistas

A eso de las 12 de la noche, el General Lucas Rincón Romero, Ministro de la Defensa para el momento se dirigió al país por televisión y expresó que al presidente "se le solicitó la renuncia, la cual aceptó". En horas de la madrugada del 12 de abril, Chávez accedió a entregarse, abandonó Miraflores y fue transportado inicialmente a la base militar ubicada en Fuerte Tiuna, Caracas. Las imágenes de lo ocurrido ese día dentro del palacio presidencial fueron captadas por las cineastas Kim Bartley y Donnacha O'Brien en el documental "La Revolución no será trasmitida".

En horas de la tarde del día 12 de abril se autojuramentó Pedro Carmona, presidente de Fedecámaras, como presidente interino. Acto seguido emitió un decreto que derogó las leyes habilitantes, disolvió el Parlamento, el Tribunal Supremo de Justicia, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y se dio a sí mismo poderes por encima de la Constitución, lo que causó una gran indignación entre los partidarios del Presidente Chávez y en algunos sectores moderados de la oposición y terminó por restarle apoyo internacional. Entre los países que apoyaron tácitamente el Golpe se cuentan España, Chile[cita requerida], Colombia, El Salvador y Estados Unidos de América. El sábado 13 de abril, desde horas de la mañana, muchos seguidores de Chávez comenzaron a manifestarse en Caracas. La autopista que enlaza la capital con el oriente fue cerrada por los manifestantes, al igual que la autopista que la comunica con La Guaira (Donde se encuentra el principal puerto y el principal aeropuerto del país). De ese modo, igualmente comenzaron protestas en todo el país, algunos canales de televisión sólo se limitaron a transmitir películas y series de dibujos animados en lo que fue denominado una censura informativa. Los venezolanos, ya en la tarde de ese sábado, comenzaron a enterarse de lo que sucedía gracias la cadena CNN. También la cadena radial Caracol de Colombia ofreció valiosa información sobre lo que acontecía.

Los captores de Chávez lo trasladan a una base naval en Turiamo, donde escribe una nota dirigida a los venezolanos expresando: "No he renunciado al poder legítimo que el pueblo me dio". Un soldado logra sacar la nota de las instalaciones y la envía por fax a los medios de comunicación. De aquí, Chávez es trasladado a la Isla La Orchila con la intención de convencerlo para llevarlo fuera del país por su propia solicitud.

En la noche de ese, día partidarios de Chávez logran tomar el canal televisivo "Venezolana de Televisión" y comienzan a transmitir. La estación había sido tomada previamente por la policía de la gobernación del estado Miranda, la cual era controlada por Enrique Mendoza, gobernador de la entidad mencionada y un agudo opositor a Hugo Chávez. Un importante batallón asentado en Maracay, bajo el mando de Raúl Isaías Baduel, declara su adhesión a la Constitución "que el pueblo venezolano libérrimamente se dio" y activan lo que llamaron la Operación de Rescate de la Dignidad Nacional. Los partidarios de Chávez toman el Palacio de Miraflores, abandonado por los golpistas a primeras horas de la tarde. El Presidente del Congreso toma juramento al vicepresidente, Diosdado Cabello, como presidente provisional. Horas más tarde, en la madrugada del 14 de abril un comando libera a Chávez en La Orchila y lo trasladan a Caracas por vía aérea. Diosdado Cabello le transfiere el mando. Chávez se dirige a la nación, mostrando un crucifijo y llama a la calma.


Golpe de Estado

El gobierno de Chávez, sus simpatizantes y la gran mayoría de las fuentes de referencia y de información fuera de Venezuela (Britannica, Larousse, BBC, CNN) consideran al derrocamiento temporal de Hugo Chávez como producto de un fallido golpe de Estado por tratarse de un intento de derrocar mediante la fuerza a un presidente electo democráticamente. Además, no se siguieron los procedimientos constitucionales establecidos: en caso de renuncia del Presidente, el vicepresidente Diosdado Cabello debía tomar su lugar previa aceptación de la renuncia por parte del Parlamento. Si el Vicepresidente tampoco estaba disponible, el Presidente de la Asamblea Nacional tenía que asumir la Primera Magistratura. Si éste tampoco podía hacerlo, correspondía al presidente del Tribunal Supremo de Justicia.

