Bases Antárticas

Bases Antárticas

BASES ANTÁRTICAS

En la Antártida no hay pueblos ni ciudades.

Pero cada año, desde comienzos del siglo 20, cada vez más hombres, mujeres y hasta niños habitan el continente blanco.

Los primeros expedicionarios lo hicieron en casas prefabricadas que transportaban desde el continente. Otros, con menos suerte, debieron hacerlo en carpas o refugios construidos por rocas y restos de embarcaciones.

Hoy existen numerosas bases y refugios a lo largo y lo ancho dela Antártida. Sin embargo, sigue siendo el continente menos poblado del planeta y el único que no tiene habitantes permanentes.

La vida en la Antártida gira en torno de las bases, principalmente estaciones científicas, desde donde se despliega la mayoría de las investigaciones que se realizan en el continente.

BASES MODERNAS

Con el correr de los años, las instalaciones y comodidades de las bases fueron mejorando. Las pequeñas construcciones vulnerables al viento y las bajas temperaturas, se han convertido hoy en modernos edificios listos para resistir el duro clima antártico y hasta capaces de ser trasladados de un lugar a otro.

Existen bases permanentes y bases temporarias. Las primeras permanecen abiertas todo el año, las segundas sólo abren sus puertas durante los meses de verano para brindar soporte a las actividades y campamentos científicos.

Actualmente, las bases científicas cuentan con todo lo necesario para sobrevivir el frío invierno antártico y la noche polar. No falta el agua caliente, la televisión por cable, Internet y hasta pistas de aterrizaje para aviones de gran porte.

En esta sección iremos publicando, información sobre las distintas bases de cada país en la Antártida.

ARGENTINA

Uruguay

Argentina es el país con mayor permanencia histórica en la Antártida.

Se encuentra presente en el continente desde el año 1904, cuando comenzó a operar ininterrumpidamente la entonces “Estación Meteorológica Orcadas”, una base instalada por Gran Bretaña y que luego fue cedida a la Argetina.

Argentina cuenta actualmente con 13 bases en la Antártida: 6 bases permanente y 5 base temporarias que se se abren durante el verano para actividades científicas.

Las bases permanentes argentinas son: Orcadas, San Martín, Esperanza, Marambio, Belgrano 2 y Jubany.

Las bases temporarias son: Brown, Cámara, Decepción, Matienzo, Melchior, Petrel y Primavera.

ESPERANZA

Ubicada en medio de un paisaje sin igual, la base argentina Esperanza es sin lugar a dudas una de las más particulares de la Península Antártida. Además de recibir cada año a familias y niños, toma su nombre de uno de los hechos históricos más asombrosas de las expediciones al continente.

Antartida

País: Argentina

Ubicación: Bahía Esperanza, Península Antártica

Temperatura promedio: 00 ºC – 00 ºC

Población: 66 personas durante el invierno

Funcionamiento: Anual

Vivir en base Esperanza es para muchos lo más similar a la vida en el continente. La sola presencia de niños y familias durante el frío invierno antártico, dan a Esperanza un color diferente.

Estratégicamente ubicada en la puerta de entrada a la península antártica y rodeada de glaciares, montes y mar, esta base toma su nombre de la bahía en la que se encuentra.

La estación fue fundada en el año 1951, y en 1978 recibió a las primeras siete familias que desde entonces la pueblan todos los años, marcando un antes y un después en la presencia argentina en el continente antártico.

Pero quienes deseen invernar en ella acompañados de su familia, antes deben haber cumplido una estadía previa sin acompañantes en alguna de las bases argentinas.

Esperanza es parecida a un pequeño pueblo. Sus 13 casas recostadas sobre la ladera del cerro, alojan cada año a las 50 o 60 personas que conforman su dotación.

Cada familia tiene su casa. Aunque son hogares más que acogedores, allí sólo se cocina los Domingos. Durante la semana, cada familia retira su comida del casino, donde los cocineros preparas las más variadas delicias para todos.

En 1978, la base fue escenario de dos hitos de la historia antártica. El 7 de enero nació Emilio Marcos Palma, el primer antártico del mundo. Y el 16 de febrero, se realizó en ella el primer casamiento.

Los “solteros”, aquellos miembros de la dotación que no invernan junto a sus familias, conviven como en el resto de las bases argentinas. Viven en grupos y también tienen sus propias casas, exactamente igual a los grupos familiares.

