Intel Haswell, el rey de la autonomía portátil, se lanzará en el segundo trimestre de 2013


Intel Haswell, el rey de la autonomía

El último roadmap de Intel detallando las fechas aproximadas de lanzamiento de sus nuevos procesadores y plataformas se ha filtrado y ha sido publicado en internet, con una sorpresa que pocos esperaban: Haswell, la plataforma que promete ofrecer hasta 24 horas de autonomía en ordenadores portátiles, llegará al mercado entre los meses de marzo y junio del próximo año, al mismo tiempo que las novedades más interesantes de su único competidor, AMD.

La diapositiva, publicada como de costumbre por DonanimHaber, también habla de del resto de plataformas y procesadores de la firma, aunque sin ninguna novedad aparente, señalando unidades Ivy bridge superiores a los Core i7-3770K para el último tramo de este año. La única noticia inesperada es el lanzamiento de Haswell, con unidades de rendimiento variado entre la gama media (comparables a los Core i5) y media-alta (de rendimiento aproximado a los Core i7 actuales) Hasta el momento Intel ha hablado largo y tendido de los procesadores Haswell, que estarán fabricados utilizando la misma tecnología de 22nm empleada para Ivy bridge, y que llegarán con el nuevo socket LGA 1150. Aunque el roadmap filtrado detalla específicamente las paltaformas de sobremesa, se espera que las unidades Haswell para ordenadores portátiles lleguen también en el mismo periodo de tiempo, con los procesadores de rendimiento más reducido (i5) reduciendo hasta en un 30% el consumo con respecto a las CPUs de serie Sandy Bridge, alcanzando autonomías hasta ahora solo reservadas a los SoC basados en ARM que encontramos en la mayoría de dispositivos móviles del mercado. Los chips ULV basados en la nueva tecnología tendrían una disipación máxima de 15W, por debajo de los procesadores que en estos momentos se integran en los portátiles bajo denominación Ultrabook, lo que permitirá una mayor libertad a la hora de diseñar estos equipos.

En cuanto a los sistemas desktop, Intel sugería que Haswell volvería a llevar el TDP de las CPU más avanzadas a los 95W, tras reducir este con Ivy Bridge hasta los 77W, lo que sugiere que la nueva plataforma estará enfocada hacia un mayor rendimiento en lugar de un consumo más bajo. El sucesor de los chips todavía no lanzados de Intel suena realmente interesante, pero por lo que parece está todavía bastante lejos, así que para este año habrá que conformarse con Ivy Bridge, si pensabais renovar vuestro equipo.