El 14 de agosto de 2002, el Tribunal Supremo de Justicia dictó una sentencia según la cual no ocurrió un golpe de estado en Venezuela. Esta decisión fue acatada, pero no compartida por Chávez. En el 2005 fue anulada por el mismo tribunal.


El paro de diciembre de 2002

Artículo principal: Paro petrolero de 2002-2003
Por diversas razones, semanas después se reiniciaron las protestas opositoras. A mediados de año, un grupo de 14 militares activos de alto rango y retirados que habían estado implicados en el golpe de abril se pronunciaron en contra del gobierno en la Plaza Altamira; declarándose en desobediencia. Día a día, más militares se unieron a la protesta hasta alcanzar a unos 120 oficiales; el gobierno decidió no reprimir ni sofocar la protesta militar, pero los medios privados le daban una cobertura total y fue ampliamente apoyada por miles de simpatizantes, políticos de la oposición y celebridades de la farándula.

El 2 de diciembre de 2002, días después de la creación de una mesa de diálogo y acuerdos patrocinada por la OEA y el Centro Carter, en la cual sectores del gobierno y la oposición se sentaron para intentar reconciliarse, comenzó un nuevo paro general convocado por los sindicatos opuestos al gobierno, Fedecámaras, el grupo "Gente del Petróleo", conformado por la élite de PDVSA y los medios de comunicación, con el apoyo de la cúpula de la Iglesia católica y de diversos partidos políticos tradicionales, tanto de derecha como de izquierda (como el MAS, Bandera Roja) "Primero Justicia", Acción Democrática y COPEI, aglutinados en lo que llamaron Coordinadora Democrática.

Su duración inicialmente era de 24 horas, pero se prorrogó hasta convertirse en una huelga indefinida. La petición central de los huelguistas era la renuncia del Presidente, o la realización de un referendo consultivo sobre la continuidad de Chávez. Chávez no renunció, y el paro se mantuvo durante 62 días.

Dicho paro tuvo características atípicas: todas las televisoras privadas de alcance nacional y los periódicos más importantes le dieron apoyo irrestricto. Los primeros suspendiendo toda su programación de entretenimiento y sus anuncios comerciales para dar paso a programación política e informativa durante 18 ó 20 horas al día, reconociendo su sesgo en contra del gobierno varias veces. Los periódicos hicieron lo propio. El canal oficial, Venezolana de Televisión, también participó en esta guerra mediática parcializándose completamente a favor del gobierno, de esta forma la polarización se acentuó mucho más y los medios de comunicación imparciales prácticamente desaparecieron. El gobierno también apoyó la creación de periódicos, emisoras de radio, televisoras y sitios web de carácter alternativo, que son consideradas por la oposición como focos de propaganda gubernamental, pero que el gobierno defiende como espacios de expresión para quienes eran censurados por las emisoras privadas.

Se insiste en que el paro además era un paro forzoso, ya que en muchas empresas, fábricas y locales comerciales los trabajadores querían continuar sus labores, pero los patrones tomaron la decisión de pararse. Sin embargo, no puede considerarse únicamente un lock out debido a que en la administración pública muchos gremios se unieron al paro.

La paralización llegó a su clímax cuando se afectó a la petrolera estatal, PDVSA. Miles de los empleados de la empresa abandonaron sus puestos de trabajo y, según el gobierno, algunos cometieron sabotajes en las mismas para intentar paralizar la empresa.

Esto trajo graves repercusiones sobre la población con escasez de gasolina y otros combustibles, además de alimentos y otros artículos de primera necesidad.