Como en toda base antártica, el casino nunca deja de ser un lugar especial. Sus mesas de pool, ping pong y mete gol, son testigos de eternos enfrentamientos entre niños, adolescentes y adultos, que en momentos de esparcimiento se reúnen allí como si fuera el club local.

Detrás de las casas, el glaciar Buenos Aires y el monte Flora, conforman un patio de juegos inmenso para los niños que cada año viven allí.

A la escuela

Los niños de la base asisten cada mañana ala Escuela ProvincialNº 38 Julio Argentino Roca, que desde 20xx cuenta cada año con un matrimonio de docentes que viaja desde Tierra del Fuego y que acompañan a los alumnos durante el ciclo escolar.

Mientras sus hijos estudian, padres y madres cumplen cada uno con sus tareas. Las mujeres graban cada mañana el programa que por la tarde emite por onda corta “Radio Nacional Arcángel San Gabriel”.

Hacia la autosustentabilidad

Base Esperanza es pionera en la implementación de energías alternativas para su funcionamiento. Actualmente se está utilizando en forma experimental la pila de hidrógeno y los molinos de energía eólica, con el objetivo de comenzar a sustituir el combustible como fuente de energía para evitar la contaminación.

Un grupo de instituciones científicas argentinas se encuentra trabajando en un proyecto para la construcción de casas adaptables para la implementación de energías renovables.

Escuela Nº38 Julio Argentino Roca

Ir a la escuela en la Antártida es todo un desafío, pero existe una base argentina en la que no es imposible. La Escuela Nº 38 Julio Argentino Roca es una de las únicas dos escuelas de todo el continente helado y la más austral del planeta.

Argentina fue el primer país en construir una escuela. En 1978, con la llegada a la Base Esperanza de las primeras familias que vivirían en la Antártida, comenzó a funcionar allí la Escuela Provincial N º38 Julio Argentino Roca. Desde entonces, cientos de niños han podido seguir con sus estudios desde este sector de la tierra.

En ese entonces, los niños estudiaban a distancia con apoyo de sus padres. Con el tiempo, los sistemas de estudio fueron cambiando hasta que en 1997 el centro pasó a depender de la provincia de Tierra del Fuego.

Desde entonces, un matrimonio de docentes viaja a la base junto a su familia para trabajar en la escuela más austral del mundo. Durante todo un año, ellos son los encargados del la educación de todos los niños de la base, ya sean de nivel primario, jardín o secundario.
Incendio

Durante el invierno de 2007, una falla en el sistema de calefacción del edificio provocó un incendio que destruyó la escuela por completo. El edificio fue reconstruido durante los años siguientes y la Escuela volvió a abrir sus puertas completamente renovada para el ciclo lectivo del 2009.

JUBANY

Jubany es sin dudas el máximo exponente argentino de ciencia en la Antártida. Se encuentra en una de las zonas con mayor actividad y diversidad biológica de la Antártida Argentina y cuenta con un importante laboratorio, un cine y equipos para buceo. Recostada sobre las costas de la Isla 25 de Mayo, se encuentra rodeada de bases de distintos países.

bases

País: Argentina

Ubicación: 62º 14’ Lat. S y 58º 40’ Long. W

Temperatura promedio: -5

Esta estación esta ubicada en la costa sur de Caleta Potter, sobre la bahía Guardia Nacional, en la región sudoccidental de la isla 25 de Mayo, donde conviven más de 10 bases de distintos países.

Aunque es quizá la menos conocida del continente, paradójicamente, es donde se desarrollan la mayor cantidad de investigaciones científicas. Las hay de todo tipo: mareografía, sismografía y glaciología entre otras; predominando las temáticas biológicas y ecológicas.

Su gran actividad científica se debe a que el área donde está ubicada es uno de los ambientes marinos de mayor diversidad y productividad. Se trata de un entorno súmamene rico para para el estudio de especies antárticas.

La base posee laboratorios, botes y acuarios con modernos equipamientos para el desarrollo científico.

Aunque la mayor cantidad de proyectos de investigación se desarrollan en el verano, muchas actividades tienen continuidad durante todo el año. Algunas de ellas se realizan en conjunto con otras naciones, principalmente con Alemania e Italia.

Desde 1994, en la base funciona el laboratorio Dallman, un centro de investigación internacional administrado en forma conjunta por el Instituto Alfred Wegener de Alemania y el Instituto Antártico Argentino.
Un poco de historia

Desde Noviembre de 1953 existe presencia argentina en la Caleta Potter. En ese momento se estableció un refugio de apoyo aeronaval que se denominó Estación Aeronaval Caleta Potter. En la campaña de verano de 1955, cuando se inauguraron las nuevas instalaciones, se le cambió el nombre por el de Teniente José Jubany, en honor a un aviador que murió dando servicio en la zona el 14 de septiembre de 1948.

En 1982 la base fue cedida a la Dirección Nacional del Antártico, que es el organismo que la administra desde entonces.

Buceo

Argentina

Jubany es la única base científica del país en la que se realizan actividades de buceo.
Dos buzos, con todo su cuerpo protegido por trajes especiales, se sumergen en las gélidas aguas antárticas para estudiar la vida marina del estrecho de Bransfield. Nadar entre los hielos permite acercarse a algunas de las especies más primitivas e impresionantes del mundo animal.

Para bucear allí hay que tomar ciertos recaudos y precauciones. Antes de sumergirse es necesario reconocer el sector, medir el espesor del hielo y delimitar el área de seguridad del lugar donde se va a efectuar el buceo.

El agujero de ingreso para el buzo tiene que ser de forma triangular, colocando bordes de madera a modo de apoyo. Sobre él, se ubica una carpa estructural para el equipo de radio y, como medida de precaución, se orienta una moto de nieve en dirección al Centro de Medicina en caso que sea necesario realizar una evacuación.
El primer cine antártico

No todo es ciencia en Jubany. La base es desde el 2005 la sede de la sala de cine más austral del mundo.

La Sala del Bicentenario abrió sus puertas el 11 de abril del 2005 con la proyección de la película “Luna de Avellaneda”, y desde entonces se ha convertido en un auténtico cine de barrio.

Las 53 butacas de la sala se encuentran abiertas para todos los miembros de las 10 bases de distintos países que se encuentran en la isla y su programación se compone no sólo de películas argentinas sino también de las producciones que acercan los otros países desde sus bases.

MARAMBIO

Única estación argentina en la Ántártida con pista de aterrizaje, la base Marambio se ha constituido a lo largo de los años en un pilar fundamental de la actividad antártica argentina. A lo largo del año recibe vuelos de aviones Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina desde el continente.

brasil

Misión

La Fuerza Aérea Argentina en cumplimiento de políticas e intereses nacionales en el Sector Antártico Argentino, mantiene con inquebrantable vocación de servicio la capacidad operativa de volar en y hacia el Continente Blanco.

La misión de la Fuerza Aérea Argentina en la Antártida Argentina es alcanzar y mantener la capacidad logística que permita brindar apoyo a las actividades de investigación científica de institutos nacionales, extranjeros e internacionales, que se realicen en el Continente Antártico.

Ubicación Geográfica


La isla Marambio (ex Seymour) está emplazada sobre el mar de Weddell en los 64ºS y 56ºW, en una meseta a 200 metros sobre el nivel del mar, que tiene aproximadamente alrededor de 14 kilómetros de longitud por 8 kilómetros de ancho, a una distancia de 3600 kilómetros de Buenos Aires y 2800 kilómetros del Polo Sur (en línea recta imaginaria).

Clima

Las temperaturas reales promedio en verano oscilan entre 1 y 2ºC bajo cero y entre 20 y 22ºC bajo cero durante el invierno.

Las mismas al asociarse con los fuertes vientos predominantes, producen una muy baja sensación térmica que puede pasar los 60ºC bajo cero (-60ºC).

Importancia

La importancia de la Base Marambio radica en que es el punto de apoyo argentino del que a través del modo aéreo, está capacitada para brindar a la comunidad antártica nacional e internacional durante todo el año las operaciones de apoyo a la ciencia, búsqueda y rescate, traslado de personal y cargas, lanzamiento de cargas y evacuación sanitaria.

Es el único aeródromo operado por argentinos, que permite la operación de aviones de gran porte durante todo el año, venciendo la incomunicación que existía entre la Antártida y el continente.