Las marchas entre simpatizantes de gobierno y oposición se sucedían a diario, congregadas especialmente en Caracas, quienes además se atrincheraban 24 horas al día en sitios claves que consideraban sus "bastiones": la oposición se aglomeraba en torno a la Plaza Altamira y la sede de PDVSA en Chuao (ambos en el este de Caracas), mientras que el chavismo se concentraba en torno al Palacio de Miraflores, la plaza Bolívar y la sede principal de PDVSA en La Campiña (en el centro de la capital). La oposición, además, realizaba "cacerolazos" (golpear ollas) durante todas las noches; en aquellas urbanizaciones de clase media y alta donde la oposición era mayoría, realizadas por los vecinos de estos, pidiendo la dimisión del gobierno. En algunos casos, realizaron marchas durante el día forzando a cerrar aquellos negocios y tiendas que abrían en sus urbanizaciones, o frente a las casas de funcionarios y simpatizantes del gobierno.

Por iniciativa del nuevo presidente brasileño, Lula Da Silva, se conformó un grupo de "países amigos de Venezuela", entre los que se encontraba Brasil, Chile, México, España, Portugal, Estados Unidos, (hasta ese momento, Chávez se llevaba mal con los presidentes de todos estos países, exceptuando Brasil) y algunas personalidades estadounidenses, como el ex presidente Jimmy Carter.

El gobierno llamó a ex empleados de PDVSA y a técnicos de Universidades y de las Fuerzas Armadas con el objeto de que hicieran funcionar nuevamente a la empresa petrolera. Para finales de diciembre este objetivo prácticamente estaba logrado, lo cual fue un duro golpe para los propulsores del paro. Éste se fue debilitando con el paso de los días. A mediados de enero de 2003, el gobierno logró recuperar el control total de PDVSA. El Estado decidió despedir a 15 mil empleados. Los empresarios, por su cuenta, comenzaron a abrir sus negocios y locales comerciales, desobedeciendo a las federaciones que los agrupaban.

La oposición rompió "informalmente" la huelga por la presión internacional el 3 de febrero de 2003, si bien nunca se hizo un anuncio oficial.

A partir de ese momento, toda la lucha política de la oposición se centró en la realización de un Referéndum. En este momento comienza a tener preponderancia la Organización "Súmate".


Entre abril y mayo se hizo la recolección de firmas. El 3 de junio de 2004, el Consejo Nacional Electoral anunció que el mínimo de firmas necesarias se había recolectado y quedaba activado el Referéndum. Chávez se dirigió al país en cadena nacional y expresó más o menos: "Hasta ahora han jugado ustedes, ahora me toca jugar a mi... Nos vemos en Santa Inés". Y con ello comenzó su campaña para ganar el Referéndum, cuya fecha se fijó en agosto. Para sacarlo del gobierno, la oposición debía obtener más de 3,70 millones de votos, número que obtuvo Chávez en su reelección del año 2000; pero también, para lograr eso, los votos a favor del Presidente tenían que ser menores a esa cantidad. El referéndum se realizó el 15 de agosto. El 40,64% (3.989.008) estaba en contra del Presidente, pero el 59,06% (5.800.629 personas) estaba a su favor. De esa manera Chávez no fue revocado. La oposición denunció fraude y se deslindaron de la OEA y del Centro Carter que avalaron esos resultados. Como consecuencia, la Coordinadora Democrática se disolvió, al igual que "Gente del Petróleo" y fue un duro golpe para la ONG "Súmate".


Elecciones regionales de 2004
El fenómeno del chavismo se ha extendido también a las elecciones regionales. Los resultados de las elecciones para gobernadores y alcaldes de octubre de 2004 favorecieron a los partidos chavistas: veintidós (22) de los veinticuatro (24) estados quedaron en manos de gobernadores del partido MVR. Sólo los estados Zulia y Nueva Esparta quedaron en manos de la oposición. En otros estados, la victoria de los chavistas fue muy ajustada. Así mismo, el chavismo se hizo con el 90% de las Alcaldías.


Expropiación de latifundios

A partir de 2005, Hugo Chávez ordenó mediante la Ley de Tierras, aprobada en 2002 mediante un decreto con fuerza de ley, aprobado previamente por la asamblea nacional, la expropiación de latifundios y tierras aparentemente improductivas, para dársela a quien la quiera trabajar, por la «seguridad alimentaria» y para «profundizar la revolución». Se pretende que esta acción fue apoyada por los campesinos sin tierras y asalariados, pero criticada por los empresarios, terratenientes, la oposición venezolana en general, Estados Unidos, y el ex presidente argentino Carlos Menem, que las considera «medidas comunistas».


Elecciones parlamentarias de 2005
Artículo principal: Elecciones parlamentarias de 2005
En las elecciones parlamentarias del 4 de diciembre de 2005, absolutamente todos los curules del Parlamento fueron ganados por diputados simpatizantes del presidente Chávez, luego de que los principales partidos de oposición decidieran retirarse y llamaran a la abstención. El argumento esgrimido por dichos partidos fue la falta de confianza en el Consejo Nacional Electoral, si bien dicho ente cumplió con todas las exigencias que realizó la oposición, por lo que el retiro fue calificado por los observadores internacionales de la OEA y la Unión Europea como "muy sorpresivo". La abstención fue de un 75% de los votantes inscritos, ligeramente[cita requerida] por encima del promedio histórico para este tipo de elecciones.


Elecciones presidenciales de 2006
Artículo principal: Elección presidencial de 2006
En las elecciones presidenciales del 3 de diciembre de 2006 fue reelegido como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela obteniendo casi ocho millones de votos.


El tercer período presidencial (2007 - 2013)
Chávez asume el 10 de enero de 2007 como Presidente reelecto del país para el período 2007-2013, anunciando ante la Asamblea Nacional que llevará a Venezuela hacía el denominado Socialismo del siglo XXI, lanzando la frase "Patria, Socialismo o Muerte".

Nacionalizó la empresa Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV) la mayor telefónica del país y su filial de telefonía celular Movilnet hasta ese momento controladas por la empresa norteamericana Verizon, el precio acordado con los norteamericanos fue de poco más de 572 millones de dólares. Además, también nacionalizó la Electricidad de Caracas (EDC), empresa privada que surte de electricidad a la capital, al comprar el 92,98% de las acciones de la compañía, a través de una Oferta Pública de Adquisición, que involucró un acuerdo de compra-venta del 82,14% accionarial que controlaba la estadounidense AES por 739,26 millones de dólares.

El 27 de mayo de 2007 Chávez decide no renovar la concesión para operar el canal 2 a la empresa Radio Caracas Televisión (RCTV) que desde entonces solo puede emitir por cable. Esto dio pie a diversas manifestaciones en la calle, sobre todo de estudiantes universitarios y periodistas opositores que no estuvieron de acuerdo con el cierre (véase Protestas por el fin de la concesión de RCTV (2007)).

A finales del 2007, las relaciones diplomáticas de Venezuela con Colombia y España se ven afectadas por dos incidentes separados, relacionados con el Acuerdo Humanitario y la XVII Cumbre Iberoamericana respectivamente.


Propuesta de reforma constitucional
Artículo principal: Proyecto de Reforma Constitucional de 2007 en Venezuela
Hugo Chávez presentó una propuesta de reforma de la Constitución que presenta a la Asamblea Nacional y que es aprobada en tres secciones. Luego la Asamblea Nacional presentó al Consejo Nacional Electoral el proyecto de la reforma constitucional que convocó ese organismo para el 2 de diciembre de 2007; fue votada en dos bloques, el A y el B.