Operación Aérea

La actividad aérea sucede durante todo el año, entre el continente y la Base Marambio, con aviones Hércules C-130. Entre bases antárticas y Marambio se realizan vuelos con el DHC-6 Twin Otter.

Durante la Campaña de Verano, se realizan vuelos con helicópteros Bell 212 entre campamentos científicos, bases, el rompehielos Almirante Irízar y Marambio.

El aeródromo posee una pista de tierra compactada (permafrost) con rumbo 05/23 de 1200 metros de longitud por 40 metros de ancho.

Las ayudas a la navegación comprenden los sistemas VOR, DME, NDB, radiobalizas y radiofaro. La pista cuenta con balizamiento electrónico y flashing.

Los servicios del aeródromo son los de Sanidad, Contraincendio, Terminal de Pasajeros y Cargas. El apoyo se brinda a través de un equipo Howard 115v GTC 28v y la provisión de aerocombustible JP-1.

Características de la Base

Se cuenta con material vial para el mantenimiento de la pista y los caminos linderos. El taller de mantenimiento general se encarga de mantener al día todas las demás instalaciones.

La usina tienen capacidad instalada de hasta 1000kW.

La base cuenta con sobrada capacidad para almacenamiento de combustible y aerocombustible (JP-1).

El hangar puede alojar cómodamente una aeronave DHC-6 Twin Otter o hasta 2 helicópteros (Bell 212).

Las comunicaciones hacia el continente y el mundo se da a través de la Estación Terrena Satelital, que soporta telefonía, fax, módem, TV e Internet.

La radio es el medio de comunicación más importante entre bases y dentro de la base misma. Se cuenta con bandas HF, Vox/Datos, VHF-AM (aeronáutico) y UHF-FM (terrestre).

Se dispone también de un servicio de Teleconferencia y de cobertura para telefonía celular (CTIMóvil y Movistar).

Las actividades meteorológicas se desarrollan en el Centro Meteorológico Antártico Vicecomodoro Marambio. Se llevan a cabo pronósticos (marítimos, aéreos y públicos), se opera la estación sinóptica de superficie y altitud, la estación de medición de ozono atmosférico en superficie y altitud, entre otras tareas.

Protección del Medio Ambiente

La protección del medio ambiente es fundamental en Marambio. La clasificación de residuos para su evacuación fuera de la antártida es tarea cotidiana. Existe una planta de tratamiento cloacal. El manejo de combustibles se realiza bajo estrictas normas para evitar derrames y priorizando el cuidado del terreno.

“Contribuir a la protección y preservación del ambiente mediante la reducción del riesgo de daño ambiental, la conservación de los recursos naturales o culturales, la seguridad y salud ocupacional, la adopción de estándares reconocidos y el cumplimiento de la legislación vigente, en todo el ámbito de la Fuerza Aérea”

El Protocolo de Madrid, que depende del Tratado Antártico, refiere a la protección del medio ambiente, y que fue desarrollado en la XI Reunión Consultiva Especial de Viña del Mar y Madrid entre los años 1990/1991 establece que: “Las partes se comprometen a la protección del medio ambiente antártico y a los ecosistemas dependientes y asociados; mediante el presente protocolo designan a la Antártica como Reserva Natural consagrada a la paz y la ciencia”.

Por lo expuesto y constituyendo un compromiso internacional asumido por la Argentina, el personal de la Dotación conoce los alcances de la misma para la preservación del medio ambiente.

El manejo de residuos, generados por las diversas actividades humanas, puede ocasionar impacto ambiental de no tratarse de manera apropiada su disposición final.

Los residuos comprendidos son los afluentes, restos de alimentos, de construcción, vehicular, mantenimiento, abastecimiento, científicas, etc.

El Programa Antártico Argentino clasifica los residuos en 6 grupos:

GRUPO 1 – Desechos biodegradables (restos de comida, papeles, madera, trapos limpios, etc.) Se evacuan al continente o se incineran.
GRUPO 2 – Desechos no biodegradables (plásticos, envases o envoltorios metálicos, cauchos, esponjas, materiales sintéticos y cenizas del Grupo 1. Se evacuan al continente.
GRUPO 3 – Desechos peligrosos según Ley 24.051 (combustibles, reactivos, aceites, grasas, pinturas, reveladores, elementos contaminados con desechos peligrosos (papel, trapos, maderas, etc.), pilas, baterías, etc. Se evacuan al continente.
GRUPO 4 – Desechos inertes como vidrios, latas, estructuras metálicas, chapas, tambores vacíos, restos de hormigón, ladrillos, etc. Se evacuan al continente.
GRUPO 5 – Aguas residuales y residuos líquidos domésticos. Se pueden eliminar al mar, siempre que respeten la normativa establecida por el Tratado de Madrid, o ser tratados en plantas de tratamiento.
GRUPO 6 – Desechos de materiales radioactivos (según Ley 25.279), derivados de actividades científicas que estén autorizadas por la autoridad nuclear y la DNA (Dirección Nacional del Antártico). Solo serán manipulados por personal científico.

Historia Antártica

De las recomendaciones de los Congresos Internacionales de Geografia (1895/1899) se impulsa a la ciencia mundial en todos sus campos a la exploración y conocimiento de la Antártida.

Se organiza una expedición con el buque Antarctic, capitaneado por Carl Anton Larsen y dirigida por el Dr. Otto Nordenskjöld que a su paso por Buenos Aires integran a la dotación al alférez José María Sobral, el primer antártico argentino.

Los expedicionarios construyen y se alojan en una pequeña casa en la isla Cerro Nevado (Snow Hill), a sólo 22 kilómetros de la Base Marambio.

Debían invernar durante 1902 y luego retirados por el Antarctic, cosa que no sucedió ya que este fue atrapado por los hielos para ser luego destruída y hundida, naufragando toda la tripulación con ínfimos elementos de supervivencia, quedando a la deriva en la isla Paulet y en la bahía Esperanza.

La falta de noticias de la expedición llamaron la atención de autoridades argentinas que dispusieron la partida de la corbeta Uruguay, al mando del teniente de navío Julián Irízar, logrando ponerse en contacto con la expedición perdida al sur de Marambio, rescatándolos en una hazaña sin precedentes.

Historia de Marambio

La Base Marambio fue fundada el 29 de Octubre de 1969 y debe su nombre al piloto de la Fuerza Aérea Argentina, Gustavo Argentino Marambio, que fuera uno de los pioneros en volar en el Sector Antártico Argentino.

El 29 de Octubre aterrizó un avión Fokker F-27 (matrícula TC-77), llevando a bordo al Ministro de Defensa, al Jefe de Estado Mayor General de las FFAA y a otra autoridades, que luego inauguraron la pista.

Antes de esta fecha, durante el invierno de 1969 y procedentes de la Base Aérea Matienzo, un puñado de hombres arribó a la zona de la isla Vicecomodoro Marambio y emprendieron la construcción de la pista de aterrizaje con sus picos y palas.

Estos pioneros conformaban la “Patrulla Soberanía”, siendo fundadores de la Base Aérea VIcecomodoro Marambio, comandados por el Jefe del Grupo Aéreo de Tareas Antárticas (GATA), el vicecomodoro Mario Luis Olezza.

Ellos dieron el puntapié inicial y las dotaciones siguientes continuaron con el mismo esfuerzo y dedicación el mejoramiento y construcción de la base que hoy existe.

El Museo Patrulla Soberanía funciona dentro de la base, pudiendo interiorizarse de los inicios, hechos significativos y eventos relacionados con la base.

SAN MARTÍN

Rodeada de glaciares y recostada sobre los últimos metros de roca de un islote, la Base San Martín es parte de uno de los paisajes más bellos de la Península Antártica. Se trata de la primera estación construida por el Ejército Argentino en el continente y en ella descansan los restos del pionero antártico argentino Hernán Pujato.

Rusia

En Antártida la base que lleva su nombre rodeada de glaciares y con características únicas fue la primera estación fundada el 21 de marzo de 1951 por el Ejército Argentino. La hazaña la realizó el entonces Coronel Pujato junto con un grupo de hombres que se aventuraron en este mundo nuevo y no tan conocido para esa época que corría cuando lograron llegar debajo del círculo polar antártico.

Ubicada en el islote Barry, en el corazón de la Península Antártica, a los 68º 07′ S y 67º 06′ W.

Este islote (Caleta Sanaviron, Paso Mottet) forma parte de los Islotes Debenham (Bahía Margarita, Costa Fallieres) y se encuentra situado próximo al Mar de Bellinhaussen.