Finalmente la reforma no fue aprobada por estrecho margen. Chávez reconoció y felicitó la victoria de la oposición a la 1:30 de la mañana del 3 de diciembre de 2007. Ante el surgimiento de informaciones que indicaban que Chávez había reconocido su derrota por presiones del sector militar, el presidente venezolano, acompañado por el alto mando militar, dijo a la oposición: "Sepan administrar su victoria, porque ya la están llenando de mierda, es una victoria de mierda y la nuestra, llámenla derrota, pero es de coraje". Además, haciendo alusión al estrecho porcentaje de ganancia del NO 1,41 (NO:50.7%, SI:49.29%) y 2,11 (NO:51.05% SI:48.94%) en el bloque A y B respectivamente, Chávez calificó a la primera victoria opositora como una ""victoria pírrica"", afirmando que "no la hubiera querido" para sí, y advirtiendo "midan bien matemáticamente la victoria". A pesar que la oposición ha considerado su propia victoria como un gran paso hacia la salida democrática de Chávez del poder, algunas personas afectas al gobierno consideran ésta una pequeña batalla. Varios países se pronunciaron al respecto en diversos sentidos.


Indicadores socio-económicos de la era Chávez

Desempleo

Hugo Chávez junto a Schafik Handal, Fidel Castro y Evo Morales en una reunión en La Habana en 2004La tasa de desempleo en 1999 era de 16%; a finales del 2006 la tasa ha bajado a un 10,4% según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a un 8,90% según los datos de The World Factbook.

La tasa de desocupación a finales del mes de junio del 2007, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) presentó al país la cifra oficial de un 8,3% de desempleo, bajando en un 1,4% con respecto al mismo mes del año 2006, mientras que la economía formal incremento su fuerza laboral en 390.782 personas, alcanzando un porcentaje de personas empleadas de 55,8%, lo que represento un incremento de un 1,5% con respecto al mismo mes del año.2006


Pobreza

Definiendo la pobreza como la incapacidad de generar, en los hogares, los ingresos que permitan adquirir la cesta básica de alimentos, la pobreza se ha desarrollado de la siguiente forma en los últimos dieciséis años: 73% (1994), 85% (1998), para finales del año 2005 se ubicó en 37.9% según The World Factbook. De acuerdo con los datos oficiales del INE, para el primer semestre del 2006 la pobreza se redujo a un 33,9%, y el nivel de pobreza extrema a un 10,6%.

En 2007 en su informe Panorama social de América Latina de ese mismo año, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe reconoció que Venezuela entre 2002 y 2006, disminuyó en ese período su tasa de pobreza en 18,4% e indigencia en 12,3%, pasando de una pobreza de 48,2% y una indigencia de 22,2% en 2002, a 37,9% y 15,9% respectivamente en 2005 y a 30,2 y 9,9% respectivamente en 2006, obteniendo el segundo mejor desempeño después de Argentina.


Inseguridad
La inseguridad en Venezuela ha crecido durante el gobierno de Hugo Chávez hasta convertirse en el país con mayor número de homicidios por cada 100.000 habitantes (52) en América, si bien en Caracas la cifra es de 135 homicidios por cada 100.000 personas, en comparación, las cifras de otros países son: México 22, Brasil 20 y Chile 4 por cada 100.000. La inseguridad es percibida como el principal problema de los venezolanos, según el Observatorio Venezolano de la Violencia los homicidios son la principal causa de muerte entre los jóvenes en el país y la tercera general. Hasta 1997 -antes del gobierno de Hugo Chávez- los homicidios como causa de muerte estaban por debajo de enfermedades como la diabetes y los accidentes de tránsito, en este mismo informe se hace notar que los asesinatos en Venezuela en el 2007 fueron 14.000 en comparación de los 4.481 de 1997. En un estudio de la UNESCO realizado en 57 paises, Venezuela era el país con más muertes por armas de fuego entre los países estudiados.

Principales obras de infraestructura
Durante la gestión de Hugo Chávez y aprovechando el excedente en el ingreso petrolero del país, muchas obras de infraestructura paralizadas se reactivaron[cita requerida], se retomaron viejos proyectos y se estimuló el desarrollo de nuevos programas masivos de infraestructura. Entre las principales obras inauguradas están: el Segundo puente sobre el río Orinoco que une los estados Anzoátegui y Bolívar con un coste de 1.280 millones de dólares, el tramo del Sistema Ferroviario Nacional Caracas-Charallave-Cúa (Sistema Ferroviario Central ), con un coste de 2.500 millones de dólares, la Represa Generalísimo Francisco de Miranda (Caruachi) con un coste de 2.500 millones de dólares, la Línea 4 del Metro de Caracas (Tramo Capuchinos -Zona Rental 800 millones de dólares), la segunda fase de la Línea 3 del Metro de Caracas (tramo El Valle - La Rinconada) (800 millones de dólares) - La primera línea del Metro de Valencia (740 millones de dólares), la primera fase del Metro de los Teques (800 millones de dólares), la primera fase del Metro de Maracaibo (400 millones de dólares), el Trolebús de Mérida, el Sistema de Transporte masivo de Barquisimeto (Transbarca), el Hospital Cardiológico Infantil Gilberto Rodríguez Ochoa (150 millones de dólares), en el ámbito deportivo se inauguraron nuevos estadios de fútbol y béisbol y otros fueron remodelados totalmente, entre los nuevos están el Metropolitano de San Cristobal, el Metropolitano de Mérida, el Metropolitano de Barquisimeto, el Monumental de Maturín se inauguraron también nuevos tramos de varias autopistas entre ellas la Autopista Gran Mariscal de Ayacucho, de la Autopista José Antonio Páez; de la Autopista San Cristobal - La Fría; de la Autopista-Acarigua Barquisimeto; de la Autopista Circunvalación Norte de Barquisimeto, entre otras.

En proyecto y/o plena ejecución están, el Segundo Puente sobre el Lago de Maracaibo, el Tercer puente sobre el río Orinoco (900 millones de dólares), el Metro de Guarenas-Guatire(2000 millones de dólares) seis tramos del Sistema Ferroviario Nacional siendo los más importantes (Barquisimeto-Puerto Cabello (500 millones de dólares); Tramo La Encrucijada-Puerto Cabello (3500 millones de dólares) y San Fernando-San Juan de los Moros, la segunda fase de los metros de Valencia, Maracaibo y Los Teques, la línea 5 del Metro de Caracas (800 millones de dólares), el Sistema de teleférico Metrocable de Caracas, entre otras obras.

Así como también la construcción de los 9 estadios utilizados como sede de la Copa América 2007.


Los programas sociales
Artículo principal: Misiones Bolivarianas
Hugo Chávez ha implantado una política de programas sociales, muy activo y que desde el 2003 son llamados "misiones", las más publicitadas son las educativas, la Misión Robinson para enseñar a leer y a escribir en los barrios populares, basada en métodos venezolano-cubanos. La Misión Ribas para facilitar los estudios primarios y la Misión Sucre para los secundarios y universitarios. Además de estas, existe la Misión Barrio Adentro que consiste en un Programa médico-asistencial para las zonas más deprimidas del país y la Misión Vuelvan Caras que consiste en un incentivo del gubernamental para la producción de bienes y servicios por parte de las sociedades organizadas conocidas como "Consejos Comunales". En total son veintiún (21) misiones sociales.

Sin embargo, según cifras del Ministerio para la Vivienda y el Hábitat, no se ha alcanzado la cifra de 100.000 casas anuales necesarias para detener el incremento del déficit de viviendas en Venezuela. De hecho, desde 1999 hasta el 2007, el Ejecutivo nacional sólo ha podido construir cerca de 260.000 soluciones habitacionales. El déficit de viviendas se ubicaba en 1,8 millones de unidades en el 2007.