El mismo no esta en la Península Antártica ya que se encuentra conectado por un pequeño canal de unos 70 metros y se comunica por un puente colgante de tres cables.

Algo de historia

El 12 de febrero de 1951 la expedición parte del puerto de Buenos Aires, siendo despedidos por el Presidente de la Nación y su Gabinete en pleno. Luego de 25 días de navegación, arriban a destino, desembarcando en el islote Barry, en Bahía Margarita . Inmediatamente comienzan las tareas de armado de las instalaciones. El 21 de marzo de 1951 el Cnl D Hernán Pujato realiza el acto de fundación de la primera Base del Ejército, bautizándola Base de Ejército Grl San Martín.

Durante esa primera invernada los trabajos realizados fueron intensos y demandaron un gran esfuerzo de parte de todo el personal, debido a la inexperiencia. Pese a ello se pudieron lograr todos los objetivos recorriéndose más de 1200 km con trineos de perros, sobre esquís o en vehículos a oruga weasel. Esta amplia experiencia permitió realizar adaptaciones y modificaciones al equipamiento para las futuras campañas.

marambio

En marzo de 1952 la dotación regresa a Bs As luego de ejecutarse el relevo bajo difíciles condiciones glaciológicas, que atrapan durante 6 días y causan averías al Transporte ARA Bahía Aguirre.

Cabe destacar que estas condiciones en el verano de 1952 – 1953 empeoraron, imposibilitando el relevo de la dotación, razón por lo cual debieron permanecer 2 inviernos en la Antártida hasta ser relevados en el verano de 1955 por una dotación reducida de tan solo 4 hombres, debido a las condiciones glaciológicas que impidieron, nuevamente, al rompehielos Grl San Martín aproximarse más allá de los 150 km.

Durante esa primera invernada, el entusiasmo provocado por el éxito inicial impulsa el Poder Ejecutivo decretar, con fecha 17 de abril de 1951 la creación del Instituto Antártico Argentino. Materializándose así otro de los anhelos de Pujato.

Ciencia

La Base cuenta con el Laboratorio San Martín (LASAN) del IAA y una estación meteorológica. Las actividades científicas que allí se desarrollan son:

Estudio del campo magnético, comportamiento de la ionosfera, estudio de silbidos atmosféricos, análisis de ruidos cósmicos, estudios glaciológicos (Convenio entre Alemania y el Instituto Antártico Argentino).

Bases Antárticas

+ datos

La cantidad de personas que integran la dotación oscila entre 18 y 20. Entre éstas se cuenta con personal militar de diferentes especialidades, que está a cargo del apoyo logístico, con dos observadores meteorológicos de la Fuerza Aérea y con el personal civil científico del Instituto Antártico Argentino.

La importancia de su existencia reside en que es la primera instalación argentina ubicada debajo del Círculo Polar y en que se conecta, por modo terrestre, marítimo (parcialmente) y aéreo con el resto de las instalaciones antárticas. Asimismo, es muy relevante porque permite el control de la parte central de la Península Antártica y porque es la estación permanente argentina más occidental del Territorio Antártico Argentino y está en la zona de superposición de pretensiones con Chile y el Reino Unido.

Asimismo, su trascendencia deviene también de su ubicación contigua al cordón montañoso de la Península Antártica en el que se ha localizado cobre y en el que se espera encontrar otros minerales metalíferos.

Además, la Base cuenta con la Plaza Histórica, que es el lugar en el que se hallaba emplazada la antigua Base San Martín (primeras edificaciones), y con el Mausoleo de la Base San Martín en el Islote Bárbara, donde están depositadas las cenizas del Grl Pujato.

BRASIL

La actividad Antártica brasileña se concentra en la base Comandante Ferraz, ubicada en la isla 25 de mayo, en las Shetlands del Sur.

Desde allí, y con el soporte de una flota integrada por el buque polar “Almirante Maximiano” y el buque de apoyo oceanográfico “Ary Rongel”, el Programa Antártico Brasileño desarrollaya cada año investigaciones científicas sobre la fauna, el clima y el océano en la Antártida.

La base fue construida en el año 1984 y comenzó a operar a lo largo de todo el año en 1986.

COMANDANTE FERRAZ

Comandante Ferraz es la única base permanente brasileña en la Antártida. Fue inaugurada en el año 1984 y se encuentra ubicada en la Isla 25 de Mayo, donde conviven bases de distintos países.

Uruguay

Ubicación: 62º 05’ S – 58º 23’ W

Temperatura promedio: -4º

Está ubicada en el mismo sitio que la antigua estación británica “Base G”, aunque ahora se la ve totalmente modernizada y el notable colorido de su estructura de metal verde y anaranjado la diferencia del resto de las bases de la isla.

Esta base alberga cada año a alrededor de 60 personas y cuenta, entre otras instalaciones, con helipuerto, oficinas, biblioteca, sala de estar, enfermería y gimnasio.

Su nombre fue elegido en homenaje al Comandante de Marina Luis Antonio de Carvalho Ferraz, un pionero antártico brasileño quien en diversas oportunidades visitó la Antártida a bordo de buques británicos. Este hidrógrafo y oceanógrafo impulsó la actividad de Brasil en el continente.

Antartida

Este bastión carioca en la Antártida es el escenario de investigaciones de todo tipo, ya que se encuentra sobre unas de las costas más ricas para el estudio de la vida antártica. La ciencia y la presencia brasileña en el continente ha crecido en los últimos años y promete continuar haciéndolo a partir de la adquisición, por parte de su armada, del buque polar “Almirante Maximiano”.

Durante una visita a la base para los festejos por sus 25 años, el Presidente Luis Ignacio Lula da Silva la describió como “una cosa maravillosa, emocionante e inimaginable”, prometiendo más presupuesto para la investigación antártica.

RUSIA

Desde su primera expedición naval a la Antártida comandada por Fabian von Bellingshausen, Rusia ha estado siempre ligada al continente blanco.

Es uno de los países con mayor historia e instalaciones en el continente y fue uno de los 12 firmantes originales del Tratado Antártico.

Actualmente, Rusia cuenta con 6 estaciones operativas en el continente y otras tres bases temporarias que no se encuentran abiertas:

Bellingshausen
Mirny
Novolazarevskaya
Progress 2
Vostok
Druzhnaya 4


VOSTOK

Ubicada en uno de los puntos más inaccesibles de la Tierra, Vostok, es la base más cercana al Polo Sur de Inaccesibilidad, el punto del continente más alejado de la costa.

bases

Ubicación geografica: 78º 27’ S – 106º 52’E

Temperatura promedio: -61º

Distancia del Polo Sur: 1.300 km.

Se encuentra ubicada a 1.300 km. del polo sur geográfico, a una altura de 3.488 metros sobre el nivel del mar y sobre el lago congelado más grande del mundo. Estudios científicos estiman que entre la base y el lago Vostok hay cerca de 4 mil metros de hielo y nieve.

Actualmente ocupada por personal ruso, francés e inglés, Vostok ostenta el record de haber registrado la temperatura más baja de la historia: -89,2 grados en 1983.

La base fue inaugurada en 1957, en el marco del Año Geofísico Internacional, y recibe su nombre en recuerdo del barco del pionero expedicionario antártico ruso Fabian von Bellinghausen.

Durante sus primeros años, y hasta la posibilidad de que en ella anevizaran los primeros aviones, la base fue abastecida por medio de expediciones que demoraban mas de un mes recorrer los 1400 km. que la separan de la base Mirny.

Por su particular ubicación, es uno de los mejores puntos para la realización de perforaciones sobre el Lago Vostok. Este lago subterráneo fue descubierto en 1996 y desde entonces ha provisto a los investigadores de gran cantidad de información a partir de las perforaciones y extracciones de núcleos de hielo.

URUGUAY

Argentina

Uruguay está relacionado a la Antártida desde las primeras expediciones de los pioneros antárticos. Durante los primeros años del siglo 19, el puerto de Montevideo fue uno de los puntos elegidos para aprovisionarse por algunas de las embarcaciones que se animaban a los mares del sur.

Cuenta con dos estaciones científicas enla Península Antártica: la Base Científica Antártica Artigas, enla Isla25 de Mayo, yla Estación Científica Antártica Ruperto Elichiribehety, en la Bahía Esperanza.

Actualmente, su actividad se concentra en la Base Artigas.


brasil

1 comentario - Bases Antárticas