Política exterior
Desde que asume el poder Hugo Chávez ha aumentado progresivamente su proyección internacional desde la palestra de mandatario nacional, sus constantes viajes han tenido generalmente carácter comercial, si bien a partir del 2003 su trabajo como figura internacional se ha alejado paulatinamente de este trabajo diplomático hacia la promoción de su plataforma ideológica; apoyando abiertamente a organizaciones y movimientos políticos que, en ciertos casos, están en abierta confrontación con los gobiernos nacionales. Tal es el caso en Perú y Colombia, así como lo fue en Bolivia, antes de la asunción de Evo Morales, a principios de 2006. Ha mantenido además intensas relaciones diplomáticas con mandatarios internacionales abiertamente enfrentados al gobierno de los Estados Unidos, reuniéndose, entre otros, con mandatarios como Nguyen Minh Triet, Robert Mugabe, Fidel Castro, Saddam Husein, Evo Morales y Mahmud Ahmadineyad. Hugo Chávez es una de las figuras de mayor proyección internacional, siendo su popularidad especialmente alta en algunos países deLatinoamérica, al haber sido precursor de la nueva Integración Latinoamericana y Caribeña, del Oleoducto del Sur, del Banco de Sur, de Telesur, y de varios convenios con países pobres para la reducción de los costos en cuanto a materia energética se refiere. Sin embargo, algunos analistas califican estas acciones como una "diplomacia petrolera"[36] y recibe criticas de algunos sectores por manejos ineficientes del gasto publico y el costo que tiene exportar la ideología Bolivariana.


Integración latinoamericana

Néstor Kirchner, ex-presidente de Argentina y Hugo Chávez en julio de 2004Chávez ha promovido la integración latinoamericana más que cualquier otro presidente venezolano en los últimos años, superando los proyectos de otros mandatarios pro-latinoamericanos[cita requerida]. Políticas tales como la venta de petróleo en condiciones de pago preferenciales le han valido adhesiones en varios de los países del hemisferio, situación que años atrás parecía imposible. Muchos analistas creen que Chávez influyó para que el chileno José Miguel Insulza, candidato que no contaba con el apoyo de Estados Unidos, resultara elegido secretario general de la OEA[cita requerida].

Se afirma también que su política en América Latina, que incluye la creación y gestión de Petrosur, Petrocaribe, Telesur y otros, lo ha convertido en un personaje influyente en la región. La aceptación de Venezuela dentro de Mercosur como socio pleno en el año 2006, le ha dado un viraje a esta comunidad de naciones, planteando en la agenda no sólo temas comerciales sino sociales. Su gran proyecto gasífero incluye el gran Gasoducto del Sur, que plantea la construcción de un gasoducto desde el Caribe hasta el Río de la Plata, donde participarían los países del Mercosur y Bolivia, en principio. En la actualidad, su cercanía con Bolivia y Cuba, países gobernados por Evo Morales y Fidel Castro respectivamente, les han permitido desarrollar planes controversiales, pero de gran aceptación dentro de ciertos sectores, de salud y alfabetización.


Relaciones con los países árabes y musulmanes
Desde que Chávez llegó al poder, se ha ido acercando a los países árabes y musulmanes, teniendo en cuenta que la mayoría de estos, al igual que Venezuela, son grandes productores y exportadores de petróleo. Chávez promovió la celebración de una cumbre extraordinaria con los países de la OPEP y visitó todos los países miembros incluyendo a Libia, Irán e Iraq, cuando este último era gobernado por Saddam Hussein. De esta manera Chávez logró estrechar las relaciones con los países de Medio Oriente con quienes sigue manteniendo intereses comunes en el área energética. Irán es el país musulmán con mayor inversión en Venezuela y ha instalado grandes empresas ensambladoras de automóviles, tractores y otras en el país. Venezuela ha votado en instancias internacionales a favor de Irán dentro de Agencia Internacional de Energía Atómica, donde Venezuela abogó por permitir el desarrollo de la energía nuclear por el país musulmán. En el año 2006, Venezuela fue aceptada como miembro observador de la Liga Árabe.





Chavez